Está en la página 1de 15

Instituto de cosmiatría y quirofísica

Sumiko
Profesora: Moserrat López
Alumno: O. López Sales
Ciclo escolar: 2018-2019
San Martín Texmelucan, Puebla, México.
Materia: sistema
tegumentario
Tema : QUEMDURAS
La piel es tan gruesa como una toallita de Poro
papel; no tan
Papilas dérmicas
impresionante como los sistemas
orgánicos. Y aun así, Epidermis

cuando ésta sufre graves daños, sufre casi Capa


todo el sistema papilar

corporal. El metabolismo se acelera o Músculo


puede deteriorarse; erector
del pelo
se producen cambios en el sistema Dermis Glándula
inmunitario y puede interrumpirse el Capa
reticular
sebácea (aceitosa)

funcionamiento del sistema Glándula


sudorípara
cardiovascular. Tales daños pueden ecrina

deberse a las quemaduras. Folículo capilar


Hipodermis
(tejido
subcutáneo)
Tejido adiposo (graso)
Estructuras nerviosas: Corpúsculo de Meissner
Corpúsculo de Pacini
Vasos sanguíneos cutáneos
Fibra nerviosa sensorial
Receptor de folículos capilares
Una quemadura es un daño del tejido y lleva
a la muerte celular causada por un calor intenso, electricidad,
radiación UV (quemaduras solares) o determinadas
sustancias químicas (como los ácidos).
Existen pocas amenazas para la piel más graves que
las quemaduras. Cuando la piel se quema y sus células
se destruyen, pueden producirse dos problemas potencialmente
mortales. En primer lugar, el cuerpo pierde su
valioso suministro de líquidos que contienen proteínas
y electrolitos, pues éstos se filtran por las superficies
quemadas. La deshidratación y el desequilibrio de electrolitos
continúa y puede producir un fallo renal y un
choque circulatorio (circulación sanguínea inadecuada
provocada por un escaso volumen de sangre). Para salvar
al paciente, los líquidos perdidos deben restituirse
de inmediato. El volumen de líquido perdido puede estimarse
indirectamente determinando la cantidad de superficie
corporal que se ha quemado (extensión de las
quemaduras) mediante la regla de los nueves. Este
método divide el cuerpo en 11 zonas, cada una de las
cuales representa el nueve por ciento de la superficie
corporal total, además de una zona adicional que rodea
los genitales (el perineo) y representa el uno por ciento
de la superficie corporal.
Totales

Cabeza y cuello anteriores


4 1⁄2 % y posteriores, 9%

Extremidades superiores
anteriores y posteriores,
41⁄2% 41⁄2% 18%
Tronco
anterior, 18% Tronco anterior
y posterior, 36%

Extremidades inferiores
anteriores y posteriores,
9% 9% 36%

Perineo, 1%

100%
Más adelante, la infección se convierte en la amenaza
más importante y es la causa principal de muerte en las
víctimas quemadas. La piel quemada permanece estéril
durante unas 24 horas. Pero después de ese momento,
patógenos como las bacterias y los hongos invaden fácilmente
las zonas en las que la piel se ha destruido y se
multiplican con rapidez en el entorno rico en nutrientes
de los tejidos muertos. Para empeorar las cosas, el sistema
inmunitario del paciente reduce su función uno o
dos días después de una quemadura grave.
Las quemaduras se clasifican según su intensidad
(profundidad) como quemaduras de primer, segundo o
tercer grado.
En las quemaduras de primer
grado, sólo se daña la epidermis. La zona
se enrojece
y se hincha. Aparte del malestar temporal,
las quemaduras
de primer grado no suelen ser graves y
generalmente tardan dos o tres días en
curarse sin ninguna
atención especial. Las quemaduras solares
suelen Quemaduras de primer
ser de primer grado. grado
Las quemaduras de segundo grado
representan
lesiones en la epidermis y en la zona superior
de la
dermis. La piel se enrojece y duele, y
aparecen ampollas.
Puesto que sigue habiendo suficientes células
epiteliales,
el epitelio puede regenerarse. Normalmente,
no suelen dejar cicatrices permanentes si se
intenta Quemaduras de segundo grado
evitar la infección. Las quemaduras de primer
y segundo
grado se denominan quemaduras de grosor
parcial.
Las quemaduras de tercer grado destruyen
todo
el grosor de la piel, de modo que estas
quemaduras
también se denominan quemaduras de grosor
completo.
La zona quemada aparece blanqueada (gris
blanco)
o ennegrecida y, puesto que se destruyen las
terminaciones nerviosas de la zona, no son
dolorosas. Quemaduras de tercer grado
En las quemaduras de tercer grado no hay
regeneración
posible, y deben realizarse injertos cutáneos
para cubrir
los tejidos subyacentes expuestos.
En general, las quemaduras se consideran críticas si
se da alguno de estos casos:

1. Más del 25% del cuerpo presenta quemaduras de


segundo grado.

2. Más del 10% del cuerpo presenta quemaduras de


tercer grado.

3. Hay quemaduras de tercer grado en la cara, las manos o los pies.


Las quemaduras faciales son especialmente peligrosas
por la posibilidad de que también se produzcan en
las vías respiratorias, que pueden hincharse y provocar asfixia.

Las lesiones articulares son fastidiosas porque la


cicatriz que se forma después puede limitar en gran medida la
movilidad de la articulación.
Gracias por su
atención. 
Elaine N. Marieb La piel y las membranas corporales. (2008).
Anatomía y Fisiología Humana. Ribera del Loira, 28
28042 Madrid (España).