Está en la página 1de 21

CONTENIDO

1)Enfermedades del hombro


-Bursitis.( Concepto, causas, síntomas y
signos, tratamiento)
-Hombro Congelado( Características
Generales)
2) Enfermedades en el Pie
-Espolón calcáneo
Bursitis
La Bursitis Subacromial de hombro es la
inflamación de la bursa (“bolsa”) que cubre los
tendones del manguito rotador en el hombro. Su
causa más frecuente es por un proceso
degenerativo.
La bursa cumple la función de proteger del roce
entre el hueso y los tendones, y contiene una
mínima cantidad de líquido en su interior. Cuando
esta bolsa se inflama por distintas razones,
aumenta el líquido dentro de ella y se comprime
entre el acromion y los tendones del manguito
rotador.
Causas
• Inclinación muy acentuada hacia abajo del hueso del acromion
por alguna malformación.
• Puede producirse por un sobre esfuerzo, por ejemplo, al nadar
por tiempos muy prolongados o recibir un golpe sobre el
hombro.
• Por un proceso degenerativo. Se producen engrosamientos de
algunos de los tendones del manguito rotador provocando un
pinzamiento secundario.
• También ocurre cuando hay un depósito de calcio dentro de
alguno de los tendones del manguito rotador, que se denomina
tendinitis cálcica, que hace que el tendón se inflame aumentando
de volumen.
• Obesidad
• Enfermedades asociadas como la Artritis reumatoidea, Gota.
• Traumatismos
Síntomas
• Dolor en reposo
• Dolor al movimiento y la presión sobre la articulación
• Inflamación y enrojecimiento

Factores de riesgo
-Edad. La bursitis se hace más frecuente con la edad.
-Profesiones o pasatiempos. El riesgo de sufrir bursitis aumenta si tu trabajo
o pasatiempo requiere movimientos repetidos o presión en una bolsa sinovial
determinada. Algunos ejemplos son poner alfombras, instalar baldosas o
azulejos, hacer tareas de jardinería, pintar y tocar un instrumento musical.
-Otras afecciones. Ciertas enfermedades y trastornos generalizados, como la
artritis reumatoide, la gota y la diabetes, aumentan el riesgo de padecer
bursitis.
-Tener sobrepeso puede aumentar el riesgo de manifestar bursitis de cadera
y rodilla.
Diagnóstico
• Clínico a través del Examen Físico
• Radiológico: Las imágenes de rayos X no
pueden establecer de manera segura el
diagnóstico de una bursitis, pero pueden
ayudar a descartar otras causas del
malestar.
• Exámenes de laboratorio: análisis del
líquido de la bolsa sinovial inflamada para
identificar la causa de la inflamación y el
dolor en las articulaciones.
Tratamiento
• Medicamentos: Se indican analgésicos,
antiinflamatorios, antibióticos si se sospecha infección.
• Una inyección de corticoesteroides en la bolsa del
hombro puede aliviar el dolor y la inflamación. Por lo
general, este tratamiento actúa rápidamente y, en
muchos casos, solo se necesita una inyección.
• Dispositivos de asistencia. El uso temporal de un
bastón u otro dispositivo ayudará a aliviar la presión en
la zona afectada.
• Cirugía. A veces, una bolsa sinovial inflamada se puede
drenar quirúrgicamente, pero muy pocas veces es
necesaria la extirpación quirúrgica de la bolsa afectada.
Tratamiento
Terapia Física
-Crioterapia desde el inicio del dolor
-Electroterapia: Ultrasonido, campo magnético local,
corriente TENS
-Masoterapia: La realización de un buen masaje es clave en el
tratamiento ya que con dicho masaje se rebaja la tensión del
músculo que está comprimiendo la bursa y con esto se
disminuye el dolor y mejora desde el principio del tratamiento
la movilidad.
-kinesioterapia: Una vez que el músculo está libre de
cualquier inflamación y sin dolor, ejercicios de estiramientos
de los músculos que rodean a la articulación y tonificación
muscular.
Hombro congelado
El hombro congelado se genera cuando el tejido
conectivo que contiene la articulación se vuelve
gruesa y tensa. El hombro rígido, también
conocido como «capsulitis adhesiva», es una
enfermedad que se caracteriza por rigidez y
dolor en la articulación del hombro.
La afección se produce con más frecuencia en
las personas con diabetes y en las que dejaron
el brazo inmovilizado durante un período
prolongado.
Causas
• Si bien en muchas ocasiones no se demuestra una causa
evidente para el hombro congelado, existen algunas
circunstancias en las que aparece de forma más frecuente:

• Tras una bursitis o una tendinitis del hombro.


