Está en la página 1de 12

m ´No sólo deberíamos devolver siempre

nuestros diezmos a Dios que él reclama como


suyos, sino además llevar un tributo a su
tesorería como una ofrenda de gratitud.µ
m ´Llevemos a nuestro Creador, rebosantes de
gozo, las primicias de su munificencia:
nuestras posesiones más escogidas y nuestro
servicio mejor y más piadoso.µ-RH, feb. 9, 1886.
m ´Muchos de los hijos de Dios están en peligro
de dejarse prender en la trampa de la
mundanalidad y avaricia.µ
m rHemos olvidado cuál fue el precio infinito
pagado por nuestra redención?

m rHa muerto la gratitud en el corazón?

m rLa vida de Cristo no es un reproche para


una vida de comodidad egoísta y
complacencia?.
m rNo haremos todo lo que está a nuestro
alcance para fortalecer los principios que
Cristo comunicó a este mundo?
m rNo nos esforzaremos por establecer y
desarrollar las empresas de beneficencia
que necesitamos sin más demora?
m Al contemplar al Príncipe del cielo
muriendo en la cruz por vosotros, rpodéis
cerrar vuestro corazón, diciendo: "No,
nada tengo para dar"?
m stamos endeudados con él por cada
momento de nuestra existencia y por
todas las comodidades de la vida.
m ´A cada instante somos sostenidos por el
cuidado de Dios y por su poder. l pone
alimento en nuestras mesas. Nos
proporciona un sueño pacífico y
reparador. Cada semana nos da el día
sábado para que reposemos de nuestras
labores temporales y lo adoremos en su
propia casa.µ
m l que rehúsa llegar a ser un "obrero
juntamente con Dios" -el hombre que por
amor a la complacencia egoísta ignora las
necesidades de sus semejantes, el avaro
que amontona sus tesoros- está privándose
de la bendición más rica que Dios puede
proporcionarle.-RH, dic. 6, 1887. 27
m ´No podrá entrar en el cielo ninguna persona
cuyo carácter haya sido contaminado por la
fea mancha del egoísmo. Por lo tanto, Dios
nos prueba aquí entregándonos posesiones
temporales a fin de que el uso que hagamos
de ellas demuestre si se nos pueden confiar
las riquezas eternas.µ-RH, mayo 16, 1893.
m ´Cuando el pecador cede a la influencia del
spíritu Santo, ve su propia culpabilidad y
contaminación en contraste con la santidad
del gran scudriñador de los corazones.µ
m ´Cristo fue tentado en todo punto en que
lo somos nosotros, y sin embargo se
mantuvo sin pecado.µ
m Él dijo: "Viene el príncipe de este mundo, y
él nada tiene en mí". r ué significa esto?
Significa que el príncipe del mal no podía
encontrar ninguna posición ventajosa en
Cristo para tentarlo; y lo 219 mismo puede
ocurrir con nosotros" (The Review and
Herald, 10 de mayo de 1891).
m ´Juntaos alrededor de la cruz dominados por
un espíritu de sacrificio personal y de
completa abnegación. Dios os bendecirá si
hacéis lo mejor que podéis.µ
m ´Al acercaros al trono de la gracia y al veros
ligados a ese trono por la cadena de oro que
baja del cielo a la tierra para sacar a los
hombres del abismo del pecado, vuestro
corazón rebosará de amor hacia vuestros
hermanos que están todavía sin Dios y sin
esperanza en el mundo.µ-JT 3, 401 - 404. 19
m ´l Señor nos ha concedido
misericordiosamente un momento de tregua.´

m ´Toda facultad que nos ha sido concedida


por el cielo ha de ser empleada en hacer la
obra que el Señor nos asignó en favor de los
que perecen en la ignorancia. l mensaje de
amonestación debe resonar en todas partes
del mundo. . . hay una gran obra que hacer, y
esta tarea ha sido encomendada a los que
conocen la verdad para este tiempo.µ
m ´l Señor llama hoy a los adventistas del
séptimo día, en todo lugar, para que se
consagren enteramente a él, haciendo
todo lo que esté a su alcance para su
obra, según las circunstancias en que se
encuentren.µ
m ´l desea verles mostrar, por medio de
dones y ofrendas generosas, cuánto
aprecian sus bendiciones y cuánta
gratitud sienten por su misericordia.-3JT
350-351 (1909).µ