Está en la página 1de 12

IMPEDIMENTO DE LIGAMEN

1. Noción
 Es la inhabilidad que tiene toda persona casada válidamente para contraer Nuevo matrimonio mientras subsista el
primero, aunque este no haya sido consumado. El origen del impedimento se deriva de la unidad del matrimonio
(propiedad esencial).
2. Naturaleza del impedimento
 Por fundarse en la unidad, que es de derecho divino natural y positive, ese mismo origen tiene el impedimento y, en
consecuencia, obliga también a los no bautizados.
3. Requisitos
a) Que el primer matrimonio haya sido valido, sea o no consumado.
b) Que no haya sido disuelto por la muerte de uno de los cónyuges o por dispensa pontificia o en virtud del privilegio
paulino.
4. Celebración licita del Segundo matrimonio
 “Aun cuando el matrimonio anterior sea nulo o haya sido disuelto por cualquier causa, no por
eso es licito contraer otro antes de que conste legítimamente y con certeza la nulidad o
disolución del precedente” (c. 1085 §2).
 La nulidad del matrimonio ha de declararse por proceso judicial a tenor de los cánones 1671 –
1707 y la disolución del matrimonio ha de constar por documento autentico, eclesiástico o
civil.
 Cuando la muerte de un cónyuge no pueda demostrarse por dicho documento canónico, el otro
cónyuge no puede declararse libre del vincula. El obispo diocesano tiene que emitir la
declaración de muerte presunta, una vez alcanzado la certeza moral del fallecimiento tras las
investigaciones (c. 1707).
 En los casos dudosos y complicados, el obispo ha de consultar a la Sede Apostólica.

5. Cesación
 Por ser impedimento de derecho divino la Iglesia no puede dispensarlo, pero cesa por si
mismo por la muerte de uno de los cónyuges, o por disolución del matrimonio anterior en
virtud del privilegio paulino o de la potestad pontificia.
6. Penalización
 En el CIC 83 han desaparecido las penas contra los bígamos del CIC
17, no son infames, ni irregulares por delito o por defecto de fama, ni
incurren en impedimento de crimen, contraído el segundo
matrimonio aun meramente civil.
 En el CIC 83 desaparece el carácter penal, pero se les sigue
considerando pecadores públicos y no pueden admitírseles a la
Eucaristía y solo el sacramento de la Penitencia si se arrepienten y
cambian su estado de vida.
IMPEDIMENTO DE DISPARIDAD DE CULTOS

1. Precedentes históricos
 El AT prohíbe el matrimonio de judíos y gentiles; san Pablo prohíbe implícitamente que los cristianos
se casen con los paganos, al igual entre los SSPP.
 El matrimonio entre católicos y herejes, aunque prohibido, se consideraba valido, surgiendo así la
diferencia entre el impedimento dirimente de disparidad de cultos (entre católico e infiel) y el
impedimento impediente de mixta religión entre un católico y un bautizado hereje.
 En el CIC 17 existía el impedimento dirimente de disparidad de cultos entre todo bautizado, fuese o no
católico, y todo no bautizado.
2. Noción y ámbito del impedimento en el Nuevo Código
 Es la inhabilidad que tiene todo bautizado en la Iglesia Católica o recibido en su seno, y que no se ha
apartado de ella por acto formal, para casarse con un no bautizado.
 Para la existencia del impedimento se requieren tres condiciones:

