Está en la página 1de 12

APLICACIÓN DE LA ÉTICA

JURÍDICA EN LA
PROFESIÓN DEL ABOGADO
CAMPO DE EJERCICIO PROFESIONAL DEL ABOGADO

 POSTULANTE: aquí entra la prestación de los servicios profesionales, en donde el abogado y cliente contraen derechos y
obligaciones. El abogado se compromete a realizar el servicio de acuerdo con lo contratado, desempeñar el trabajo
personalmente, guardar el secreto profesional, avisar oportunamente cuando no pueda seguir prestando sus servicios y sobre
todo mantener su comportamiento ético con su cliente y no caer en la traición. Por lado del cliente, pagar los honorarios y
proveer toda información que se pida o sepa sin ocultar o mentir.
 ASESOR: este tipo de actividad se delimita a las asesorías en la materia legal, ya sea para el sector privado o publico.
 NOTARIO: para ejercer esta profesión es solamente licenciado en derecho, ya que realiza actos delegados por el “estado” para
dar fe publica en actos, hechos jurídicos que se le presentan ante el.
 CORREDOR: es el abogado que da fe en cuestiones mercantiles ya sea en ser intermediario en la celebración de un acto de
comercio o incluso realizar avalúos sobre bienes inmuebles, elaborar sociedades anónimas y constituir asociaciones civiles.
 CATEDRÁTICO: es la rama de la abogacía donde se requiere mas entrega, dedicación, actualización profunda del
conocimiento jurídico, ya que en el recae la responsabilidad de formar a los futuros licenciados en derecho.
PRINCIPIOS ÉTICOS

Un principio es aquel patrón que debe ser observado no porque proveerá o asegurara una situación económica
política o social, considerada deseable, sino porque es una exigencia de justicia o equidad o de alguna dimensión
de moralidad. Roland Dworkin.
Algunos principios éticos son:
• Honradez.
• Honestidad.
• Lealtad.
• Confidencialidad.
• No discriminación por motivo de raza, sexo, religión, ideas políticas o posición social.
• Respeto a la vida humana.
• Derecho a recibir cuidados adecuados.
• No a la tortura y no al trato cruel y degradante, ni el sometimiento ideológico de la persona.
• Derecho a ser tratado con dignidad humana.
DEL ABOGADO CON SU SOCIEDAD

 COMPROMISO SOCIAL: la principal misión del abogado es defender en justicia los derechos de la sociedad
y de los particulares. También es misión suya asesorar, patrocinar y asistir a las personas en la ordenación y
desenvolvimiento de sus relaciones jurídicas. La abogacía tiene como función social la de colaborar con las
autoridades en la conservación y perfeccionamiento del orden jurídico del país, y en la realización de una recta
y cumplida administración de justicia.
 LEALTAD AL EJERCICIO ÉTICO PROFESIONAL: tener lealtad en la profesión del abogado, es lo que
muchos han ido perdiendo debido precisamente a un ejercicio profesional deshonesto e injusto. No podemos
culpar los abogados a los individuos si algunos prefieren hacer justicia por su propia mano, si no han
encontrado en nosotros un compromiso claro de defender la justicia hasta las ultimas consecuencias a pesar de
la complejidad de un sistema legal, judicial y penitenciario que no ha cubierto las expectativas de una
protección verdadera y digna de todos los derechos ciudadanos y si algunos de nosotros hemos sido cómplices
de la injusticias y de la corrupción que impera en gran medida, en la administración de justicia.
 HONORABILIDAD: la palabra “honor” a de ser inmaculada para todo abogado que sepa respetarse y
respetar a la universidad o alma mater que le dio el conocimiento que debe practicar y a la cual
perteneció. El titulo que se le otorga a de convertirse en el broquel que garantice la lealtad al
cumplimiento de los principios éticos que aprendió en sus estudios jurídicos y que son el incontrovertible
soporte de su profesión de abogado.
 VERACIDAD: el abogado debe ser una persona veraz. La veracidad es una virtud personal de gran valía
pero, en el profesional del derecho, debe constituir una norma de conducta cotidiana. Implica lealtad, el
abogado debe evitar de manera escrupulosa, toda alteración de la verdad.
DEL ABOGADO CON SU GREMIO

Deberá seguir con los lineamientos del gremio al cual pertenezca y hacerlos cumplir con honradez, lealtad y
respeto.
 COLEGIACIÓN: asociaciones profesionales con personalidad jurídica propia encargadas de cuidar el honor,
la dignidad y el decoro de quienes ejerzan la profesión del derecho.
 SUPERACIÓN PROFESIONAL: el abogado deberá estar en constante aprendizaje a través de cursos,
diplomados, grados, conferencias y sobre todo debe estar siempre pendiente de las jurisprudencias que emita
la suprema corte de justicia de la nación.
 ACTUALIZACIÓN: el derecho se transforma constantemente. Si no sigue sus pasos serás cada día un poco
menos abogado.
COMPETENCIA LEAL: uno de los fines de los colegiados de abogados es procurar la armonía y
colaboración entre los colegiados, impidiendo la competencia desleal entre los mismos. Se consideran actos
de competencia desleal todos aquellos que contravengan las normas jurídicas vigentes que tutelan la leal
competencia; además de:
• La utilización de procedimientos publicitarios directos e indirectos contrarios a las disposiciones de estos
lineamientos;
• Toda practica de capacitación directa e indirecta de clientes que atenten a la dignidad de las personas o a
la función social de la abogacía;
• La utilización de terceros como medios para eludir las obligaciones deontológicas
• La percepción o el pago de contraprestaciones infringiendo las normas legales sobre competencia y las
establecidas en estos lineamientos.
DEL ABOGADO CON SU PATROCINIO

