Está en la página 1de 13

RESOLUCIÓN DE PROBLEMAS Y

RAZONAMIENTO
GRUPO#6
LILIANA NICOL DIAZ
ADONAYDA EUSEBIO
JENDRI ALVARADO
NATURALEZA DE LA RESOLUCIÓN DE
PROBLEMAS
La toma de decisiones es preponderante en
éstos. Cuando tenemos problemas mal
estructurados, que no sabemos por dónde
entrarle necesitamos tener iniciativa, ser
creativos y dar soluciones concretas. Vamos
a considerar que para resolver problemas
debe haber esfuerzos de creatividad y
además seguir un proceso. A continuación
le voy a definir uno de muchos procesos
para resolver problemas:
• Redefinir y analizar el problema. Reconocer cuál es el problema,
separar síntomas de problemas, analizar y organizar la información.
• Evaluar y seleccionar ideas, evaluar y escoger las mejores. Aquí
juega un papel importante la información, ya que con ella nos
podemos evitar muchos conflictos.
• Poner en práctica las ideas. Trabajar sobre la solución, vender
ideas y sobre todo obtener aceptación.
RAZONAMIENTO ANALÓGICO

El razonamiento analógico suele ser un proceso de


comparación, en el que se utiliza el conocimiento de un
dominio relativamente conocido con este tipo de
razonamiento, es posible llegar a distintas conclusiones en
el día a día. A través de la aplicación de razonamientos
analógicos, millones de personas realizan decisiones
importantes de su vida, entre las que se incluyen su
participación en la vida política en actos como el voto, o
en el comercio mediante la compra de algún producto.
El razonamiento analógico es utilizado en test cognitivos de carácter
psicológico y social. También, preguntas de este tipo son frecuentemente
incluidas en pruebas de admisión, debido a que a través de su correcto
razonamiento puede comprenderse los conocimientos del mundo y medio
ambiente, además de léxico y comprensión del lenguaje.
Para la realización de experimentos científicos, el razonamiento analógico es
imperante. También se usa frecuentemente en la medicina, debido a que el
cuerpo humano es un conjunto donde cada situación genera causas y
consecuencias que se pueden comprender en el marco de los razonamientos
analógicos.
EJEMPLO

Compra de un producto
Cuando una persona va a un supermercado, comprará productos que necesite por
diferentes motivos. En el sistema actual, los productos se comercializan por medio de
marcas, que para tener éxito deben ganar prestigio.
Uno de los razonamientos analógicos más frecuentes en este momento es que si un
producto de una determinada marca funcionó bien, otro producto de la misma marca
también lo hará. Lo mismo se puede aplicar en sentido contrario.
El limpiador de la marca a fue muy efectivo, por tanto el jabón de la marca a debe ser
bueno también.
 
RAZONAMIENTO INDUCTIVO
Cualquier proceso de pensamiento que utilice nuestro
conocimiento de circunstancias específicas conocidas para
realizar una deducción sobre circunstancias desconocidas es
un caso de razonamiento inductivo. Los tipos comunes de
razonamiento indicativo se basan con frecuencia en las
inducciones basadas en categorías: bien generalizando desde
circunstancias conocidas a todas las circunstancias (lo que
es una inducción general), o bien generalizando desde
algunos miembros de una categoría, de la que se sabe que
tiene una cierta propiedad, a otros casos de esa categoría (lo
que es una inducción específica).
EJEMPLO

Si se han visto tres partidos violentos de fútbol


americano y se concluye que todos los partidos de
fútbol son violentos, se ha realizado una inducción
general. Si se ve al equipo del alma mater college
jugar un partido violento este fin de semana y, por lo
tanto, se cree que en el equipo del college of the
gridiron, que tiene planificado un partido para el
próximo sábado, también jugará de forma violenta,
entonces se ha realizado una inducción específica.
RAZONAMIENTO DEDUCTIVO

En un razonamiento deductivo (al contrario que en uno


inductivo), si las premisas son ciertas, la conclusión no puede ser
falsa. Muchos teóricos, de Aristóteles en adelante, han creído que
el razonamiento deductivo representa uno de los logros más altos
del pensamiento racional. Las tareas de razonamiento deductivo
son, por lo tanto, una de las herramientas fundamentales
utilizadas por los psicólogos cognitivos en la búsqueda para
entender la racionalidad humana. Una herramienta que se utiliza
para estudiar el razonamiento deductivo es el silogismo, como un
argumento que consiste en dos afirmaciones y una conclusión.
La conclusión puede ser tanto cierta como falsa.
EJEMPLO
Hemos decidido mudarnos y pronto no podremos ir andando al campus. Así pues, hemos
de comprar un coche nuevo. Afortunadamente para nosotros, el dinero no es óbice —
pero sí la velocidad—. Vamos al distribuidor de porsche más cercano. Vemos que
porsche ha presentado un nuevo modelo llamado boxster. Basándonos en nuestro
conocimiento de los automóviles, hemos llegado a la conclusión de que todos los
porsche son automóviles fiables. Dado que el boxster es un porsche, esperamos que el
nuevo boxster sea un coche fiable. Así que cogemos el nuevo porsche boxster para una
prueba y tenemos una avería a los 10 minutos de circular con él. La única conclusión
lógica que podemos hacer es que una de nuestras premisas debe ser falsa: o bien es falsa
la premisa 1 —«todos los porsche son fiables»— (lo que posiblemente sea el caso), o
bien lo es la premisa 2 —«el boxster es un porsche»— (lo que es bastante improbable).
TEORÍAS DEL RAZONAMIENTO INDUCTIVO

Teorías del razonamiento hay 3 rasgos principales:


existen numerosos sesgos y errores en la actuación de los
sujetos en muy diversas tareas.
El contenido de la tarea y el contexto en el que se presenta
afectan de forma clara a la actuación de los sujetos. Existe
un componente deductivo en la actuación que se pone de
manifiesto en que los sujetos, en determinadas
condiciones, son capaces de resolver las tareas de forma
acorde con la lógica, incluso las más difíciles.
El último de estos rasgos destaca la capacidad de los sujetos para actuar en forma
lógica en las tareas deductivas y parece estar de acuerdo con la concepción
piagetiana, defensora de una lógica mental. Los 2 primeros rasgos tienden a falsar
la concepción piagetiana sobre las capacidades lógicas de los adolescentes, ya que
es el error (más que el acierto) lo que caracteriza en general el rendimiento de los
sujetos y las operaciones mentales que deben ser aplicadas para resolver los
problemas deductivos no parece que sean totalmente formales, independientes del
contenido de la tarea, sino que están notoriamente influidas por el mismo.