Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

De los signos que aparecerán
Del sacrificio de la misa
Aquí escomienza el duelo que fizo la virgen María el día de la pasión de su fijo Jesuchristo
Serie de libros electrónicos30 títulos

Religión

Calificación: 4.5 de 5 estrellas

4.5/5

()

Información sobre esta serie

Ya es hora de desempolvar la imagen. Ya es hora de devolverle su figura humana, porque la santidad no nos aleja de la humanidad: nos compromete con ella. José ya no es un padre ideal: es un padre muy concreto, superado "como todos los padres de este mundo" por la vida que se entrega a través de él. Y al ser su hijo el Hijo de Dios, se ve aún más superado que todos nosotros. Él solo trata de hacerlo bien, pero nunca llega a estar a la altura (¿quién puede estar a la altura del Altísimo?). Esa limitación le obligará a confiarse siempre al Padre eterno.

En doce lecciones que combinan la exégesis bíblica y la experiencia familiar, Fabrice Hadjadj nos ofrece una breve guía, ágil, profunda y a la vez desenfadada, para nuestra época de catástrofes. Se propone dar respuesta a cuestiones prácticas del estilo «¿Cómo cortejar a la Santísima Virgen?» o «¿Cómo hacerse obedecer por Dios sin pegar gritos?». Confía en demostrar, a través de José, que tanto hoy como ayer "y quizá hoy más que ayer" la paternidad es la aventura más importante y decisiva.
IdiomaEspañol
EditorialLinkgua
Fecha de lanzamiento14 nov 2008
De los signos que aparecerán
Del sacrificio de la misa
Aquí escomienza el duelo que fizo la virgen María el día de la pasión de su fijo Jesuchristo

Títulos en esta serie (40)

  • Aquí escomienza el duelo que fizo la virgen María el día de la pasión de su fijo Jesuchristo
    Aquí escomienza el duelo que fizo la virgen María el día de la pasión de su fijo Jesuchristo
    Aquí escomienza el duelo que fizo la virgen María el día de la pasión de su fijo Jesuchristo

    Aquí escomienza el duelo que fizo la virgen María el día de la pasión de su fijo Jesuchristo. Gonzalo de Berceo Fragmento de la obra Aquí escomienza el duelo que fizo la virgen María el día de la pasión 1. En el nomne preçioso de la Sancta Reyna, De qui nasçió al mundo salut e meleçina, Si ella me guiasse por la graçia divina, Querria del su duelo componer una rima. 2. El duelo que sufrió del su sancto criado, En qui nunqua entrada non ovo el peccado, Quando del su conviento fincó desemparado: El que nul mal non rizo, era muy mal iuzgado. 3. Sant Bernalt un buen monge de Dios mucho amigo Quiso saber la coita del duelo que vos digo; Mas él nunqua podio buscar otro postigo, Si non a la que disso Gabriel: Dios contigo. 4. Non una vez ca muchas el devoto varon, Vertiendo vivas lagrimas de firme corazon Façie a la Gloriosa esta petiçion, Que ella enviasse la su consolaçion. 5. Diçie el omne bueno de toda voluntat: Reyna de los çielos de grant autoridat, Con qui partió Messias toda su poridat, Non sea defeuzado de la tu piedat.

  • De los signos que aparecerán
    De los signos que aparecerán
    De los signos que aparecerán

    De los signos que aparecerán es un poema erudito de Gonzalo de Berceo, contrapuesto a la poesía épica popular y a la de los juglares.  Fragmento de la obra De los signos que aparesçerán antes del juiçioSennores, si quisieredes attender un poquiello, 1 Querriavos contar un poco de ratiello Un sermon que fue priso de un sancto libriello Que fizo Sant Iheronimo un preçioso cabdiello. Nuestro padre Iheronimo pastor de nos entienda, 2 Leyendo en ebreo en essa su leyenda Trovó cosas estrannas de estranna façienda: Qui las oyr quisiere, tenga que bien merienda.

