En esta primera parte dedicada a Jesús os la

ofrezco a todos vosotros con la finalidad de que
acrecentéis vuestro amor a Jesús.
Sagrado corazón de Jesús confío en ti.
Francisco Martínez Arias
Septiembre 2007
Fuentes tomadas de la Biblia, libros o Internet
JESÚS EN TI CONFÍO
Oración de Santa. Gertrudis
"Por tu Corazón
herido, querido
Señor, traspasa
el mío tan
profundamente
con el dardo de
Tu amor,
que ya no pueda
más contener
cosas terrenas
sino que sea
gobernado tan
solo por la acción
de Tu Divino
Amor."

Oración a Jesús para las almas del purgatorio
Padre eterno, yo te
ofrezco la
preciosísima
sangre de tu Divino
Hijo Jesús, en
unión con las
misas celebradas
hoy día a través
del mundo por
todas las
benditas animas
del purgatorio por
todos los
pecadores del
mundo. Por los
pecadores en la
iglesia universal,
por aquellos en
propia casa y
dentro de mi
familia. Amén
Oración de Santa Catalina
"Oh Dios, que en el
corazón de tu Hijo,
herido por nuestros
pecados, has
depositado infinitos
tesoros de caridad;
te pedimos que, al
rendirle el homenaje
de nuestro amor, le
ofrezcamos una
cumplida reparación.
Por Jesucristo nuestro
Señor. R. Amén.
Sagrado Corazón de
Jesús, en Vos confío."
Salve, Corazón de mi
Jesús, sálvame
Salve, Corazón de mi
Salvador, libértame
Salve, Corazón de mi
Creador, perfeccióname
Salve, Corazón de mi
Maestro, enséñame
Salve, Corazón de mi
Bienhechor,
enriquéceme
Salve, Corazón de Jesús
moribundo en la cruz,
expía por mí
Santa Margarita María Alacoque
Salve, Corazón de Jesús
en todos tus estados,
entrégate a mí
Salve, Corazón de
incomparable bondad,
perdóname
Salve, Corazón Caritativo,
obra en mí
Salve, Corazón
Misericordioso, responde
por mí
Salve, Corazón
humildísimo, descansa en

SALUTACIONES A JESUCRISTO 1
Salve, Corazón admirable
y dignísimo, bendíceme
Salve, Corazón pacífico,
seréname
Salve, Corazón deseable y
muy hermoso,
embelésame
Salve, Corazón Sagrado
bálsamo precioso,
consérvame
Salve, Corazón bendito
medicina y remedio de
nuestros males, cúrame
Salve, Corazón de Jesús,
consuelo de los afligidos,
consuélame
Salve, Corazón todo
amor, horno ardiente,
consúmeme
Salve, Corazón de Jesús,
modelo de perfección,
ilústrame
Salve, Corazón divino,
origen de toda felicidad,
fortifícame
SALUTACIONES A JESUCRISTO II
Santa Margarita María Alacoque
Oh Dios, que en el
corazón de tu Hijo,
herido por nuestros
pecados,
has depositado
infinitos tesoros de
caridad; te pedimos
que,

ORACIÓN
al rendirle el
homenaje de
nuestro amor, le
ofrezcamos una
cumplida
reparación.

Por Jesucristo
nuestro Señor. R.
Amén.