La relación entre abogado y cliente es una relación de especial confianza que se encuentra enmarcada dentro del
marco de un arrendamiento de servicios, que no implica una obligación de resultado, sino una obligación de
medios, dicha obligación no comporta la de lograr la estimación o resolución favorables a las pretensiones
deducidas. Ahora bien, el abogado siempre ha de respetar las instrucciones de su cliente, aunque siempre gozando
de cierto margen de actuación, así como de libertad en las actuaciones que estime mas convenientes y favorables
para su cliente y velando por sus intereses, todo ello para su condición de perito en la materia.
 SECRETO PROFESIONAL: el abogado esta obligado a guardar celosamente los secretos que le ha confiado
su cliente, debiendo entenderse por secreto aquella información que es conocida únicamente por el cliente, o
bien, por un grupo reducido de personas, quienes tienen interés de que no trascienda a terceros. Constituye una
emanación del principio de reserva que le impone al abogado callar todo aquello que ha llegado a su
conocimiento con ocasión del desempeño de las tareas profesionales que le han encomendado, discreción y
reserva, que no solo debe mantener en sus contactos con el cliente sino con sus familiares y terceros.
 ESPIRITU DE SERVICIO: el profesional que en sus funciones mide el aspecto económico o remunerativo de
su trabajo, será un profesional mediocre. La profesión es un servicio a la comunidad, el profesional debe vivir
de ella, esta es una necesidad, un derecho. Pero la necesidad exige el sacrificio y el desinterés a favor el bien
de todos.
 HONRADEZ: el valor de la honradez lleva consigo rectitud de animo, integridad en el obrar y búsqueda
incesante de la verdad, de la coherencia entre lo que se dice y lo que se hace. La gente honrada es aquella
capaz de armonizar las palabras con los hechos. El abogado debe obrar con honradez y buena fe. No debe
aconsejar actos fraudulentos, afirmas o negar con falsedad, hacer citas inexactas o tendenciosas, ni realizar
acto alguno que estorbe la administración de justicia. La honradez se manifiesta en el abogado, como se
puede observar, que su desempeño debe estar basado en la ley y los valores morales.
 INFORMACION DE LA PARTE: el cliente ha de estar permanentemente informado de como marcha su
asunto, de las gestiones efectuadas, de los resultados parciales obtenidos, de las propuestas realizadas por los
contrarios, y… lo ,mas importante, de las decisiones que sobre el cliente haya adoptado un órgano judicial
concreto (pensemos en la jurisdicción penal, en la que las decisiones del juzgado tienen relevancia económica
y personal). Este cambio constante de información refuerza la relación abogado-cliente y aparta del horizonte
malentendidos que pudieran enturbiar la misma, porque refuerza en el cliente la idea de que alguien se esta
preocupando por sus intereses.
 LEALTAD DE LOS PACTOS: la lealtad obliga al abogado el cumplimiento de los siguientes deberes:
decirle la verdad, hacerle conocer el alcance del problema, mantenerlo informado sobre el avance del
proceso, demostrar interés por la causa, actuar con agilidad, instruir al cliente sobre lo que debe hacer o
decir, presentar toda la prueba posible, no transigir ni renunciar derechos si el expreso consentimiento
del cliente etc. La independencia del abogado le obliga a no ser participe de los intereses en conflicto y
por eso no es conveniente el pacto de cuota-Litis como la aceptación del mandato, porque el primero
convierte al abogado interesado en la cuota-Litis, y, el segundo le hace también litigante, haciendo
proclive a que el proceso se revista de pasión y encono.
 SEGUIMIENTO DEL CASO: una vez recibidos los honorarios el abogado tendrá la obligación de darle
continuidad al ,ismo hasta lograr el objetivo planeado o pactado con el cliente.
 COBRO JUSTO: el abogado deberá informar a su cliente de lo que pide en concepto de honorario y el
importe de los mismos que deberá ser justo y razonable. La cuantía de los honorarios podrá ser
libremente convenida entre el cliente y el abogado, con respeto a las normas deontológicas y sobre
competencial desleal. A falta de pacto expreso en contrario, para la fijación de los honorarios se podrán
tener en cuenta, como referencia, los factores orientadores del colegio en cuyo ámbito actué aplicado
conforme a las reglas, usos y costumbres del mismo, normas que, en todo caso, tendrán carácter
supletorio de lo convenido y que se aplicaran en los casos de condena en costas a la parte contraria. La
compensación económica podrá asumir la forma de retribución fija, periódica o por horas.
Constituye la falta de ética el cobro excesivo e injustificado de honorarios, signo visible de falta de
honradez profesional o percibir honorarios inferiores al mínimo establecido en las tarifas adoptadas por el
Colegio de Abogados.
Para la determinación del monto de los honorarios el abogado deberá basar sus consideraciones en las siguientes
circunstancias:
• La importancia de los servicios.
• La cuantía del asunto.
• El éxito obtenido y la importancia del caso.
• La novedad o dificultad de los problemas jurídicos discutidos.
• Su especialidad, experiencia y reputación profesional.
• La situación económica de su patrocinado, tomando en consideración que la pobreza obliga a cobrar honorarios
menores o ninguno.
• La posibilidad del abogado puede ser impedido de patrocinar otros asuntos, o que pueda verse obligado a estar
en desacuerdo con otros representados, defendidos o terceros.
• Si los servicios profesionales son eventuales o fijos y permanentes.
• La responsabilidad que se deriva para el abogado en relación con el asunto.
• El tiempo requerido en el patrocinio.
• El grado de participación del abogado en el estudio, planteamiento y desarrollo del asunto
• Si el abogado ha procedido como consejero del patrocinado o como apoderado.