• Tras la inmovilización prolongada del hombro por cualquier
motivo (por ejemplo por fracturas del brazo, por la cirugía del
brazo o del hombro, tras la cirugía cardiaca o tras haber sufrido
un ictus con inmovilidad de ese brazo).
• Asociada a enfermedades de la columna cervical.
• Asociada a enfermedades generales, como una EPOC
(enfermedad pulmonar obstructiva crónica), el hipertiroidismo,
un infarto de miocardio o a la diabetes mellitus.
Síntomas
Los dos principales síntomas del hombro congelado son
dolor e incapacidad funcional, que es la dificultad de hacer
movimientos normales del hombro. La capsulitis adhesiva
se desarrolla generalmente en tres etapas:
-Fase dolorosa o inflamatoria: el cuadro de la capsulitis
adhesiva se inicia con movimiento progresivo, dolor al
movimiento que llega a ser demasiado intenso y causa
también pérdida gradual de la capacidad de mover el
hombro.
A diferencia de la bursitis y tendinitis, cuyo dolor se asocian
a ciertos movimientos del hombro, el dolor de la capsulitis
viene con cualquier tipo de movimiento. Esta fase dura de 2
a 9 meses.
Síntomas
-Fase de congelamiento o rigidez: después de pasada la etapa
inflamatoria el dolor comienza a disminuir. Sin embargo, la
rigidez del hombro se vuelve más intensa, lo que dificulta su
movilidad. En esta etapa, que dura de 4 a 12 meses, la
incapacidad funcional no está directamente relacionada con el
dolor, el paciente simplemente no puede mover su hombro como
antes porque él se encuentra duro o «congelado». En esta etapa,
el dolor generalmente ocurre cuando el paciente intenta mover
el hombro más allá de lo posible.
-Fase de recuperación o descongelado: después de más de 1 año
de dolor e incapacidad funcional, el hombro comienza a
«descongelar». El paciente poco a poco va recuperando la
capacidad para mover los hombros de forma amplia y el dolor
desaparece totalmente. Esta fase puede llevar de 5 a 24 meses
para ser completa.
Tratamiento
El tratamiento indicado para esta patología va a depender de
que tan avanzada se encuentre la enfermedad y el mismo
debe ser individualizado.
Objetivos específicos
-Mejorar la funcionalidad y calidad de vida del paciente con
su reinserción laboral y/o deportiva.
-Disminución de la inflamación, y mantener o recuperar el
recorrido articular.
-Reeducación muscular.
-Eliminar o aliviar en la medida de lo posible el dolor.
-Corregir la postura antiálgica.
-Reeducar el ritmo escapulo-humeral.
Tratamiento
FASE AGUDA:
-Tratamiento analgésico: Crioterapia y Electroterapia: Laser, campo
magnético, corriente TENS.
-Ejercicios Pendulares
FASE SUBAGUDA:
-Tratamiento analgésico: Crioterapia y Electroterapia.
-Aumentar el recorrido articular, ejercicios pendulares y en espaldera
-Inicio de Tonificación muscular,
-Estiramientos en un inicio pasivos de los músculos Deltoides, bíceps,
tríceps, Trapecio, Pectoral.
-Inicio del trabajo isométrico. Importante recordar que la aducción activa
del hombro puede exacerbar la isquemia del tendón del supraespinoso.
Por tanto los ejercicios contra resistencia (isométricos o isotónicos) deben
realizarse al menos con 15º o 20º de Abducción y Flexión. Queda prohibido
por tanto potenciar con una pelota en el hueco axilar.
Tratamiento
TERCERA FASE O FORTALECIMIENTO MUSCULAR
El objetivo es la potenciación del deltoides y manguito
rotador
Mecanoterapia: Escalera digital, polea de techo, polea
de pared con resistencia progresiva, rodillo de mano
Ejercicios con pelota sobre la camilla y pendulares
Espolón calcáneo
Crecimiento óseo que se desarrolla alrededor del
hueso del talón, a menudo causado por zapatos que
no calzan bien y que, a veces, causa dolor.
Es una exostosis: un tumor benigno de hueso en la
parte inferior del talón. Es popular la creencia de que
el crecimiento de hueso en forma de lanza es lo que
genera todos los problemas que trae la presencia de
un espolón, pero en realidad en sí mismo el espolón
no es doloroso; igual que como sucede en las
articulaciones artrósicas o desgastadas con los
osteofitos que se forman en ellas lo que duele son los
tejidos blandos que se clavan en el hueso nuevo.
Causas
La edad. El envejecimiento conlleva a la aparición de
distintas alteraciones.
El sobrepeso. El exceso de peso produce más presión
en la bóveda plantar, generando distensiones continuas
de la fascia plantar.
Enfermedades reumáticas (artritis reumatoide, gota)
que favorecen el acúmulo de sustancias.
Problemas posturales (como el pie plano, calzado
inadecuado o alteraciones de la marcha).
Aumento de la actividad física. Muchos atletas, debido
a la actividad repetitiva, produce esta alteración.
Síntomas
Dolor, que tiene la particularidad que se manifiesta justo
en el talón; a diferencia de la Fascitis plantar cuyo dolor
es difuso en todo el talón. El dolor se siente muy intenso,
obliga a cojear, al rato cede, desaparece, para reaparecer
tras un periodo más o menos largo de actividad. Por otra
parte, los zapatos de seguridad de trabajo, los tacones o
los zapatos de suela dura pueden intensificar los
síntomas.
Durante el día los pacientes sufren más al salir de la
cama por la mañana, después de estar sentado durante
mucho tiempo, después de caminar mucho o si han
estado mucho tiempo de pie, es decir, cuando los tejidos
están más fríos.
Diagnóstico
-Examen clínico para detectar signos y síntomas.
-Radiografía.
-Resonancia magnética o ecografía proporciona
un estudio más profundo, debido a que muestran
los edemas, inflamación y engrosamiento de la
zona para ver si también existe Fascitis plantar.
Tratamiento
-Dejar de hacer o disminuir la práctica de actividad física.
-Uso de férula o talonera para espolón personalizada.
-Medicamentos: Ya sea mediante la aplicación de vendajes con
pomadas de cortisona, anestésicos locales o antiinflamatorios o
por la infiltración de dichos medicamentos en la zona afectada.
Terapia física: Que incluye la aplicación de calor, frío o incluso el
tratamiento con ultrasonidos (para tratar de disolver las
calcificaciones),Laser, si hay presencia de Fascitis plantar se
puede aplica campo magnético para disminuir la inflamación.
Kinesiología: ejercicios para estirar y fortalecer músculos del pie
con el fin de aliviar los síntomas ocasionados por esta patología.
Se puede realizar Cirugía del hueso pero se ha registrado con
frecuencia la formación del espolón nuevamente.

También podría gustarte