Está en la página 1de 20

CRITICAS DE LAS RAZONES DE

EDUCAR

Carlos Cullen
Vivimos en una época que se plantean nuevas y viejas razones para educar. Se
discute y se argumenta con ellas.
La filosofía de la educación entra como ciencia. Toma como punto de partida,
llamada crisis de la modernidad y se coloca en el medio del debate ante las
posibles alternativas de “posmodernidad”
Con las razones de educar, se inaugura el pensamiento crítico acerca de la
educación.
La educación es un discurso, o mejor expresado una practica social discursiva.
Es decir que en las razones de educar hay conflicto de interpretación, lucha por
la hegemonía, imposiciones ideológicas, construcción de subjetividad y realidad
social.
Nos vamos a abocar la critica de las razones de educar presentes en las
formas de vida y las mismas practicas educativas.
La propuesta es situarnos en medio del debate pudiendo pensar algunas
formas de preguntarnos por la educación que reconstruyen algunos
caminos para pensar sus razones.
La educación deja de ser mero desarrollo y mera socialización,
precisamente cuando aparece el pensamiento crítico. Este no solo
destrona las esencias, sino que también limita el alcance de los objetos. Y
entonces obliga a privilegiar, en el estudio de la educación, los procesos
mediadores de las relaciones entre desarrollo y socialización, que
desencadenan las intenciones de enseñar, es decir de transmitir
determinados conocimientos. Que entre el desarrollo natural y la
socialización cultural medien saberes enseñados es el gran tema de la
educación y el que funda una critica de las razones de educar.
Las razones de educar son en realidad, razones para
justificar una práctica social, una acción humana.
La educación no solo tiene que ver con la historicidad y la
con la discursividad, sino abiertamente con la normatividad,
es decir con la ética y la política. Y entonces la mediación del
conocimiento enseñado entre desarrollo y socialización es
ella misma objeto de critica.
Lo que en cierto sentido define la educación y su diferencia de
otras acciones sociales es su intento de socializar mediante el
conocimiento. No es algo simple, poder definir las relaciones que
guarda la educación, con el conocimiento.  Ya que no siempre se
comprendió al conocimiento de la misma manera, ni tampoco
siempre se sostuvo la educaron desde las mismas funciones
sociales.
La ciencia se ilusiono con dominar los procesos sociales de la
educación y la educación se ilusiono con domesticar los
procesos críticos del conocimiento.
Lo que en cierto sentido define la educación y su diferencia de
otras acciones sociales es su intento de socializar mediante el
conocimiento. No es algo simple, poder definir las relaciones
que guarda la educación, con el conocimiento.  Ya que no
siempre se comprendió le conocimiento de la misma manera,
ni tampoco siempre se sostuvo la educaron desde las mismas
funciones sociales.
La ciencia se ilusiono con dominar los procesos sociales de la
educación y la educación se ilusiono con domesticar los
procesos críticos del conocimiento.
Capitulo 1

La misma noción de currículo tiene una variedad de


acepciones y conforma un verdadero campo teórico
problemático.
En la transformación del sistema educativo argentino, en
consonancia con la nueva ley federal de educación, 24195
de 1993, se supone la vigencia de varios currículos. Pero se
supone, para asegurar la unidad del sistema, que se
compartirá una concepción de diseño curricular, con bases
comunes, con componentes referidos a las mismas
cuestiones, con definiciones de criterios de organización de
los contenidos que mantengan pautas comunes.
Le problema de los fundamentos se platea a partir de
la pretensión normativa del currículo. La función de
currículo, se trata de un conjunto de prescripciones
para le trabajo y la comunicación docentes. Entonces
la cuestión de los fundamentos del currículo es un
problema de legitimación de las prescripciones sobre
la enseñanza que lo definen.
Los fundadores del currículo son los criterios que legitiman
sus prescripciones sobre la enseñanza.
Un primer criterio de legitimación tiene que ver con la
coherencia normativa. Una prescripción curricular que
contradijera estas normas mayores convertiría al currículo que
la contiene en un currículo mal fundado o simplemente
infundado.  Se trata del fundamento pedagógico-político y por
lo mismo ético y social de cualquier currículo.
Un segundo criterio de legitimación tiene que ver con la
consistencia racional de las prescripciones curriculares sobre
la enseñanza, tanto en lo que se refiere a los procedimientos
de construcción y elaboración como a las argumentaciones
que permiten comprenderlas, explicarlas, justificarlas. Este
criterio supone poner en juego una comprensión de las
relaciones de la educación con le conocimiento, se trata del
fundamento pedagógico-epistemológico y por lo mismo critico
y publico de cualquier currículo.
Un tercer criterio de legitimación tiene que ver con la
prudencia razonable de las prescripciones curriculares
sobre la enseñanza, lo cual permitirá su aplicación y
eventualmente su transformación. Este criterio define con
claridad los alcances de las prescripciones curriculares.
La contextualizacion, la innovación, la evaluación
permanecen dependen de la razónabilidad de las
prescripciones. En realidad, se trata del fundamento
pedagógico-profesional y por lo mismo didáctico e
institucional de cualquier currículo.
Educar mediante el conocimiento