a) El defecto de bautismo en una de las partes, o que el bautismo administrado haya sido invalido
(no se puede dudar de la validez de los cristianos orientales, con respecto a los protestantes, es
valido siempre que se haya utilizado la materia y la forma y el ministro tenga la debida
intención al igual que del bautizado adulto).
b) Que la otra parte haya sido bautizada en la Iglesia Católica o recibida en su seno.
c) Que no haya apostatado de ella por acto formal.
3. Quien esta bautizado en la Iglesia Católica
 Teológicamente, todo bautismo incorpora a la verdadera Iglesia de Jesucristo, pero el c. 1086 §1,
no se refiere a la intención objetiva o esencial del bautismo, sino a la intención accidental del
sujeto del mismo, quien puede pretender, mediante ese sacramento, ser agregado a la Iglesia
católica o a otra Iglesia Cristiana disidente, como la ortodoxa griega, la luterana o anglicana.
 La intención la han de tener: el bautizando (si goza del uso de razón), los padres o tutores (a falta
de uso de razón), a falta de padres y tutores, el ministro, quien se presume lo agrega a su propia
Iglesia.
 Al bautismo recibido en la Iglesia católica se equipara, para los defectos del impedimento, el
‘haber sido recibida en su seno’ o ‘haberse convertido a ella de la herejía o del cisma’
4. Significado del abandono de la Iglesia católica por acto formal
 La frase no es clara. Ciertamente que tal abandono no equivale al incumplimiento u omisión
de las practica religiosas o a una mala vida Cristiana, ni siquiera a la educación acatólica, ni
incluso a la perdida de fe o apostasía, cuando no trasciende al exterior.
 Se abandona la Iglesia por acto formal, siempre que se la rechace mediante cualquier acto
humano libre y consciente que pueda demostrarse en el fuero externo, ora afiliándose a una
secta atea o anticristiana, ora manifestando ese rechazo ante cualquier autoridad eclesial, ante
el Parlamento o dos testigos y públicamente.
5. Fundamento del Impedimento
 Se basa en la necesidad de evitar el peligro de perversión para el cónyuge Cristiano y la prole
y mantener la convivencia pacifica del matrimonio.
6. Cesación del Impedimento
 Cesa automáticamente si la parte no bautizada recibe el bautismo y, en cuanto impedimento de
derecho eclesiástico, por dispensa del ordinario del lugar (c. 1125).
7. Investigación
 La partida de bautismo de ambos contrayentes es la mejor prueba de que no existe
impedimento. Si no hay, por medio de testigos, o se tiene que sospechar.
ORDEN SAGRADO

1. Noción
 Es la inhabilidad para contraer matrimonio de todo clérigo, es decir, de toda persona que ha recibido las
sagradas ordenes (cc. 1087 y 1009). A los diáconos transeúntes y permanentes ordenados célibes, les
afecta también el impedimento.
 Para los diáconos permanentes ordenados ya casados no se exige el celibato, pero son inhábiles para
contraer Nuevo matrimonio si enviudan.
2. Requisitos
 Que se haya recibido válidamente el orden, y que esa recepción haya sido libre, esto es, sin miedo grave
y con conocimiento de las obligaciones inherentes al mismo.
 El CIC 83 no lo especifica, se estima que aunque la ordenación haya sido valida, el clérigo que ha sido
ordenado bajo el influjo de miedo grave y no ha ratificado su ordenación por el ejercicio del orden, no
esta sujeto al celibato y debe ser reducido al estado laical por sentencia del juez, con tal que demuestre
la coacción.
3. Cesación del impedimento
 Tratándose de un impedimento de derecho eclesiástico, es evidente que la
competente autoridad eclesiástica puede dispensar del mismo (solo la Santa
Sede); en peligro de muerte, el obispo y el párroco, o el ministro que asiste el
matrimonio, pero solo al diacono.
 La perdida del estado clerical, salvo los casos de sentencia judicial o decreto
administrativa en los que se declare la invalidez de la sagrada ordenación, no
lleva consigo la dispensa de la obligación del celibato. Esta únicamente puede
ser concedida por el Romano Pontífice (c. 291).
 Actualmente, el rescripto de secularización comprende inseparablemente la
reducción al estado laical y la exención de las cargas dimanantes de las
ordenes sagradas y, en consecuencia, la dispensa del impedimento de orden
sagrado.
IMPEDIMENTO DE VOTO PUBLICO