  • Del sacrificio de la misa
    Del sacrificio de la misa
    Del sacrificio de la misa

    Del sacrificio de la misa. Gonzalo de Berceo Manuscrito del año 1533 de la Biblioteca Nacional de España y del manuscrito 93 del Archivo del Monasterio de Santo Domingo de Silos. Fragmento de la obra DEL SACRIFIÇIO DE LA MISSA 1. En el nomne del rey que regna por natura, Ques fin e comienzo de toda creatura, Se guiarme quisiesse la su sancta mesura En su honor querria fer una escriptura. 2. Del testamiento vieio quiero luego fablar, E commo sacrificaban, e sobre qual altar, Desent tornar al nuevo, por enc;ierto andar, Acordarlos en uno, fazerlos saludar. 3. Quando corrie la ley de Moysén ganada. Del çielo de Dios misme escripta e notada, Sobre altar de tierra, non de piedra labrada, Fazie sos sacrifiçios la hebrea mesnada. 4. Quando por los sennores que el pueblo mandaban, Ouerien fer sacrifiçio, toro sacrificaban: Por el pueblo menudo cabrones degolaban, Carnero por el bispo, e los que ministraban. 5. Pero en los cabrones fazien departimiento, Adoçien dos al tiemplo, avien tal mandamiento, Degolaban el uno por fer su sagramiento, Enviaban el otro a las sierras al viento.

  • Escomienza la vida del glorioso confesor santo Domingo de Silos
    Escomienza la vida del glorioso confesor santo Domingo de Silos
    Escomienza la vida del glorioso confesor santo Domingo de Silos

    Escomienza la vida del glorioso confesor santo Domingo de Silos. Gonzalo de Berceo Fragmento de la obra Vida de Santo Domingo de Silos Escomienza la Vida del glorioso confesor Sancto Domingo de Silos I En el nomne del Padre que fizo toda cosa, et de don Ihesuchristo, fijo de la Gloriosa, et del Spíritu Sancto, que egual d'ellos posa, de un confesor sancto quiero fer una prosa. Quiero fer una prosa en román paladino 5 en qual suele el pueblo fablar a su vezino, ca non so tan letrado por fer otro latino: bien valdrá, como creo, un vaso de bon vino. Quiero que lo sepades luego de la primera cúya es la ystoria, metervos en carrera: 10 es de Sancto Domingo toda bien verdatera, el que diçen de Silos, que salva la frontera. En el nomne de Dios, que nombramos primero, suyo sea el preçio, yo seré su obrero, galardón del laçerio yo en él lo espero, 15 que por poco serviçio da galardón larguero. Señor Sancto Domingo, dizlo la escriptura, natural fue de Cañas, non de bassa natura, lealmente fue fecho a toda derechura, de todo muy derecho, sin nula depresura. 20 Parientes ovo buenos, del Criador amigos, que siguíen los esiemplos de los padres antigos. Bien sabíen escusarse de ganar enemigos: bien les veníe en mientes de los buenos castigos.

  • Himnos
    Himnos
    Himnos

    Berceo tradujo tres Himnos del latín: se considera que los dos primeros provienen de la época carolingia: el Veni Creator Spiritus pleno de dulçe lumne, dedicado al Espíritu Santo, y Ave Sancta María estrella de la mar, atribuido a san Bernardo o a Fulberto de Chartres y que gira en torno a la idea de María, como madre universal; y el tercero, Tu Christe que luz eres, que alumnas el dia.

  • Loores de nuestra sennora
    Loores de nuestra sennora
    Loores de nuestra sennora

    Los Loores de nuestra sennora, de Gonzalo de Berceo, dentro de la llamada literatura hagiográfica medieval, tratan sobre la Virgen, la misa y la vida de algunos santos, como Santo Domingo de Silos, San Millán, San Lorenzo, Santa Oria, además de su famoso poema de Alejandro Magno, el Duelo de la Virgen María y el de los Loores de Nuestra Señora. Bercero tenido una marcada influencia en la literatura universal y se le considera el padre del verso alejandrino. Según él: "Quiero fer una prosa en roman paladino / en cual suele el pueblo fablar a su vecino / ca non son tan letrado por fer otro latino / bien valdra como creo un vaso de bon vino". Manuscrito 93 del Archivo del Monasterio de Santo Domingo de Silos.