Oh Dios que por una
bondad inefable
quisisteis manifestar a
los hombres los
inmensos bienes que en
tiempo y eternidad
conseguirán por la
devoción al Corazón de
Jesucristo vuestro Divino
Hijo, y os valisteis de
vuestra sierva Santa
Margarita María para
darlo a conocer;
Os suplico me
concedáis por su
intercesión que yo la
practique amando y
desagraviando al
Corazón Divino, para
que, sirviéndoos
fielmente durante mi
vida, logre poseeros en
la bienaventuranza,
donde vivís y reináis
con el Hijo y el Espíritu
Santo por los siglos
des siglos. Amén.
Oración.
Oh Santa Margarita María,
a ti que el Sagrado Corazón
de Jesús te hizo partícipe
de sus divinos tesoros, te
imploramos nos obtengas
todas las gracias que
necesitamos de ese
Adorable Corazón, y en
particular la gracia
de............ Con ilimitada
confianza
ORACIÓN A SANTA MARGARITA MARIA
ALACOQUE
las pedimos a este
Corazón. Que el Sagrado
Corazón nos las conceda
por tu intercesión, para
que ÉL sea glorificado y
amado a través de ti. Por
Jesucristo nuestro Señor.
Amén.
Padre Nuestro, Ave María
y Gloria.
“Santa Margarita, ruega
por nosotros”
(3 veces)
¡Oh Corazón de
Jesús!
Pongo toda mi
confianza en Ti.
De mi debilidad todo
lo temo,
pero todo lo espero
de tu bondad.
ACTO DE CONFIANZA
A tu Corazón
confío... (petición).

¡Jesús mío!, yo
cuento contigo,
me fío de Ti,
descanso en Ti.
¡Estoy seguro en tu
Corazón!

Dios mío, me postro
ante vuestra
soberana presencia;
yo os adoro en unión
de vuestro Santísimo
Hijo y deseo unir mi
corazón al suyo,
para ofreceros una
oración pura y
agradable a vuestros
Todo por el Corazón de Jesús a través del Corazón de María!
SAGRADO CORAZÓN
divinos ojos. Y Vos,
Virgen Santísima,
Ángel de mi guarda
y Santos de mi
devoción,
interceded por mí, a
fin de que pueda
meditar las
excelencias del
amor de Cristo.
Amén.
Tomad, Señor, y
recibid
toda mi libertad,
mi memoria,
mi entendimiento
y toda mi voluntad;
todo mi haber y mi
poseer.
Vos me disteis,
ORACIÓN DE ENTREGA
DE SAN IGNACIO
A Vos, Señor, lo
torno.
Todo es Vuestro:
disponed de ello
según Vuestra
Voluntad.
Dadme Vuestro
Amor y Gracia,
que éstas me
bastan.
Amén.
ALMA DE CRISTO
Alma de Cristo,
santifícame.
Cuerpo de Cristo,
sálvame.
Sangre de Cristo,
embriágame.
Agua del costado de
Cristo, lávame.
Pasión de Cristo,
confórtame.
¡Oh, buen Jesús!,
óyeme.
Dentro de tus llagas,
escóndeme.
No permitas que me
aparte de Ti.
Del maligno enemigo,
defiéndeme.
En la hora de mi muerte,
llámame.
Y mándame ir a Ti.
Para que con tus santos te
alabe.
Por los siglos de los
siglos. Amén.
¡Oh! Mi amado y buen
Jesús, postrado en vuestra
santísima presencia; os
ruego con el mayor fervor
imprimáis en mi corazón
vivos sentimientos de fe,
esperanza y caridad,
verdadero dolor de mis
pecados y propósito
firmísimo de enmendarme;
mientras que yo,
ORACIÓN A JESÚS CRUCIFICADO
con todo el amor y con
toda la compasión de mi
alma, voy considerando
vuestras cinco llagas,
teniendo presente aquello
que dijo de Vos, Oh buen
Jesús, el Santo Profeta
David: Han taladrado mis
manos y mis pies, y se
pueden contar todos mis
huesos.
OH DIVINO CORAZÓN DE MI JESÚS!
Hna. Verónica Margarita, SCTJM - I
Oh Divino
Corazón de mi
Jesús toma todo
lo que tengo y
soy.

Todo sin reserva
te lo doy se mi
dueño y mi todo,
haz en mí tu
Voluntad
Consúmeme en tu
amor
transforma todo mi
ser en Ti.
No quiero ya vivir
sino de Ti y paraTi
Sé mi fuerza y mi
refugio,
mi recompensa y
salvación
II
Oh Divino puente de
Vida
por donde fluye Tu
santidad y amor.
Camino seguro para
llegar a Ti.
Fuente que dejaste
abierta
como prueba de tu
ardiente amor.

