Está en la página 1de 5

LA EDUCACIÓN

VIRTUAL COMO
FAVORECEDORA DEL
APRENDIZAJE
AUTÓNOMO
¿Cómo la responsabilidad se convierte en un  elemento
indispensable a la hora de asumir un aprendizaje
autónomo?

• La responsabilidad se vuelve indispensable ya que a través de ella implica que el


estudiante desarrolle una autonomía con respecto a sus obligaciones dentro del plan de
estudio. Para ello se requiere de muchos factores y entre ellos se encuentra la disciplina y
la dedicación los cuales facilitan la adaptación a una educación que más que virtual es
autónoma ya que el alumno al adquirir este tipo de aprendizaje, es libre de decidir lo que
le conviene instruirse o no. Por este motivo es muy importante aprender a aprender con el
fin de disfrutar y entender de la mejor manera de los parámetros que implican adquirir un
aprendizaje de manera propia.
COMPETENCIAS PARA LA
EDUCACIÓN VIRTUAL

• Actitud: Tener la capacidad de afrontar los deberes que adquirimos al momento de iniciar la
modalidad virtual de estudio.

• Capacidad para ordenar y estimular a los demás: Ser un punto de apoyo hacia lo compañeros de
clase.

• Decisión: Es la habilidad que se debe adquiere a la hora de ejecutar las actividades y metodologías
de investigación dentro del proceso educativo.
ROL DEL ESTUDIANTE EN
EL ESTILO DE APRENDIZAJE VIRTUAL
• Ser un estudiante con un alto sentido crítico y reflexivo, ya que la simple transmisión de saberes que no lleven a
una actitud de discusión reflexiva, no favorece la implicación del estudiante en la situación de enseñanza y
aprendizaje (Del Río, Venticique, Valcarce & Díez, 2008)
• Desde la modalidad de educación virtual, es necesario dejar claro que requiere que los cursos o módulos a
desarrollar como cursos virtuales, sean de una alta calidad y que potencien en los estudiantes la posibilidad de
desarrollar sus máximas capacidades para interactuar y relacionarse con sus tutores, docentes y compañeros de
aula; aprendiendo en un ambiente educativo que se encuentra mediado por las tecnologías de la información y las
comunicaciones (Ardila, 2011).
• Adquirir autonomía con el conocimiento, es decir ser capaz de construir nuevos conocimientos recurriendo a
fuentes de información bibliográfica, a los diferentes servicios que ofrecen las redes de computadores
• Conocer las herramientas indispensables para participar en un curso por red: procesador de texto, sistema de
correo electrónico, sistema de Chat, grupos de discusión, búsquedas en Internet.
• Participar de las actividades propuestas para realizar en forma individual y en grupos de trabajo.
BIBLIOGRAFÍA
• Aebli, H. (1991). Factores de la enseñanza que favorecen el aprendizaje autónomo. Madrid: Narcea.
• Edel Navarro, R. (2010). Entornos virtuales de aprendizaje. Revista Mexicana de Investigación Educativa, 44 (15), 7–15.
• Garduño, R. (2009). Contenido educativo en el aprendizaje virtual. Valcarce, M. y Venticinque, N. (2008). La evolución del perfil
docente en un dispositivo de autoformación. Anuario de investigaciones, volumen XIV. l. Investigación Bibliotecológica, 47 (23), 15-44.
• González, S. (2006). La universidad entre lo presencial y lo virtual. México: uaem.
• Iriarte, A. (2010). Hacia el desarrollo de la educación superior virtual. Revista Mexicana de Investigación educativa, 44 (15), 185-189.
• Taylor, S. y Bogdam, R. (1996). Introducción a los métodos cualitativos de investigación. La búsqueda de significados. Barcelona:
Paidós.
• Valcarce, M. y Venticinque, N. (2008). La evolución del perfil docente en un dispositivo de autoformación. Anuario de investigaciones,
volúmen XIV.
• Rué, J. (2010). El aprendizaje autónomo en Educación Superior. Revista Complutense de Educación, 1 (21), 211–223.