Disfruta de millones de libros electrónicos, audiolibros, revistas y más con una prueba gratuita

A solo $11.99/mes después de la prueba. Puedes cancelar cuando quieras.

La isla de las palabras desordenadas
Huérfanos de Dios
Juan de la Rosa: Memorias del último soldado de la Independencia
Serie de libros electrónicos30 títulos

Narrativa

Calificación: 4 de 5 estrellas

4/5

()

Información sobre esta serie

El primer libro de Jeanette Moro. Dos cuentos cortos en donde se mezclan el humor y el sarcasmo la problemática de todos aquellos que no son lo esperado, tanto en belleza como en estilo de vida a la luz de los valores de nuestra sociedad.
IdiomaEspañol
EditorialNowtilus
Fecha de lanzamiento24 sept 2015
La isla de las palabras desordenadas
Huérfanos de Dios
Juan de la Rosa: Memorias del último soldado de la Independencia

Títulos en esta serie (40)

  • Juan de la Rosa: Memorias del último soldado de la Independencia
    Juan de la Rosa: Memorias del último soldado de la Independencia
    Juan de la Rosa: Memorias del último soldado de la Independencia

    Juan de la Rosa. Memorias del último soldado de la Independenciade Nataniel Aguirre (Cochabamba, Bolivia, 1843-Montevideo, Uruguay, 1888), se publicó en 1885 en Cochabamba.Es una novela que narra hechos esenciales de la historia nacional boliviana, en tiempos del primer levantamiento por la independencia en Cochabamba. Los sucesos son contados por uno de los rebeldes bolivianos sobreviviente, Juan de la Rosa que, en su vejez reconstruye su vida en Cochabamba, los episodios históricos entre 1809 y 1811, la muerte de su madre, la represión española, la resistencia, victorias y derrotas en la guerra de independencia. El autor recrea la cotidianidad de Cochabamba, a finales del siglo XIX, desde la ficción. El personaje recuerda el proceso histórico y los ideales que dieron lugar a la república boliviana; pero también pone en voz de la "memoria" los espacios familiares, los detalles personales y la tensión entre la vida pública y privada. Algunos investigadores, como el boliviano Gustavo García, sostienen que la obra no pertenece a Nataniel Aguirre. Según García, Aguirre habría editado la novela —cuyo verdadero autor sería el coronel Juan de la Rosa o Juan Altamirano Calatayud— y ayudado a corregirla. El problema está en que en la primera edición, de 1885, no hay ninguna referencia a Aguirre: la novela, titulada Cochabamba. Memorias del último soldado de la Independencia, está firmada por Juan de la Rosa, que es el personaje principal: Juanito, seguido del nombre de su madre Rosita.

  • La isla de las palabras desordenadas
    La isla de las palabras desordenadas
    La isla de las palabras desordenadas

    Con la Isla de las Palabras Desordenadas Yolanda Delgado consigue despertar las emociones del lector, gracias a la fuerza poética de su estilo, la combinación del drama y el humor y la inteligente utilización de distintos géneros narrativos, dando muy diferentes matices a la historia, creando en la imaginación del lector un universo sensible que le resultará difícil olvidar. Prologado por Juan Cruz la novela mezcla el humor con la melancolía, la memoria y los recuerdos o los fragmentos de una niñez llena de canciones y personas que influyen y perduran en la vida adulta. Como el mismo Juan Cruz escribe en el prólogo no me parece tan sólo un libro dramático aun siéndolo, pues lo que cuenta es un desgarro del alma a partir de las palabras que se desordenan solas, pues el amor, y sus opuestos está hecho de palabras, de palabras bien dichas y de palabras mal dichas.

  • Huérfanos de Dios
    Huérfanos de Dios
    Huérfanos de Dios

    Decidida a vengar a su hermano, a quien unos sanguinarios bandidos conocidos como los Santa Lucia han arrancado la lengua y desfigurado, Vénérande, una joven campesina de corazón seco, contrata los servicios de L'Infernu, un asesino a sueldo conocido por su salvajismo, y se embarca con él en una sangrienta épica por la montañas de la Córcega del siglo XIX. Mientras cabalgan hacia la guarida de los Santa Lucia, L'Infernu relata a su discípula su antigua vinculación con el ejercito de los insumisos, un grupo de mercenarios que confundían patriotismo con el pillaje indiscriminado, que sembraban el terror y el caos allá donde iban. El abandono con el que L'Infernu se confiesa a Vénérande, después de una vida dedicada a buscar en vano su humanidad entre el caos de las armas, confiere a la sangrienta lucha por el honor de los vencidos de la Historia las virtudes de un último y poderoso legado. Arcaica pero actual, esta epopeya heroica reinventa de manera extraordinaria la inocencia de las grandes narraciones fundacionales de las naciones; ese primer momento en que nacen los mitos patrióticos sin que su brillo oculte aún su verdadero origen de violencia descarnada.

