Está en la página 1de 17

BISEXUALIDAD

YURIDIA ALVAREZ LOPEZ


 Dentro de la tradición occidental, se
suele dar carta de naturaleza a la
bisexualidad desde la antigua Grecia
pues, según las fuentes existentes, este
tipo de relaciones eran practicadas
incluso por los mismos reyes o
gobernadores de Grecia (uno de ellos
fue Alejandro Magno).
 Aunque se ha observado en gran
variedad de formas en todas las
sociedades humanas de las que quede
registro escrito, la bisexualidad sólo ha
sido objeto de estudio serio desde la
segunda mitad del siglo XX y aún hay
desacuerdos sobre su prevalencia y
naturaleza.
 Algunos investigadores vuelven a
sostener hoy en día que podría haber
causas endógenas para este tipo de
conducta sexual, pero son los mismos
que dicen que toda conducta que se
aleje de una norma tiene como principio
y fin algún cambio metabólico,
descartando los elementos emocionales
o psicológicos.
 Popularmente se dice que es bisexual
un individuo que tiene prácticas con
personas de ambos sexos. Desde lo
evolutivo y lo morfológico, vemos que
en los fetos hay una constitución
básicamente bisexual, en la cual luego
se van definiendo los caracteres
sexuales hacia uno u otro sexo
genéticamente determinado
 Los embriones, en su primer estadio,
son morfológicamente femeninos hasta
que, en el caso de los varoncitos, los
andrógenos fetales los van
diferenciando; pero, de no existir esta
hormona, aunque genéticamente sean
varones pueden nacer con caracteres
femeninos o con cuadros de
hermafroditismo.
 Freud introduce el concepto de
bisexualidad en psicoanálisis y nos
habla de que todo ser humano tendría
constitucionalmente disposición sexual
tanto masculina como femenina, y esto
se manifiesta en los conflictos que
experimenta el sujeto para asumir su
propio sexo.
 experimenta el sujeto para asumir su propio
sexo.
 Basado en los datos de la anatomía y la
embriología, agrega: que "cierto grado de
hermafroditismo anatómico es normal. En todo
individuo varón o mujer, hay vestigios del
aparato genital del sexo opuesto, de allí que los
organismos sean originariamente bisexuales".
Para Freud "el sexo dominante en una persona
habría reprimido en el inconsciente la
representación psicológica del sexo vencido".
 Desde lo hormonal también se evidencia
el mismo fenómeno: todos tenemos
hormonas femeninas como masculinas,
claro que en distintas proporciones. Si en
el varón aumentan los estrógenos y la
prolactina puede haber crecimiento de las
mamas y afinamiento de la voz. Si en la
mujer aumentan los andrógenos, hay
aparición de hirsutismo (aumento del
vello) y voz más gruesa.
 Pero es interesante destacar que estos
casos no siempre comportan
inclinaciones hacia el mismo sexo y, por
el contrario, en los homosexuales no se
detectan variaciones en las tasas
hormonales respecto de los
heterosexuales. Pero, para agregar
mayor confusión, hay quienes hablan de
que podrían existir alteraciones en los
receptores celulares de esas hormonas.
 En los chicos suelen verse contactos
con otros de igual sexo; pero esto
constituye parte de su evolución sexual.
Muchos padres, aterrados por su propio
temor a la homosexualidad, ven en
estos juegos prácticas aberrantes en
lugar de entender que son propias del
crecimiento.
 Podríamos hablar de este tema durante
horas y horas, sin llegar a tener conclusiones
claras, y no sabemos si en realidad habría
que tenerlas. Sostenemos que en esta
espinosa cuestión las opiniones personales
cuentan más que en ninguna otra: hay
personas muy esclarecidas que aceptan
intelectualmente la homosexualidad, pero la
rechazan afectivamente y no desean para sí
o para sus hijos este tipo de prácticas.