Un currículo define un modo de relacionarse con le conocimiento,


un modo de entender el conocimiento mismo cuando define los
contenidos educativos. Define, finalmente un modo de entender
las relaciones del conocimiento con la vida cotidiana y con las
prácticas sociales.
La escuela socializa mediante la enseñanza de conocimientos
legitimizados públicamente. Es la institución donde se aprenden
conocimientos validos y significativos.
La escuela no inventa la socialización ni la monopoliza, lo que si
hace, o debe hacer, es resignificarla desde la enseñanza. La
escuela recrea conocimientos producidos en toros contextos
sociales y para que los produzcan otros sujetos sociales distintos
del maestro. La escuela no inventa el conocimiento ni monopoliza
su circulación.
La escuela enseña a todos sin restricciones ni exclusiones de
todo, sin censuras en una clima democrático y pluralista.
Consecuencias para la organización de los conflictos
educativos

El modelo enciclopédico es un típico formato moderno escolar


para organizar los contenidos educativos.
Por su pretensión de totalidad, por sus criterios arbitrarios de
orden y su criterio histórico de exposición en cada caso es
llamado enciclopedia. El modelo enciclopédico se presenta con
clara intención critica del modelo jerárquico, típico formato
escolar antiguo, para organizar los contenidos educativos.
Entiendo por modelo jerárquico, el que organiza los
conocimientos por aquellas diferencias disciplinarias, regidas por
la dignidad de sus objetos medida según criterios de mayor o
menor aproximación a las ideas o verdades esenciales y que
implica relaciones de subordinación.
El problema radica en que este modelo, enciclopédico,
construyo un sujeto social del conocimiento, desfasado del
sujeto cultural que lo sostiene. Finalmente se ilusiono
pensando que con la adaptación a la sociedad
unidimensional y a sus valores hegemónicos se lograrían
los fines sociales de la educación, que una retórica repetida
formulaba y sigue formulando como formación integral del
hombre y del buen ciudadano.
La escuela reacciona e intenta fiel a su naturaleza de institución
socializadora por el conocimiento, cambiar sus formatos
escolares para el conocimiento. La didáctica separa las teorías
de la enseñanza de las teorías del aprendizaje, se avanza
hacia una pedagogía por competencias. Se busca una
formulación que explicite, al mismo tiempo, el desafió y el
fracaso.
Aparecen dos modelos de forma escolar para le
conocimiento, el interdisciplinar y el transversal, dos
modelos que bien entendido critican y corrigen las
ilusiones enciclopedisticas y las ideologías de tipo
reproductivista o marginadoras que con mucha
frecuencia se les asociaron.
El formato escolar interdisciplinar: Lo interdiciplinar es
dependiente del tipo de relaciones que efectivamente se van
dando en la producción de los conocimientos científicos.
-El formato escolar transversal: La presencia de
contenidos transversales en los programas educativos
obedece a una logia distinta de la de los contenidos
interdisciplinares.
La interdisciplina critica al formato enciclopédico en lo que
tiene de compartimientos estancos y de supuestos ilusorios
en la unidad trascendental de la razón.
La transversalidad, apunta a la desvinculación de los
conocimientos escolares en relación con los problemas
sociales. Los contenidos transversales responden a
demandas sociales especificas, se hacen cargo del
planteamiento de problemas significativos.
Puede haber contenidos que atraviesan otros contenidos de
diferentes áreas o disciplinas y de alguna o de todas. Son
codisciplinares. Hay contenidos que pueden ser
transversales, porque por su índole procedimental y/o
actitudinal no pueden quedar encerrados en una sola lógica
disciplinar.
La relación de la educación con le conocimiento determina
que la escuela sea le lugar de la enseñanza y del
aprendizaje. Las relaciones de la educación con le
conocimiento son relaciones políticas, epistemológicas y de
profesionalidad docente

También podría gustarte