1. Noción
 Inhabilidad para contraer matrimonio de quienes están vinculados por voto público perpetuo de castidad
en un instituto religioso.
 Aunque el CIC 83 distingue entre el voto solemne y el simple, ya no se apoya el impedimento en el
carácter solemne del voto, sino en su carácter público y perpetuo. El voto es público si lo recibe el
superior legitimo en nombre de la Iglesia, en caso contrario es privado (c. 1088).
2. Requisitos
a) Que sea valida la emisión del voto, es decir, con el conveniente uso de razón y con libertad, exenta de
miedo grave y de dolo (c. 1191 §2.3).
b) Que el voto de castidad sea público y perpetuo. El voto público se emite en la profesión religiosa (c.
654), la cual puede ser temporal (no inferior a un trienio ni superior a un sexenio; c. 655), y perpetua,
que es por siempre.
c) El voto de castidad publico y perpetuo debe emitirse en un instituto religioso
(societas). Ni los eremitas o los anacoretas (c. 603), ni los miembros de los
institutos seculares (cc. 710-730), ni de las sociedades de vida apostólica (cc. 731-
746) están sujetos a este impedimento.
3. Cesación
 El voto público y perpetuo de castidad, emitido en un instituto religioso, es un
impedimento dirimente de derecho eclesiástico y, por consiguiente, puede cesar por
dispensa o indulto concedido por la autoridad competente, reservado a la Sede
Apostólica (c.1078 §2); si el instituto es de derecho diocesano, el obispo diocesano
lo puede dar (c. 691 §2).
 Igualmente por la expulsión legitima del religioso cesan ipso facto los votos, así
como también los derechos y obligaciones provenientes de la profesión (c. 701).
 En caso de peligro de muerte, puede dispensar el ordinario del lugar y el párroco.
RAPTO
1. Como impedimento
 Es el traslado violento o doloso de la mujer de un lugar seguro a otro no seguro, o la violenta o dolosa
retención de la mujer en el lugar donde habita, o en otro adonde ella se hubiese trasladado, en el que
queda bajo la potestad del raptor, siempre que este haya realizado dicho traslado o retención con animo
de casarse con ella (c. 1089).
 El impedimento tiene dos figuras bien definidas:

a) Traslado: el raptor o su mandatario puede realizarlo ya empleando la violencia física o la moral, ya


mediante amenazas o engañoso doloso.
b) Secuestro: también puede dares empleando la fuerza física o la moral (dolo o miedo grave).
2. Requisitos
a) El impedimento se da entre el varón raptor y la mujer raptada o secuestrada.
b) El rapto o el secuestro tiene que dares en contra de la voluntad de la mujer, no consintiendo ella ni en
el traslado ni en la retención.
c) Es menester que tanto el rapto como el secuestro se lleven a cabo con miras al matrimonio y
no por otros motivos, como pueden ser el hurto o la liviandad.
 Si la mujer consiente en el rapto o en el secuestro, pero no en la finalidad del matrimonio que
persigue el raptor, existe impedimento. Este se da igualmente aunque la raptada consienta
libremente en el matrimonio mientras este bajo el poder del raptor.
 Para que el impedimento se de, basta que la mujer, o no consienta en ser raptada o secuestrada,
o no consienta en ser raptada o secuestrada con miras al matrimonio, aunque este decidida a
casarse con el raptor por un procedimiento normal.
 No existe impedimento en el llamado rapto por seducción, o sea, cuando la mujer movida por
ruegos y halagos, accede a la fuga o al rapto y al matrimonio.
3. Cesacion
a) Cesa por si mismo si desaparece la sujeción de la mujer al raptor, y hallándose en lugar
seguro y libre, consiente casarse con el.
b) En cuanto impedimento eclesiástico, puede cesar por dispensa, aunque no se verifiquen las
citadas condiciones, siempre que la raptada preste libremente el consentimiento
matrimonial. Pero la Iglesia en circunstancias normales nunca dispense de el.