Cuanto amor
derramado a los
hombres,
cuanto sufrimiento sin
consolación.
Apóyate en mí,
consuélate en mí.
Déjame mitigar tu
dolor,
pues mi anhelo es
sufrir, amar
Y morir por Ti…
ORACIONES DIVERSAS
I
Amabilísimo
Jesús mío; yo,
con el fin de dar
testimonio y
reparar mis
infidelidades, te
entrego mi
corazón,
me consagro
enteramente a Ti y
propongo, ayudado
de tu gracia, no
volver más a
ofenderte.

Padre Nuestro, Ave
María y Gloria.
II
Señor Jesús,
clementísimo
Salvador del mundo;
humildemente te
suplico, por tu
Sacratísimo
Corazón, que todas
las ovejas
descarriadas se
conviertan a Ti,
Pastor y Obispo
de sus almas Que
vives y reinas por
todos los siglos de
los siglos. Amén.

Padre Nuestro,
Ave María, Gloria.
III
Oh Corazón
Santísimo de Jesús;
derrama
copiosamente tus
bendiciones sobre
la Santa Iglesia,
sobre el Soberano
Pontífice y sobre
todo el Clero; da la
perseverancia a los
justos, convierte a
los pecadores,
ilumina a los infieles
y bendice a nuestros
parientes, amigos y
bienhechores, asiste
a las almas del
Purgatorio y extiende
sobro todos los
corazones el imperio
de tu amor. Amén.

Padre Nuestro,
Ave María,
Gloria.
Corazón Sacratísimo de
Jesús, que por el grande
amor que nos tienes, te
has dignado prometernos
la perseverancia final y la
gracia de no morir sin
Sacramentos, haciéndote
nuestro seguro asilo en la
última hora de nuestra
vida; humildemente te
pido que cumplas en mí
tu palabra, que tanta
confianza inspira a
nuestros corazones.
ORACIÓN
Yo, por mi parte,
prometo hacer cuanto
pueda para amarte más
y más y para hacerme
digno de una tan grande
Promesa, evitando el
pecado y todo cuanto
pueda desagradarte. Te
pido para ello, tu gracia,
que espero alcanzar por
lo méritos de tu mismo
Corazón. Amén.
Omnipotente y
sempiterno Dios,
mira al Corazón de
tu muy amado Hijo y
a las alabanzas y
satisfacciones que
te tributa en nombre
de los pecadores;
concede benigno el
perdón a los que
Jesús Manso y humilde de
corazón,
Haz nuestro corazón
semejante al tuyo
Oración
invocamos tu
misericordia, en el
nombre del mismo
Jesucristo, tu Hijo,
que contigo vive y
reina en unión del
Espíritu Santo Dios,
por todos los siglos
de los siglos. Amén.
Oh Corazón adorable
de Jesús, que para
lograr en estos últimos
tiempos más
copiosamente el fruto
de la redención y el
triunfo de vuestro amor
sobre los hombres, nos
revelasteis los
inagotables tesoros que
en vuestro divino
Corazón se encierran y
nos prometisteis
inefables gracias; por el
ardiente celo con que
vuestro siervo
Bernardo de Hoyos, a
quien hicisteis tales
manifestaciones,
propagó esta devoción y
contribuyó, a extender
en todas partes el culto
de vuestro Sacratísimo
Corazón, por sus méritos
y virtudes, concedednos
la gracia que, confiados
en vuestras promesas,
por su intercesión
humildemente os
suplicamos. Amén.
"Dulce Cordero sin
mancha, tu estabas
muerto cuando Tu costado
fue abierto Para que,
entonces, permitiste que
Tu Corazón fuese de tal
forma herido y abierto a la
fuerza? Nuestro Señor le
respondió. "Por varias
razones, de las que te diré
la principal. Mis deseos
hacia la raza humana eran
infinitos y el tiempo actual
de sufrimiento y tortura
estaban al terminar.
Santa. Catalina le preguntó al Señor:
Ya que mi amor es
infinito, yo no podía por
este sufrimiento
manifestarte cuanto te
amo. Es por ero Yo
quise revelarte el
secreto de mi corazón,
permitiéndote verlo
abierto, para que
puedas entender que
te amé mucho más de
lo que te podía probar
por un sufrimiento que
ha terminado"
"¡Oh Corazones,
verdaderamente dignos de
poseer todos los
corazones de los ángeles
y de los hombres!
Vosotros seréis, de aquí
en adelante, la regla de mi
conducta, y en todas las
ocasiones trataré de
inspirarme en vuestros
sentimientos.
San Luis Gonzaga
Quiero que mi
corazón no esté, en
adelante, sino en el de
Jesús y María, o que
el de Jesús y María
estén en el mío, para
que ellos le
comuniquen sus
movimientos y que el
mío no se agite ni se
mueva, sino conforme
a la impresión que de
ellos reciba¨
Oh Jesús, el Unico
Hijo de Dios,
el Unico Hijo de
María,
te ofrezco el
Corazón
bondadosísimo
de tu Madre Divina,
el cual para ti es el
más precioso
SAN JUAN EUDES y agradable de
todos.
Oh María, Madre
de Jesús,
te ofrezco el
Corazón
Sagradísimo
de tu amado Hijo,
quien es la vida y
el amor de tu
Corazón
OFRECIMIENTO
Por la Iglesia y por el
Papa por la
santificación de los
sacerdotes por las
almas del Purgatorio
por los agonizantes
por los que se
confiesan
sacrílegamente
por los que no asisten
a misa los domingos

