Está en la página 1de 8

LEY 20.

609 LEY ANTI-


DISCRIMINACIÓN
• La Ley 20.609, que establece medidas contra la discriminación,1​
más conocida como «Ley antidiscriminación» o por su nombre no
oficial «Ley Zamudio», es una ley chilena que tiene por objetivo
fundamental instaurar un mecanismo judicial que permita restablecer
eficazmente el imperio del derecho toda vez que se cometa un acto
de discriminación arbitraria, estableciendo un procedimiento judicial y 
medidas sancionatorias en caso de comisión de un acto de ese tipo.
OBJETIVO DE LA LEY

• La ley antidiscriminación o ley Zamudio tiene por propósito, según se


consagra en su artículo primero, “instaurar un mecanismo judicial que
permita restablecer eficazmente el imperio del derecho toda vez que se
cometa un acto de discriminación arbitraria”.1​Esto se conecta directamente
con el art. 19 n°2 de la Constitución Política de la República de Chile, el que
consagra el principio y derecho fundamental de igualdad ante la ley, el que
en su inciso segundo dispone que “ni la ley ni autoridad alguna podrán
establecer diferencias arbitrarias”.7​Por ello, la ley antidiscriminación es
constitucional, al castigar las discriminaciones arbitrarias y permitir las
discriminaciones no arbitrarias y justificadas, y esta justificación debe ser
sobre la base de otro derecho fundamental.
DEFINICIÓN DE DISCRIMINACIÓN

•  "toda distinción, exclusión o restricción que carezca de justificación


razonable, efectuada por agentes del Estado o particulares, y que
cause privación, perturbación o amenaza en el ejercicio legítimo de
los derechos fundamentales establecidos en la Constitución Política
de la República o en los tratados internacionales sobre derechos
humanos ratificados por Chile y que se encuentren vigentes“.
• En este caso, existe un mandato directo para el juez de ponderar derechos
fundamentales, en donde debe ponderar la igualdad ante la ley, la cual prohíbe
por regla general las discriminaciones, siempre que sean arbitrarias, y
excepcionalmente las permite, siempre que no sean arbitrarias y estén
justificadas por otro derecho fundamental. Esta ponderación debe hacerse
respecto al peso o importancia que tengan ambos derechos, en relación con el
caso concreto que se trate. Se les debe considerar a ambos como igualmente
validos, aunque no similarmente pertinentes para prevalecer en el caso que se
trate, de manera que el resultado de la ponderación es la aplicación de uno solo
de ellos, aunque sin que se declare la invalidez del otro.
CONSECUENCIAS

• Los logros obtenidos por esta nueva ley son: en primer lugar, un desarrollo
legal del derecho a la igualdad ante la ley y la prohibición de la
discriminación arbitraria, algo ya consagrado en nuestra Constitución
Política, pero que era necesario darle un desarrollo legislativo detallado. Este
desarrollo legislativo tendrá por fin definir qué se entiende por
discriminación, incluir categorías sospechosas, establecer un mecanismo
judicial para combatir actos u omisiones discriminatorias y una serie de
medidas especiales, como la agravante en casos de delitos motivados por
algunas de estas categorías.
• Esto, siguiendo lo dicho por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso
Atala: “Si bien es cierto que ciertas sociedades pueden ser intolerantes a condiciones
como la raza, el sexo, la nacionalidad o la orientación sexual de una persona, los
Estados no pueden utilizar esto como justificación para perpetuar tratos
discriminatorios”.

• El segundo logro, es la inclusión de una serie de categorías sospechosas, las cuales en


principio, serán consideradas como discriminación arbitraria en caso de utilizar una de
estas categorías para distinguir. Esto, salvo que se justifique muy bien (sobre la base
de otro derecho fundamental) la utilización de esta causal.
• El tercer gran logro, es la inclusión y el arduo trabajo de distintas minorías
(con menos recursos y sin el apoyo de lobistas profesionales) para lograr la
realización del proyecto, destacando el primer recibimiento formal en el
Congreso en la historia de Organización de Transexuales por la Dignidad de
la Diversidad.

También podría gustarte