  • Martirio de san Laurencio
    Martirio de san Laurencio
    Martirio de san Laurencio

    El Martirio de san Laurencio había comenzado a ocupar un lugar relevante en la literatura desde finales del siglo IV. Se escribieron hasta una docena de poemas sobre san Lorenzo en lenguas romances entre finales del siglo XII y comienzos del XIV, pero el de Gonzalo de Berceo es considerado uno de los mejores por su simplicidad y llaneza y por su invención personal en episodios intercalados.

  • Milagros de Nuestra Señora
    Milagros de Nuestra Señora
    Milagros de Nuestra Señora

    Milagros de Nuestra Señora está entre las principales obras marianas de Gonzalo de Berceo junto a: Loores de Nuestra Señora y Duelo de la Virgen. El modelo estrófico que Berceo aplicó en sus versos fue la cuaderna vía. Berceo introduce al lector en un mundo tangible en el que lo místico adquirió un carácter natural que dio veracidad a esta historia versificada. La cuaderna vía es una estrofa de cuatro versos de catorce sílabas, divididos en dos hemisitiquios de siete. Cada estrofa repite la misma rima consonántica en sus cuatro versos. Parece que tuvo su origen en la poesía latina de la Edad Media. La rima es aaaa, bb., etc. A principios del siglo XIII fue sustituida por el verso de arte mayor. Los prodigios divinos son percibidos dentro de la idea medieval del vasallaje. Tal vez la literatura religiosa hagiográfica que después se escribió en España tenga su origen en esta figura del vasallo de Dios.

  • Vida de santa Oria
    Vida de santa Oria
    Vida de santa Oria

    Vida de santa Oria, virgen. Gonzalo de Berceo Fragmento de la obra Vida de Sancta Oria, virgen 1. En el nombre de el Padre que nos quiso criar, E de don Ihesu Christo que nos vino salvar, E del Spiritu Sancto lumbre de confortar, De una Sancta Virgen quiero versificar. 2. Quiero en mi veger, maguer so ya cansado, De esta sancta Virgen romanzar su dictado, Que Dios por el su ruego sea e mi pagado, E non quiera venganza tomar del mi pecado. 3. Luego en el comienzo e en la primería A ella merçet pido, ella sea mi guia, Ruegue a la Gloriosa Madre Sancta Maria, Que sea nuestra guarda de noche e de dia. 4. Essa Virgen preçiosa de quien fablar solemos, Fue de Villa Vellayo, segunt lo que leemos: Amunna fue su madre, escrito lo tenemos, Graçía (Garcia) fue el padre, en letra lo avemos. 5. Munno era su nombre, omne fue bien letrado, Sopo bien su façienda: el fizo el dictado, Haviagelo la madre todo, bien razonado, Que non queria mentir por un rico condado.

  • Anagó: vocabulario lucumí: El yoruba que se habla en Cuba
    Anagó: vocabulario lucumí: El yoruba que se habla en Cuba
    Anagó: vocabulario lucumí: El yoruba que se habla en Cuba

