Está en la página 1de 10

EL PSICOANALISIS

El surgimiento del psicoanálisis es el


surgimiento de una disciplina en sentido
propio, que crea su universo discursivo,
sus objetos de estudio, sus métodos de
investigación, sus prácticas, y su mundo
de instituciones que lo formalizan, lo
divulgan, lo reproducen y legitiman
socialmente.
El psicoanálisis ha impregnado en formas visibles y
otras más sutiles la cultura contemporánea y a
buena parte de la psicología contemporánea,
incluso a aquella que nació como reacción contra
él. El siglo XX puede ser considerado “el siglo del
psicoanálisis”. Su visibilidad y su particular modo
de construcción teórica hizo que el psicoanálisis
fuera objeto desde su origen de fuertes críticas, y,
particularmente, desde diversas corrientes
psicológicas ha sido considerado un paradigma de
anticientificidad (críticas a su vez consideradas, por
los propios psicoanalista, como indicadores de
“resistencia”).
El desarrollo del psicoanálisis ha sido marcado
por su creador (como toda figura demasiado
gigante, su sombra es también
obstaculizadora). Sin embargo, ya en la propia
obra de Freud el psicoanálisis es una
construcción en movimiento permanente.

Si bien la obra de Freud sigue siendo un


anclaje fundamental del psicoanálisis, éste ha
tenido un gran desarrollo en sus poco más de
cien años de vida. Desarrollo no lineal, con
múltiples fracturas, puntos de fuga,
hibridaciones, transformaciones.
Freud reconoce en el psicoanálisis distintos
aspectos entrelazados: es tanto una teoría de
los psíquico como un método terapéutico. En su
desarrollo el psicoanálisis fue adquiriendo el
carácter de una “doctrina”.

Este carácter doctrinal de la disciplina psicoanalítica,


con sus ortodoxias y heterodoxias, ha motivado diversas
críticas en el propio mundo psicoanalítico, por su
tendencia al autoritarismo, dogmatismo y descalificación
de desarrollos originales.
Sin embargo, la “institucionalización” del psicoanálisis
ha sido también su fortaleza, ya que ha favorecido la
continuidad del desarrollo de la disciplina psicoanalítica.
Freud
• Freud fue de formación neurólogo. Sin
embargo, su obra supera la concepción
neurológica de la mente (epifenómeno) y
hace visible el “universo psíquico”. En
términos aplicados, su trabajo genera "la
segunda revolución de la asistencialidad
en salud mental“, siendo el responsable
de la masificación de la noción de
psicoterapia y cambio psicológico.
INFLUENCIAS EN LA EPISTEMOLOGIA
PSICOANALITICA

• El positivismo del siglo XIX


• La influencia de la física
• Concepciones patriarcales
• Los conflictos propios de la sociedad
burguesa y citadina
• Irracionalismo, vitalismo
A la teoría freudiana se la ha relacionado
con la de Copérnico y Darwin, porque las
tres infringen una herida al "narcisismo"
humano. Es su condición de animal
racional, dueño de sí mismo, la que
aparece cuestionada por esta "psicología
de la sospecha". Aparece un ser humano
en inevitable conflicto consigo mismo y
con el medio, con zonas oscuras, y con
impulsos inconfesables incluso para él
mismo.
La teoría de la seducción
• Formulación etiológica inicial de Freud:
el síntoma histérico sería producto de una
experiencia temprana muy intensa que el
niño es incapaz de afrontar (en concreto,
la seducción por parte de un adulto) y que
tiende a retornar en un período posterior,
recuerdo del cual individuo se defiende.
"Las histéricas padecen reminiscencias".
La teoría de la seducción
“Ya no creo en mis histéricas” (carta a Fliess).

• La teoría traumática inicial fue


parcialmente abandonada por Freud a
favor de la noción de fantasías
inconscientes “originarias”: el claustro
materno, la escena primordial, el complejo
de edipo, y la seducción.
• El Freud de esta primera etapa desarrolla sus
teorías a partir de sus prácticas terapéuticas
basadas inicialmente en técnicas como la
hipnosis (Charcot fue una gran influencia), la
concentración y la catarsis o abreacción
(“limpieza de la chimenea”, en palabras de Anna
O, paciente símbolo del inicio del psicoanálisis,
tratada por Breuer.).