Está en la página 1de 68

Cultura

de la
Legalidad
INSTRUCTOR:
MTRO. JORGE ARTURO RESENDEZ SALAS
OBJETIVO DE APRENDIZAJE
El participante conocerá los elementos de una cultura de la
legalidad con la finalidad de hacerlos parte de su conducta, para
convertirse en promotor del Estado de Derecho en cada una de
sus actividades como elemento de seguridad pú blica.
INTRODUCCIÓN
• La construcción de un México seguro, fuerte y desarrollado requiere de una
sociedad que viva los componentes de la cultura de la legalidad.
• Existe una cultura de la legalidad cuando los integrantes de una sociedad
aceptan y viven bajo el imperio de la ley en función de sus convicciones
personales, de sus valores, principios y razonamientos y, de ser necesario,
participan en la elaboración y modificación de las leyes que rigen a todas las
personas e instituciones dentro de esa sociedad.
Partiendo de los conceptos y el significado de los mismos:

La palabra cultura es de origen latín cultus que significa “cultivo”


y a su vez se deriva de la palabra colere.

Es toda la informació n y habilidades que posee el ser humano.


LEGALIDAD
• Principio jurídico en virtud del cual los ciudadanos y
todos los poderes pú blicos está n sometidos a las leyes y al
derecho.
• Hace referencia a la presencia de un sistema de leyes que
debe ser cumplido y que otorga la aprobació n a
determinadas acciones, actos o circunstancias, y como
contrapartida desaprueba a otras tantas que afectan las
normas establecidas y vigentes.
CULTURA DE LA LEGALIDAD
de una sociedad:

Es el conjunto de creencias, valores, normas y acciones que


promueve que la població n crea en el Estado de derecho lo
defienda y no tolere la ilegalidad.
Sirve como criterio para evaluar el grado de respeto y apego a
las normas vigentes por parte de sus aplicadores y
destinatarios.

Conocimiento de la Ley (es la aceptació n jurídica y moral por


parte de todos los ciudadanos a las leyes que nos rigen).
Unidad 1. El Estado de derecho
y la cultura de la legalidad

1.1 ¿Qué es el Estado de Derecho?


ESTADO DE DERECHO
• Es el principio en el cual todos los miembros de una
sociedad están gobernados por leyes establecidas de
manera democrática, que protegen los derechos
individuales y se aplican de forma uniforme.
• ¿De qué depende la vigencia del Estado De
Derecho?
En gran parte, depende de la confianza de la ciudadanía en su
gobierno y en las leyes que lo rigen.

• Para ello es indispensable una actuación íntegra y


transparente de la autoridad, que brinde a los ciudadanos la
certidumbre de que cuentan con instituciones que
garantizarán el respeto a sus derechos mediante la aplicación
de la ley.
Existen 4 criterios que constituyen un Estado de derecho:
Las leyes se establecen de manera democrática

Las leyes protegen los derechos individuales

Las leyes se aplican a todos

Las leyes se hacen cumplir por igual.


1.2 LEYES, REGLAS FORMALES Y REGLAS INFORMALES
*Leyes

• Son preceptos formalizadas, establecidas y aplicadas por la autoridad


competente.
• Prohíben, obligan o regulan ciertas conductas o acciones.
• Las violaciones de la ley conducen a sanciones claramente descritas y
el gobierno las hace cumplir.
CARACTERISTICAS
• Generalidad: La ley comprende a todos aquellos que se encuentran en las condiciones previstas por
ella, sin excepciones de ninguna clase.
• Obligatoriedad: Tiene carácter imperativo-atributivo, es decir, que por una parte establece
obligaciones o deberes jurídicos y por la otra otorga derechos. Esto significa que siempre hay una
voluntad que manda, que somete, y otra que obedece. La ley impone sus mandatos, incluso en
contra de la voluntad de sus destinatarios. Su incumplimiento da lugar a una sanción, a un castigo
impuesto por ella misma.
• Permanencia: Se dictan con carácter indefinido, permanente, para un número indeterminado de
casos y de hechos, y sólo dejará de tener vigencia mediante su abrogación, subrogación y derogación
por leyes posteriores.
• Abstracta e impersonal: Las leyes no se emiten para regular o resolver casos individuales, ni para
personas o grupos determinados, su impersonalidad y abstracción las conducen a la generalidad.
• SE REFUTA CONOCIDA: Nadie puede invocar su desconocimiento o ignorancia para dejar de
cumplirla.
• Irretroactiva: Como norma general, regula los hechos que ocurren a partir de su publicación, hacia lo
futuro, jamás hacia lo pasado, salvo ciertas excepciones (como la retroactividad en materia penal).
COSTUMBRE

• Son una forma en que las personas se comportan normal o habitualmente en


situaciones especificas, comúnmente por la tradición, las costumbres reflejan los
valores en una  forma concreta.
• Las costumbres se refieren a prácticas, acciones y estilos tradicionales, que las
personas utilizan o adoptan en  sus vidas cotidianas. 
• Las costumbres no tienen la fuerza de la ley o las sanciones  obligatorias por
violarlas.
• Sirven como medios informales de control social.

Ejemplo: romper una costumbre puede resultar en habladurías, burlas y la exclusión del grupo como
formas informales de control social. No involucra procesos legales.
NORMA
• son un conjunto de reglas o lineamientos estipulados acerca de la conducta, el
comportamiento o los actos desarrollados por los grupos de la comunidad, que los
individuos tienen que cumplir y obedecer, ante la posibilidad de enfrentar un
castigo o una sanción.

• Son más formales que las costumbres pero menos que las leyes.

Ejemplo: las normas escolares que guían la conducta. Pueden incluir cuándo ir a clases, la obligación
de usar uniforme o la prohibición de pleitos intimidación y decir groserías. Las violaciones de estas
reglas pueden resultar en tarea extra, reportes, castigos después de la hora de salida, o expulsión.
1.2 Leyes, reglas formales y reglas informales

Actividad
En equipo crear un reglamento INTERNO,
con las reglas formales e informales que
deben existir para que el grupo funcione
de manera eficiente.
REPASO
¿Qué es la cultura de la legalidad?

* La cultura de la legalidad es la aceptación jurídica y moral por


parte de todos los ciudadanos a las leyes, previamente escritas y
aceptadas por la sociedad.

Exige que cada órgano, cada familia, cada persona, asuma el


papel que le corresponde en desempeñarse responsablemente,
sin rodeos ni temores.
*¿Para qué Sirve la Cultura
de la Legalidad?
Para fortalecer el orden social en un Estado.
¿Cuáles son las Condiciones para que Exista la Cultura de la
Legalidad?

 Que los ciudadanos confíen en las instituciones y participen en los


asuntos públicos.
 Que las leyes sean producto del consenso, es decir, cuando en su
creación, aplicación e interpretación participen sectores amplios de la
población.
Medios para Fortalecer la Cultura de la Legalidad

 Educación.
 Información.
 Medios de Comunicación.
 Binomio Sociedad - Gobierno.
 Alianza por la Cultura de la Legalidad
La Alianza por la Cultura de la Legalidad está orientada a la acción
ciudadana promoviendo, gestionando, recomendando e induciendo
actividades para que sean emprendidas por las entidades públicas,
privadas y sociales, principalmente por aquellas a las que por su función,
les compete el ámbito educativo, cultural, de justicia y de seguridad
pública, con el fin de inducir y promover comportamientos sociales
acordes con las leyes.
La cultura de la legalidad significa que la cultura y pensamiento
dominantes en una sociedad simpatizan con la observancia de la ley y los
miembros de ésta tienen la capacidad para participar en la elaboración e
implementación de las leyes que rigen a todas las personas e
instituciones dentro de esa sociedad. Se puede entender la cultura de la
legalidad a través de sus cuatro componentes esenciales:
1. Una gran mayoría de la gente acepta y está dispuesta a respetar la ley.