"JESÚS, MARÍA, OS AMO, SALVAD LAS ALMAS"
por los misioneros
por los enfermos
por la conversión de los
pecadores
por la mayor
santificación de los
justos
En las dudas, en las
tentaciones.
En las dificultades de la
vida, Por algún intención
en particular.
Devoción a las seis llagas de
Jesús
Dios mío, mi amor
y mi todo, digno
de toda alabanza
y amor, viendo
como tantas
veces me habéis
colmado de
bendiciones, me
echo de rodillas,
convencido de
que aun puedo
reparar las
injurias
con que os he
inferido. Al
menos os puedo
compadecer,
puedo daros
gracias por todo
lo que habéis
hecho por mí.
Perdonadme,
Señor mío. Por
eso con el
corazón y con los
labios digo:
A LA LLAGA DEL PIE IZQUIERDO
Santísima llaga del pie
izquierdo de mi Jesús,
os adoro. Me duele,
buen Jesús, veros
sufrir aquella pena
dolorosa. Os doy
gracias, oh Jesús de
mi alma, porque
habéis sufrido tan
atroces dolores para
detenerme en mi
carrera al precipicio,
desangrándoos a
causa de las
punzantes espinas
de mis pecados.
Ofrezco al Eterno
Padre, la pena y el
amor de vuestra
santísima
Humanidad para
resarcir mis
pecados, que
detesto con sincera
contrición.
A LA LLAGA DEL PIE DERECHO
Santísima llaga del pie
derecho de mi Jesús, os
adoro. Me duele, buen
Jesús, veros sufrir tan
dolorosa pena.
Os doy gracias, oh Jesús
de mi vida, por aquel amor
que sufrió tan atroces
dolores,derramando
sangre para castigar mis
deseos pecaminosos
y andadas en pos del
placer. Ofrezco al Eterno
Padre, la pena y el amor
de vuestra santísima
Humanidad, y le pido la
gracia de llorar mis
transgresiones y de
perseverar en el camino
del bien, cumpliendo
fidelísimamente los
mandamientos de Dios.
A LA LLAGA DE LA MANO IZQUIERDA
Santísima llaga de la
mano izquierda de mi
Jesús, os adoro. Me
duele, buen Jesús, veros
sufrir tan dolorosa pena.
Os doy gracias, oh Jesús
de mi vida, porque por
vuestro amor me habéis
librado a mi de sufrir la
flagelación y la eterna
condenación, que he
merecido a causa de mis
pecados.
Ofrezco al Eterno
Padre, la pena y el
amor de vuestra
santísima Humanidad y
le suplico me ayude a
hacer buen uso de mis
fuerzas y de mi vida,
para producir frutos
dignos de la gloria y
vida eterna y así
desarmar la justa ira de
Dios.
A LA LLAGA DE LA MANO DERECHA
Santísima llaga de la
mano derecha de mi
Jesús, os adoro. Me
duele, buen Jesús,
veros sufrir tan
dolorosa pena. Os
doy gracias, oh Jesús
de mi vida, por
haberme abrumado
de beneficios y
gracias,

