Está en la página 1de 10

3.

Dios como padre en la tradición


judeocristiana
En la literatura
sapiencial
• Yahvé es invocado como el Padre del justo. se da un avance ya que el Justo es un personaje
individualmente considerado y a su vez puede trascender las fronteras de Israel. ( persona de andar
recto y justificado delante de Dios por ejemplo: Noé es calificado en las Escrituras como varón
más justo Gn 6, 9) "Esta es la historia de Noé: Noé fue el varón más justo y cabal de su tiempo.
Noé andaba con Dios."
• Tobías, Sirácide y Sabiduría se utiliza en algunos casos este título para ponerlo en labios de un
individuo y expresar una oración personal. A partir de ahora se considera que Dios es padre de
todos los hombres (Sab ll,23s; 15,1). "Te compadeces de todos porque todo lo puedes y disimulas
los pecados de los hombres para que se arrepientan. 24.Amas a todos los seres y nada de lo que
hiciste aborreces, pues, si algo odiases, no lo habrías hecho. 25.Y ¿cómo habría permanecido
algo si no hubieses querido? ¿Cómo se habría conservado lo que no hubieses llamado? 26.Mas
tú con todas las cosas eres indulgente, porque son tuyas, Señor que amas la vida,“.
• "Mas tú, Dios nuestro, eres bueno y verdadero, paciente y que con misericordia gobiernas el
universo."
• Se produce en palabras de O González de Cardedal un sacerdote y teólogo católico español.
<<Una aplicación personalista y una extensión Universalista
• Lo anterior se comprueba en Sab 2,16: "Nos tiene por bastardos, se aparta de
nuestros caminos como de impurezas; proclama dichosa la suerte final de los justos y
se ufana de tener a Dios por padre."
• Representa una universalización de la paternidad de Dios más allá de Israel, pues él
es invocado como Padre de todos y de todo; y en la bella oración del Justo.

• Ahora bien, en Eclo 23,1-4: «Oh Señor, padre y dueño de mi vida, no me abandones
a su capricho ... Señor, padre Y Dios de mi vida, no dejes que sea altiva mí mirada».
• Implica una aplicación personalista en que un particular invoca a Dios a título
personal como Padre suyo. En este último texto tenemos ya un uso muy cercano a la
expresión abba de la oración de Jesús como manifestación de su conciencia filial.
5. En el judaísmo
palestino
• Padre se utilizaba en el sentido de Is 63,16 y 64,7: "Porque tú eres nuestro Padre, que
Abraham no nos conoce, ni Israel nos recuerda. Tú, Yahveh, eres nuestro Padre, tu nombre
es «El que nos rescata» desde siempre.“ "Pues bien, Yahveh, tú eres nuestro Padre. Nosotros
la arcilla, y tú nuestro alfarero, la hechura de tus manos todos nosotros.“ en las grandes
oraciones sínagogales en las que el pueblo de Israel pedía perdón en lo que podemos llamar de
forma amplia como una liturgia penitencial.
• La expresión no aparece aislada, sino junto a otros atributos de Dios: Tú eres nuestro Padre,
nuestro Rey, etc.

• El nombre «Padre nuestro», referido a Yahvé, era repetido en la oración llamada Tefillá (La
tefilá – plegaria u oración- es una tradición milenaria con la que los judíos se relacionan de
diferentes maneras. Se suele asociar al concepto de tefilá con la liturgia;) o de las 18
bendiciones: «Haznos volver, Padre nuestro, a tu torah ... Perdónanos, Padre nuestro ... (5." y
6.a bendiciones)
• Libro de los Jubileos (siglo II a.C.) hay un texto que recoge la
fórmula de alianza del AT y en el que se afirma que cuando los
israelitas se adhieran a Dios y sus mandamientos entonces Dios
se hará de verdad Padre suyo y ellos serán sus hijos.
El término padre para dirigirse a Dios en el AT podemos dar tres breves anotaciones:
 Según una interpretación corriente en el Próximo Oriente antiguo y en el mundo
grecorromano, el dios supremo es el que engendra a los demás dioses y a los
hombres. El profeta Jeremías en una crítica que ya se ha hecho clásica sobre la
idolatría denuncia semejante concepción: Jer 2,26s ("Cual se avergüenza el ladrón
cuando es sorprendido, así se ha avergonzado la casa de Israel: ellos, sus reyes,
sus jefes, sus sacerdotes y sus profetas, 27.los que dicen al madero: «Mi padre eres
tú», y a la piedra: «Tú me diste a luz.» Tras de volverme la espalda, que no la cara,
al tiempo de su mal dice: «¡Levántate y sálvanos!» 28. Pues ¿dónde están tus
dioses, los que tú mismo te hiciste? ¡Que se levanten ellos, a ver si te salvan en
tiempo de desgracia! Pues cuantas son tus ciudades, otros tantos son tus dioses,
ALCANZAR Judá; (y cuantas calles cuenta Jerusalén, otros tantos altares hay de Baal).“ La fe
yahvista no podía caer en esta concepción de Dios, ya que tenía una concepción
LA trascendente de este Dios.