  • Cuentos amatorios
    Cuentos amatorios
    Cuentos amatorios

    Cuentos amatorios, de Pedro Antonio de Alarcón, es un libro de relatos cortos en los que se deja sentir la influencia de Edgar Allan Poe. Se trata de cuentos escritos al estilo del autor estadounidense, donde se alternan los cuentos amorosos con otros de carácter marcadamente policíaco, siendo El clavo el más conocido de ellos. Alarcón comenta en el prefacio de este libro que sus relatos "ni por la forma, ni por la esencia, son amatorios al modo de ciertos libros de la literatura francesa contemporánea, en que el amor sensual se sobrepone a toda ley divina y humana, secando las fuentes de las verdaderas virtudes, talando el imperio del alma, arrancando de ella la fe y la esperanza, y destruyendo los respetos innatos que sirven de base a la familia y a la sociedad…".

  • La raya oscura
    La raya oscura
    La raya oscura

    Publicada originariamente en 1959, La raya oscura contiene cinco relatos sobre la vida en los trópicos. El clima y el contraste entre personajes de distintos procedencias son dos constantes de estas narraciones, vistas con la sutil mirada de Serrano Poncela, hartamente familiarizada con la línea del trópico. Un muchacho de Madrid que viaja al Caribe para trabajar en una empresa española y sufre los efectos del calor, al punto de cometer actos impropios; la relación entre un acaudalado señor y un "extraño sujeto híbrido, entre mujer y pájaro"; la llegada de una joven y misteriosa pareja a un faro, cuyo hospedaje revolucionará a las gentes del pueblo… Éstas, y otras más, son las historias que La raya oscura encierra, trasmitidas con la prosa llana y elaborada que caracteriza al autor, en un marco de calor y carencias comunicativas.

  • La misión de Pablo Siesta
    La misión de Pablo Siesta
    La misión de Pablo Siesta

    Una historia de jóvenes apasionados, jóvenes con afición literaria, embarcados en la aventura de la creación en medio de un período de crisis, en una nación marginal, súbitamente tomada por asalto por las fuerzas militares convocadas por el poder político, entre otras cosas, para "poner orden en medio del caos". Un caos que subyace a la acción, como un elemento perturbador y no del todo conocido por las clase media de Montevideo, el escenario central de la peripecia. Paralelamente la vida corre por canales dolorosos en la otra orilla del río ancho como mar. Buenos Aires vive una gigantesca purga, sometida por la más cruel dictadura de la que se haya tenido noticia en la gran nación del Plata. Incidentalmente, Pablo Siesta descubre que tal vez tenga una misión en la vida y se empeña en librar esa búsqueda por medio de conexiones con unos pocos hombres y mujeres nada convencionales. La peripecia de la búsqueda de significados progresa velozmente en la novela, como un vértigo que necesita su consumación, como una llama vigorosa que en un instante puede apagarse fatalmente. Esa búsqueda tiene lugar dentro de un acotado marco de costumbres locales, tradiciones y usos, en ambas naciones, que llevan la narración hasta la otra orilla, literal y factualmente, cuando el par de amigos recala en Buenos Aires y Pablo se las ve cara a cara con un acontecimiento culminante, acaso la verdadera y terrible misión de su vida.

  • Dos ángeles caídos
    Dos ángeles caídos
    Dos ángeles caídos

    Dos ángeles caídos es un libro de relatos y poemas de Pedro Antonio de Alarcón Fragmento de la obra "Córdoba. "Día 7 de julio de 1844. "Vengo, de verla. Hemos estado solos, durante, toda una noche… ¡solos en el pabellón del jardín! "Estaba la noche apacible y transparente. Ya era muy tarde. Por las anchas ventanas abiertas, penetraban a través de las enredaderas los resplandores de la alta Luna, los perfumes del campo, las harmonías de las aguas, el susurro de las hojas, el viento húmedo de poniente, todas esas mil suaves emanaciones que brotan de la naturaleza en estas noches espléndidas de verano. "Adela, apoyada en la ventana, clavados sus ojos en la inmensidad del cielo, silenciosa y a mi lado, inundándome con sus cabellos cuando la brisa los sacudía, entreabiertos sus labios para aspirar auras menos embalsamadas que su aliento; Adela, con una mano suavemente abandonada entre las mías y sosteniendo con la otra su melancólica cabeza; Adela, vestida de blanco, bañada de languidez por la Luna, embellecida por la meditación, con la clara frente levantada hacia Dios, con la mirada nadando en un fluido celestial, con el alma abismada en el infinito… ¡Oh, qué hermosa estaba Adela! "Yo también callaba, sumido en el éxtasis de una inefable adoración, arrebatado al empíreo en alas del pensamiento de aquella mujer, inundado de la vaga aureola de pasión, de castidad y de hermosura que la rodeaba… —Luis —murmuró de pronto Adela sin mirarme ni dejar aquella actitud sublime de arrobamiento. "Y su voz era lenta, solemne y vibradora, como la nota tranquila del salterio de un profeta." —Luis, la noche va a expirar; antes que se borren del cielo esos astros, augustas luminarias del ara, del Altísimo, quiero exigirte un juramento. —¿Cuál? —exclamé dominado por la gravedad que había adquirido la voz de Adela. —Escucha: vamos a separarnos por tres meses, y necesito oír antes una palabra de tus labios. ¿Es cierto que me amas? —interrogó la hermosa con su voz, con su mirada, con su alma toda, mientras sus manos se crispaban entre las mías. "Quise responder, y todas las palabras me parecían vacías de la elocuencia de la verdad, del sentimiento que se desbordó en mi corazón. Tan expresiva y vehemente quise hacer la manifestación de mi cariño, que los sonidos tumultuosos, entrecortados, balbucientes, expiraron en mis labios… Caí, pues, de rodillas; y elevando sobre mi cabeza mis manos cruzadas, fijé mis ojos en los suyos con idolatría, y una palabra se escapó de todo mi ser: —¡Adela!