y eso a pesar de mi
obstinación en el
pecado.
Ofrezco al Eterno
Padre la pena y el
amor de vuestra
santísima
Humanidad y le
suplico me ayude
para hacer todo
para mayor honra y
gloria de Dios.
Santísima llaga del
Sacratísimo costado
de mi Jesús, os
adoro. Me duele,
Jesús de mi vida, ver
como sufristeis tan
gran injuria. Os doy
gracias, oh
Buen Jesús, por el
amor que me tenéis,
al permitir que os
abrieran el costado,
con una lanzada y así
derramar la última
gota de sangre, para
redimirme.
A LA LLAGA DEL SACRATÍSIMO COSTADO
Ofrezco al Eterno
Padre esta
afrenta y el amor
de vuestra
santísima
Humanidad, para
que mi alma
pueda encontrar
en vuestro
Corazón
traspasado un
seguro refugio.
Así sea.
A LA LLAGA DEL HOMBRO
Oh Jesús! Cuánto
sufristeis por nosotros,
al cargar el pesado
madero de la Cruz,
con todos nuestros
pecados.
Qué dolor tan grande
habéis sentido al
quedar al descubierto
los huesos de tus
hombros.
Señor permítenos
cargar la cruz y
alivianar el peso de
nuestros pecados.
Oh Santísima Cruz! Oh
inocente y piadoso cordero!
Oh pena grave y cruel!
Oh pobreza de Cristo, mi
redentor!
Oh llagas muy lastimadas!
Oh Corazón traspasado!
Oh sangre de Cristo
derramada!
Oh muerte de Cristo
amarga!
Oh dignidad de Dios, digna
de ser reverenciada!
REFLEXIÓN
Al estar de
rodillas ante
Vuestra imagen
sagrada, oh
Salvador mío, mi
conciencia me
dice que yo he
sido él que
os ha clavado
en la cruz, con
estas mis
manos, todas
las veces que
he osado
cometer un
pecado mortal.
Oración a la Llaga del Corazón de Jesús
Oh dulcísimo Jesús mío, sea la
llaga de vuestro Sacratísimo
Corazón mi refugio, mi fuerza y
protección contra vuestra justa
ira, contra el pecado, y en
especial contra el pecado
mortal, contra los engaños de la
carne, del mundo y del demonio
y defensa contra mí amor
propio, contra todos los males
del cuerpo y del alma.
Sea vuestra llaga sacratísima la
tumba donde sepultar mis
innumerables pecados, los
cuales detesto y aborrezco,
echándolos en el abismo abierto
de esta santísima llaga, abierta
por el amor, para nunca jamás
volverlos a ver.
Oh amabilísimo Jesús, por la
llaga de vuestro Corazón,
concededme una sola gota
de esa sangre preciosísima
que de él fluye, como prenda
de eterno perdón de mis
pecados.

En esta llaga profunda,
escondedme y guardadme
allí como prisionero de amor;
allí purificadme, disolvedme,
cambiadme en un amante de
vuestro Corazón llagado.