2. Una gran mayoría de la gente rechaza el comportamiento ilegal.

3. Una gran mayoría de la gente apoya a las instituciones gubernamentales que aplican
la ley

4. Generalmente, se espera que las personas entiendan las leyes, así como sus derechos
individuales
Unidad 2.
La policía
y el Estado de derecho
DEFINICIÓN DE DELITO

Un delito es un comportamiento que, ya sea por propia


voluntad o por imprudencia, resulta contrario a lo establecido
por la ley. El delito, por lo tanto, implica una violación de las
normas vigentes, lo que hace que merezca un castigo o pena.
DEFINICIÓN DE PENA

Del latín poena, una pena es la condena, la sanción o


la punición que un juez o un tribunal impone, según lo estipulado
por la legislación, a la persona que ha cometido un delito o una
infracción.

Por ejemplo: “El asesino de María Marta ha sido castigado con la


pena de reclusión perpetua”, “Mi hijo tiene que cumplir una pena
de cinco años de prisión por estafas”.
Más allá de las leyes, se conoce como delito a toda
aquella acción que resulta condenable desde un punto
de vista ético o moral.

Por ejemplo: “Gastar tanto dinero en unos zapatos es


un delito”, “Mi abuela me enseñó que arrojar comida a
la basura es un delito”.
En el sentido judicial, es posible distinguir entre
un delito civil (la acción que se desarrolla
intencionalmente para dañar a un tercero) y un delito
penal (que además se encuentra tipificado y castigado
por la ley penal). Delito penal y delito civil
En algunos sistemas jurídicos, como en el de Derecho romano,
el de Argentina, el de Chile, o el de España (y, general, varios
sistemas de la familia del Derecho continental), se distingue
entre "delito civil" y "delito penal". El "delito civil" es el
acto ilícito, ejecutado con intención de dañar a otros,
mientras que constituye "cuasidelito civil" el acto negligente
que causa daño.
Los actos considerados como "delitos civiles" y
"cuasidelitos civiles", pueden ser también "delito penal"
si se encuentran tipificados y sancionados por la ley
penal. Un "delito penal" no será, a la vez, "delito civil",
si no ha causado daño; como tampoco un "delito civil"
será, a la vez, "delito penal", si la conducta ilícita no está
tipificada penalmente.
Existe una clasificación bastante amplia de los distintos tipos de delito.
Un delito doloso es aquel que se comete con conciencia, es decir, el
autor quiso hacer lo que hizo. En este sentido, se contrapone al delito
culposo, donde la falta se produce a partir de no cumplir ni respetar la
obligación de cuidado. Un asesinato es un delito doloso; en
cambio, un accidente donde muere una persona es un delito culposo.
Un delito por comisión(Por ejemplo: El robo, aborto),
por su parte, se produce a partir del comportamiento
del autor, mientras que un delito por omisión es fruto
de una abstención. Los delitos por omisión se dividen
en delitos por omisión propia (fijados por
el código penal) y delitos por omisión impropia (no se
encuentran recogidos en el código penal).
Clasificación de los delitos

Doloso. Individualizan acciones por la incorporación del resultado al programa causal


finalmente dominado por el agente. El autor ha querido la realización del hecho típico.
Hay coincidencia entre lo que el autor hizo y lo que quiso.

Culposo. El autor no ha querido la realización del hecho típico. El resultado no


es producto de su voluntad, sino del incumplimiento del deber de cuidado.

Por comisión. Surgen de la acción del autor. Cuando la norma prohíbe realizar una
determinada conducta y el actor la realiza.

Por omisión. Son abstenciones, se fundamentan en normas que ordenan hacer algo. El


delito se considera realizado en el momento en que debió realizarse la acción omitida.
¿Qué es la Prevención del Delito?

Por definición la palabra prevención significa: medidas y


acciones dispuestas con anticipación con el fin de evitar o
impedir que se presente un fenómeno peligroso para reducir sus
efectos sobre la población.