  • Las mentiras inexactas
    Las mentiras inexactas
    Las mentiras inexactas

    Nora Acosta, una profesora universitaria de literatura, que está escribiendo un ensayo sobre el futuro de la novela, entra una mañana en una librería del centro de Madrid, en la plaza Santa Ana, y, a partir de ese instante, su vida cambia radicalmente. Allí conoce a Sergio Barrios, el joven librero, del que le separan casi treinta años, y en seguida se enamora de él. Luego aparecen los amigos de Sergio, que contribuyen a convertir la vida de Nora en una especie de película de Woody Allen, ya que no dejan de contar historias que acercan la novela al terreno de la moralidad. La trama sigue, entonces, el camino de la recuperación del padre de Sergio, que todos piensan que ha muerto violentamente en La Habana, junto al Malecón, así como del verdadero sentido del amor para Nora. Si para el amor no hay edad, tampoco debe existir para la literatura. Las mentiras inexactas es una reflexión sobre el significado de la literatura en tiempo de crisis económica y espiritual, que juega con multitud de espejos, desde la relación Nora Acosta / Norah Lange (el gran amor de Borges y Girondo), y la última poeta viva de la generación del 27, hasta los pasadizos interiores utilizados por Murakami y Cortázar en sus novelas y cuentos, pasando por el significado de la juventud de la que escribió Gil de Biedma, pues había que llevarse la vida por delante.

  • El amigo de la muerte
    El amigo de la muerte
    El amigo de la muerte

    Éste era un pobre muchacho, alto, flaco, amarillo, con buenos ojos negros, la frente despejada y las manos más hermosas del mundo, muy mal vestido, de altanero porte y humor inaguantable… Tenía diecinueve años, y llamábase Gil Gil. Gil Gil era hijo, nieto, biznieto, chozno, y Dios sabe qué más, de los mejores zapateros de viejo de la corte, y al salir al mundo causó la muerte a su madre, Crispina López, cuyos padres, abuelos, bisabuelos y tatarabuelos honraron también la misma profesión. Juan Gil, padre legal de nuestro melancólico héroe, no principió a amarlo desde que supo que llamaba con los talones a las puertas de la vida, sino meramente desde que le dijeron que había salido del claustro materno, por más que esta salida le dejase a él sin esposa; de donde yo me atrevo a inferir que el pobre maestro de obra prima y Crispina López fueron un modelo de matrimonios cortos, pero malos. Tan corto fue el suyo, que no pudo serlo más, si tenemos en cuenta que dejó fruto de bendición… hasta cierto punto.

  • Sensación de vértigo
    Sensación de vértigo
    Sensación de vértigo

    Un encuentro azaroso en el transcurso de un viaje a Italia provoca un cambio inesperado en la vida del protagonista de este libro. De vuelta a Madrid, con el peso sobre sí de ese aguijón que fue el sueño italiano irreal y real a la vez -, se suceden historias con distintas amantes, todas ellas promesas que parecen mitigar si no eliminar del todo - enterradas insatisfacciones. Historias sentimentales se suceden mientras la vida profesional del protagonista le exige oscuras fidelidades al ministro de Cultura, de quien es asesor. Cuando menos lo espera, sin embargo, la catástrofe se asoma a la vida de este cínico buscador de aventuras sexuales y, a partir de entonces, empieza el intento por rehacer su vida. Una especie de fatal espiral, con algo de redención y mortificación, le lleva a volver los pasos sobre sí mismo, como si buscara así los cabos sueltos que le permitieran comprender su existencia. Ya sin su mujer, vuelve a Italia, acompañado de María, la sustituta de todas las mujeres perdidas (Lucía, Susana, Patricia, Soledad). La novela, por tanto, vuelve sobre sí misma, como si la vida consistiera en no poder escapar de sus más profundos espejismos.