Convertidme en otro Corazón
de Jesús, para que así no
piense, ni diga ni haga nada,
sino lo que es de vuestro
mayor agrado. Así sea.

SALUDOS A LAS SANTAS LLAGAS
Llagas de mi Jesús,
os saludo. Os
saludo en la
omnipotencia del
Padre que os ha
decretado; en ha
sabiduría del hijo
que os ha sufrido y
en la bondad del
Espíritu Santo, que
por vuestro medio
ha redimido el
mundo.
Os recomiendo mi
alma.
Protegedme
contra las
asechanzas del
tentador, en la
vida y en la hora
de mi muerte. Así
sea.

(Santa Matilde)

SALUTACIÓN A LA LLAGA DEL HOMBRO
Oh amantísimo Jesús,
Cordero mansísimo de
Dios, yo, miserable
pecador, saludo y venero
la llaga sacratísima del
hombro en que llevaste
tu pesada cruz, que
desgarró tu carne y
descubrió tus huesos
causándote un dolor
mayor que el de
cualquiera otra llaga de
tu sacratísimo cuerpo. Yo
te adoro, oh afligidísimo
Jesús:
te alabo, bendigo y
glorifico, y te doy gracias
por esta sacratísima y
dolorosísima llaga,
rogándote por su excesivo
dolor y por el enorme peso
de tu cruz, tengas
misericordia de mí
pecador, me perdones
todos los pecados mortales
y veniales, y me
conduzcas al cielo por el
camino de tu cruz. Así sea.
Dios mío, mi único bien y
mi todo. Vos sois todo para
mi, sea yo todo para vos.
ORACIÓN DE LA SANGRE DE CRISTO
I
Señor Jesús, en Tu
Nombre, y con el poder de
Tu Sangre Preciosa
sellamos toda persona,
hechos o acontecimientos
a través de los cuales el
enemigo nos quiera hacer
daño.
Con el Poder de la Sangre
de Jesús sellamos toda
potestad destructora en el
aire, en la tierra, en el
agua, en el fuego, debajo
de la tierra, en las fuerzas
satánicas de la naturaleza,
en los abismos del infierno,
y en el mundo en el cual
nos moveremos hoy.

Con el poder de la Sangre de
Jesús rompemos toda
interferencia y acción del
maligno. Te pedimos Jesús que
envíes a nuestros hogares y
lugares de trabajo a la Santísima
Virgen acompañada de San
Miguel, San Gabriel, San Rafael
y toda su corte de Santos
Angeles.
Con el Poder de la Sangre de
Jesús sellamos nuestra casa,
todos los que la habitan
(nombrar a cada una de ellas),
las personas que el Señor
enviará a ella, así como los
alimentos, y los bienes que El
generosamente nos envía para
nuestro sustento.
II
Con el poder de la Sangre
de Jesús sellamos tierra,
puertas, ventanas,
objetos, paredes y pisos,
el aire que respiramos y
en fe colocamos un
círculo de Su Sangre
alrededor de toda nuestra
familia.
Con el Poder de la Sangre
de Jesús sellamos los
lugares en donde vamos a
estar este día, y las
personas, empresas o
instituciones con quienes
vamos a tratar (nombrar a
cada una de ellas).
Con el poder de la Sangre
de Jesús sellamos nuestro
trabajo material y espiritual,
los negocios de toda
nuestra familia, y los
vehículos, las carreteras, los
aires, las vías y cualquier
medio de transporte que
habremos de utilizar.
Con Tu Sangre preciosa
sellamos los actos, las
mentes y los corazones de
todos los habitantes y
dirigentes de nuestra Patria
a fin de que Tu paz y Tu
Corazón al fin reinen en ella.
Te agradecemos Señor por
Tu Sangre y por Tu Vida, ya
que gracias a Ellas hemos
sido salvados y somos
preservados de todo lo
malo. Amén
Señor Dios
todopoderoso, que
para gloria tuya y
salvación de los
hombres
constituiste a Cristo
sumo sacerdote,
concede al pueblo
cristiano, adquirido
para ti por la
sangre preciosa de
tu Hijo,
ORACIÓN
recibir en le
eucaristía, memorial
del Señor, el fruto
de la pasión y
resurrección de
Cristo. Que vive y
reina contigo.

