Está en la página 1de 63

Catequesis 2020

Movimiento Puente
Reunión de Catequesis

 Compartir ECP
 Repaso Reunion Anterior
 Uso de Youcat
Uso de YouCat
Reunión 1:
Repaso Reunión anterior: El hombre es Capaz
de Dios

 Podemos conocer a Dios con nuestra Razón?


 Sí. La razón humana puede conocer a Dios con certeza. [31-36, 44-47]
 El mundo no puede tener su origen y su meta en sí mismo. En todo lo que existe hay más
de lo que se ve. El orden, la belleza y la evolución del mundo señalan más allá de sí
mismas, en dirección a Dios. Todo hombre está abierto a la Verdad, al Bien y a la Belleza.
Oye dentro de sí la voz de la conciencia, que le impulsa hacia el Bien y le alerta ante el
Mal. Quien sigue esta pista razonablemente encuentra a Dios.

 Compartiamos preguntas: Siento que Dios existe? Como podes reconocer a Dios por la
razón? Estas de acuerdo con la frase que nada surge de la nada?
Resumen Catecismo
 44 El hombre es por naturaleza y por vocación un ser religioso. Viniendo de Dios y
yendo hacia Dios, el hombre no vive una vida plenamente humana si no vive
libremente su vínculo con Dios.
 45 El hombre está hecho para vivir en comunión con Dios, en quien encuentra su
dicha."Cuando yo me adhiera a ti con todo mi ser, no habrá ya para mi penas ni
pruebas, y mi vida, toda llena de ti, será plena" (San Agustín, Confessiones,
10,28,39).
 46 Cuando el hombre escucha el mensaje de las criaturas y la voz de su
conciencia, entonces puede alcanzar a certeza de la existencia de Dios, causa y fin
de todo.
 47 La Iglesia enseña que el Dios único y verdadero, nuestro Creador y Señor,
puede ser conocido con certeza por sus obras, gracias a la luz natural de la razón
humana (cf. Concilio Vaticano I: DS 3026).
Reunión 2

Puedo ampliar y ver en que contexto habla Juan.


Youcat
Catecismo

 DIOS AL ENCUENTRO DEL HOMBRE


 50 Mediante la razón natural, el hombre puede conocer a Dios con certeza a partir de sus obras. Pero existe otro orden de conocimiento que el
hombre no puede de ningún modo alcanzar por sus propias fuerzas, el de la Revelación divina (cf. Concilio Vaticano I: DS 3015). Por una
decisión enteramente libre, Dios se revela y se da al hombre. Lo hace revelando su misterio, su designio benevolente que estableció desde la
eternidad en Cristo en favor de todos los hombres. Revela plenamente su designio enviando a su Hijo amado, nuestro Señor Jesucristo, y al
Espíritu Santo.
 ARTÍCULO 1
 LA REVELACIÓN DE DIOS
 I Dios revela su designio amoroso 
 51 "Dispuso Dios en su sabiduría revelarse a sí mismo y dar a conocer el misterio de su voluntad, mediante el cual los hombres, por medio de
Cristo, Verbo encarnado, tienen acceso al Padre en el Espíritu Santo y se hacen consortes de la naturaleza divina" (DV 2).
 52 Dios, que "habita una luz inaccesible" (1 Tm 6,16) quiere comunicar su propia vida divina a los hombres libremente creados por él, para
hacer de ellos, en su Hijo único, hijos adoptivos (cf. Ef 1,4-5). Al revelarse a sí mismo, Dios quiere hacer a los hombres capaces de responderle,
de conocerle y de amarle más allá de lo que ellos serían capaces por sus propias fuerzas.
 53 El designio divino de la revelación se realiza a la vez "mediante acciones y palabras", íntimamente ligadas entre sí y que se esclarecen
mutuamente (DV 2). Este designio comporta una "pedagogía divina" particular: Dios se comunica gradualmente al hombre, lo prepara por
etapas para acoger la Revelación sobrenatural que hace de sí mismo y que culminará en la Persona y la misión del Verbo encarnado, Jesucristo.
Catecismo

 Resumen
 68 Por amor, Dios se ha revelado y se ha entregado al hombre. De este modo da una
respuesta definitiva y sobreabundante a las cuestiones que el hombre se plantea sobre el
sentido y la finalidad de su vida.
 69 Dios se ha revelado al hombre comunicándole gradualmente su propio Misterio
mediante obras y palabras.
 Catecismo
Reunión 3
Catecismo

 Creer solo en Dios150 La fe es ante todo una adhesión personal del hombre a Dios; es al mismo tiempo e
inseparablemente el asentimiento libre a toda la verdad que Dios ha revelado. En cuanto adhesión personal a Dios y
asentimiento a la verdad que Él ha revelado, la fe cristiana difiere de la fe en una persona humana. Es justo y bueno
confiarse totalmente a Dios y creer absolutamente lo que Él dice. Sería vano y errado poner una fe semejante en una
criatura (cf. Jr 17,5-6; Sal 40,5; 146,3-4).Creer en Jesucristo, el Hijo de Dios151 Para el cristiano, creer en Dios es
inseparablemente creer en Aquel que él ha enviado, «su Hijo amado», en quien ha puesto toda su complacencia (Mc
1,11). Dios nos ha dicho que les escuchemos (cf. Mc 9,7). El Señor mismo dice a sus discípulos: «Creed en Dios,
creed también en mí» (Jn 14,1). Podemos creer en Jesucristo porque es Dios, el Verbo hecho carne: «A Dios nadie
le ha visto jamás: el Hijo único, que está en el seno del Padre, él lo ha contado» (Jn 1,18). Porque «ha visto al
Padre» (Jn 6,46), él es único en conocerlo y en poderlo revelar (cf. Mt 11,27).Creer en el Espíritu Santo152 No se
puede creer en Jesucristo sin tener parte en su Espíritu. Es el Espíritu Santo quien revela a los hombres quién es
Jesús. Porque «nadie puede decir: "Jesús es Señor" sino bajo la acción del Espíritu Santo» (1 Co 12,3). «El Espíritu
todo lo sondea, hasta las profundidades de Dios [...] Nadie conoce lo íntimo de Dios, sino el Espíritu de Dios» (1
Co 2,10-11). Sólo Dios conoce a Dios enteramente. Nosotros creemos en el Espíritu Santo porque es Dios.La
Iglesia no cesa de confesar su fe en un solo Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo
Reunion 4
Para que
sirve la
biblia?
Trabajo con el
catecismo
Notas del catecismo

 En la sagrada Escritura, Dios habla al hombre a la manera de los hombres. Por tanto, para
interpretar bien la Escritura, es preciso estar atento a lo que los autores humanos quisieron
verdaderamente afirmar y a lo que Dios quiso manifestarnos mediante sus palabras
 Para descubrir la intención de los autores sagrados es preciso tener en cuenta las condiciones de su
tiempo y de su cultura, los «géneros literarios» usados en aquella época, las maneras de sentir, de
hablar y de narrar en aquel tiempo
 «La Escritura se ha de leer e interpretar con el mismo Espíritu con que fue escrita» (DV 12,3).
 la Escritura es una en razón de la unidad del designio de Dios , del que Cristo Jesús es el centro y el
corazón
 Leer la Escritura en «la Tradición viva de toda la Iglesia».
 Leer la Escritura en «la Tradición viva de toda la Iglesia».
El Sentido de la Escritura

 Se pueden distinguir dos sentidos:


 1-El sentido literal. Es el sentido significado por las palabras de la Escritura y descubierto por la exégesis que sigue las reglas de la
justa interpretación.
 2-El sentido espiritual.
 2.1-El sentido alegórico. Reconociendo su significación en Cristo; así, el paso del mar Rojo es un signo de la victoria de Cristo y
por ello del Bautismo (cf. 1 Cor 10, 2).
 2.2-El sentido moral. Pueden conducirnos a un obrar justo. Fueron escritos «para nuestra instrucción» (1 Cor 10, 11; cf. Hb 3-4,11).
 2.3-El sentido anagógico. Podemos ver realidades y acontecimientos en su significación eterna, que nos conduce (en griego:
«anagoge») hacia nuestra Patria. Así, la Iglesia en la tierra es signo de la Jerusalén celeste (cf. Ap 21,1- 22,5).
 La letra enseña los hechos,
 la alegoría lo que has de creer,
 el sentido moral lo que has de hacer,
 y la anagogía a dónde has de tender.
 III. Hijo único de Dios
 441 Hijo de Dios, en el Antiguo Testamento, es un título dado a los ángeles (cf. Dt 32, 8; Jb 1, 6), al pueblo elegido (cf. Ex 4, 22;Os 11, 1; Jr 3, 19; Si 36,
11; Sb 18, 13), a los hijos de Israel (cf. Dt 14, 1; Os 2, 1) y a sus reyes (cf. 2 S 7, 14; Sal 82, 6). Significa entonces una filiación adoptiva que establece entre
Dios y su criatura unas relaciones de una intimidad particular. Cuando el Rey-Mesías prometido es llamado "hijo de Dios" (cf. 1 Cro 17, 13; Sal 2, 7), no
implica necesariamente, según el sentido literal de esos textos, que sea más que humano. Los que designaron así a Jesús en cuanto Mesías de Israel (cf. Mt
27, 54), quizá no quisieron decir nada más (cf. Lc 23, 47).

 442 No ocurre así con Pedro cuando confiesa a Jesús como "el Cristo, el Hijo de Dios vivo" (Mt 16, 16) porque Jesús le responde con solemnidad "no te ha
revelado esto ni la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos" (Mt 16, 17). Paralelamente Pablo dirá a propósito de su conversión en el camino
de Damasco: "Cuando Aquel que me separó desde el seno de mi madre y me llamó por su gracia, tuvo a bien revelar en mí a su Hijo para que le anunciase
entre los gentiles..." (Ga 1,15-16). "Y en seguida se puso a predicar a Jesús en las sinagogas: que él era el Hijo de Dios" (Hch 9, 20). Este será, desde el
principio (cf. 1 Ts 1, 10), el centro de la fe apostólica (cf. Jn 20, 31) profesada en primer lugar por Pedro como cimiento de la Iglesia (cf. Mt 16, 18).
 443 Si Pedro pudo reconocer el carácter transcendente de la filiación divina de Jesús Mesías es porque éste lo dejó entender claramente. Ante el Sanedrín, a
la pregunta de sus acusadores: "Entonces, ¿tú eres el Hijo de Dios?", Jesús ha respondido: "Vosotros lo decís: yo soy" (Lc 22, 70; cf. Mt 26, 64; Mc 14, 61).
Ya mucho antes, Él se designó como el "Hijo" que conoce al Padre (cf. Mt 11, 27; 21, 37-38), que es distinto de los "siervos" que Dios envió antes a su
pueblo (cf. Mt 21, 34-36), superior a los propios ángeles (cf. Mt 24, 36). Distinguió su filiación de la de sus discípulos, no diciendo jamás "nuestro Padre"
(cf. Mt 5, 48; 6, 8; 7, 21; Lc 11, 13) salvo para ordenarles "vosotros, pues, orad así: Padre Nuestro" (Mt 6, 9); y subrayó esta distinción: "Mi Padre y vuestro
Padre" (Jn 20, 17).
 444 Los evangelios narran en dos momentos solemnes, el Bautismo y la Transfiguración de Cristo, que la voz del Padre lo designa como su "Hijo amado"
(Mt 3, 17; 17, 5). Jesús se designa a sí mismo como "el Hijo Único de Dios" (Jn 3, 16) y afirma mediante este título su preexistencia eterna (cf. Jn 10, 36).
Pide la fe en "el Nombre del Hijo Único de Dios" (Jn 3, 18). Esta confesión cristiana aparece ya en la exclamación del centurión delante de Jesús en la cruz:
"Verdaderamente este hombre era Hijo de Dios" (Mc 15, 39), porque es solamente en el misterio pascual donde el creyente puede alcanzar el sentido pleno
del título "Hijo de Dios".
 445 Después de su Resurrección, su filiación divina aparece en el poder de su humanidad glorificada: "Constituido Hijo de Dios con poder, según el Espíritu
de santidad, por su Resurrección de entre los muertos" (Rm 1, 4; cf. Hch 13, 33). Los apóstoles podrán confesar "Hemos visto su gloria, gloria que recibe del
Padre como Hijo único, lleno de gracia y de verdad "(Jn 1, 14).
 454 El nombre de Hijo de Dios significa la relación única y eterna de Jesucristo con Dios
su Padre: el es el Hijo único del Padre (cf. Jn 1, 14. 18; 3, 16. 18) y Él mismo es Dios (cf.
Jn 1, 1). Para ser cristiano es necesario creer que Jesucristo es el Hijo de Dios (cf. Hch 8,
37; 1 Jn 2, 23).
Porque el sufrimiento?

Reunión 6 Rom 8, 18-20

1/8
Yo considero que los sufrimientos del tiempo presente no
pueden compararse con la gloria futura que se revelará
en nosotros. En efecto, toda la creación espera
ansiosamente esta revelación de los hijos de Dios. Ella
quedó sujeta a la vanidad, no voluntariamente, sino por
causa de quien la sometió, pero conservando una
esperanza.
 Dios no quiere que los hombres sufran y mueran. La idea
original de Dios para el hombre era el paraíso: la vida para
66 ¿Estaba el siempre y la paz entre Dios, el hombre y su entorno, entre el
hombre y la mujer. [374-379,384,400]

plan de Dios que  A veces sentimos cómo debería ser la vida, cómo deberíamos ser
nosotros, pero de hecho vivimos en la discordia con nosotros
mismos, estamos determinados por el miedo y por pasiones
la gente sufriera incontroladas y hemos perdido la armonía original con el mundo
y en último término con Dios. En la Sagrada Escritura se expresa

y muriera? la experiencia de esta alienación en el relato del «pecado


original». Adán y Eva tuvieron que abandonar el paraíso, en el
que vivían en armonía consigo mismos y con Dios, porque se
introdujo el pecado. La fatiga del trabajo, el sufrimiento, la
mortalidad y la tentación ante el pecado son señales de la pérdida
del paraíso.
1. ¿Por qué Dios es bueno, si hay sufrimiento en el mundo?
Trabajo

 2. Está la frase en la Biblia: "El amor perfecto disipa el temor" (1


Juan 4:18). ¿Por qué no debemos tener miedo del sufrimiento y
de la muerte?
 3. ¿Has experimentado alguna vez algún sufrimiento significativo
para ti o para otros?
 4. ¿Hay áreas en tu vida en las que fallas, tienes que cargar con
dificultades, estás solo o ya no sabes qué hacer? Como cristiano,
¿cómo afrontas todo eso?

 Desafío: pensar en alguien que sufre y ver que puedo hacer por
ella, ofrecer una oración, visitarlo, llamarlo. Compartamos el
ofrecimiento.
  IV El hombre en el paraíso
 374 El primer hombre fue no solamente creado bueno, sino también
constituido en la amistad con su creador y en armonía consigo mismo y
con la creación en torno a él; amistad y armonía tales que no serán
superadas más que por la gloria de la nueva creación en Cristo.
 379 Toda esta armonía de la justicia original, prevista para el hombre por
designio de Dios, se perderá por el pecado de nuestros primeros padres.
 384 La revelación nos da a conocer el estado de santidad y de justicia
originales del hombre y la mujer antes del pecado: de su amistad con Dios
nacía la felicidad de su existencia en el paraíso.
 El pecado
Catecismo  400 La armonía en la que se encontraban, establecida gracias a la justicia
original, queda destruida; el dominio de las facultades espirituales del alma
sobre el cuerpo se quiebra (cf. Gn 3,7); la unión entre el hombre y la mujer
es sometida a tensiones (cf. Gn 3,11-13); sus relaciones estarán marcadas
por el deseo y el dominio (cf. Gn 3,16). La armonía con la creación se
rompe; la creación visible se hace para el hombre extraña y hostil (cf. Gn
3,17.19). A causa del hombre, la creación es sometida "a la servidumbre de
la corrupción" (Rm 8,21). Por fin, la consecuencia explícitamente
anunciada para el caso de desobediencia (cf. Gn 2,17), se realizará: el
hombre "volverá al polvo del que fue formado" (Gn 3,19). La muerte hace
su entrada en la historia de la humanidad (cf. Rm 5,12).
Alguna imágenes Del paraiso
Sufrimiento
Reunión 8 15-8 ¿Por qué la cruz?

 Flp 2, 6-8 Él, que era de condición divina, no consideró esta igualdad con Dios como
algo que debía guardar celosamente: al contrario, se anonadó a sí mismo, tomando la
condición de servidor y haciéndose semejante a los hombres. Y presentándose con
aspecto humano, se humilló hasta aceptar por obediencia la muerte y muerte de
cruz.

 Oracion: ¡Mi Señor y mi Dios! Somos culpables, pero dejaste que te juzgaran a ti. Te
golpearon en la cara. Para liberarnos de la esclavitud del pecado, fuiste al madero de la
cruz por nosotros. Te damos gracias por tu muerte, a través de la cual tenemos la vida.
Amén.
¿Por qué Jesús tuvo que redimirnos
precisamente en la cruz?

 La Cruz, en la que Jesús inocente fue ajusticiado cruelmente, es el lugar de la


máxima humillación y abandono. Cristo, nuestro Redentor, eligió la Cruz para
cargar con la culpa del mundo y sufrir el dolor del mundo. De este modo, mediante
su amor perfecto, ha conducido de nuevo el mundo a Dios. [613-617, 622-623]
 Dios no nos podía mostrar su amor de un modo más penetrante que dejándose clavar en la
Cruz en la persona del Hijo. La cruz era el instrumento de ejecución más vergonzoso y
más cruel de la Antigüedad. Los ciudadanos romanos no podían ser crucificados por
grandes que hubieran sido sus culpas. De este modo Dios penetra en lo más profundo del
dolor humano. Desde entonces ya nadie puede decir: «Dios no sabe lo que yo sufro».
La muerte de Cristo es el sacrificio único y definitivo

 613 La muerte de Cristo es a la vez el sacrificio pascual que lleva a cabo la redención definitiva de los hombres (cf. 1 Co 5, 7; Jn 8, 34-36) por medio
del "Cordero que quita el pecado del mundo" (Jn 1, 29; cf. 1 P 1, 19) y el sacrificio de la Nueva Alianza (cf. 1 Co 11, 25) que devuelve al hombre a
la comunión con Dios (cf. Ex 24, 8) reconciliándole con Él por "la sangre derramada por muchos para remisión de los pecados" (Mt 26, 28; cf. Lv 16,
15-16).
 614 Este sacrificio de Cristo es único, da plenitud y sobrepasa a todos los sacrificios (cf. Hb 10, 10). Ante todo es un don del mismo Dios Padre: es el
Padre quien entrega al Hijo para reconciliarnos consigo (cf. 1 Jn 4, 10). Al mismo tiempo es ofrenda del Hijo de Dios hecho hombre que, libremente
y por amor (cf. Jn 15, 13), ofrece su vida (cf. Jn 10, 17-18) a su Padre por medio del Espíritu Santo (cf. Hb 9, 14), para reparar nuestra desobediencia.
 Jesús reemplaza nuestra desobediencia por su obediencia
 615 "Como [...] por la desobediencia de un solo hombre, todos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno solo todos serán
constituidos justos" (Rm 5, 19). Por su obediencia hasta la muerte, Jesús llevó a cabo la sustitución del Siervo doliente que "se dio a sí mismo en
expiación", "cuando llevó el pecado de muchos", a quienes "justificará y cuyas culpas soportará" (Is 53, 10-12). Jesús repara por nuestras faltas y
satisface al Padre por nuestros pecados (cf. Concilio de Trento: DS, 1529).
 En la cruz, Jesús consuma su sacrificio
 616 El "amor hasta el extremo"(Jn 13, 1) es el que confiere su valor de redención y de reparación, de expiación y de satisfacción al sacrificio de
Cristo. Nos ha conocido y amado a todos en la ofrenda de su vida (cf. Ga 2, 20; Ef 5, 2. 25). "El amor [...] de Cristo nos apremia al pensar que, si uno
murió por todos, todos por tanto murieron" (2 Co 5, 14). Ningún hombre aunque fuese el más santo estaba en condiciones de tomar sobre sí los
pecados de todos los hombres y ofrecerse en sacrificio por todos. La existencia en Cristo de la persona divina del Hijo, que al mismo tiempo
sobrepasa y abraza a todas las personas humanas, y que le constituye Cabeza de toda la humanidad, hace posible su sacrificio redentor por todos.
 617 Sua sanctissima passione in ligno crucis nobis justificationem meruit ("Por su sacratísima pasión en el madero de la cruz nos mereció la
justificación"), enseña el Concilio de Trento (DS, 1529) subrayando el carácter único del sacrificio de Cristo como "causa de salvación eterna" (Hb 5,
9). Y la Iglesia venera la Cruz cantando: O crux, ave, spes unica ("Salve, oh cruz, única esperanza"; Añadidura litúrgica al himno "Vexilla Regis":
Liturgia de las Horas).
Resumen

 619 "Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras"(1 Co 15, 3).
 620 Nuestra salvación procede de la iniciativa del amor de Dios hacia nosotros porque "Él nos amó y
nos envió a su Hijo como propiciación por nuestros pecados" (1 Jn 4, 10). "En Cristo estaba Dios
reconciliando al mundo consigo" (2 Co 5, 19).
 621 Jesús se ofreció libremente por nuestra salvación. Este don lo significa y lo realiza por anticipado
durante la última cena: "Este es mi cuerpo que va a ser entregado por vosotros" (Lc 22, 19).
 622 La redención de Cristo consiste en que Él "ha venido a dar su vida como rescate por muchos" (Mt
20, 28), es decir "a amar a los suyos [...] hasta el extremo" (Jn 13, 1) para que ellos fuesen "rescatados
de la conducta necia heredada de sus padres" (1 P 1, 18).
 623 Por su obediencia amorosa a su Padre, "hasta la muerte [...] de cruz" (Flp 2, 8), Jesús cumplió la
misión expiatoria (cf. Is 53, 10) del Siervo doliente que "justifica a muchos cargando con las culpas de
ellos" (Is 53, 11; cf. Rm 5, 19).
Catequesis Reunión 9 ¿Para qué necesitamos
la iglesia?

 1 Cor 12, 27 Ustedes son el Cuerpo de Cristo, y cada uno en particular, miembros de ese
Cuerpo.
 MEDITA Se lee el pasaje de la Biblia en voz alta. Breve silencio. Compartir: ¿Qué fue lo
que más te llamó la atención?
Youcat

 121 ¿Qué significa «Iglesia»? Iglesia viene del griego ekklesia = los convocados. Todos nosotros,
quienes hemos sido bautizados y creemos en Dios, somos convocados por el Señor. Y juntos somos
la Iglesia. Como dice san Pablo, Cristo es la Cabeza de la Iglesia. Nosotros somos su Cuerpo. [748-
757]
 Cuando recibimos los Sacramentos y escuchamos la Palabra de Dios, Cristo está en nosotros y
nosotros estamos en él: esto es la Iglesia. La estrecha comunión de vida de todos los bautizados con
Cristo es descrita en la Sagrada Escritura con una gran riqueza de imágenes. A veces se habla del
Pueblo de Dios, otras de la esposa de Cristo; unas veces se llama madre a la Iglesia, otras, la familia
de Dios o se la compara con los invitados a una boda. Nunca es la Iglesia una mera institución,
nunca sólo la «Iglesia oficial», que uno podría rechazar. Nos irritarán las faltas y los defectos que se
dan en la Iglesia, pero no nos podemos distanciar nunca de ella, porque Dios ha optado por ella de
forma irrevocable y no se aleja de ella a pesar de todos sus pecados. La Iglesia es la presencia de
Dios entre nosotros los hombres. Por eso debemos amarla.
 1. Si buscas comparaciones de lo que debe ser la "Iglesia" según la voluntad de Jesús,
¿qué te viene a la mente?
 2. ¿Por qué la iglesia es más que una institución humana?
 3. ¿Dónde he experimentado alguna vez lo que es la iglesia?
 4. ¿Cuáles son mis dones y cómo puedo contribuir a la comunión de la Iglesia?
 “CREO EN LA SANTA IGLESIA CATÓLICA”

 748 "Cristo es la luz de los pueblos. Por eso, este sacrosanto Sínodo, reunido en el Espíritu Santo, desea vehementemente iluminar a todos los
hombres con la luz de Cristo, que resplandece sobre el rostro de la Iglesia (LG 1), anunciando el Evangelio a todas las criaturas". Con estas palabras
comienza la "Constitución dogmática sobre la Iglesia" del Concilio Vaticano II. Así, el Concilio muestra que el artículo de la fe sobre la Iglesia
depende enteramente de los artículos que se refieren a Cristo Jesús. La Iglesia no tiene otra luz que la de Cristo; ella es, según una imagen predilecta
de los Padres de la Iglesia, comparable a la luna cuya luz es reflejo del sol.

 749 El artículo sobre la Iglesia depende enteramente también del que le precede, sobre el Espíritu Santo. "En efecto, después de haber mostrado que
el Espíritu Santo es la fuente y el dador de toda santidad, confesamos ahora que es Él quien ha dotado de santidad a la Iglesia" (Catecismo Romano,
1, 10, 1). La Iglesia, según la expresión de los Padres, es el lugar "donde florece el Espíritu" (San Hipólito Romano, Traditio apostolica, 35).

 750 Creer que la Iglesia es "Santa" y "Católica", y que es "Una" y "Apostólica" (como añade el Símbolo Niceno-Constantinopolitano) es
inseparable de la fe en Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo. En el Símbolo de los Apóstoles, hacemos profesión de creer que existe una Iglesia Santa
(Credo [...] Ecclesiam), y no de creer en la Iglesia para no confundir a Dios con sus obras y para atribuir claramente a la bondad de Dios todos los
dones que ha puesto en su Iglesia (cf. Catecismo Romano, 1, 10, 22).
Los nombres y las imágenes de la Iglesia

 751 La palabra "Iglesia" [ekklèsia, del griego ek-kalein - "llamar fuera"] significa "convocación". Designa asambleas del pueblo (cf. Hch 19, 39), en general de carácter religioso. Es el término frecuentemente utilizado
en el texto griego del Antiguo Testamento para designar la asamblea del pueblo elegido en la presencia de Dios, sobre todo cuando se trata de la asamblea del Sinaí, en donde Israel recibió la Ley y fue constituido por
Dios como su pueblo santo (cf. Ex 19). Dándose a sí misma el nombre de "Iglesia", la primera comunidad de los que creían en Cristo se reconoce heredera de aquella asamblea. En ella, Dios "convoca" a su Pueblo
desde todos los confines de la tierra. El término Kyriaké, del que se deriva las palabras church en inglés, y Kirche en alemán, significa "la que pertenece al Señor".
 752 En el lenguaje cristiano, la palabra "Iglesia" designa no sólo la asamblea litúrgica (cf. 1 Co 11, 18; 14, 19. 28. 34. 35), sino también la comunidad local (cf. 1 Co 1, 2; 16, 1) o toda la comunidad universal de los
creyentes (cf. 1 Co 15, 9; Ga 1, 13; Flp 3, 6). Estas tres significaciones son inseparables de hecho. La "Iglesia" es el pueblo que Dios reúne en el mundo entero. La Iglesia de Dios existe en las comunidades locales y se
realiza como asamblea litúrgica, sobre todo eucarística. La Iglesia vive de la Palabra y del Cuerpo de Cristo y de esta manera viene a ser ella misma Cuerpo de Cristo.
 Los símbolos de la Iglesia
 753 En la Sagrada Escritura encontramos multitud de imágenes y de figuras relacionadas entre sí, mediante las cuales la Revelación habla del misterio inagotable de la Iglesia. Las imágenes tomadas del Antiguo
Testamento constituyen variaciones de una idea de fondo, la del "Pueblo de Dios". En el Nuevo Testamento (cf. Ef 1, 22; Col 1, 18), todas estas imágenes adquieren un nuevo centro por el hecho de que Cristo viene a
ser "la Cabeza" de este Pueblo (cf. LG 9), el cual es desde entonces su Cuerpo. En torno a este centro se agrupan imágenes "tomadas de la vida de los pastores, de la agricultura, de la construcción, incluso de la familia
y del matrimonio" (LG 6).
 754 "La Iglesia, en efecto, es el redil cuya puerta única y necesaria es Cristo (Jn 10, 1-10). Es también el rebaño cuyo pastor será el mismo Dios, como él mismo anunció (cf. Is 40, 11; Ez 34, 11-31). Aunque son
pastores humanos quien es gobiernan a las ovejas, sin embargo es Cristo mismo el que sin cesar las guía y alimenta; Él, el Buen Pastor y Cabeza de los pastores (cf. Jn 10, 11; 1 P 5, 4), que dio su vida por las ovejas
(cf. Jn 10, 11-15)". (LG 6)
 755 "La Iglesia es labranza o campo de Dios (1 Co 3, 9). En este campo crece el antiguo olivo cuya raíz santa fueron los patriarcas y en el que tuvo y tendrá lugar la reconciliación de los judíos y de los gentiles (Rm 11,
13-26). El labrador del cielo la plantó como viña selecta (Mt 21, 33-43 par.; cf. Is 5, 1-7). La verdadera vid es Cristo, que da vida y fecundidad a a los sarmientos, es decir, a nosotros, que permanecemos en él por medio
de la Iglesia y que sin él no podemos hacer nada (Jn 15, 1-5)".  (LG 6)
 756 "También muchas veces a la Iglesia se la llama construcción de Dios (1 Co 3, 9). El Señor mismo se comparó a la piedra que desecharon los constructores, pero que se convirtió en la piedra angular (Mt 21, 42 y
paralelos; cf. Hch 4, 11; 1 P 2, 7; Sal 118, 22). Los Apóstoles construyen la Iglesia sobre ese fundamento (cf. 1 Co 3, 11), que le da solidez y cohesión. Esta construcción recibe diversos nombres: casa de Dios (1 Tm 3,
15) en la que habita su familia, habitación de Dios en el Espíritu (Ef 2, 19-22), tienda de Dios con los hombres (Ap 21, 3), y sobre todo, templo santo. Representado en los templos de piedra, los Padres cantan sus
alabanzas, y la liturgia, con razón, lo compara a la ciudad santa, a la nueva Jerusalén. En ella, en efecto, nosotros como piedras vivas entramos en su construcción en este mundo (cf. 1 P 2, 5). San Juan ve en el mundo
renovado bajar del cielo, de junto a Dios, esta ciudad santa arreglada como una esposa embellecidas para su esposo (Ap 21, 1-2)". (LG 6)
 757 «La Iglesia que es llamada también "la Jerusalén de arriba" y "madre nuestra" (Ga 4, 26; cf. Ap 12, 17), y se la describe como la esposa inmaculada del Cordero inmaculado (Ap 19, 7; 21, 2. 9; 22, 17). Cristo "la
amó y se entregó por ella para santificarla" (Ef 5, 25-26); se unió a ella en alianza indisoluble, "la alimenta y la cuida" (Ef 5, 29) sin cesar». (LG 6)
Reunión 9: ¿Por qué se bautizan los
cristianos?
 Hch 2, 38 Pedro les respondió: «Conviértanse y háganse bautizar en el nombre de Jesucristo para que les sean perdonados los pecados, y así
recibirán el don del Espíritu Santo.
 Que me dice el evangelio? Que estoy recibiendo?

 36 Por eso, todo el pueblo de Israel debe reconocer que a ese Jesús que ustedes crucificaron, Dios lo ha hecho Señor y Mesías».
 37 Al oír estas cosas, todos se conmovieron profundamente, y dijeron a Pedro y a los otros Apóstoles: «Hermanos, ¿qué debemos hacer?».
 38 Pedro les respondió: «Conviértanse y háganse bautizar en el nombre de Jesucristo para que les sean perdonados los pecados, y así recibirán
el don del Espíritu Santo.
 39 Porque la promesa ha sido hecha a ustedes y a sus hijos, y a todos aquellos que están lejos: a cuantos el Señor, nuestro Dios, quiera llamar».
 40 Y con muchos otros argumentos les daba testimonio y los exhortaba a que se pusieran a salvo de esta generación perversa.
 41 Los que recibieron su palabra se hicieron bautizar; y ese día se unieron a ellos alrededor de tres mil.
 42 Todos se reunían asiduamente para escuchar la enseñanza de los Apóstoles y participar en la vida común, en la fracción del pan y en las
oraciones.
 43 Un santo temor se apoderó de todos ellos, porque los Apóstoles realizaban muchos prodigios y signos.
Youcat

 194 ¿Qué es el Bautismo? El Bautismo es el camino que lleva desde el reino de la muerte a la Vida; la puerta de
entrada a la Iglesia y el comienzo de una comunión permanente con Dios. [1213-1216, 1276-1278]
 El Bautismo es el Sacramento fundamental y la condición previa de todos los demás sacramentos. Nos une a
Jesucristo, nos introduce en su muerte salvífica en la Cruz, y por ello nos libera del poder del pecado original y de
todos los pecados personales y nos permite resucitar con él a una vida sin fin. Puesto que el Bautismo es una alianza
con Dios, el hombre debe dar su «sí» a Dios. En el bautismo de niños los padres confiesan la fe en representación de
su hijo.

 1. ¿Por qué es importante el bautismo?


 2. ¿ Por qué el bautismo necesita el "sí" del hombre y qué significa cuando los padres hacen esto en nombre de su
hijo?
 3. ¿Cuándo fue la ultima vez que renové la promesa bautismal? En que momento de la liturgia se hace?
 4. ¿Cómo pueden los demás saber si estoy bautizado, lo ven en mis obras?
Catecismo

 1213 El santo Bautismo es el fundamento de toda la vida cristiana, el pórtico de la vida en el espíritu ("vitae spiritualis ianua")
y la puerta que abre el acceso a los otros sacramentos. Por el Bautismo somos liberados del pecado y regenerados como hijos
de Dios, llegamos a ser miembros de Cristo y somos incorporados a la Iglesia y hechos partícipes de su misión (cf Concilio de
Florencia: DS 1314; CIC, can 204,1; 849; CCEO 675,1): Baptismus est sacramentum regenerationis per aquam in verbo" ("El
bautismo es el sacramento del nuevo nacimiento por el agua y la palabra": Catecismo Romano 2,2,5).
 I. El nombre de este sacramento
 1214 Este sacramento recibe el nombre de Bautismo en razón del carácter del rito central mediante el que se celebra: bautizar
(baptizein en griego) significa "sumergir", "introducir dentro del agua"; la "inmersión" en el agua simboliza el acto de sepultar
al catecúmeno en la muerte de Cristo, de donde sale por la resurrección con Él (cf Rm 6,3-4; Col 2,12) como "nueva criatura"
(2 Co 5,17; Ga 6,15).
 1215 Este sacramento es llamado también “baño de regeneración y de renovación del Espíritu Santo” (Tt 3,5), porque
significa y realiza ese nacimiento del agua y del Espíritu sin el cual "nadie puede entrar en el Reino de Dios" (Jn 3,5).
 1216 "Este baño es llamado iluminación porque quienes reciben esta enseñanza (catequética) su espíritu es iluminado" (San
Justino, Apología 1,61). Habiendo recibido en el Bautismo al Verbo, "la luz verdadera que ilumina a todo hombre" (Jn 1,9), el
bautizado, "tras haber sido iluminado" (Hb 10,32), se convierte en "hijo de la luz" (1 Ts 5,5), y en "luz" él mismo (Ef 5,8):
Catecismo

 1276 "Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes, bautizándolas en el nombre del
Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que yo os he
mandado" (Mt 28,19-20).
 1277 El Bautismo constituye el nacimiento a la vida nueva en Cristo. Según la voluntad
del Señor, es necesario para la salvación, como lo es la Iglesia misma, a la que introduce
el Bautismo.
 1278 El rito esencial del Bautismo consiste en sumergir en el agua al candidato o
derramar agua sobre su cabeza, pronunciando la invocación de la Santísima Trinidad, es
decir, del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
Reunión 10

 Seguir trabajando sobre la comunión : Promesas Bautismales?


¿Por qué los cristianos se confirman?

 Oración: ¡Mi Señor y mi Dios! Envía tu Espíritu Santo! Que seamos fuertes y sabios para
ser sus testigos. De nosotros no tenemos fuerza, ni fuego, ni sabiduría. Tú tienes todo lo
que necesitamos. Quebranta nuestros corazones. ¡Ven! ¡Ven, ahora! Amén.
 Lectura
 Ez 36, 26-27 Les daré un corazón nuevo y pondré en ustedes un espíritu nuevo: les
arrancaré de su cuerpo el corazón de piedra y les daré un corazón de carne. Infundiré mi
espíritu en ustedes y haré que signa mis preceptos, y que observen y practiquen mis leyes.
¿Qué es la Confirmación?

 ¿Qué es la Confirmación? La Confirmación es el Sacramento que completa el Bautismo y en


el que recibimos el don del Espíritu Santo. Quien opta Libremente por una vida como hijo de
Dios y bajo el signo de La imposición de Las manos y La unción con el Crisma pide el
Espíritu de Dios, recibe La fuerza de ser testigo del amor y del poder de Dios con sus
palabras y obras. Es entonces un miembro pleno y responsable de La Iglesia católica. [1285-
1314]
 Cuando un entrenador manda salir al campo a un futbolista, le pone la mano en el hombro y
le da sus últimas instrucciones. Así se puede entender también la Confirmación. Entramos en
el campo de la vida. Se nos imponen las manos. Por el Espíritu Santo sabemos lo que
debemos hacer. Nos ha motivado profundamente. Su envío resuena en nuestros oídos.
Sentimos su ayuda. No queremos decepcionar la confianza que ha puesto en nosotros y
vamos a ganar el partido para él. Sólo tenemos que querer y escucharle.
Reflexión:

 El Papa Benedicto XVI dijo una vez que el Espíritu Santo era el estimulante "aliento de
Cristo" –
 1. ¿qué quiso decir con eso?
 2. ¿Cómo se representa el Espíritu Santo y qué significan estas representaciones?
 3. ¿Cuáles son los siete dones y los frutos del Espíritu Santo? (ver también las preguntas
120, 310 del YOUCAT)
 4. ¿Cómo puedes darle espacio al Espíritu Santo en tu vida?
Youcat 120:

 ¿Qué hace el Espíritu Santo en mi vida? El Espíritu Santo me abre a Dios; me enseña a
orar y me ayuda a estar disponible para los demás. [738-741] «El huésped silencioso de
nuestra alma», así llama san Agustín al Espíritu Santo. Quien quiera percibirlo debe hacer
silencio. Con frecuencia este huésped habla bajito dentro de nosotros, por ejemplo en la
voz de nuestra conciencia o mediante otros impulsos internos y externos. Ser «templo del
Espíritu Santo» quiere decir estar en cuerpo y alma a disposición de este huésped, del
Dios en nosotros. Nuestro cuerpo es por tanto, en cierto modo, el cuarto de estar de Dios.
Cuanto más nos abramos al Espíritu Santo en nosotros, tanto más se convertirá en maestro
de nuestra vida, tanto más nos concederá también hoy sus Carismas para la edificación de
la Iglesia. De este modo, en lugar de las Obras de la carne, crecerán en nosotros los Frutos
del Espíritu. 290-291, 295-297, 310-311
Youcat 310

 ¿Qué son los siete dones del Espíritu Santo? Los siete dones del Espíritu Santo son: sabiduría, inteligencia,
consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios. Con ellos «dota» el Espíritu Santo a los cristianos; es
decir, más allá de sus disposiciones naturales, él les regala unas fuerzas determinadas y les da la
oportunidad de convertirse en instrumentos especiales de Dios en este mundo. [1830-1831, 1845] Así dice
san Pablo: «Uno recibe del Espíritu el hablar con sabiduría; otro, el hablar con inteligencia, según el mismo
Espíritu. Hay quien, por el mismo Espíritu, recibe el don de la fe; y otro, por el mismo Espíritu, don de
curar. A éste se le ha concedido hacer milagros; a aquél, profetizar. A otro, distinguir los buenos y malos
espíritus. A uno, la diversidad de lenguas; a otro, el don de interpretarlas» (1 Cor 12,8-10). 113-120 311
 ¿Qué son los frutos del Espíritu Santo? Los Frutos del Espíritu Santo son: «caridad, gozo, paz, paciencia,
longanimidad, bondad, benignidad, mansedumbre, fidelidad, modestia, continencia, castidad» (cf. Gál
5,22-23). [1832] En los Frutos del Espíritu Santo puede ver el mundo qué sucede con las personas que se
dejan totalmente tomar, conducir y formar por Dios. Los frutos del Espíritu Santo muestran que Dios tiene
un papel real en la vida de los cristianos. 120
Material Extra: los dones del Espíritu Santo 1. 
Don de la Sabiduría,

 Ver todas las cosas con los ojos de Dios.


 no se trata sencillamente de la sabiduría humana, que es fruto del conocimiento y de la
experiencia.
 es la gracia de poder ver cada cosa con los ojos de Dios.
 ES ver el mundo, ver las situaciones, las ocasiones, los problemas, todo, con los ojos de
Dios.
 Algunas veces vemos las cosas según nuestro gusto o según la situación de nuestro
corazón, con amor o con odio, con envidia...
 PROVIENE de la intimidad con Dios, de la relación íntima que nosotros tenemos con Dios,
2. Don del Entendimiento:

 No se trata de la inteligencia humana, Es, una gracia que sólo el Espíritu Santo puede infundir la capacidad de ir más allá del aspecto externo
de la realidad, es las profundidades del pensamiento de Dios y de su designio de salvación.
  Pablo, a los Corintio, «Ni el ojo vio, ni el oído oyó, ni el hombre puede pensar lo que Dios ha preparado para los que lo aman. Y Dios nos
lo ha revelado por el Espíritu» (1 Co 2, 9-10).
  El entendimiento permite «intus legere», «leer dentro»: este don nos hace comprender las cosas como las comprende Dios, con el
entendimiento de Dios.
 entender una situación con la inteligencia humana, con prudencia, y está bien. Pero comprender una situación en profundidad, como la entiende
Dios, es el efecto de este don.
 Jesús mismo dijo a sus discípulos: yo os enviaré al Espíritu Santo y Él os hará comprender todo lo que yo os he enseñado.
 Comprender las enseñanzas de Jesús, comprender su Palabra, comprender el Evangelio, comprender la Palabra de Dios. Uno puede leer el
Evangelio y entender algo, pero si leemos el Evangelio con este don del Espíritu Santo podemos comprender la profundidad de las palabras de
Dios.
   Evangelio de Lucas ,  Lc 24, 13-27). discipulos emaus explicar……………. cuando el Señor les explicó…. sus mentes se abrieron y en sus
corazones se volvió a encender 
 FRUTO La esperanza (Esto es lo que hace el Espíritu Santo con nosotros: nos abre la mente, nos abre para comprender mejor, para entender
mejor las cosas de Dios, las cosas humanas, las situaciones, todas las cosas.
3. Don del Consejo 

 I ilumina nuestro corazón, el modo de hablar, de comportarse y el camino a seguir.


  “El Señor me aconseja, hasta de noche me instruye internamente”(Sal 16, 7).
  orienta nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y nuestras intenciones según el corazón de Dios.
 capacita a nuestra conciencia para hacer una opción en comunión con Dios, según la lógica de Jesús y de su Evangelio.
 nos hace crecer interiormente, nos hace crecer en la comunidad y nos ayuda a no caer en manos del egoísmo
 nos ayuda a crecer y también a vivir en comunidad.
 La condición esencial para conservar este don es la oración.
 Señor, ayúdame, aconséjame, ¿qué debo hacer ahora?. Que debo aconsejar al otro, con lo que me cuesta decirle las cosas?
  ………. sino que el Espíritu de vuestro Padre hablará por vosotros (Mt 10, 19-20).
  FRUTOS. LA MAGNANIIDAD, LA SERENIDAD DE HACER DECIR LAS COSAS QUE ME SOLPLA EL Espiritu santo. La alegría. La paz.
 ANOTEMOS
 PEDIMOS ESTE DON DEL CONSEJO AL ESA?
 COMO ACONSEJAMOS A MI HERMANO DE COMUNIDAD? ENTRO EN ORACION PREVIA, ANTES DE LLEGAR AL ENCUENTO CON EL OTRO?
4. Don de la Fortaleza.

 Él viene a sostenernos en nuestra debilidad.


 Un sembrador salió a sembrar; sin embargo, no toda la semilla que esparció dio fruto. Lo
que cayó al borde del camino se lo comieron los pájaros; lo que cayó en terreno pedregoso o
entre abrojos brotó, pero inmediatamente lo abrasó el sol o lo ahogaron las espinas. Sólo lo
que cayó en terreno bueno creció y dio fruto Mc 4, 3-9; Mt 13, 3-9; Lc 8, 4-8.
 Con el don de fortaleza, el Espíritu Santo libera el terreno, nuestro terreno: lo libera de la
tibieza, de las incertidumbres, de los miedos de ser PUENTE, DE QUE JESUS ME
MIRE, ME PIDA LO QUE ME DA MIEDO, SALTA…!!!
 Pablo: (Flp 4, 13). Cuando afrontamos la vida, cuando llegan las dificultades, todo lo puedo
en Aquel que me da la fuerza». El Señor da la fuerza, siempre. Resistir no qu iere decir que
no caiga…pero hay otros de mi COMUNIDAD QUE ME SOSTIENEN…
5. Don de la Ciencia.

 Nos lleva a captar, la creación, la grandeza del cuidado porque no de la casa. LAUDATO SI.
 Génesis, RELATO DE LA CREACION … vio Dios que era bueno» (1, 12.18.21.25): si Dios ve que la creación es una cosa
buena, es algo hermoso, también nosotros debemos asumir esta actitud y ver que la creación es algo bueno y hermoso.
 don de ciencia que nos hace ver esta belleza;
 cuando CREA al H no dijo «vio que era bueno», sino muy bueno» (v. 31).
 SOMOS ALGUIEN EN ESTA CREACION, LOS ANGLEES POR DEBAJO DEL HOMBRE
 El Señor nos quiere mucho. Debemos darle gracias por esto.
 El don de ciencia nos coloca en sintonía con el Creador y nos hace participar en la limpidez de su mirada y de su juicio.
 H Y M PROTAGONISTA DE LA CREACION DUEÑO Y SEÑOR DE TODA LA CREACION.
 DON DE LA VIDA, TAL VALUPIADA HOY, QUE DA TODO LO MISMO.
  
 FRUTOS: serenidad y de paz, RESPECTO POR LA CREACION TODA!!
6. El Don de la Piedad.

 Nuestra pertenencia a Dios y nuestro vínculo profundo con Él. No se identifica con el tener compasión de alguien, tener
piedad del prójimo, sino que indica nuestra pertenencia a Dios y nuestro vínculo profundo con Él, un vínculo que da sentido a
toda nuestra vida y que nos mantiene firmes, en comunión con Él, incluso en los momentos más difíciles y tormentosos.
 Cuando el Espíritu Santo nos hace percibir la presencia del Señor y todo su amor por nosotros,
 NOS LLEVA a la oración y a la celebración.
  FRUTO CONFIANZA
 Si el don de piedad nos hace crecer en la relación y en la comunión con Dios y nos lleva a vivir como hijos suyos, al mismo
tiempo nos ayuda a volcar este amor también en los demás y a reconocerlos como hermanos.
 ESTE DON NOS PERMITE, SER patrullero, ser el otro, ponerme en el lugar del otro, angustiado, corregir a quien está en el
error, consolar a quien está afligido, acoger y socorrer a quien pasa necesidad. Hay una relación muy estrecha entre el don de
piedad
 frutos la mansedumbre. Serenos, pacientes, en paz al servicio del otro con mansedumbre
  frutos la sonrisa, la alegría,
7. Don del temor de Dios. 

 El abandono en la bondad de nuestro Padre que nos quiere mucho.


 No significa tener miedo de Dios: sabemos bien que Dios es Padre, y que nos ama y quiere nuestra salvación, y
siempre perdona, siempre; por lo cual no hay motivo para tener miedo de Él.
 El temor de Dios, es el don del Espíritu que nos recuerda cuán pequeños somos ante Dios y su amor, y que
nuestro bien está en abandonarnos con humildad, con respeto y confianza en sus manos.
 Cuando el Espíritu Santo entra en nuestro corazón, nos infunde
  
 Frutos: consuelo y paz, y nos lleva a sentirnos tal como somos, es decir, pequeños, con esa actitud. Docilidad.
 Poner nuestros sueños, situaciones, preocupaciones
 don del temor de Dios: abre los corazones. Corazón abierto a fin de que el perdón, la misericordia, la bondad,
 nos hace cristianos convencidos, entusiastas, A LOS DESAFIOS, A LAS PROPUESTAS, AL SALTO AL VACIO, EL
NOS ACOMPAÑA
Reunión 11¿Cómo nos reconcilia Dios con Él
y con los demás?

 ORA 1
 Mi Señor y mi Dios! ¡Eres tan grande y misericordioso! Ahora y siempre estás dispuesto
para darnos una nueva oportunidad. Nos alejamos de ti, enséñanos a venir a ti, oh Dios,
que tienes los brazos abiertos. Amen.