  • Convivir con el genio
    Convivir con el genio
    Convivir con el genio

    Las obsesiones de cada personaje son el personaje y con ellas se adentra el lector en un universo lleno de ternura y sentido del humor. Un joven "aupair" argentino a cargo de unas niñas inglesas; las continuas tardanzas de un padre y su hijo; dos enamorados que se buscan en París; un señor que atrae las cagadas de los pájaros de su ciudad; el misterioso caso de Octavio Larralde; una señora atenta al runrún de las paredes; la excéntrica personalidad de Ariel Ortega… "Convivir con el genio" forma una galería de peripecias y extravagancias con las que Juan Bautista Durán se presenta como un excelente cuentista, heredero de nuestra mejor tradición.

  • El año de Spitzberg
    El año de Spitzberg
    El año de Spitzberg

    El año de Spitzberg. Pedro Antonio de Alarcón Fragmento de la obra I Estoy viendo desaparecer hacia el Mediodía el buque ballenero que me deja abandonado en esta isla desierta, sobre la arena de una playa sin nombre. ¡Heme aquí solo; solo en un ámbito de mil leguas! Yo amaba a una mujer… El demonio de los celos me mordió el corazón, y he matado a mi rival en desafío… ¡Era un príncipe! Y el Gobierno ruso me ha condenado a pasar aquí un año…; es decir, me ha condenado a muerte. ¡Ah! ¿Por qué no me entregó al hacha del verdugo? ¿Por qué hacerme expirar de frío, de hambre, de tristeza, de desesperación, o disputando mi cuerpo al terrible oso blanco, si mi delito no era más que uno? ¡Spitzberg!… ¡Estoy en el terrible archipiélago que ninguna raza ha podido habitar! ¡Me hallo a los 77 grados latitud Norte, a doscientas sesenta leguas del Polo! Creo haber oído decir a mis asesinos que esta isla es la del Nordeste, la más meridional del horroroso grupo, la más templada de todas… ¡Cruel compasión… que prolongará algunas horas mi agonía! Ignoro en cuál de estos témpanos de hielo eterno tiene la Rusia una colonia para la peletería y la pesca de la ballena; pero lo que sí sé es que los colonos emigrarían a la Laponia a fines de agosto, hace dos meses, y no volverán hasta la primavera… ¡dentro de doscientos cuarenta días! ¡Estoy, pues, solo, sin hogar, sin amparo, sin viveres, sin consuelos! ¡Morir! He aquí mi inevitable y próxima suerte. Hoy es 17 de octubre… El frío avanza por el Norte… Dentro de pocos días me helaré, sin remedio. Entre tanto me alimentaré con la caza. ¡Siquiera esos crueles me han dejado una escopeta… "por si quería suicidarme de este modo". Mataré rengíferos, chuparé hielo y me procuraré un abrigo entre esas rocas. El inglés Parry habitó cabañas de nieve en el Norte de América a los 73 grados. ¡Ah! Sí….; ¡pero yo estoy cuatro grados más cerca del Polo, y no tengo fuego para calentarme! ¡Morir! ¡Morir! ¡He aquí mi infalible destino!

  • Vida fingida
    Vida fingida
    Vida fingida

    Compuesta por dos novelas, La telaraña y Vida fingida, que da título al libro, establece una correspondencia entre dos historias que no son paralelas pero si complementarias: el laberinto de la ciudad como reflejo de la propia red de la mente y el espíritu; el deambular errático por las calles que se parecen demasiado a los recorridos por nuestros dueños, lo que le da un aire fantasmagórico al libro, en especial en La telaraña. En ésta se juega con un enfoque de lo que significan los ángeles hoy eb día en una especie de metáfora sobre Jacob y su lucha. En Vida fingida, por otra parte, se trata de establecer la imposibilidad de atisbar la vida de otro, en este caso un Premio Nobel de la Literatura español, en un paralelismo con las tortuosas calles de una ciudad, Roma, con un final imprevisible.

  • No aceptes caramelos de extraños
    No aceptes caramelos de extraños
    No aceptes caramelos de extraños

    Once relatos que exploran historias de padres e hijos, hermanos y parejas en situaciones extremas. Andrea Jeftanovic retrata con una prosa poética e íntima la violencia ambigua y sensual que tensa estas relaciones. En palabras de Ana Rodríguez Fischer (El Mundo), ‹‹me ha sorprendido por su poderoso lenguaje y su capacidad de ahondar en las zonas turbias de la mente››. Historias que parten del deseo, pero no de uno morboso, sino de aquel cargado de soledad y angustia que lo trastoca todo. Unas veces es la inminencia del peligro y en otras el abismo de la normalidad, pero el cuerpo aparece siempre como escenario ineludible. ‹‹Andrea Jeftanovic se destaca como una brillante narradora de la dimensión sensual y sexual de nuestra existencia››, según Pedro Gandolfo (El Mercurio). La moralidad es para la autora un laboratorio de la experiencia humana, con un lenguaje depurado en imágenes y frases que saltan como esquirlas, creando una revelación psíquica y emocional.

  • El capitán Veneno
    El capitán Veneno
    El capitán Veneno

    En El capitán Veneno Pedro Antonio de Alarcón relata la convalecencia del monárquico Capitán Veneno con doña Teresa Carrillo de Albornoz, viuda; Angustias, su hija, y una criada gallega, tras ser herido en un enfrentamiento entre el Ejército Monárquico y el Republicano en una calle de Madrid. Tras el primer mes de convalecencia el capitán no oculta su odio a las mujeres que lo cuidan, pero Angustias (quien está a su cargo), intenta sobrellevar la situación con enorme tolerancia… En El capitán Veneno se mezclan elementos humorísticos y sentimentales.

  • Tempus fugit
    Tempus fugit
    Tempus fugit

    En este volumen, bajo el título de Tempus Fugit, se han reunido los más representativos textos de Ignacio Pajón Leyra. Relatos de diferente extensión y ambientadas en épocas y lugares distintos, con incursiones en la ciencia ficción, el realismo, el drama, el humor, la prosa poética o el monólogo teatral, pero con una serie de temáticas comunes a todas ellas: la creación artística, la crítica de las posiciones y costumbres asumidas, y sobre todo el inevitable paso del tiempo.

  • Cortos americanos
    Cortos americanos
    Cortos americanos

    Los Cortos americanos son unas narraciones breves, algunas muy breves. Basta una escena para mostrarnos las vidas de unos personajes cuyo destino seguirá discurriendo en la imaginación del lector de forma ajena a su voluntad. Aunque suceden en lugares concretos de la geografía de Estados Unidos, en su conjunto nos llevan al paisaje indeterminado de la mítica americana, donde tantos individuos se pierden buscando un sueño que quizá no exista.

  • El mundo que vimos desaparecer
    El mundo que vimos desaparecer
    El mundo que vimos desaparecer

    El Tubo de Jorgmund es la columna vertebral del mundo y está en llamas. Gonzo Lubitsch, héroe de profesión y solucionador de problemas, es contratado para apagarlo. Pero hay más en el incendio y en el propio Tubo de lo que parece a primera vista. El encargo llevará a Gonzo y a su mejor amigo, el narrador, de vuelta a sus propios orígenes y hasta el oscuro corazón de la Compañía de Jorgmund. El mundo que vimos desaparecer es una aventura vertiginosa, hilarante y épica, y la crónica de un amor y su pérdida. Una odisea repleta de ninjas, piratas y conspiraciones políticas; con heroísmos inesperados en tierras extrañas y peligrosas y con una amistad puesta a prueba al límite. Pero también es la historia de un mundo no demasiado distinto al nuestro y desesperadamente necesitado de héroes, por improbables que estos sean.

  • El final de Norma
    El final de Norma
    El final de Norma

    La primera novela de Pedro Antonio de Alarcón, El final de Norma, fue compuesta a los dieciocho años y publicada en 1855. Se trata de una obra romántica, una historia de amor en la que un joven apasionado persigue al objeto de su deseo a través de media Europa. Es una obra juvenil, imaginativa y fantástica, con rasgos folletinescos. Desde su retiro en Segovia, Alarcón rehizo su novela El final de Norma, cuya primera versión había llevado a cabo en Guadix, publicándola en el periódico El Occidente, en el año 1855.

  • Vidas de tinta
    Vidas de tinta
    Vidas de tinta

    En Espejos de humo el "patasendero" Candines, "que solo quería saber el paradero de su padre, apuró tanto la vida solo para ver si lo encontraba". También en esta Soledad, hecha de vidas de tinta y así no siempre es fácil decidir "dónde está la verdad y dónde la fábula", subyace la orfandad y el rastreo del padre perdido, como en las mejores historias de Stevenson. Y en ese cambiar de cielo que es todo viaje, sea de huida o de búsqueda, bajo el horizonte cargado de presagios de un hexámetro horaciano, "la vida nos trae y lleva como a reata de ciegos", según dice un personaje de la trama. Moisés Pascual Pozas, que había escrito Las voces de Candama y Espejos de humo en un recio, poderoso castellano, vibrante por el sonido sin concesiones de su prosa, la enriquece aquí con los registros y los lenguajes de allende y aquende el océano, en una aventura bien trabada y orquestada, en que las palabras pueden azotarte el rostro como esa "agua enojada y bien esquiva que llaman aguacero". Pero en esa vida, que "reparte caricias y mazazos de manera ciega", aparece el amor en la primavera del otoño, y toca al lector decidir dónde se halla la dudosa línea fronteriza entre "la impostura y la verdad, lo vivido y lo inventado".