V. ¡Oh Señor!, nos
has redimido en tu
sangre.

R. Y nos hiciste
reino de nuestro
Dios.
Miradme, ¡oh mi
amado y buen Jesús!,
postrado ante vuestra
Santísima presencia;
os ruego con el mayor
fervor y compasión de
que soy capaz
imprimáis en mi
corazón vivos
sentimientos de fe,
esperanza y caridad.
Verdadero dolor de
mis pecados,
propósito firmísimo de
jamás ofenderos.
Mientras que yo,
con todo el amor de
que soy capaz voy
considerando
vuestra cinco llagas,
comenzando por
aquello que dijo de
Vos, oh buen Jesús,
el santo profeta
David: ¡«Han
taladrado mis
manos y mis pies y
se pueden contar
todos mis huesos.»
ORACIÓN
Heme aquí, mi amado
y buen Jesús, que
postrado en vuestra
santísima presencia,
os ruego con el fervor
más vivo que
imprimáis en mi
corazón los
sentimientos de Fe, de
Esperanza, de
Caridad, de dolor de
mis pecados y de
propósito de no
ofenderos más;
mientras yo con todo el
amor y con toda la
compasión considero
vuestras cinco llagas,
comenzando de lo que
de Vos, oh Dios mío,
dijo el Santo Profeta
David: Traspasaron mis
manos y pies y contaron
todos mis huesos.

Padre Nuestro...,
Dios te Salve María
Gloria...
Contemplando una
imagen de Jesús
Crucificado
ORACIÓN A JESÚS
CRUCIFICADO

¡Oh Corazón
divino de mi
amado Jesús, en
quien la
Santísima
Trinidad depositó
tesoros inmensos
de celestiales
gracias!
Concededme un
corazón
semejante a vos
mismo,
ORACIÓN PREPARATORIA
y la gracia que
os pido
diariamente, si
es para mayor
gloria de Dios,
para vuestro
sagrado culto y
por el bien de
mi alma.
Amén
a
¡Oh benignísimo
Jesús! Por
intercesión de la
Santísima Virgen
María Reparadora,
os suplicamos que
recibáis este
voluntario acto de
reparación;
concedednos que
seamos fieles a
vuestros mandatos
y a vuestro servicio
hasta la muerte
ACTO DE DESAGRAVIO DE PÍO XI
y otorgadnos el
don de la
perseverancia, con
el cual lleguemos
felizmente a la
gloria, donde, en
unión del Padre y
del Espíritu Santo,
vivís y reináis, Dios
por todos los siglos
de los siglos.
Amén.

¡Oh J esús, amado de
mi corazón!
¿Qué haré yo por Tí
en recompensa
de tan soberano
beneficio y del amor
tan excesivo que en
él me muestras?
Si te miro como
Padre eres
amorosísimo...
Si como Redentor,
eres dulcísimo...
Si como Legislador,
eres suavísimo...
Por todas partes me
coronas con
misericordia y con
innumerables
obras que proceden
de ella...
Deseo por tu amor,
coronarme con
infinidad
de espinas, pagando
con trabajos
tus tormentos,
llenos de
abundantes
misericordias.
ORACIÓN
Estos mensajes a Jesucristo fueron elaborados
con la finalidad de que todos roguemos por
nosotros, por nuestro prójimo, para que Jesús nos
bendiga y nos proteja de las acehanzas del
demonio y de todos los espíritus malignos que
andan dispersos por el mundo buscando la
perdición de las almas
Francisco Martínez Arias Septiembre 2007

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful