Está en la página 1de 18

NUESTRA

VIDA EN LAS
MANOS DE
MARÍA
Credo de los Apóstoles
«Creo en Dios, Padre todopoderoso, creador del cielo y
de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro
Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu
Santo, nació de santa María Virgen, padeció bajo el
poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y
sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día
resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está
sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso.
Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo
en el Espíritu Santo, la santa iglesia católica, la
comunión de los santos, el perdón de los pecados, la
resurrección de la carne y la vida eterna. Amén».
Primer Misterio Luminoso
El Bautismo de Jesús en el Jordán
(Mt 3, 13-17)

Vino Jesús al Jordán, para encontrar a Juan y este lo bautizara. Una vez
bautizado , Jesús salió del agua. En ese momento se abrieron los cielos y
se oyó una voz que decía: “Este es mi hijo amado, en quien me
complazco”

Señor, Hijo de Dios vivo, purifica el mundo de esta pandemia y ayúdanos


a que salgamos también nosotros purificados de este confinamiento.
Santísima Virgen María, Salud de los enfermos, ampáranos e intercede
ante Dios Nuestro Señor.
Segundo Misterio Luminoso
Revelación de Jesús en las bodas de Caná
(Jn 2, 1-5)
Se celebraba una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba
allí, con Jesús y sus discípulos. Sucedió que se quedaron sin vino…La
madre de Jesús les dijo: "Hagan lo que él les diga”

Señor, vela por nuestras familias, especialmente por los matrimonios,


que todos aprovechemos estos días para aprender unos de otros a
amar al prójimo y a amarte.
Santísima Virgen María, Salud de los enfermos, ampáranos e
intercede ante Dios Nuestro Señor.
Tercer Misterio Luminoso
El anuncio del Reino de Dios e invitación a la conversión
(Mc.1, 14-15)
Después que tomaron preso a Juan, Jesús fue a Galilea y empezó a
proclamar la Buena Nueva de Dios. Decía: "El tiempo se ha cumplido, el
Reino de Dios está cerca. Renuncien a su mal camino y crean en la
Buena Nueva”.
Señor, solo Tú tienes palabra de vida eterna, aumenta nuestra fe y
perdona nuestras faltas. Vela por las almas de los fallecidos para que
alcancen el Paraíso prometido.
Santísima Virgen María, Salud de los enfermos, ampáranos e
intercede ante Dios Nuestro Señor.
Misterios luminosos (Jueves)
Cuarto Misterio. La transfiguración.
Señor, Tú eres nuestro único Salvador,
confiamos en ti. Vela por todos nosotros,
especialmente por los que están más en riesgo,
y sálvanos.
Santísima Virgen María, Salud de los enfermos,
ampáranos e intercede ante Dios Nuestro
Señor.
Misterios luminosos (Jueves)
Quinto Misterio. La institución de la Eucaristía.
Señor, te rogamos para que nos concedas que
podamos muy pronto volver a adorarte ante tu
real presencia en el Santísimo Sacramento del
Altar y participar de nuevo juntos en la Eucaristía.
Santísima Virgen María, Salud de los enfermos,
ampáranos e intercede ante Dios Nuestro Señor.
«Dios te salve, Reina y Madre de
misericordia, vida, dulzura y esperanza
nuestra; Dios te salve. A Ti llamamos los
desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos,
gimiendo y llorando, en este valle de
lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada
nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos
misericordiosos; y después de este
destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito
de tu vientre. ¡Oh clementísima, oh
piadosa, oh dulce siempre Virgen
María! Ruega por nosotros, Santa Madre
de Dios, para que seamos dignos de
alcanzar las promesas de Nuestro Señor
Jesucristo. Amén».
Padre nuestro, con confianza te pedimos
que el coronavirus no haga más daño
y que pueda controlarse pronto la epidemia,
que devuelvas la salud a los afectados
y la paz a los lugares a los que ha llegado.
Acoge a las personas que han fallecido por esta enfermedad
y conforta a sus familias.
Sostén y protege al personal sanitario que la combate.
e inspira y bendice a los que trabajan por controlarla.
Señor Jesús, médico de nuestras almas y de nuestros cuerpos,
nos sentimos desvalidos ante esta situación
de emergencia sanitaria internacional,
pero confiamos en Ti, danos tu paz y la salud.
Santa María, salud de los enfermos, protégenos,
cuídanos y condúcenos con tu amor a tu hijo Jesús.
Amén

También podría gustarte