  • El viaje de Octavio
    El viaje de Octavio
    El viaje de Octavio

    "Su cuerpo parecía tallado a machetazos en un tronco. Su corazón podría latir durante cien años. Era uno de esos hombres que, como los árboles, solo pueden morir de pie". Un encuentro fortuito en la farmacia local transforma la vida del solitario e iletrado Octavio. Tras enamorarse de una actriz de Maracaibo, que le enseñará a leer y a escribir, descubrirá a un tiempo el amor, la literatura y la felicidad. Pero el destino de Octavio se encuentra en otra parte: una serie de vicisitudes le obligarán a huir y así comenzará su recorrido por el país que lleva el nombre de su amada. Ese encuentro desgarrador entre un hombre y una tierra, narrado con la lengua sencilla de los relatos primigenios, es ante todo un relato de iniciación alegórica y amorosa en un entorno exuberante. Seleccionada para el premio Goncourt a la opera prima, esta breve pero épica fábula es a la vez un himno a un país y la mágica historia de un héroe extraordinario.

  • El sombrero de tres picos
    El sombrero de tres picos
    El sombrero de tres picos

    La obra más importante de Pedro Antonio de Alarcón, El sombrero de tres picos (1873), retoma el motivo popular del corregidor que quiere seducir a la molinera. Años después inspiró al andaluz Manuel de Falla su famoso ballet. El sombrero de tres picos tuvo un éxito enorme desde su publicación y ha venido a ser considerada como su "obra de plenitud", donde, aparte de su acierto al retratar a grandes pinceladas a sus personajes, se nos presenta con más justeza como novelista de acciones, de sucesos, preocupado ante todo por el movimiento, por el desarrollo y avance de la historia.

  • Tinnitus (3 horas de vida)
    Tinnitus (3 horas de vida)
    Tinnitus (3 horas de vida)

    Una novela de intriga sentimental y de superación… un cambio de registro de Julio Muñoz Gijón @Rancio, autor de la exitosa saga humorística de "El asesino de la regañá" Irene está sufriendo más que nunca el zumbido que le provoca la enfermedad del Tinnitus. Le aturde tanto que le gustaría librarse del acúfeno de la forma más drástica, incluso si supone una extirpación o la sordera. Además ha recibido por correo electrónico algo así como el testamento digital de su madre. No sabe cómo afrontar el que pueda pasar algo así, que Google juegue estas malas pasadas… Durante las próximas tres horas los correos de su madre convertirán su vida en algo incontrolable… Ese aluvión emocional abre en canal su pasado, le hace examinar su presente… poco a poco vuelve ese maldito zumbido en forma de extraño presagio.

  • Paulino y la joven muerte
    Paulino y la joven muerte
    Paulino y la joven muerte

    "La memoria es la inmortalidad en sí misma decía el filósofo Bergson, y esa persona entrañable que pronto van a conocer y aprender a amar, no tenía pensado morirse de momento pero había perdido sus recuerdos. Aunque al final de esta historia aprendió a la fuerza a recuperarlos, aceptando además que el acto supremo de amor che muove il sol e l'altre stelle es fundamento imprescindible de la vida humana y se realiza precisamente en la muerte. Esa persona es mi amigo Paulino Lafrenta Acebedo. Como no hay misterio en ello prefiero contar enseguida los datos fundamentales de su identidad, antes de comenzar con los hechos completamente reales que como digo nos han traído hasta aquí. Muchas distancias culturales, sociales, económicas, incluso políticas han separado a Paulino de un servidor a lo largo de nuestras vidas respectivas. Pero las duras vivencias y penalidades compartidas hasta hoy por los diez millones escasos de compatriotas que nacidos entre los años treinta y cuarenta quedaremos aún con vida, añadidas a los hechos que protagonizó Paulino teniéndome por testigo, lograron unirnos en una estrechísima fraternidad de lazos más fuertes que la sangre." Estas palabras del inicio de la narración vibrante de nervio y maestría literaria de Miguel Veyrat, abren el relato de una historia sucedida en el marco de las calles del viejo Madrid y de un molino de agua situado en un vallecito perdido del páramo helado de Castilla, donde se oculta una fosa común. En sus páginas sentimos vivir y sufrir al viejo limpiabotas Paulino, que se convierte en un personaje entrañable, lleno de misterio y humanidad que será difícil de olvidar por los lectores. Constituyó en su día el primer testimonio no documental sobre el drama español aún sin resolver de las Fosas Comunes.