EXCELENCIA  b) La filiación comprendida desde la acción histórica y salvífica de Dios. El lenguaje


de generación para hablar de la relación entre Dios y una criatura también se
encuentra en el AT. Especialmente llamativa es la expresión de Sal 2,7: «Tú eres mi
hijo, yo te he engendrado hoy» estas fórmulas habría que interpretarlas en un
sentido jurídico, bien como una fórmula de adopción, bien de ratificación.
• Estos textos poseen una estructura binaria por la que en el
fondo se está expresando la especial relación de Dios con su
pueblo. La paternidad divina y la filiación real son los efectos
de una intervención histórica de Dios y no el fruto o la obra
de un parentesco natural.

• Adopción explica una gran parte de textos


veterotestamentarios (Os 11,1"Cuando Israel era niño, yo le
amé, y de Egipto llamé a mi hijo.“ Ex 4,22"Y dirás a
Faraón: Así dice Yahveh: Israel es mi hijo, mi
primogénito.“ o bien en boca de Dios (Jer 31,9.20) "Con
lloro vienen y con súplicas los devuelvo, los llevo a arroyos
de agua por camino llano, en que no tropiecen. Porque yo
soy para Israel un padre, y Efraím es mi primogénito.“ o
en labios de Israel (ls 63,16"Porque tú eres nuestro Padre,
que Abraham no nos conoce, ni Israel nos recuerda. Tú,
Yahveh, eres nuestro Padre, tu nombre es «El que nos
rescata» desde siempre.“64,7: "Pues bien, Yahveh, tú eres
nuestro Padre. Nosotros la arcilla, y tú nuestro alfarero, la
hechura de tus manos todos nosotros.“ se llama «hijo de
Dios» no solo al rey, sino a Israel y a los israelitas.
Un sentido metafórico para expresar la relación entre Yahvée Israel. Otra serie de
textos habla de Dios como «Padre» en un sentido metafórico.
En general, en este tercer tipo de textos se subraya la paternidad de Dios para
expresar la relación de Dios con Israel como colectivo.

• Cuando se considera la relación de paternidad desde el punto de vista del hijo el


acento dominante recae en la autoridad del padre. Considerada desde la
perspectiva del padre, el aspecto dominante de la paternidad es la bondad, la
solicitud y el amor ( cf. Is 1 ,2s"Oíd, cielos, escucha, tierra, que habla Yahveh;
«Hijos crié y saqué adelante, y ellos se rebelaron contra mí. 3.Conoce el buey
a su dueño, y el asno el pesebre de su amo. Israel no conoce, mi pueblo no
discierne.» 4.¡Ay, gente pecadora, pueblo tarado de culpa. semilla de
malvados, hijos de perdición! Han dejado a Yahveh, han despreciado al Santo
de Israel, se han vuelto de espaldas.“
Os 11,1-4: "Cuando Israel era niño, yo le amé, y de Egipto llamé a mi hijo.
2.Cuanto más los llamaba, más se alejaban de mí: a los Baales sacrificaban, y
a los ídolos ofrecían incienso. 3.Yo enseñé a Efraím a caminar, tomándole por
los brazos, pero ellos no conocieron que yo cuidaba de ellos. 4.Con cuerdas
humanas los atraía, con lazos de amor, y era para ellos como los que alzan a
un niño contra su mejilla, me inclinaba hacia él y le daba de comer."
PÓNGASE EN CONTACTO
CON NOSOTROS