    Anagó: vocabulario lucumí. El yoruba que se habla en Cuba, de Lydia Cabrera, es junto al Catauro de cubanismos de Fernando Ortiz uno de los más completos vocabularios, o diccionario, de las lenguas de origen africano habladas en Cuba. "Al terminar la lectura de este Vocabulario Lucumí, me he preguntado si no ha sido escrito por un hada, pues Lydia Cabrera ha logrado esta extraña metamorfosis, la de transmutar un simple léxico en una fuente de poesía. Lo mismo que alcanzó a hacer en El monte de un herbario de plantas medicinales o mágicas, un libro extraordinario en el que las flores secas se convierten en danzas de jóvenes arrebatadas por los dioses, y en el que de las hojas recogidas se desprende todo el perfume embrujador de los trópicos. Aquí, como alas de mariposas aún trémulas, están clavadas, palabras tras palabras, frase Lucumí y con ellas todo un mundo maravilloso, azul, púrpura y ébano para despertar y vibrar ante el lector, cuando lo abra. Pero este libro que llamo, a pesar de su título: un libro de poesía, es también, bien entendido, y ante todo, un libro de ciencia. La poesía está en él como flor de ciencia. No soy un especialista de lenguas africanas y no hablo como lingüista, de esta obra. No dudo que un hombre como Joseph H. Greenberg, que ha escrito un artículo tan pertinente como "An Application of New World evidence to an African Linguistic Problem", u otros lingüistas preocupados por el método comparativo, encuentren en la obra de Lydia Cabrera una abundancia de datos de la mayor importancia para la fonética, tanto como para el estudio del posible cambio de los sentidos de las palabras cuando pasan de un grupo social a otro. Aunque los vocabularios de que disponemos en el Brasil son menos ricos, la comparación, la pronunciación de las palabras africanas en dos medios diferentes, no dejará de sugerirles observaciones interesantes, ya que pueden servir para conocer mejor las comunidades originarias de los negros transportados como esclavos." Roger Bastide

  • El monte
    El monte
    El monte

    "El monte es sagrado porque en él residen, "viven" divinidades. Los santos están más en el monte que en el cielo." El Monte es considerado es una obra maestra de la etnografía, una especie de Biblia de las religiones afrocubanas. La obra de Lidia Cabrera se convirtió en un auténtico best-sellers de este tipo de estudios, atrayendo por igual a los especialistas en la materia, a los creyentes y al público en general. Su mérito radica, según su propia autora, en que son los mismos negros de Cuba los que hicieron este libro: "Ha sido mi propósito ofrecer a los especialistas, con toda modestia y la mayor fidelidad, un material que no ha pasado por el filtro peligroso de la interpretación, y de enfrentarlos con los documentos vivos que he tenido la suerte de encontrar".

  • Su vida
    Su vida
    Su vida

    Su vida, de la madre Josefa del Castillo, nace de una red de discursos y géneros literarios al uso a comienzos del siglo XVIII y de las relaciones históricamente determinadas entre la autora y otros sujetos, y entre ella y la sociedad neogranadina de su época. El texto es, entonces, la manifestación de una cultura católica, de procedencia oral, filtrada por el sueño y la visión y, en especial, por las palabras de confesores y predicadores; estas palabras vertidas a la escritura con recursos, metáforas y puestas en escena del teatro barroco tienen el propósito de develar, enmascarar y autorrepresentar los infortunios y los encuentros con Dios de una monja en el encierro en función de la moral práctica y el comportamiento, de la verdad y de la simulación. La narración, reveladora de una cultura aristocrática, ornamental, dogmática e imperialista que desafía a la Madre Castillo a buscar a través de la retórica del poder la voz para configurar su otredad o, mejor, su doble alteridad de mujer colonial, es el producto de esa práctica social legitimada que esconde una poética de lo no-dicho. La autora reescribe otras historias al imitar uno o varios modelos (ejemplarizantes, de control, de búsqueda de un yo) en un molde pautado; de esa manera, como sostiene Beatriz Ferrús, su escritura termina por no decir nada nuevo o casi nada: sólo enuncia aquello que puede y debe ser leído. Es preciso fracturar ese silencio impuesto, mirar en sus bordes, en el subtexto de la obra y en sus intersticios para descifrarla. Ángela Inés Robledo