  • Basti
    Basti
    Basti

    Basti es una crónica novelada y bellamente escrita de la trágica historia moderna de Pakistán, y es considerada su obra maestra fundacional. Basti en urdu significa asentamiento, lugar común, y la extraordinaria novela de Intizar Husain comienza así, con una visión mítica de la armonía entre ancianos y jóvenes, hombres y mujeres, musulmanes e hindúes. Pero entonces Zakir ("el que recuerda"), el protagonista, despierta al mundo moderno en medio de una manifestación. Las masas se agolpan. Las consignas se lanzan. Las ciudades arden. Él piensa en el amor que dejó atrás... ¿Qué es lo que hace que los hombres se junten y qué es lo que les separa, a veces tan violentamente? Basti en una historia de amor y una reflexión sobre estas eternas preguntas en el contexto de un conflicto cuyos ecos se siguen sintiendo hoy en día.

  • Matusalén
    Matusalén
    Matusalén

    "Convertida en una anciana a los ojos de los demás, no me quedará más remedio que verme como me ven los otros quién sabe desde cuándo. / Y yo no me había dado cuenta". Como Matusalén, las mujeres que pueblan este libro enfrentan los miedos de la madurez, la vejez, el final de la vida: esperan. Giovanna Pollarolo, con toques de ironía, compone un conjunto de relatos, escenas mínimas en las que sus personajes caminan sin retorno hacia el ocaso, y surgen los recuerdos sobre el amor, el desamor, el sexo, la enfermedad, la soledad, sobre la familia perfecta en apariencia —solo en apariencia—, sobre las amigas de la infancia. Surgen espejismos: la mujer que no quiso divorciarse ni tampoco volver a empezar una relación. El cambio de roles de cuidado entre hijas, madres y abuelas. Este libro que nos interpela desde distintos ángulos, que duele, asusta, pero también deja esbozar una sonrisa, trae de regreso la narrativa de una autora que forma ya parte de las grandes exponentes de la literatura peruana contemporánea. Giovanna Pollarolo Nació en Tacna donde cursó sus estudios primarios y secundarios. Estudió Literatura en Pontificia Universidad Católica del Perú. Obtuvo una Maestría en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y un doctorado en la Universidad de Ottawa. Su actividad profesional se desenvuelve entre la creación literaria, el cine, la investigación y la docencia. Es autora de los poemarios Huerto de los olivos (1986); Entre mujeres solas (1991, 1995, 2000); La ceremonia del adiós (1997, 1998) y Entre mujeres solas. Poesía reunida (2013). Ha escrito diversos guiones para cine tales como la adaptación de Tinta roja de Alberto Fuguet y el guion de Ojos que no ven. Como narradora, ha publicado el libro de relatos Atado de nervios (1999); la novela Dos veces por semana (2008, 2015), y Toda la culpa la tiene Mario (2016). En el área de la investigación académica, ha publicado diversos artículos en revistas especializadas, y los libros De aventurero a letrado. El discurso de Pedro Dávalos y Lissón (2015) y Nuevas aproximaciones a viejas polémicas: cine y literatura (2019). Actualmente, es directora de la Maestría en Escritura Creativa y se desempeña como docente a tiempo completo en la Pontificia Universidad Católica del Perú.

  • Lo que se oye desde una silla de El Prado
    Lo que se oye desde una silla de El Prado
    Lo que se oye desde una silla de El Prado

    Lo que se oye desde una silla de El Prado. Pedro Antonio de Alarcón Fragmento de la obra —¡Qué noche tan hermosa! —¡Hermosísima! —Y ¡qué calor ha hecho hoy!… Figúrese usted que esta mañana… —Agur… —Adiós… —Muy buenas noches… —Pues, sí, señor; como le iba diciendo a usted… —¡Ja! ¡Ja! ¡Ja! —¿Has conocido a ése? Es aquel que el año pasado… —¡Agua, aguardiente y azucarillos! ¡Agua! —¡Niñas! ¡Niñas! ¡Más despacio! —Tenga usted cuidado, Arturo; ¡que nos llama mamá! —¡Barquillero! —¡Matilde, eres un ángel!… ¡Eres una diosa!… ¡Eres una!… —¡Pero, ¡hombre! ¡Esa mujer es una arpía! Gustavo debía divorciarse… —¡Ramitos y camelias! ¡La vara de nardo a dos reales! ¡Señorito, cómpreme usted una!… —¡Allá van! ¡Ella es! ¡Aprieta el paso!… ¡Bendita sea la gracia! —¡Aquí vienen! ¡Ellos son!… ¡Qué tontos! —¡Caballero! ¡Que no tengo padre! ¡Una limosnita por el amor de Dios! —¡La Correspondencia! —Pues bien: ¡desde entonces estoy cesante!… ¡Esto no es país! —¡Chico! ¡Chico! ¡Buen turrón! ¿Y cómo te las has compuesto? —Es un cuadro muy bonito. Pero a mí me gusta más aquel en que Pepita Jiménez y el teólogo… —Lo que usted oye. Murió ab intestato y me correspondió la mitad de la herencia. Yo no le había hablado nunca… —Lo mismo creo yo. La crisis es infalible. ¡Así no podemos seguir! Cristino será ministro antes de un mes. —Y ¿qué hiciste tú? ¿Le devolviste su carta con una bala? —¡Le di dos bastonazos, y en paz! No tenía él la culpa, sino ella… —Pues dicen que los carlistas están en Guadalajara… —¡Mejor! —¡Lo mismo me da!… ¡Esto es horroroso! —¡Señorita! ¡Merengues! ¡Acabaditos de hacer!… —Adiós. Yo me voy al concierto del Retiro. Aquello estará más fresco.

