Está en la página 1de 5

NERVIO OPTICO

Pedro alberto carbajal velazquez sección 01


principales datos clínicos de
Papilitis, papiledema, Neuritis óptica y atrofia óptica.

patologia Datos clinicos


Papilitis a) Disminución de la agudeza visual de forma aguda, casi siempre concomitante
con dolor.
b) Dolor ocular o periocular, que puede preceder en algunos días la pérdida
visual y es característico que se produzca o agudice con los movimientos oculares.
c) Visión del color usualmente más afectada que la agudeza visual.
d) Otras aberraciones visuales, como fosfenos y visión "de relámpagos".
e) Síntomas de Uhthoff. Empeoramiento de la visión con el aumento de la
temperatura corporal.
papiledema Al principio puede haber papiledema sin que la visión resulte afectada. Son
síntomas característicos del papiledema las alteraciones visuales fugaces (visión
borrosa, visión doble, titileos o pérdida completa de la visión), que suelen durar
unos segundos. Otros síntomas pueden estar causados por la elevada presión
intracraneal. A veces aparecen dolor de cabeza, náuseas, vómitos o una
combinación de ellos. Este trastorno no causa dolor.
Neuritis óptica El síntoma principal de la neuritis óptica es la pérdida de visión, que suele
hacerse máxima en 1 a 2 días y varía desde un pequeño escotoma central o
paracentral hasta una ceguera completa. La mayoría de los pacientes sufren dolor
ocular leve, que a menudo empeora con el movimiento ocular.

atrofia óptica Los síntomas de la atrofia óptica se relacionan con cambios en la visión,
específicamente: Visión borrosa. Dificultades con la visión periférica (lateral)
Dificultades con la visión a color.
Vía de la respuesta pupilar para miosis y una
patología
•  La miosis pupilar es la función del esfínter de la pupila, inervado por fibras
parasimpáticas
• Ciertas enfermedades pueden producir miosis patológicas, entre ellas se encuentran:
• Síndrome de Horner: daños específicos del sistema nervioso simpático que afecta la
inervación de la cara.
• Tumor de Pancoast: un tumor atípico de pulmón que causa daño al trayecto de
nervios simpáticos del iris.
• Hemorragia intracraneal.
• Miosis espasmódica: esta es producida por irritación en el nervio motor ocular
común.
• Miosis Espinal: Se produce por lesión en la médula espinal.
• La midriasis es la función del dilatador de la pupila y está controlada por
fibras simpáticas.
• La lesión en el nervio trigémino, el cual controla diversas partes del rostro,
suele ser irreversible, quedándose la pupila dilatada permanentemente.
• La sensibilidad la provee el nervio trigémino o V par craneal. Las lesiones en
el nervio trigémino producen diversos síntomas, desde parálisis a dolores
mandibulares o migrañas como la neuralgia del trigémino o el Síndrome de
Claude-Bernard-Horner.
• El reflejo corneal es el pestañeo que se produce al tocar la córnea, la vía
aferente va por el nervio trigémino y la respuesta de parpadeo, por el nervio
facial.
Manejo general de las lesiones del nervio óptico