  • Cántico espiritual
    Cántico espiritual
    Cántico espiritual

     El  Cántico espiritual  de San Juan de la Cruz presenta el tópico del amor entre Dios y sus devotos. El matrimonio con la divinidad como metáfora de la comunión cristiana. Esta es una obra de referencia en la llamada contrarreforma española.     Fragmento de la obra   Prólogo Por cuanto estas canciones parecen ser escritas con algún fervor de amor de Dios, cuya sabiduría y amor es tan inmenso, que, como se dice en el Libro de la Sabiduría, toca desde un fin hasta otro fin, y el alma que de él es informada y movida en alguna manera, esa misma abundancia e ímpetu lleva en él su decir, no pienso yo ahora declarar toda la anchura y copia que el espíritu fecundo del amor en ellas lleva; antes sería ignorancia pensar que los dichos de amor e inteligencia mística, cuales son los de las presentes canciones, con alguna manera de palabras se pueden bien explicar; porque el Espíritu del Señor, que ayuda a nuestra flaqueza, como dice san Pablo, morando en nosotros, pide por nosotros con gemidos inefables lo que nosotros no podemos bien entender ni comprehender para lo manifestar: Spiritus adjuvat infirmitatem nostram… ipse Spiritus postulat pro nobis gemitibus inerrabilibus. 

  • Historia de sor María de la Visitación
    Historia de sor María de la Visitación
    Historia de sor María de la Visitación

    En Historia de sor María de la Visitación Luis de Granada hace un relato apasionado de la vida de esta religiosa portuguesa. La historia ha sido referida también por Marcelino Menéndez y Pelayo en su Historia de los heterodoxos españoles y por Antonio Mira de Amescua en su obra La vida y la muerte de la monja de Portugal.

  • Antología
    Antología
    Antología

    En 1562 Teresa de Jesús fundó el convento de San José de Ávila, el primero de las carmelitas y, a instancias de Francisco de Soto y Salazar, su confesor, comenzó a escribir el Libro de mi vida, influido por sus lecturas de libros de caballería y comparado por algunos con las Confesiones de san Agustín. Aquí expone sus preocupaciones humanas y religiosas, sus trabajos y experiencias anteriores. La jerarquía eclesiástica denunció el libro a la Inquisición y pretendió deportar a su autora a Hispanoamérica, pero fray Luis de León, san Juan de la Cruz y el teólogo fray Domingo Báñez lograron que el castigo se redujera y fuese confinada en Toledo. Esta actividad frenética contrasta con los textos de esta Antología, mucho más domésticos y, en ocasiones, extremadamente personales.

  • Las moradas
    Las moradas
    Las moradas

    El Castillo interior o Las moradas son el principal texto místico de Santa Teresa de Jesús, describen un recorrido por los entresijos del espíritu en busca de la iluminación.

  • Antología
    Antología
    Antología

    Esta  Antología  de fray Luis de León incluye su respuesta a las acusaciones estando en prisión.Cuando se difundió su traducción del Cantar de los cantares a partir del hebreo, fray Luis de León fue acusado de infringir la prohibición del Concilio de Trento, que estableció como oficial la versión latina de san Jerónimo. Procesado por la Inquisición, estuvo encarcelado entre 1572 y 1577. Sin embargo, al final fue declarado inocente y pudo volver a sus clases, entre cosas, gracias a su célebre respuesta.

  • De los nombres de Cristo
    De los nombres de Cristo
    De los nombres de Cristo

    Fray Luis de León empezó a escribir en 1572 De los nombres de Cristo, y la terminó en 1585.Esta obra muestra su idea definitiva de los temas que esbozó en sus poemas en forma de diálogo ciceroniano donde se comentan las diversas interpretaciones de los nombres que se dan a Cristo en la Biblia. Este texto es considerado un ejemplo máximo de la mejor prosa castellana.

  • Exposición del Libro de Job
    Exposición del Libro de Job
    Exposición del Libro de Job

    Fray Luis de León empezó en la cárcel la Exposición del libro de Job (1583), con rasgos biográficos.Suma de las tradiciones bíblica y agustiniana y del neoplatonismo renacentista, esta obra muestra un notorio dominio de la lengua (que a juicio de fray Luis no era "dura ni pobre, sino de cera para los que la saben tratar").

  • Fragmentos de la Biblia
    Fragmentos de la Biblia
    Fragmentos de la Biblia

    Esta traducción de Fragmentos de la Bibliapor fray Luis de León es célebre por sus altos vuelos poéticos.Cuando se difundió su traducción del Cantar de los cantares a partir del hebreo, fray Luis de León fue acusado de infringir la prohibición del Concilio de Trento, que estableció como oficial la versión latina de san Jerónimo. Procesado por la Inquisición, estuvo encarcelado entre 1572 y 1577 solo por haber traducido unos Fragmentos de la Biblia, al final fue declarado inocente y pudo volver a sus clases.

  • La perfecta casada
    La perfecta casada
    La perfecta casada

    La perfecta casada, obra de Fray Luis de León, describe los atributos que requiere una mujer para el matrimonio católico.El texto, escrito en el espíritu de la Contrarreforma, fue muy referido en España hasta finales del siglo XIX.

  • Autobiografía
    Autobiografía
    Autobiografía

    Aunque el original de esta Autobiografía de Ignacio de Loyola quedó archivado durante 150 años, esta obra constituye una pieza importante para entender los Ejercicios espirituales. El fundador de la Compañía de Jesús le dictó esta Autobiografía a su secretario, el padre Gonçalves de Câmara, entre 1553 y 1555. En su Autobiografía, Ignacio de Loyola explica el origen de su devoción y cómo se fue afianzando cuando una herida de guerra, que por poco no pone fin a su vida, lo obligó a permanecer postrado durante un prolongado periodo y le dio ocasión de leer y meditar sobre dos libros que cambiarían por completo su existencia: "Vita Christi y un libro de la vida de los Santos en romance" (La vida de Cristo del cartujo Ludolfo de Sajonia y el Flos Sanctorum).

  • Ejercicios espirituales
    Ejercicios espirituales
    Ejercicios espirituales

    Tal como los define el propio San Ignacio de Loyola al comienzo del libro, los ejercicios espirituales abarcan "todo modo de examinar la conciencia, de meditar, de contemplar, de orar vocal y mental, y de otras espirituales operaciones". De modo que ésta es una obra de meditación y de oración donde el fundador de la Compañía de Jesús, partiendo de su propia experiencia, se propone como guía espiritual de quien esté dispuesto a retirarse del mundo durante cuatro semanas (este periodo es solo orientativo y cada practicante puede adaptarlo a sus progresos espirituales durante el retiro). Las meditaciones, contemplaciones y repeticiones realizadas a lo largo de los días de retiro (en silencio) ayudan a observar la propia vida con mayor claridad y a orientarse hacia un progresivo perfeccionamiento moral. Y, puesto que los Ejercicios espirituales que San Ignacio de Loyola propone en esta obra están inspirados en obras como La vida de Cristo del cartujo Ludolfo de Sajonia, que contribuyó a su conversión, y La imitación de Cristo de Kempis, lectura explícitamente recomendada, no es extraño decir que deben ser "practicados" más que "leídos".

  • Historia de los heterodoxos españoles. Libro I
    Historia de los heterodoxos españoles. Libro I
    Historia de los heterodoxos españoles. Libro I

    "Sin la historia eclesiástica (ha dicho Hergenroether) no hay conocimiento completo de la ciencia cristiana, ni de la historia general, que tiene en el cristianismo su centro. Si el historiador debe ser teólogo, el teólogo debe ser también historiador para poder dar cuenta del pasado de su Iglesia a quien le interrogue sobre él o pretenda falsearlo. […] Nada envejece tan pronto como un libro de historia. […] El que sueñe con dar ilimitada permanencia a sus obras y guste de las noticias y juicios estereotipados para siempre, hará bien en dedicarse a cualquier otro género de literatura, y no a éste tan penoso, en que cada día trae una rectificación o un nuevo documento. La materia histórica es flotante y móvil de suyo, y el historiador debe resignarse a ser un estudiante perpetuo…". A pesar de que, como admitía Menéndez y Pelayo en las "Advertencias preliminares" a la segunda edición de la Historia de los heterodoxos españoles de 1910, "nada envejece tan pronto como un libro de historia", ésta sigue siendo una obra sumamente erudita y un documento de incomparable interés para entender el pensamiento conservador de un sector significativo de la sociedad española de principios del siglo XX.

