Está en la página 1de 18

UNIDAD 3: Atención

del paciente
que requiere hospitalización

“AMBIENTE
TERAPÉUTICO”
INTEGRANTES:
LUIS MANUEL AVILA ORDAZ.
WENDY ESTEFANIA SALZAR
MARILES.
Docente: E.E. Rosa Aida Bobadilla
Guardado
“FUNDAMENTOS DE
ENFERMERÍA II”
Ambiente terapéutico.

Es el conjunto de elementos físicos y


humanos que comprenden
la interacción del personal de la institución
de salud con el paciente y familiares
para estimular al primero hacia su salud o
rehabilitación. Logrando un máximo de
eficiencia y eficacia en su atención.
Objetivos
• Prevenir infecciones intrahospitalarias.
• Satisfacer necesidades y problemas de salud.
• Desarrollar relaciones interpersonales y de
comunicación.
• Ayudar al paciente a integrarse al medio
hospitalario.
• Reintegrar al paciente a su hogar, en
condiciones óptimas posibles de vida,
estudio y trabajo.
Ambiente físico o estático
Comprende la planeación arquitectónica de la
institución, departamentos o servicios clínicos
acordes con las necesidades de
salud más que al aspecto estético, que
proporcionen comodidad, seguridad y
atención al paciente, familiares y equipo de
salud.
• La construcción debe contar con materiales
especiales, no flamables, que eviten
radiaciones, ruidos y malos olores, de fácil
limpieza para evitar la fauna nociva.
• Colores tenues que ofrezcan tranquilidad.
• Mobiliario y equipo funcional y de • sistemas de comunicación;
fabricación sencilla, de fácil manejo y mecanismos para eliminar o
limpieza, requerido según el nivel de disminuir la contaminación por
atención que preste. residuos infecciosos, no infecciosos
o tóxicos según su origen, capacidad
• Mecanismos e instalaciones que de degradación, propiedades físicas,
controlen las condiciones de aire, químicas o biológicas, tratamiento,
ventilación e iluminación natural y su disposición final y efectos sobre
artificial. la salud y el ambiente.

• Agua; temperatura ambiente que oscile


entre 17 y 21 °C en salas generales y
de 25 a 32 °C en unidades de
obstetricia, pediatría y quirúrgicas.

• Humedad entre 30 y40%.


Ambiente humano o dinámico.
Formado por los integrantes del equipo de atención a la salud, que
independientemente de la disciplina o actividad que ejerzan, deben poseer
actitudes de interés, respeto y responsabilidad, así como realizar
actividades específicas para lograr una situación armónica que permita una
interrelación e interacción y repercutan en el estado de salud o enfermedad
del paciente y familiares.
Personal que integra este ambiente:
Administrativo: Directivos, secretarias, contadores,
recepcionistas, etc.
Médico: Diferentes especialistas de acuerdo con la
división de medicina interna, cirugía, pediatría y
obstetricia.
Paramédico: Enfermería en diferentes niveles, dietistas,
trabajadores sociales,
terapistas, farmacéuticos, fotógrafos, dibujantes
clínicos, técnicos
en rayos X, laboratoristas clínicos, técnicos en
banco de sangre, y en medicina nuclear,
anestesistas, etc.
Servicios generales: Camilleros, afanadoras, mozos, ayudantes
manuales, choferes, carpinteros, pintores, etc.
Otros: Representantes de servicios espirituales y
estudiantes de las diferentes disciplinas de la
salud.
RELACIÓN DE AYUDA
Para que la interacción de los integrantes del equipo de
atención a la salud se lleve a cabo con un mínimo de
problemas, es necesario considerar que cada uno de éstos
tiene conocimientos tanto generales como específicos, lo que
determina la delimitación de sus funciones.
Las actitudes que cada integrante de enfermería tiene repercuten en el
desempeño de las actividades técnicas interpersonales o socializadoras, según
las necesidades o problemas de cada paciente.

Las actividades técnicas: comprenden la atención proporcionada mediante


procedimientos que tiendan a satisfacer las necesidades de tipo biológico,
sin tomar en cuenta el aspecto sociopsicológico.

Las actividades socializadoras son:


Las que se refieren a la atención prestada mediante actividades sociales
tendientes a promover la participación de los pacientes.
Las actividades interpersonales: permiten al personal de enfermería y al paciente
relacionarse “cara a cara”. Esta última es una fusión de las actividades técnicas y
socializadoras, situación que incrementa una relación de ayuda.