 1 Jn 1, 8-9 Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos y la


verdad no está en nosotros. Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para
perdonarnos y purificarnos de toda maldad.
Catecismo

 228 ¿Quién puede perdonar los pecados? Sólo Dios puede perdonar los pecados. «Tus
pecados te son perdonados» (Me 2,5) sólo lo pudo decir Jesús porque él es el Hijo de
Dios. V sólo porque Jesús les ha conferido este poder pueden los presbíteros perdonar los
pecados en nombre de Jesús. [1441-1442]

 Hay quien dice: Esto lo arreglo yo directamente con Dios, ¡para eso no necesito ningún
sacerdote! Pero Dios quiere que sea de otra manera. Él nos conoce. Hacemos trampas con
respecto a nuestros pecados, nos gusta echar tierra sobre ciertos asuntos. Por eso Dios
quiere que expresemos nuestros pecados y que los confesemos cara a cara. Por eso es
válido para los sacerdotes: «A quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados;
a quienes se los retengáis, les quedan retenidos» (Jn 20,23}.
Algunas preguntas

 1. ¿Qué es realmente un pecado?


 2. ¿Por qué tú no puedes perdonar tus propios pecados?
 3. ¿Cómo has experimentado la confesión hasta ahora o qué te han dicho otros sobre ella?
 4. ¿Cómo se prepara uno bien para la confesión? ¿Por qué deberíamos confesarnos
regularmente? ¿Cuáles son las ventajas de confesarse siempre con el mismo

 Desafío? Cuanto hace que no me confieso? Compartir experiencias y el desafio de


coordinar con el sacerdote para hacerlo.
 El sacramento de la Penitencia y de la
Reconciliación

 1440 El pecado es, ante todo, ofensa a Dios, ruptura de la comunión con Él. Al mismo tiempo, atenta contra la
comunión con la Iglesia. Por eso la conversión implica a la vez el perdón de Dios y la reconciliación con la Iglesia,
que es lo que expresa y realiza litúrgicamente el sacramento de la Penitencia y de la Reconciliación (cf LG 11).
 Sólo Dios perdona el pecado
 1441 Sólo Dios perdona los pecados (cf Mc 2,7). Porque Jesús es el Hijo de Dios, dice de sí mismo: "El Hijo del
hombre tiene poder de perdonar los pecados en la tierra" (Mc 2,10) y ejerce ese poder divino: "Tus pecados están
perdonados" (Mc 2,5; Lc 7,48). Más aún, en virtud de su autoridad divina, Jesús confiere este poder a los hombres
(cf Jn 20,21-23) para que lo ejerzan en su nombre.
 1442 Cristo quiso que toda su Iglesia, tanto en su oración como en su vida y su obra, fuera el signo y el instrumento
del perdón y de la reconciliación que nos adquirió al precio de su sangre. Sin embargo, confió el ejercicio del poder
de absolución al ministerio apostólico, que está encargado del "ministerio de la reconciliación" (2 Co 5,18). El
apóstol es enviado "en nombre de Cristo", y "es Dios mismo" quien, a través de él, exhorta y suplica: "Dejaos
reconciliar con Dios" (2 Co 5,20).
Reunión 12 ¿Por qué la Santa Misa es el
evento central de la Iglesia?

 Oración:
 ¡Mi Señor y mi Dios! Te alabamos, Señor, porque te has hecho alimento para nosotros en
los pobres dones de la tierra. Comemos el pan y saboreamos tu cuerpo sagrado. Bebemos
el vino y te tomamos tu sangre. Transfórmanos. Amén.

 1 Cor 11, 23b-24 El Señor Jesús, la noche en que fue entregado, tomó el pan, dio gracias,
lo partió y dijo: «Esto es mi Cuerpo, que se entrega por ustedes. Hagan esto en memoria
mía».
Estudiamos youcat

 217 ¿Qué sucede con la Iglesia cuando celebra la Eucaristía? Cada vez que la Iglesia celebra la
Eucaristía se sitúa ante la fuente de la que ella misma brota continuamente de nuevo: en la medida que la
Iglesia «come» del Cuerpo de Cristo, se convierte en Cuerpo de Cristo, que es sólo otro nombre de la
Iglesia. En el sacrificio de Cristo, que se nos da en cuerpo y alma, hay lugar para toda nuestra vida.
Nuestro trabajo y nuestro sufrimiento, nuestras alegrías, todo lo podemos unir al sacrificio de Cristo. Si
nos ofrecemos de este modo, seremos transformados: agradamos a Dios y para nuestros prójimos somos
como buen pan que alimenta. [1368-1372, 1414]
 ESTUDIA 1. Lee el texto de YOUCAT frase por frase. Una persona entonces lee todo el texto seguido en
voz alta. 2. Tres minutos de silencio. 3. Cada uno lee en voz alta una palabra o frase que le toca - sin
hacer comentarios. 4. Explica brevemente en la siguiente ronda por qué has elegido la frase (por
ejemplo, recuerdos, preguntas,...).
 Se critica con frecuencia a la Iglesia, como si únicamente fuera una asociación de hombres más o menos
buenos. En realidad, la Iglesia es lo que se realiza diariamente de un modo misterioso sobre el altar. Dios
se entrega por cada uno de nosotros y quiere transformarnos mediante la Comunión con Él. Como seres
transformados deberíamos transformar el mundo. Todo lo demás que la Iglesia es también, es secundario.
Debate

 1. ¿Qué damos cuando se celebra la Santa Misa? ¿Qué da Jesús?


 2. ¿Cómo debo prepararme para recibir la Sagrada Comunión y por qué no siempre
deberíamos comulgar?
 3. ¿Por qué se llama comunidad (latín: communio) a la comunión?
 4. ¿qué debe saber la gente que dice: "No necesito la misa. También puedo encontrar a
Dios en el bosque"?
217 ¿Qué sucede con la Iglesia cuando celebra
la Eucaristía?

 Cada vez que la Iglesia celebra la Eucaristía se sitúa ante la fuente de la que ella misma
brota continuamente de nuevo: en la medida que la Iglesia «come» del Cuerpo de Cristo,
se convierte en Cuerpo de Cristo, que es sólo otro nombre de la Iglesia. En el sacrificio de
Cristo, que se nos da en cuerpo y alma, hay lugar para toda nuestra vida. Nuestro trabajo y
nuestro sufrimiento, nuestras alegrías, todo lo podemos unir al sacrificio de Cristo. Si nos
ofrecemos de este modo, seremos transformados: agradamos a Dios y para nuestros
prójimos somos como buen pan que alimenta. [1368-1372, 1414]
Debate

 ¿Qué damos cuando se celebra la Santa Misa?


 ¿Qué da Jesús?
 2.¿Cómo debo prepararme para recibir la Sagrada Comunión y por qué no siempre
deberíamos comulgar?
 3. ¿Por qué se llama comunidad (latín: communio) a la comunión?
 4. ¿qué debe saber la gente que dice: "No necesito la misa. También puedo encontrar a
Dios en el bosque"?
¿De qué modo la Iglesia participa del
Sacrificio eucarístico?

 1368-1372
1414
 En la Eucaristía, el sacrificio de Cristo se hace también sacrificio de los miembros de su
Cuerpo. La vida de los fieles, su alabanza, su sufrimiento, su oración y su trabajo se unen
a los de Cristo. En cuanto sacrificio, la Eucaristía se ofrece también por todos los fieles,
vivos y difuntos, en reparación de los pecados de todos los hombres y para obtener de
Dios beneficios espirituales y temporales. También la Iglesia del cielo está unida a la
ofrenda de Cristo.

También podría gustarte