Esto aunado a la definición jurídica de la palabra delito que se


precisa como: una conducta, acción u omisión típica (tipificada por
la ley), antijurídica (contraria a Derecho).
Por consiguiente, “Prevención del delito” no es más que tomar medidas
y realizar acciones para evitar una conducta o un comportamiento que
puedan dañar o convertir a la población en sujetos o víctimas de un
ilícito.

La prevención del delito encierra dos aspectos importantes:


Prevenir que el individuo realice conductas delictivas o ilícitas.
Evitar que las personas sean sujetas o víctimas de algún delito.

VIDEOS DE DELITOS
Unidad 3
PRINCIPIOS DE LA CULTURA DE LA LEGALIDAD
• Existen perspectivas que ven la cultura de la
legalidad como una forma de sumisión y
conformismo, ya que se acepta todo lo que esté en
las leyes aun cuando éstas son imposiciones por
parte de grupos de poder o con influencias sobre los
cuales la gran parte de la población no tiene ningún
acceso.
• Democracia
• Mecanismo de autorregulación individual y regulación social, que exige por parte de
los ciudadanos una cierta armonía entre el respeto a la ley, las convicciones morales
y las tradiciones y convenciones culturales.
• Es la creencia compartida de que cada persona tiene la “responsabilidad individual”
de ayudar a construir y mantener una sociedad con un Estado de Derecho.
• PRINCIPIOS DE LA CULTURA DE LA LEGALIDAD

• En una sociedad que practica la Cultura de la Legalidad, los ciudadanos:

1.Tienen responsabilidad comunitaria para cooperar con las autoridades y respetar la


ley de las demás personas
2.Se interesan y conocen las normas básicas que las regulan.
3.Respetan las normas.
4.Rechazan y condenan los actos ilegales.
5.Colaboran con las dependencias del sistema de pro curación de justicia.
• Criterios del estado de derecho:
• En un Estado de derecho, las normas jurídicas:
1.Se establecen en forma democrática.
2.Protegen los derechos .
3.Se aplican por igual a todos.
4.Se hacen cumplir siempre.
• La cultura de la legalidad obedece a las circunstancias de desarrollo
democrático e institucional que exigen una base legal para la actuación del
Estado, la relación entre gobernantes y gobernados, y para la convivencia
en sociedad.
• Es objetivo prioritario del Estado Democrático de Derecho, arraigar la
cultura de la legalidad mediante una política sistemática e integral de
difusión, conocimiento y comprensión del orden jurídico y sus efectos en
las esferas pública y privada de la sociedad, es decir, en la gobernabilidad
democrática del país.
Cultura de la Legalidad y Estado Democrático de Derecho

• Por otra parte, la Cultura de la Legalidad comprende, como concepto, la


íntima convicción de una persona en la necesidad de conocer, observar y
exigir que se cumpla la ley, por ser esta la única forma de asegurar el orden
público, indispensable para convivir en un ambiente de paz y seguridad.
• A su vez, desde el punto de vista del Estado, la cultura de la legalidad es el
apego, legalmente expreso, de cada acto de autoridad interno o externo a
la norma jurídica que lo prevé, así como la sujeción de los servidores
públicos a mecanismos efectivos de responsabilidad política,
administrativa, penal y civil.
Cultura de la Legalidad y Estado Democrático de Derecho

• Ahora bien, los principios jurídicos del Estado, en la etapa de democratización


se traducen en la transparencia de la gestión gubernamental, la rendición de
cuentas, la legalidad y la responsabilidad, en tanto que ciudadanizan al Estado
y lo convierten efectivamente en un medio de progreso y propiciador de
desarrollo de la sociedad, se corresponden con las características del sistema
político-social que determina al Estado en su conjunto.
• En conclusión, la cultura de la legalidad como práctica e idea de lo jurídico,
llevada a característica definitoria de la ciudadanía, es un elemento
fundamental de consolidación del estado democrático de Derecho del siglo XXI
en México y en el mundo.
Unidad 4.
Amenazas al Estado de Derecho y
retos para la eficiencia de la Policía
DEFINICIÓN DE PENSAMIENTO CRÍTICO

• El verbo latino pensare, que ejerce como sinónimo de “pensar”, y el


verbo griego krienin, que puede traducirse como “decidir” o
“separar”, son los dos vocablos que muestran el origen etimológico
del término.