  • Historia de los heterodoxos españoles. Libro II
    Historia de los heterodoxos españoles. Libro II
    Historia de los heterodoxos españoles. Libro II

    "Sin la historia eclesiástica (ha dicho Hergenroether) no hay conocimiento completo de la ciencia cristiana, ni de la historia general, que tiene en el cristianismo su centro. Si el historiador debe ser teólogo, el teólogo debe ser también historiador para poder dar cuenta del pasado de su Iglesia a quien le interrogue sobre él o pretenda falsearlo. […] Nada envejece tan pronto como un libro de historia. […] El que sueñe con dar ilimitada permanencia a sus obras y guste de las noticias y juicios estereotipados para siempre, hará bien en dedicarse a cualquier otro género de literatura, y no a éste tan penoso, en que cada día trae una rectificación o un nuevo documento. La materia histórica es flotante y móvil de suyo, y el historiador debe resignarse a ser un estudiante perpetuo…" A pesar de que, como admitía Menéndez y Pelayo en las "Advertencias preliminares" a la segunda edición de la Historia de los heterodoxos españoles de 1910, "nada envejece tan pronto como un libro de historia", ésta sigue siendo una obra sumamente erudita y un documento de incomparable interés para entender el pensamiento conservador de un sector significativo de la sociedad española de principios del siglo XX.

  • Historia de los heterodoxos españoles. Libro III
    Historia de los heterodoxos españoles. Libro III
    Historia de los heterodoxos españoles. Libro III

    "Sin la historia eclesiástica (ha dicho Hergenroether) no hay conocimiento completo de la ciencia cristiana, ni de la historia general, que tiene en el cristianismo su centro. Si el historiador debe ser teólogo, el teólogo debe ser también historiador para poder dar cuenta del pasado de su Iglesia a quien le interrogue sobre él o pretenda falsearlo. […] Nada envejece tan pronto como un libro de historia. […] El que sueñe con dar ilimitada permanencia a sus obras y guste de las noticias y juicios estereotipados para siempre, hará bien en dedicarse a cualquier otro género de literatura, y no a éste tan penoso, en que cada día trae una rectificación o un nuevo documento. La materia histórica es flotante y móvil de suyo, y el historiador debe resignarse a ser un estudiante perpetuo…" A pesar de que, como admitía Menéndez y Pelayo en las "Advertencias preliminares" a la segunda edición de la Historia de los heterodoxos españoles de 1910, "nada envejece tan pronto como un libro de historia", ésta sigue siendo una obra sumamente erudita y un documento de incomparable interés para entender el pensamiento conservador de un sector significativo de la sociedad española de principios del siglo XX.

  • Historia de los heterodoxos españoles. Libro IV
    Historia de los heterodoxos españoles. Libro IV
    Historia de los heterodoxos españoles. Libro IV

    "Sin la historia eclesiástica (ha dicho Hergenroether) no hay conocimiento completo de la ciencia cristiana, ni de la historia general, que tiene en el cristianismo su centro. Si el historiador debe ser teólogo, el teólogo debe ser también historiador para poder dar cuenta del pasado de su Iglesia a quien le interrogue sobre él o pretenda falsearlo. […] Nada envejece tan pronto como un libro de historia. […] El que sueñe con dar ilimitada permanencia a sus obras y guste de las noticias y juicios estereotipados para siempre, hará bien en dedicarse a cualquier otro género de literatura, y no a éste tan penoso, en que cada día trae una rectificación o un nuevo documento. La materia histórica es flotante y móvil de suyo, y el historiador debe resignarse a ser un estudiante perpetuo…" A pesar de que, como admitía Menéndez y Pelayo en las "Advertencias preliminares" a la segunda edición de la Historia de los heterodoxos españoles de 1910, "nada envejece tan pronto como un libro de historia", ésta sigue siendo una obra sumamente erudita y un documento de incomparable interés para entender el pensamiento conservador de un sector significativo de la sociedad española de principios del siglo XX.

