Está en la página 1de 21

ATENCION DE ENFERMERIA AL PACIENTE ADULTO

Aseo de cavidades

.

importancia

Dentro de las prioridades en el quehacer del equipo de enfermería, está la preocupación por la necesidad del bienestar físico de nuestro paciente, y con mayor énfasis si ésta persona se encuentra incapacitada de realizar sus necesidades básicas por sí sola.

Nuestra labor es un apoyo para ejecutar actividades que ayudan a prevenir grandes molestias que acarrearán una recuperación lenta, mayor tiempo de hospitalización, sufrimiento al enfermo y mayor carga de trabajo para el personal.

Aseo de cavidades

Comprende todas las cavidades del paciente.

Ojos . Conducto auditivo externo, Fosas nasales. Boca.

Las metas de la acción de enfermería

Conservar una buena higiene en lo que respecta al baño, aseo bucal, cavidades, uñas y pelo

Conservar la integridad de la piel Conservar en buen estado dientes y mucosas

objetivos

Mantener cavidades despejadas y limpias.

Brindar comodidad al paciente, Eliminar secreciones. Evitar infecciones.

Equipo:

Bandeja con:

1 riñón. Paño de aseo o toalla. 1 frasco con tórulas redondas o alargadas. 1 pinza (Kocher, quirúrgica o anatómica). Lubricante. Bolsa de papel. Baja lengua

Algunas soluciones de uso corriente:

Agua bicarbonatada al 5%. Suero fisiológico. Agua con sal. Agua hervida.

Mucosa ocular

La mucosa ocular está protegida por las sustancias que se encuentran en las lágrimas (anticuerpos), pero representa una puerta de entrada potencial para los microbios. Por lo tanto, se debe evitar irritar los ojos, especialmente aquellas personas que utilicen lentes.

procedimiento

Lávese las manos, comunique el procedimiento a realizar.

Acomode al paciente.

Con las tórulas humedecidas con la solución a usar, comience por el ojo con menos secreción ocular.

Limpiar los ojos desde el ángulo interno al ángulo externo en un sólo movimiento, desechando la tórula utilizada

Repita el procedimiento, hasta lograr un aseo cuidadoso

En el caso de indicación de colirio o pomada oftálmica, haga inclinar la cabeza del paciente ligeramente hacia atrás, arrastre el párpado inferior hacia abajo dejando caer la gota en el centro de él, luego pida al paciente que cierre los párpados y haga un masaje suave en sentido circular sobre ellos.

Lávese las manos y registre

Recordar

Asegúrese de retirar lentes de contacto si el paciente los tiene puestos

No utilice suero de ampollas de vidrio, pueden quedar restos

Cuando se trate de ojos operados o infección evidente, realice técnica estéril.

Mucosa nasal

Constituyen una pieza clave en la contaminación por mucosidades. Filtran el aire del organismo, su eficacia es asombrosa y atrapan los invasores indeseables en la mucosidad que las recubre.

Aseo nasal

Lávese las manos. Reúna el material necesario Informe al paciente del procedimiento Acomode al paciente. Coloque la toalla en el cuello del paciente

Empape la tórula en solución, escúrrala e introdúzcala suavemente en la fosa nasal en forma tirabuzón tratando de reblandecer las mucosidades y elimínela.

Use tórulas diferentes para coda fosa nasal Repita el procedimiento. Lávese las manos y deje cómodo al paciente

Recordar

Si el paciente tiene forma enteral es el momento para movilizarla y evitar heridas en la nariz

Si el paciente esta con oxigeno terapia por bigotera o naricera este aseo debe realizarlo todos los días.

MUCOSA DEL OIDO

EL ASEO EXTERNO DEL PABELLON AURICULAR DEL OIDO SE DEBE REALIZAR EN FORMA DIARIA AL PACIENTE.

LOGRAREMOS QUE NO SE PRODUSCA ACUMULACION DE SECRECIONES.

DETECTAREMOS PRESENCIA DE ALTERACION EN LA ELIMINACION DE SECRECIONES Y DE SUS CARASTERISTICAS.

Pesquizaremos posibles patologias del

Recordar

Si hay secreción ótica empiece el aseo por el oído más sano o más limpio

Si hay secreción ótica deje registrado, olor, color y cantidad

Cavidad bucal

La boca está especialmente expuesta en materia de contaminación de las mucosas. Los dientes, la placa dental y los surcos dentales constituyen zonas de gran desarrollo microbiano

Aseo bucal

Los hábitos de un aseo bucal son muy variados.

La asistencia, en caso de no poderse realizar por sí mismo, es fundamental.

El cepillado debe realizarse también en caso de pacientes con prótesis dentales .

En pacientes inconscientes, requieren cuidados bucales al menos cada cuatro horas, con el fin de conservar la humedad, aseo y buen estado de las

Procedimiento:

Lávese las manos.

Traslade el equipo a la unidad y ubique al paciente en una posición adecuada.

Informe al paciente sobre el procedimiento

Ubique al paciente en posición semi sentado si su condición lo permite.

Proteja el tórax del enfermo con un paño de aseo o toalla

Tome una tórula redonda con la pinza Kocher sumérjala en la sustancia a usar escúrrala y proceda a asear los labios desprendiendo la sustancia fuliginosa que pueda haberse depositado en ellos, repita esto las veces que sea necesario.

Limpie con movimientos circulares la mucosa de la cavidad bucal y encías. Para la dentadura use la tórula en sentido del diente una sola vez, luego elimínela y reemplácela.

Para el aseo de la lengua utilice el mismo tipo de tórulas, pida al paciente que saque la lengua y límpiela desde la base hacia el extremo en toda su superficie, arrastrando la materia saburral que la cubre.

Lubrique los labios con la sustancia indicada.

10.Lávese las manos.

Recordar

Si el paciente tiene prótesis esta debe lavarse en forma independiente en el baño.

No introducir

dedos en la boca de un

paciente agitado o inconsciente ya que puede tener el riesgo de que la muerda

Estruje bien las trullas cuando atienda pacientes inconscientes para evitar la aspiración bronquial