• El pensamiento crítico consiste en analizar y evaluar la consistencia


de los razonamientos, en especial aquellas afirmaciones que
la sociedad acepta como verdaderas en el contexto de la vida
cotidiana.
• Dicha evaluación puede realizarse a través de la observación, la
experiencia, el razonamiento o el método científico. El pensamiento crítico
exige claridad, precisión, equidad y evidencias, ya que intenta evitar las
impresiones particulares. En este sentido, se encuentra relacionado al
escepticismo y a la detección de falacias.

• En este sentido tenemos que dejar patente que las falacias son el conjunto
de mentiras o engaños que alguien realiza, de manera frecuente o no, con
el claro objetivo de conseguir hacer daño a otro individuo en concreto.
• Mediante el proceso que implica el pensamiento crítico, se utiliza
el conocimiento y la inteligencia para alcanzar una posición razonable y
justificada sobre un tema. Entre los pasos a seguir, los especialistas
señalan que hay adoptar la actitud de un pensador crítico; reconocer y
evitar los prejuicios cognitivos; identificar y caracterizar argumentos;
evaluar las fuentes de información; y, finalmente, evaluar los argumentos.
• El objetivo del pensamiento crítico es evitar las presiones sociales
que llevan a la estandarización y al conformismo. El pensador
crítico busca entender cómo reconocer y mitigar o evitar los
distintos engaños a los que es sometido en la cotidianeidad. Por
eso desconfía de las fuentes de información como los medios de
comunicación, ya que tienden a distorsionar la realidad. La
premisa del pensamiento crítico es dudar de todo lo que se lee o
escucha, para acercarse con mayor precisión a los datos objetivos.
Para adoptar la actitud de un pensador crítico.
• El primer paso para llegar a ser un hábil y diestro pensador crítico es desarrollar una actitud que
permita la entrada de más información y permita detenernos a pensar. Estas actitudes señalan las
siguientes características:

1) Mente abierta
2) Escepticismo sano
3) Humildad intelectual
4) Libertad de pensamiento
5) Una alta motivación
• Las primeras dos características pueden parecer contradictorias, pero no lo son.
• El pensador crítico debe querer investigar puntos de vista diferentes por sí mismo, pero al mismo
tiempo reconocer cuándo dudar de los méritos de sus propias investigaciones.
4.2 El abuso de autoridad

DEFINICIÓN DE ABUSO DE AUTORIDAD


• Un abuso consiste en hacer uso de un recurso o tratar a una persona de
manera impropia, incorrecta, improcedente, ilícita o ilegal. La autoridad,
por su parte, es el poder, la soberanía, el mando o la influencia de quien
ejerce el gobierno.
• De esta manera, podemos decir que el abuso de autoridad tiene lugar cuando un
dirigente o un superior se aprovecha de su cargo y de sus atribuciones frente a
alguien que está ubicado en una situación de dependencia o subordinación.

• Una forma de abuso de autoridad sucede cuando la persona que accede a un cargo


o a una función aprovecha el poder que se le otorga en beneficio propio, y no para
desarrollar correctamente sus obligaciones.
EJEMPLO
• Las fuerzas de seguridad, por su parte, incurren en el abuso de autoridad cuando se
apoyan en la violencia y hacen un uso desmedido de sus atribuciones.

• Un ejemplo de este tipo de situación aparece cuando la policía detiene a alguien


sin justificación y no permite que el afectado se exprese o se defienda.
• Ante el abuso de autoridad, las denuncias suelen correr por cuenta de
las organizaciones no gubernamentales (ONG) que se dedican a
defender los derechos humanos.

