Está en la página 1de 11

MODELO DE DESARROLLO DE

ECUADOR

Valeria Núñez Cevallos


Diana Pacheco Guerrero
MODELO DE DESARROLLO

Es un patrón de acumulación que responde a las necesidades de


organización económica y social de un país en una determinada
época histórica. Se trata de una adecuación de las estructuras
del desarrollo y de los procesos económicos a un caso
específico.
MODELO DE LA DEMANDA
SOCIAL
Es un modelo sustentado de manera cierta en una distribución más
equitativa de la propiedad y del ingreso, bajo la premisa, de que la
mejor palanca del crecimiento, es precisamente una adecuada
distribución. Según este modelo, a mayor participación de los sectores
laborales y en general de la población pobre dentro de la demanda
nacional, mayor será la producción y el crecimiento económico del país.

El desarrollo no puede responder únicamente a las demandas que pasan


por el mercado de parte de los trabajadores activos, sino que debe
considerar también a aquellos grupos sociales pobres cuyas demandas
terminan también en el mercado, pero por vía de las reivindicaciones
que realiza el Estado: los pobres no son sujetos de demandas en el
mercado de forma directa, sino que el Estado demanda por y para ellos.
De esta forma en vez de hablar de demanda efectiva se hablará de
demanda social.
FUNDAMENTOS DEL MODELO
El modelo de la demanda efectiva considera que el consumo al igual que la inversión
son importantes para el desarrollo, pero haciendo una distinción entre consumo
suntuario y consumo asalariado: el consumo suntuario tiene posibilidades restrictivas
en el desarrollo, en cambio el consumo asalariado constituye una potencia muy
elástica del desarrollo, en la medida que supone expansión de la demanda, y por tanto
ampliación de la oferta y de la producción.

El nivel de la producción y del ingreso nacional (PIB) está determinado por:

 El nivel de las inversiones realizado en los sectores productivos


 El nivel de los gastos de consumo de los sectores de altos ingresos;
 El grado de participación de los salarios y de la asistencia a los pobres dentro del
ingreso nacional.

Y = I + Ck + Cw/Y
Una distribución más equitativa, tiene la virtud de hacer crecer la demanda y por
consecuencia la producción y el empleo.
PROBLEMAS EN ECUADOR
 La Producción

 La Circulación

 La Distribución

 El Consumo
Los problemas expresados como
demandas sociales
En el ámbito de las demandas económicas se advierte:

 Profundas desigualdades en el desarrollo entre sus diversos sectores, por


atrofias en los sectores productivos e hipertrofias en los sectores comercial
y financiero, que dejan consecuencias negativas en la disponibilidad de
bienes y servicios para satisfacer la demanda interna de la población
 Desarticulación de actividades, de manera especial entre agricultura y
manufactura, debido a la dependencia de la economía externa
 Persistente inestabilidad económica pese a la relativa estabilidad de los
precios
 Desocupación y subocupación de la fuerza de trabajo
 Ocupación irracional y despilfarro de los recursos naturales y del capital
 Baja productividad y baja competitividad;
 Degradación del medio ambiente.
El Estado debe definir los siguientes
tres objetivos esenciales:

 Primero: Encauzar el desarrollo económico, priorizando las


demandas sociales básicas de consumo y de producción de la
población nacional.

 Segundo: Contraponer a la organización social vigente basada


unilateralmente en lucros privados, una nueva organización social
basada ante todo en la asociación de consumidores y de productores.

 Tercero: Definir el mercado interno y los sectores productivos que


han de constituirse en los ejes de la acumulación; tales ejes podrían
estructurarse con la agricultura, la minería, la manufactura, los
servicios básicos y el turismo, priorizando en cada caso el uso de
insumos nacionales y mano de obra local.
En el ámbito del desarrollo social es
evidente:
 Grandes disparidades en la disposición de la propiedad y del ingreso;
 Una estructura de clases y facciones sociales conforme a la magnitud de
los lucros privados que se obtienen;
 Migraciones crecientes y desolación familiar;
 Incremento de los niveles de pobreza general y de la pobreza crítica;
 Violencia social y aumento del crimen organizado

Es urgente ampliar el régimen de propiedad social, no solamente del


Estado, sino de la economía cooperativa, de la economía
comunitaria
y de la economía del mercado de productores
En el campo de las demandas
políticas:
 La estructura y funcionamiento del Estado ya no responden a los
desafíos de la época;
 El sistema de representación padece de crisis de legitimidad;
 Es notoria la debilidad económica como consecuencia de su peso
reducido dentro de los procesos económicos del conjunto nacional
 Las decisiones públicas han respondido a intereses privados
 El ejercicio de la soberanía se lo ha hecho en términos de obsecuencia;
 Las atribuciones políticas en general han sido muy débiles.

Deben implementarse estrategias de regionalización del desarrollo, de


desconcentración selectiva de funciones políticas, de descentralización
administrativa, entre otras, como parte de una reforma integral del
Estado
En el ámbito del desarrollo cultural es
evidente

 Una cerrada defensa de privilegios de parte de ciertos


sectores sociales con argumentos fuera de toda ética;
 Irrespeto a la ley de parte de estos mismos sectores;
 Desinformación y cultura política carente de contenidos
políticos genuinos de determinados estratos sociales
medios, acostumbrados cómodamente a una democracia
falsa;
 Conformismo, resignación y obsecuencia cómplices de
otros sectores;
 Corrupción, impunidad y violencia
Los principales actores sociales
considerados en el modelo
 Empresarios agrarios, industriales, comerciales y financieros
medios y pequeños;
 Trabajadores de la ciudad y del campo (obreros y campesinos);
 Clases intermedias de profesionales;
 Los grupos sociales cada vez más amplios llamados hasta ahora
“marginales” y todos los estratos poblacionales cuyos intereses
dependen en mayor medida del desarrollo de los sectores
económicos orientados hacia las demandas del mercado interno.
 Y por supuesto, el protagonista principal sería el Estado como
líder del proceso, a través de políticas económicas redistributivas
que tendrían a la vez un papel cohesionante de todos estos grupos
sociales actualmente dispersos