Está en la página 1de 22

MODELO TEOLÓGICO DE LA

PALABRA

Karl Rahner y Raphael Schulte

TEOLOGÍA DE LOS SACRAMENTOS


Y DE LOS SACRAMENTOS
DE INICIACIÓN CRISTIANA

Pbro. Sergio Rodríguez Hernández


KARL RAHNER

 Nació en Friburgo de Brisgovia,


Imperio Aleman, el 5 de marzo de
1904
 Sacerdote de la compañía de Jesús
 Fue un teólogo católico alemán
considerado como uno de los más
importantes del siglo XX.
 Su teología influyó al Concilio
Vaticano II
 Su obra Fundamentos de la fe
cristiana (Grundkurs des
Glaubens), escrita hasta el
final de su vida, es su trabajo
más desarrollado y
sistemático, la mayor parte
del cual fue publicado en
forma de ensayos teológicos
 Colaboró con Yves Congar,
Henri de Lubac y Marie
Dominique Chenu
 Murió en Insbruck, Austria, el
30 de Marzo de 1984
OYENTE DE LA PALABRA
(FILOSOFÍA DEL LENGUAJE Y LA RELIGIÓN)

 Hay una relación entre filosofía


de la Religión y la Teología,
mediante el tema de la
Revelación, por que podemos
entender que cuando dos
ciencias se relacionan, se debe
conocer aquello de lo que se
pretende hablar.
 Una ciencia descansa por
principio sobre una base que
ella misma no ha puesto,
dado que tal base es la que
primerisimamente le da la
posibilidad de existir.
 Hablando metafísicamente y
teológicamente, se sitúa al
hombre como aquel que en su
historia, ha de estar a la mira
de una revelación de Dios, que
en su metafísica le aparece
como el esencialmente
desconocido
 Una ciencia descansa por
principio sobre una base que
ella misma no ha puesto,
dado que tal base es la que
primerisimamente le da la
posibilidad de existir.
 Por cuanto una tal metafísica
define la naturaleza del
hombre como un ser
esencialmente histórico que
debe prestar oído a una
eventual revelación de Dios,
la filosofía de la religión
viene a ser la única
motivación posible «desde
debajo» de la Teología.
 De esta manera la filosofía
de la religión y la teología se
pueden cimentar
metafísicamente en una
cuestión científico teórica a
partir de un mismo
fundamento y se puede
definir en la forma deseada
su relación mutua.
EL HOMBRE RESPECTO A DIOS

 El hombre es espíritu que se


halla esencialmente ante el
Dios desconocido, ante el
Dios libre, cuyo sentido no se
puede definir en función del
sentido y del hombre, por lo
cual su relación no puede
definirse en sí misma, sino
en su relación con Dios, la
persona por excelencia, que
le otorga la personalidad y lo
eleva a la trascendencia.
 El hombre es un ser
histórico, incluso en cuanto
espíritu, y precisamente en
cuanto tal, de modo que no
solo en su existencia
biológica, sino también en
la motivación de su
existencia espiritual, está
obligado a volverse hacia
su historia.
RAPHAEL SCHULTE

 Nació en 1925 y murió en


2017
 Maestro en Teología
Dogmática
 Tenía una cátedra en la
Facultad de Teología
dogmática en Jahren de
1972 a 1973.
 Colaboró en la escritura
del «Misterium Salutis»
LOS SACRAMENTOS DE LA IGLESIA COMO
DESMEMBRACIÓN DEL SACRAMENTO RADICAL

 La concepción de la Iglesia
como sacramento de salvación,
sobre todo en la formulación
que entiende y designa a la
Iglesia como sacramento
original, radical o fundamental,
constituye un logro reciente y
una valoración de la precedente
labor dogmático-sistemática de
la eclesiología. Como ya se
expuso detenidamente, dicha
concepción puede invocar hoy
los textos del Vaticano II.
 La visión sacramental de la
Iglesia permite valorar
debidamente «la relación,
importante desde el punto de
vista histórico-salvífico, entre
Cristo, sacramento del
encuentro con Dios, y los
sacramentos particulares en
cuanto explicitaciones y
actualizaciones de la Iglesia
como sacramento radical»,
así como otros aspectos
importantes
 Ahora bien, no se puede pasar
por alto que esta interpretación
de la Iglesia como sacramento
original o sacramento radical,
en la forma en que de hecho ha
sido recuperada por la teología
y se suele exponer la mayoría de
las veces, examinada más de
cerca, presenta ciertas
limitaciones y algunos puntos
débiles, que es necesario
exponer con claridad en esta
sección.
 En e fe cto , da la impr es i ón de q u e la
doct r in a s o bre la Igl e si a
co mo s a cra me n to o ri gi n a l se h a
f o rm a do y fo rm u la do , pa r tie n do
e xce s ivam en t e de u n co n ce pt o de
s a cra m en to e s ta ble cido de
a n te ma n o, a dmi tido ca s i co mo
a x io ma e i n s u fici e n te me n te
a n a li za do; es deci r, del e s tr ech o
co n cept o de sa cr a me n to q u e
du ra nt e l os ú l ti mo s s ig lo s s e so l ía
a pli ca r a l os sa c ra me n t os
pa rt icu l a re s .
 En efecto, el significado de
la Iglesia como sacramento
original o radical se expone
de hecho empleando, más o
menos conscientemente, un
concepto de sacramento
que de antemano se ha
juzgado ya suficientemente
claro, si bien se toman
algunas precauciones para
evitar malentendidos.
 luego se pretende que el
conocimiento de la esencia
de la Iglesia (ahora
supuestamente válido)
obtenido así ilumine con
mayor claridad y justeza los
sacramentos (particulares).
 La problemática esbozada es
conocida desde hace tiempo;
superarla sigue siendo tarea de
la eclesiología y
sacramentología actuales.
Por lo demás, lo mismo ocurre
en otro campo que también
interesa aquí:
en el problema de la relación
existente entre palabra y
sacramento, sobre
todo si ambos se han de
entender a partir de la Iglesia
 Es preciso que intentemos
ver aquí si es posible explicar
exhaustivamentelos
sacramentos, entendiéndolos
como actualizaciones y
autorrealizaciones de la
Iglesia concebida como
sacramento radical.
 Es evidente que todo
depende aquí de lo que se
quiera incluir
razonablemente en el
concepto «sacramento» que
ha de aplicarse
análogamente (sea cual fuere
el modo) a Cristo, a la Iglesia
y a los siete sacramentos
particulares (y quizá a otras
realidades).
FUENTES DE CONSULTA

 RAHNER, KARL, El hombre oyente de la Palabra, Barcelona,


Herder, 2009

 JOHANNES FEINER /MAGNUS LOHRER, Mysterium Salutis,


Madrid, Cristiandad, 1975

También podría gustarte