• Para el derecho penal, el abuso de autoridad es aquel que realiza un


sujeto que ha sido investido con facultades públicas y que, mientras
desarrolla su gestión, cumple con acciones opuestas a las obligaciones
impuestas por ley, generando un daño moral o material a terceros.
• De esta manera, podemos decir que el abuso de
autoridad tiene lugar cuando un dirigente o un superior se
aprovecha de su cargo y de sus atribuciones frente a alguien
que está ubicado en una situación de dependencia o
subordinación.
• Una forma de abuso de autoridad sucede cuando
la persona que accede a un cargo o a una función
aprovecha el poder que se le otorga en beneficio propio, y
no para desarrollar correctamente sus obligaciones.
4.2 El abuso de autoridad
Código Penal Federal
• CAPITULO III - Abuso de autoridad.

Artículo 215. .- Cometen el delito de abuso de autoridad los servidores públicos que
incurran en alguna de las conductas siguientes:
• Cuando para impedir la ejecución de una ley, decreto o reglamento, el cobro de un
impuesto o el cumplimiento de una resolución judicial, pida auxilio a la fuerza pública o la
emplee con ese objeto;
• Cuando ejerciendo sus funciones o con motivo de ellas hiciere violencia a una persona sin
causa legítima o la vejare o la insultare;
• Cuando indebidamente retarde o niegue a los particulares la protección o servicio que
tenga obligación de otorgarles o impida la presentación o el curso de una solicitud;
• Cuando estando encargado de administrar justicia, bajo cualquier pretexto, aunque sea el de
obscuridad o silencio de la ley, se niegue injustificadamente a despachar un negocio
pendiente ante él, dentro de los términos establecidos por la ley;
• Cuando el encargado o elemento de una fuerza pública, requerido legalmente por una
autoridad competente para que le preste auxilio se niegue a dárselo o retrase el mismo
injustificadamente. La misma previsión se aplicará tratándose de peritos.
• Cuando estando encargado de cualquier establecimiento destinado a la ejecución de las sanciones
privativas de libertad, de instituciones de readaptación social o de custodia y rehabilitación de
menores y de reclusorios preventivos o administrativos que, sin los requisitos legales, reciba como
presa, detenida, arrestada o interna a una persona o la mantenga privada de su libertad, sin dar
parte del hecho a la autoridad correspondiente; niegue que está detenida, si lo estuviere; o no
cumpla la orden de libertad girada por la autoridad competente;

• Y siguientes…
• Entendemos por corrupción el uso del poder confiado para obtener
beneficios privados indebidos. Este concepto no es tan sencillo a
pesar de su brevedad.
• Hablamos de uso de poder porque se trata de la acción desarrollada
por una persona con capacidad de movilizar determinados recursos.
En un acto de corrupción pueden coincidir acciones de varias
personas.
• Hablamos de poder confiado o delegado pues tanto el cargo como la
capacidad de movilización de recursos asociado a éste, se sostienen en
el vínculo formal de confianza entre la persona que comete la acción
corrupta y aquella(s) persona(s) a quien(es) le debe su
responsabilidad. Nuevamente, puede tratarse de varios individuos
involucrados en ambos lados de la relación de responsabilidad.
• Hablamos de beneficios privados porque los resultados de la acción corrupta
son apropiados de manera privada, por una o varias personas, quienes serían
los beneficiarios del acto de corrupción.

• Hablamos de beneficios indebidos porque se generan a través del uso


desviado de las atribuciones confiadas.
4.4 La corrupción por Causa Noble

• La noble causa de la corrupción es un delito policial


en el cual los agentes de policía violan las normas
legales o éticas en pos de lo que ellos perciben
como el beneficio de la sociedad en general.
• Ocasionalmente, los policías, quebrantan la ley porque piensan que lo
hacen por una buena causa. Por ejemplo al temer que un juez no
sentencia a un prisionero que ha sido acusado de un crimen terrible, un
policía podría golpear a un sospechoso para asegurarse de que de algún
modo se haga justicia. De igual modo los policías podrían “plantar” drogas
a una persona que se sabe que es un vendedor de drogas pero que no
tienen evidencias para acusarlo. Los policías incluso podrían culpar a un
sospechoso de un delito que sabe que no cometió, simplemente porque
en ocasiones anteriores fue puesto en libertad cuando era culpable.

Todo esto son ejemplos de graves violaciones al estado de derecho, que se


conocen comúnmente como corrupción por causas nobles. 
4.5 El abuso de la fuerza
• El abuso no tiene que implicar el uso real de la fuerza, también se
considera la amenaza, por lo que esta acción comprende conductas
verbales, físicas y gestuales que intimidan psicológicamente.

• El ejercicio de la violencia física ilegítima es un problema persistente


de la mayoría de las fuerzas coercitivas de los estados, en particular
las policiales, y la misma encuentra un contexto favorable para su
sedimentación y fortaleza si es parte de una cultura policial y de
prácticas políticas propias de regímenes autoritarios.
4.5 El abuso de la fuerza
• Las relaciones entre policías y población se establecen en un
"continuo" que va desde actos de protección legítima hasta formas
extremas de abuso.

• Existen modalidades de mal comportamiento policial, como la


negación o la prestación incorrecta de un servicio que no
corresponde a formas de abuso, pasando por formas de corrupción
que representan un mutuo acuerdo entre las partes, hasta prácticas
abusivas como las extorsiones, el uso excesivo o brutal de la fuerza y
la tortura.
• 6. CULTURA DE LA LEGALIDAD.
• Duración: 30 horas.
• Objetivo de aprendizaje
• El participante conocerá los elementos de una cultura de la legalidad con la finalidad de hacerlos
• parte de su conducta, para convertirse en promotor del Estado de Derecho en cada una de sus
• actividades como elemento de seguridad pública.
• CONTENIDO
• 1. El Estado de derecho y la cultura de la legalidad.
• 1.1. ¿Qué es el Estado de Derecho?
• 1.2. Leyes, reglas formales y reglas informales.
• 1.3. ¿Qué es la cultura de la legalidad?
• 1.4. La cultura de la legalidad.
• 1.5. La cultura de la legalidad y su relación con la prevención del delito.
• 2. La policía y el estado de derecho.
• 2.1. La prevención eficiente del delito.
• 2.2. La protección de los derechos de los ciudadanos.
• 2.3. El cumplimiento de la ley.
• 2.4. La atención a las necesidades de la ley.
• 2.5. El comportamiento dentro de la ley y la enseñanza a los ciudadanos.
• 2.6. La policía bajo el estado de derecho.
• 3. Principios de la cultura de la legalidad.
• 3.1. Cultura nacional (México).
• 3.2. Cultura continental (América).
• 3.3. Los valores en la sociedad.
• 3.4. La doble moral.
• 4. Amenazas al estado de derecho y retos para la eficiencia de la policía.
• 4.1. El pensamiento crítico y la aplicación del criterio.
• 4.2. El abuso de autoridad.
• 4.3. La corrupción.
• 4.4. La corrupción por una causa noble.
• 4.5. El abuso de la fuerza.
• 5. La promoción de una cultura de la legalidad en la comunidad.
• 5.1. Fortalezas y debilidades al involucrar a la comunidad con el estado de derecho.
• 5.2. La atención a las víctimas del delito.
• 5.3. Programas de participación ciudadana.
• 5.4. La canalización del ciudadano.
• 6. Dirigiendo el cambio hacia una cultura de la legalidad.
• 6.1. Introducción a la solución de problemas.
• 6.2. El trabajo en equipo: trascender la responsabilidad individual.
• 6.3. Implementar un cambio y conseguir la aceptación de la comunidad.
• 6.4. Presentación de las soluciones a los problemas.

También podría gustarte