Está en la página 1de 7

LIBERTAD CONTRACTUAL

DIRIGISMO CONTRACTUAL
CARÁCTER SUPLETORIO DE LA
LEY

María de los Angeles Díaz Pinedo


LIBERTAD CONTRACTUAL:

Artículo 1354°:
Las partes pueden determinar
libremente el contenido de los
contratos, siempre que no sea
contrario a norma legal de carácter
imperativo.
LIBERTAD CONTRACTUAL:
LIMITES DE LA LIBERTAD CONTRACTUAL:
 EXPLICITOS:
1. Orden público
2. Buenas Costumbres
3. Normas Imperativas: Aquellas que se imponen a la voluntad de las
partes, de tal manera que deben ser necesariamente acatadas por los
particulares, lo que excluye desde luego la posibilidad del pacto en
contrario. Siendo su característica que no admite derogación por parte
de los particulares. Las normas legales imperativas son en realidad las
manifestaciones del poder del ordenamiento jurídico que habiendo
delegado parte de ese poder a los contratantes, no permite que se
traspase determinados límites en el ejercicio de tal poder delegado.

IMPLICITOS: Los Derechos Fundamentales: Ej. Incorporación en el contrato


de una cláusula que vulnere una norma específica que a su vez esté basada
en un derecho constitucional, como el derecho a una remuneración
equitativa y justa, resulta inválida y por tanto inexigible.
DIRIGISMO CONTRACTUAL:

Art.º 1355: La ley, por consideraciones de interés social, público


o ético, puede imponer reglas o establecer limitaciones al
contenido de los contratos.
Esta norma responde a lo que en doctrina se conoce como dirigismo
contractual , que en cita hecha por el insigne Josserand tiene que ser
orden y no anarquía y hay que evitar que los excesos pueden
provocar la crisis de la contratación.
Carlos Cárdenas Quiroz, en un valioso esfuerzo por darle sentido al
discutido párrafo del artículo 62° de la Constitución, reserva la
intangibilidad de los contratos solo a aquellos aspectos que no
conciernen a cuestiones que involucren normas de orden público o
imperativas, con lo que se guardaría coherencia con otras
disposiciones de la misma constitución.
Prevalecen sobre la autonomía privada las normas de orden público
dictadas con posterioridad a la creación de una relación obligatoria
en curso de ejecución.
DIRIGISMO CONTRACTUAL:

CAS. Nº 3418-2000-ICA: La ley, por consideraciones


de interés público puede imponer limitaciones al
contenido de los contratos. Los pactos que vayan en
contra de estas disposiciones serán nulos, en
concordancia con el Artículo V del Título Preliminar del
Código Civil que sanciona con nulidad todo acto jurídico
que sea contrario a las leyes que interesan al orden
público o a las buenas costumbres. Asimismo dichos
pactos nulos quedarán automáticamente sustituidos por
las disposiciones legales imperativas que
contravengan, ya que estas por su naturaleza forman
parte del contenido del contrato de modo implícito e
invariable.
CARÁCTER SUPLETORIO DE LA LEY:

Art.º 1356: Las disposiciones de la ley sobre contratos son


supletorias de la voluntad de las partes, salvo que sean
imperativas.
Res. Nº 040-97-ORLC/TR: Los contratos están sujetos al
denominado deber de observancia (pacta sunt servanda), es
decir los contratos son ley entre las partes, ya que son
obligatorios en cuanto se haya expresado en ellos, siendo las
disposiciones de la ley supletorias de la voluntad de las partes,
salvo que sean imperativas.
Cas. Nº 73-T-97-Lima: Las disposiciones legales sobre contratos
son supletorias de la voluntad de las partes, argumentar lo
contrario sería vulnerar el principio de autonomía de la voluntad
que debe existir en toda relación contractual.
Gracias

También podría gustarte