  • Historia de los heterodoxos españoles. Libro V
    Historia de los heterodoxos españoles. Libro V
    Historia de los heterodoxos españoles. Libro V

    "Sin la historia eclesiástica (ha dicho Hergenroether) no hay conocimiento completo de la ciencia cristiana, ni de la historia general, que tiene en el cristianismo su centro. Si el historiador debe ser teólogo, el teólogo debe ser también historiador para poder dar cuenta del pasado de su Iglesia a quien le interrogue sobre él o pretenda falsearlo. […] Nada envejece tan pronto como un libro de historia. […] El que sueñe con dar ilimitada permanencia a sus obras y guste de las noticias y juicios estereotipados para siempre, hará bien en dedicarse a cualquier otro género de literatura, y no a éste tan penoso, en que cada día trae una rectificación o un nuevo documento. La materia histórica es flotante y móvil de suyo, y el historiador debe resignarse a ser un estudiante perpetuo…" A pesar de que, como admitía Menéndez y Pelayo en las "Advertencias preliminares" a la segunda edición de la Historia de los heterodoxos españoles de 1910, "nada envejece tan pronto como un libro de historia", ésta sigue siendo una obra sumamente erudita y un documento de incomparable interés para entender el pensamiento conservador de un sector significativo de la sociedad española de principios del siglo XX.

  • Historia de los heterodoxos españoles. Libro VI
    Historia de los heterodoxos españoles. Libro VI
    Historia de los heterodoxos españoles. Libro VI

    "Sin la historia eclesiástica (ha dicho Hergenroether) no hay conocimiento completo de la ciencia cristiana, ni de la historia general, que tiene en el cristianismo su centro. Si el historiador debe ser teólogo, el teólogo debe ser también historiador para poder dar cuenta del pasado de su Iglesia a quien le interrogue sobre él o pretenda falsearlo. […] Nada envejece tan pronto como un libro de historia. […] El que sueñe con dar ilimitada permanencia a sus obras y guste de las noticias y juicios estereotipados para siempre, hará bien en dedicarse a cualquier otro género de literatura, y no a éste tan penoso, en que cada día trae una rectificación o un nuevo documento. La materia histórica es flotante y móvil de suyo, y el historiador debe resignarse a ser un estudiante perpetuo…" A pesar de que, como admitía Menéndez y Pelayo en las "Advertencias preliminares" a la segunda edición de la Historia de los heterodoxos españoles de 1910, "nada envejece tan pronto como un libro de historia", ésta sigue siendo una obra sumamente erudita y un documento de incomparable interés para entender el pensamiento conservador de un sector significativo de la sociedad española de principios del siglo XX.

  • Historia de los heterodoxos españoles. Libro VII
    Historia de los heterodoxos españoles. Libro VII
    Historia de los heterodoxos españoles. Libro VII

    "Sin la historia eclesiástica (ha dicho Hergenroether) no hay conocimiento completo de la ciencia cristiana, ni de la historia general, que tiene en el cristianismo su centro. Si el historiador debe ser teólogo, el teólogo debe ser también historiador para poder dar cuenta del pasado de su Iglesia a quien le interrogue sobre él o pretenda falsearlo. […] Nada envejece tan pronto como un libro de historia. […] El que sueñe con dar ilimitada permanencia a sus obras y guste de las noticias y juicios estereotipados para siempre, hará bien en dedicarse a cualquier otro género de literatura, y no a éste tan penoso, en que cada día trae una rectificación o un nuevo documento. La materia histórica es flotante y móvil de suyo, y el historiador debe resignarse a ser un estudiante perpetuo…" A pesar de que, como admitía Menéndez y Pelayo en las "Advertencias preliminares" a la segunda edición de la Historia de los heterodoxos españoles de 1910, "nada envejece tan pronto como un libro de historia", ésta sigue siendo una obra sumamente erudita y un documento de incomparable interés para entender el pensamiento conservador de un sector significativo de la sociedad española de principios del siglo XX.

Lee más de Fray Luis De León

Relacionado con Religión

Libros electrónicos relacionados