Relación de ayuda: es aquella en la Paciente: es el beneficiario


que una persona (profesional de la directo de la atención médica y
salud) facilita a otra (paciente o
usuario o cliente es aquel
usuario) medios para alcanzar su
desarrollo personal, le apoya a individuo, paciente o no, que
madurar, a integrarse y adaptarse a requiere y obtiene los servicios de
sitios y situaciones especiales y a atención médica
descubrir sus propias experiencias.
Acciones que la enfermera debe tener
 Mantener una actitud amable.
 Centrar la comunicación en el paciente y no sólo en la actividad
que se realiza.
 Tomar en cuenta sus sentimientos y emociones, evitando ser
considerados como objetos.
 Administrar tiempo para realizar actividades técnicas y establecer
comunicación con el paciente.
 Escuchar al paciente.
 Responder a las preguntas del paciente en forma clara, veraz y
concisa.
 Invitarlo a compartir su responsabilidad en el tratamiento.
 Reforzar conducta de independencia.
 Reafirmar fuentes de motivación para el logro de propósitos.
 Identificar emociones (alegría, ira, miedo, tristeza, culpabilidad, etc.) y
sentimientos que comprometan el equilibrio biopsicosocial.
 Evitar situaciones estresantes.
MOTIVACIÓN: Se refiere a la energía
basada en función de propósitos y
necesidades, capaz de mover al individuo para
adoptar y mantener conductas y actitudes que
le lleven intrínseca (autoestima, logro,
bienestar) y extrínsecamente (premio o
castigo) a la satisfacción de sus necesidades.

EMOCIÓN: es el estado funcional interno que


implica reacciones fisiológicas, conducta
expresiva (lenguaje, movimientos corporales,
expresiones faciales y vocalizaciones),
pensamientos y sentimientos.
EL SENTIMIENTO: es la
experiencia subjetiva que acompaña
a una emoción.
Carece de las concomitancias
somáticas propias de las emociones;
es menos
intenso, estable y duradero. Se dice
más con el pensamiento y la El estrés: Cualquier estímulo que genera
imaginación (simpatía, amor, amenaza y produce reacciones de alarma.
resentimiento, celos, orgullo, Se desencadena en tres fases
vergüenza) 1) De alarma: ante el estímulo aparece el
estado de alerta (taquicardia, hipertensión,
taquipnea);
2) de resistencia o de adaptación al estímulo:
en la que las reacciones se mantienen con
menor intensidad.
3) de agotamiento o incapacidad de
adaptación.
Toda relación de ayuda presenta tres
etapas.
1) La de inicio u orientación: consiste en el intento de conocer y brindar confianza
al paciente mediante su presentación profesional y tiempo para la recepción a su
ingreso, indicación de los propósitos de su ingreso, orientación sobre procedimientos
a realizar, información sobre reglamentos, rutinas, servicios, etc. y observación de su
comportamiento.
2) La de desarrollo o trabajo: constituye el núcleo de interacción o realización de los
procedimientos necesarios para su diagnóstico o tratamiento. Su éxito depende de la
experiencia y cúmulo de conocimientos que el personal de enfermería tenga para dar atención
oportuna y eficaz al individuo, con base en sus necesidades o problemas, aptitudes, capacidades
y nivel educativo. En esta fase juega un papel importante la interrelación personal o
profesional, desde el ingreso del paciente hasta su alta.

(signos vitales, manifestaciones clínicas, medidas generales de aseo, ejercicios, movilización,


revisión de equipos instalados, evolución del padecimiento).

3) La final o de terminación: abarca la planeación de la atención que debe llevar el


paciente al momento de su egreso o alta del medio hospitalario.
CONCLUSIÓN
La atención de los pacientes es la esencia de la profesión de enfermería, la cual se
puede definir como una actividad que requiere de un valor personal y profesional
encaminado a la conservación, restablecimiento y autocuidado de la vida. Es por ello
que resulta fundamental que para que exista un buen ambiente terapéutico, se genere la
relación enfermera- paciente brindándoles una atención de calidad para así satisfacer
las necesidades presentes , siempre tomando en cuenta las emociones y opiniones que
en ese momento tengan para lograr una buena recuperación y no llegar a generar estrés
en ellos pues tenemos que generar una adaptación mientras se encuentran en la
instalación hospitalaria. Al mismo tiempo generando una auto-dependencia para lograr
que después de su egreso, su seguimiento sea el adecuado.
BIBLIOGRAFÍA
Fundamentos de Enfermería; Rosales B.S.; Manual Moderno;
2004