  • Yo conocí a Bach: El músico de Dios
    Yo conocí a Bach: El músico de Dios
    Yo conocí a Bach: El músico de Dios

    Yo conocí a Bach, el músico de Dios, es el relato de un testigo imaginario de la vida de Johann Sebastian Bach, el compositor que representa la cumbre de la historia de la Música occidental. A través de la vida paralela de Peter Krahl, un humilde músico que coincide con el Maestro, el narrador nos introduce en la intimidad familiar de los Bach, en los ensayos y en la gestación de algunas de sus grandes obras, La Pasión según San Mateo, La Misa en si menor, El Arte de la Fuga. Pero, sobre todo, nos introduce dentro de estas obras, rompe la frontera entre el músico y el oyente y nos hace participar del goce de la creación bachiana, de la vivencia del carácter trascendente de sus composiciones, de la humildad del que escucha los sonidos del universo. Francisco Delgado nos empuja con su relato a amar a Bach, a conocer más su ingente obra, como ya hizo con sus anteriores publicaciones sobre Beethoven y sobre Mozart.

  • Los días de "Lenín"
    Los días de "Lenín"
    Los días de "Lenín"

    Los días de "Lenín" transcurren en las jornadas inmediatamente precedentes y posteriores a la sublevación militar del 18 de julio de 1936, cuando la cotidianidad de tantas familias quedó herida de muerte para siempre, ora en sus pretendidas certezas ora en su integridad física. Con ocasión de su fugaz regreso al lugar donde casualmente presenció el inicio de la Guerra Civil, un escritor octogenario evoca el ambiente doméstico de su niñez, propio de una familia de la pequeña burguesía urbana y católica; la conmoción provocada por la oratoria revolucionaria de Satur, un muchacho con quien trabó contacto casual merced a Flor, la perra de la familia; el sentimiento cuasifraterno que la unió a esta, más allá de la relación entre amo y mascota; el estallido de violencia posterior a la rebelión, tamizado por la infantil perplejidad ante la muerte; y su prístina atracción personal hacia quienes se arrogaron, cual nuevos héroes de filmes y narraciones juveniles, la encarnación bélica de una nueva cruzada. Mientras rememora todas estas vivencias desde una perspectiva adulta, el narrador experimentará una atracción paternal hacia una joven emigrante, sentimiento que le mostrará la endeblez de nuestras conclusiones ante la grandiosa diversidad de la experiencia humana. Y como trasfondo, una meditación acerca del prurito de creación, intento de prolongar la vida más allá de sí misma, y el ansia de recordar, propósito de vivir dos veces.

  • El zar del amor y el tecno
    El zar del amor y el tecno
    El zar del amor y el tecno

    Este impactante y exquisito tour de force, a medio camino entre novela coral y colección de relatos, se extiende a través de un siglo, un continente y un reparto de personajes extraordinarios cuyas vidas se entrecruzan de manera en ocasiones cómica y desgarradora. Un censor soviético de los años treinta corrige meticulosamente fotografías oficiales en los búnkeres de Leningrado, perseguido por la imagen de una prima ballerina caída en desgracia. Un coro de mujeres cuenta sus historias y las de sus abuelas, antiguas prisioneras de un gulag, que fundaron su propio pueblo en Siberia. Dos hermanos comparten un amor feroz y protector en pleno derrumbamiento de la URSS; y un mercenario es hecho prisionero en un pozo de Chechenia junto con una casete de mezclas que podría contener el último mensaje de su familia. Con una prosa deslumbrante, un finísimo sentido del humor, ricos retratos de personajes y un sentido de la Historia que encuentra ecos en el presente, El zar del amor y el tecno es una obra cautivadora de uno de los mejores nuevos talentos americanos.

Relacionado con Narrativa

Libros relacionados