Está en la página 1de 18

GOBIERNO DE TI: UNA EVALUACIÓN

DE LA BRECHA TEORÍA-PRÁCTICA

2010
Autores

 Denise Ko (Associate Professors in the


School of Management, Edith Cowan
University, Perth, Australia)

 Dieter Fink (Associate Professors in the


School of Management, Edith Cowan
University, Perth, Australia)
PROPÓSITO

El objetivo de este documento es proporcionar una mejor


compresión del gobierno de TI tanto desde la perspectiva de la
teoría como de la práctica e identificar brechas actuales de teoría y
práctica dentro de las organizaciones estudiadas.
DIMENSIONES

 ESTRUCTURAS

 PERSONAS

 PROCESOS
1. ESTRUCTURAS

La estructura se puede ver como la función de TI se lleva a cabo; por ejemplo, mediante la
designación de responsabilidad ante un ejecutivo de TI y comités de TI relevantes.

FORMAS:

 CENTRALIZADO

 DESCENTRALIZADO

 FEDERAL
2. PROCESOS

Un punto de vista más antiguo de los procesos de TI es el de Henderson et al. (1996) que
definen el proceso en términos de la infraestructura de TI, es decir, en las líneas de las
actividades de TI tradicionales, como el desarrollo de sistemas y las operaciones. Estos
procesos son de naturaleza técnica y se consideran en marcos tales como COBIT e ITILw.

A pesar de la interpretación dada a la naturaleza de los procesos, se requieren medidas de


desempeño apropiadas para lograr mejoras y sostener resultados positivos.
3. PERSONAS

La estructura y el proceso parecen ser las dimensiones de gobierno de TI más comunes que
se encuentran en la literatura (ver Keynes-Pearce, 2002), mientras que la dimensión de la
gente parece haber atraído menos atención (Capozzi y Singleton, 2002; IT Governance
Institute, 2003; van Grembergen y de Haes, 2005).

En este estudio, la dimensión de la gente se hizo explícitamente intencionalmente. Según lo


declarado por IT Governance Institute (2003), el gobierno de TI requiere liderazgo para
garantizar que la actividad de TI se mantenga y se extienda para alcanzar los objetivos de la
organización.
DISEÑO DE LA INVESTIGACIÓN

Este estudio utilizó un diseño de casos múltiples en el que el fenómeno de


investigación (gobierno de TI) se examina en situaciones de la vida real en 4
universidades de Australia para ilustrar cómo se practica el gobierno de TI.
PROCESO DE LA INVESTIGACIÓN

El método de entrevista semiestructurada se adoptó para este estudio, ya que proporciona


una estructura (que refleja el modelo de investigación teórica), así como la oportunidad de
hacer preguntas a los participantes sobre sus prácticas de gobierno de TI.

Se alentó a los participantes a compartir libremente sus experiencias o ideas relevantes si


estas no estaban cubiertas en las preguntas estructuradas.

Si bien los datos primarios se recopilaron durante las entrevistas, los datos secundarios se
recopilaron en los sitios web de las universidades.
HALLAZGOS

Basados en la teoría subyacente, el estudio pudo desarrollar proposiciones


sobre las prácticas de gobierno de TI, observar las prácticas actuales en las
universidades participantes y establecer brechas entre la teoría y la práctica.
Se identificó vacíos en las tres dimensiones de gobierno de TI (personas,
procesos, estructura).

BRECHAS: Integración de mecanismos de gobierno de TI y sensibilización y


compresión del concepto entre la alta gerencia.
INFORMACIÓN DE FONDO

o Universidad A: 1990

o Universidad B: 2006

o Universidad C: 1990

o Universidad D: 2005
HALLAZGOS - ESTRUCTURA

El estudio mostró que las estructuras organizativas de TI variaban


desde un modo centralizado, pasando por un modo federal a uno
descentralizado (consulte el Apéndice, Tabla AI). Sin embargo, las
conversaciones con los Directores / CIO de TI indicaron una
preferencia general por el modo centralizado a pesar de que muchos
recursos de TI existentes estaban ubicados en facultades y unidades de
negocios.
HALLAZGOS - PROCESOS

Esta dimensión recibió mucha atención como resultado de la perspectiva del


proceso de gobierno de TI establecido hace mucho tiempo. El estudio mostró
que las organizaciones participantes utilizaron algunos o la mayoría de los
marcos de mejores prácticas desarrollados externamente para el gobierno de
TI.

Caso A, ITILw y COBIT; Caso B, ITILw, Caso C, COBIT; ITILw, ISO17799; Caso D,
ITILw
HALLAZGOS - PERSONAS

El gobierno de TI se vio significativamente influenciado por la opinión de la alta


gerencia sobre el propósito de la TI. El Caso A y el Caso B trataron a la TI como
una reducción de costos y mejorando la eficiencia y la eficacia operativa.

En contraste, el Caso C y el Caso D trataron a la TI como una tecnología


habilitadora. Estas organizaciones invirtieron tiempo para explorar cómo se
podría utilizar y hacer que la tecnología de TI fuera totalmente impulsada por
las organizaciones.
BRECHAS - ESTRUCTURA

Para las universidades participantes, era preferible un gobierno de TI


centralizado, ya que esto les permitía mantener el control sobre las funciones
de TI descentralizadas en facultades y unidades de negocios. Sin embargo,
hubo una pequeña brecha en el hecho de que no todos los participantes se
habían movido (Caso D) o estaban en proceso de moverse (Casos B y C) a este
modo de gobierno de TI.
BRECHAS - PROCESOS

Adopte un marco de gobierno de TI de mejores prácticas desarrollado


externamente para obtener la mayoría de los beneficios de los mecanismos de
gobierno de TI. El uso varió de extenso (Caso A) a limitado (Caso B). Por lo
tanto, existe una brecha moderada que requiere un uso más intensivo de los
marcos existentes.
BRECHAS - PERSONAS

Pase del liderazgo reactivo y económico de TI al liderazgo proactivo y estratégico.


Los casos estudiados proporcionaron una indicación tanto del primero (casos A y
B) como del segundo (casos C y D). Por lo tanto, existe una brecha moderada que
se cerrará con el movimiento hacia el liderazgo estratégico de TI.

Implementar un diálogo entre el Director de CIO / TI y la alta gerencia sobre el


valor estratégico de TI. Esto estaba tanto presente (casos A y B) como ausente
(casos C y D).
CONCLUSIONES

El gobierno de TI debe ser altamente práctico y relevante para las


organizaciones contemporáneas. El conocimiento sobre el gobierno de TI no
solo debe crearse dentro de la comunidad de investigación, sino difundirse a
través del diálogo y la colaboración entre la comunidad académica y la
industria.