Está en la página 1de 11

ROMANOS

CAPITULO 1

EN ESTE CAPITULO PABLO SEÑALA


QUE TODOS LOS HOMBRES SON
CULPABLES ANTE DIOS:
EL GENTIL O PAGANO ESTA BAJO EL
PODER Y LAS CONSECUENCIAS DEL
PECADO, DE LA MISMA MANERA QUE
LO ESTA EL RELIGIOSO JUDIO QUE
CONFIABA EN SU PROPIA JUSTICIA.
En los primeros 7 versículos encontramos la introducción y
el saludo apostólico:
 Pablo, siervo.- El siervo era uno que trabajaba para un amo, recibiendo
un pago; distinto a un esclavo que no recibía pago alguno. Sin embargo,
tanto el siervo como el esclavo no podían renunciar a su trabajo. Los
siervos eran hábiles y educados con relación a sus labores.
 De Jesucristo, llamado.- Escogido por el mismo Señor Jesucristo
(Hechos 9:15).
A ser apóstol.- Los apóstoles eran líderes de la iglesia quienes, por su
ministerio, gozan de autoridad, siendo dos cosas necesarias para el
apostolado: * Haber visto a Jesús (1 Co. 9:1) y * El llamamiento, que
debe de proceder del mismo Dios (Juan 6:70; Hechos 9:15). La palabra
“apóstol” deriva de griego “apostolos”, cuyo significado es “enviado”.
 Apartado para el evangelio de Dios.- Especialmente Pablo fue
apartado de tres maneras: * Desde su nacimiento (Ga. 1:15); * En su
conversión cuando se dirigía a Damasco (Hch. 9:15-16); * Para el
ministerio en Antioquia (Hch. 13:1-2). Fue separado de la misma manera
que Jeremías (Jer. 1:5) y Juan el Bautista (Lc. 1:15). “Apartado para el
evangelio”, o sea, anunciador de las “buenas nuevas de salvación”
(Hch. 13:2).
 que él había prometido antes por sus profetas en las
santas Escrituras.- El evangelio fue prometido por los
profetas del Antiguo Testamento (Is. 53:6; 9:6; Zac. 6:13).
 Acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era
del linaje de David (Mateo 1).
 Según la carne.- Naturaleza humana. (He. 4:15; Fil. 2:6-7:
creció (LC. 2:40,52); sintió hambre (Mt. 4:2); sed (Jn. 4:7;
19:28); cansancio (Mr. 4:38; Jn. 4:6); lloró (Jn. 11:35; Lc.
19:41); sufrió y murió (1 P. 2:21; Jn. 19:34; Mt. 27:50).
 Que fue declarado Hijo de Dios.- Naturaleza divina (Lc.
1:32) se llama Dios (Tito 2:13); es Eterno (Ap. 1:8,18);
Inmutable (Heb. 13:18); Omnipotente (Heb. 1:3);
Omnisciente (Col. 2:3); Omnipresente (Mt. 18:20); otros
versos que nos hablan de sus dos naturalezas son: Is. 9:6;
Ga. 4:4; 1 Tim. 3:16). En las dos naturalezas se da lo que
se conoce como unión hipostática.
 Con poder.- Es decir, con la potencia que le pertenece al Padre y que
le fue dada cuando avaló que era su Hijo resucitándolo (Lc. 1:35)
 Según el Espíritu de santidad, por la resurrección de entre los
muertos.- La resurrección de Jesús es la prueba irrefutable de su
pureza, inocencia y aprobación divina (1 Tes. 4:16-17).
 y por quien recibimos la gracia y el apostolado.- La fuerza y los
requisitos necesarios para el ministerio de apóstol (Hch. 9:15-16)
 Para la obediencia a la fe en todas las naciones (vr. 16) por amor
de su nombre.- Jesús, el cual por su resurrección es “Nombre sobre
todo Nombre” (Fil. 2:9-11).
 entre los cuales estáis también vosotros, llamados a ser de
Jesucristo.- Incluye a todo cristiano (2 Tim. 1:9; Heb. 3:1).
 y por quien recibimos la gracia y el apostolado. La fuerza y los
requisitos necesarios para el ministerio de apóstol (Hch. 9:15-16)
 Para la obediencia a la fe en todas las naciones (vr. 16) por amor
de su nombre. Jesús, el cual por su resurrección es “Nombre sobre
todo Nombre” (Fil. 2:9-11).
 entre los cuales estáis también vosotros, llamados a ser de
Jesucristo. Incluye a todo cristiano (2 Tim. 1:9; Heb. 3:1).
 a todos los que estáis en Roma, amados de Dios, llamados a ser
santos: Todos los creyentes somos santos ante los ojos de Dios.
Santo, significa, “apartado”, “separado”, “dedicado” a Dios (Jn. 4:4).
 Gracia.- La gracia se refiere al favor divino de Dios, el manantial de
donde brota toda bendición. (Jn. 1:14; Ef. 1:8-9).
 Y paz.- (el producto de la gracia, es decir, del evangelio (Ro. 5:1).
 A vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo. (Jn.
14:9).

EN LOS VERSICULOS SIGUIENTES DEL 6 AL 15,


VEREMOS EL GRAN AMOR E INTERES DEL APOSTOL
PABLO POR VER PERSONALMENTE A LOS
CREYENTES ROMANOS, PARA COMPARTIR CON
ELLOS LA PALABRA DE DIOS.
EN SEGUIDA, VEMOS OTRA RAZON
QUE IMPULSA A PABLO A VISITAR A
LOS HERMANOS DE LA IGLESIA DE
ROMA: “ANUNCIAR EL EVANGELIO”

14. A griegos y a no griegos, a sabios y a no


sabios soy deudor. El llevar el evangelio a los
pecadores era para él una gran deuda (Lucas
12:48)
15. así que, en cuanto a mi, pronto estoy a
anunciaros el evangelio también a vosotros
que estáis en Roma. Era la capital o centro
político del imperio.
PABLO EXPONDRA LO QUE ES EL TEMA DE ESTA CARTA: “EL
EVANGELIO DEL PODER DE DIOS”, EL CUAL PONE DE MANIFIESTO LA
VIRTUD DE DIOS, LA CUAL SE PUEDE RECIBIR NO POR OBRAS O
MERITOS PERSONALES, SINO MEDIANTE LA FE EN CRISTO.
16. porque no me avergüenzo del evangelio . Pablo confiaba en el
evangelio, sabía que no le defraudaría o debería mal parado (2 Tim. 1:8; Ro.
5:5). Porque es poder de Dios. “poder” se deriva del gr. (dunamis) que
significa «dinamita, o dinamo» (Luc. 4:32; Ecl. 8:4; 2 Co. 2:16). Para salvación
a todo aquel que cree; Un poder ilimitado para todo creyente (Ro.6:23; Luc.
7:50). Al judío primeramente. Él es más responsable que el gentil por haber
recibido primero la revelación divina. Y también al griego. Dios no hace,
ahora, diferencia sino que el evangelio es para todos (Hech. 14:1): Romanos,
judíos y gentiles.
17. porque en el evangelio la justicia de Dios . La palabra justicia, en
términos simples, significa “vestidura correcta”. Todos los pecadores están
desnudos ante los ojos de Dios (Gen. 3:10; Heb. 4:13; Ap. 3:17), tratando de
vestirse con “hojas de higueras”, tipo de las religiones, que para el Señor son
trapos de inmundicia (Is. 64:6). Pero el evangelio es la justicia de Dios que viste
correctamente a los pecadores arrepentidos (2 Co. 6:7; Ef. 6:14; Ap. 19:7-8).
Se revela por fe y para fe. La justicia de Dios se revela al que tiene fe (Fil. 3:9;
Ro. 3:21-22). Como está escrito: más el justo por la fe vivirá. (Hab. 2:4).
Este verso reveló a Martín Lutero, el gran reformador, la verdad del evangelio:
La Salvación no es por obras, si no por fe en Cristo Jesús (Gál. 3:11; Heb.
10:38).
PABLO, INSPIRADO POR EL ESPIRITU SANTO HACE VER LA
CULPABILIDAD DE LA HUMANIDAD, LA CUAL DA LUGAR A LA
REVELACION DE LA IRA DE DIOS CONTRA EL PECADO VERS. 18-32.

18. Porque la ira la de Dios se revela desde el cielo. En la misma conciencia de


los hombres es revelado el desagrado y el juicio de Dios contra los pecadores lo cual
podemos ver aun en la naturaleza (Prov. 16:14; Is. 19:9; Hab. 3:2). Contra toda
impiedad e injusticia (la rebeldía del pecador le hace olvidarse de Dios) (2 Tes.
2:10; 2 P. 2:13). De los hombres que detienen con injusticia la verdad. El
pecador trata de apagar la luz de su conciencia que aún le queda hasta adormecerla
(Jn. 5:9-10).
19. Porque lo que de Dios se conoce (Hech. 14:17; Ro. 2:14). Les es manifiesto,
(Ro. 2:15). Pues Dios se lo manifestó (Jn. 1:9). La primera pareja fue creada con
libre albedrío, pero escogieron desobedecer a Dios. Este versículo es explicado por
Pablo en el siguiente versículo.
20. Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen
claramente visibles. La mente contempla con más claridad lo que el ojo no logra
captar. Desde la creación del mundo. La misma creación con sus maravillas hace
ver al hombre que Dios existe, además de que su conciencia se lo dicta (Jn. 1:18; 1
Jn. 4:12). Siendo entendidas por medio de las cosas hechas, La misma
naturaleza muestra claramente la existencia de Dios (Sal. 19:1-4; 104:24; 139:14;
Job 12:7-9). De modo que no tienen excusa. Se revelan porque quieren, por lo que
tendrán su justa paga (Hech. 17:22-31; 14:15-17).
ENTRE LOS VERSOS 21 AL 23 VEMOS LAS
SEIS MANERAS EN QUE EL PUEBLO GENTIL
SE REBELÓ CONTRA DIOS.
Conociéndole, no le glorificaron (Dn. 5:23).
No le dieron gracias (Luc. 18:11; Ef. 5:20).
Se envanecieron (Prov. 1:7; 9:10).
Profesaron ser sabios, es decir, se “fiaron en su
propia opinión”; se hicieron necios (Ef. 4:17-18).
Cambiaron la gloria incorruptible de Dios
haciéndose fatuos (Ef. 4:19; 1 Co. 3:19; Hech.
26:18).
Se entregaron a la idolatría.
LA DECADENCIA DE SU IDOLATRIA: DE HOMBRE A ANIMAL.
PREFIRIERON A LOS IDOLOS QUE AL DIOS VERDADERO:
LOS GRIEGOS IDOLATRABAN AL CUERPO HUMANO. LOS
ASIRIOS A LAS AVES. LOS EGIPCIOS A LOS
CUADRÚPEDOS Y A LOS REPTILES.
EL FRUTO DE TAL REBELIÓN LA VEMOS EN LOS VERS. 24-
32.
24. Por lo cual también Dios los entregó. No significa que los empujó,
sino que por su necedad, su amor y misericordia los soltó, como el padre
al hijo de la parábola del hijo pródigo de Lucas 15. (Hech. 14:16).
A la inmundicia. Se entregaron a toda clase de aberración sexual (Sal.
81:12; Jn. 6:27; 10:28). En las concupiscencias de sus corazones, de
modo que deshonraron entre si sus propios cuerpos. Pornografía, es
decir, todo sexo ilícito. (1 Co. 6:18; Ef. 2:2-4; 11:13; 1 P. 2:9).
25. Ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira. En vez de
adorar a Dios en espíritu y en verdad se hicieron estatuas, o sea, que en
vez de creer que Dios los creó a ellos, ellos crean sus dioses (2. Tes.
2:11-12).
Honrando y dando culto a las criaturas. A lo que Dios hizo (Gen. 1:28).
Antes que al creador, el cual es bendito por los siglos. Amen .
26. Pues, aun sus mujeres cambaron el uso natural . Se lanzaron a prácticas
antinaturales, al grado que presumen públicamente «haber salido del closet»,
dando a conocer al mundo sus aberraciones. Por el que es contra naturaleza
(Lesbianismo).
27. y de igual modo también lo hombres, dejaron el uso natural de la
mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos
vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en si mismos la
retribución debido a su extravío.
Estos versos nos muestran las profundidades ilimitadas a las cuales el
hombre cae cuando se deshace de Dios, y que podemos ver hoy, a
través de medios de comunicación masivos como la radio y televisión,
y que la sociedad actual valida y acepta.
La Palabra nos hace ver, así mismo, que los homosexuales no nacen si
no que se hacen por el pecado y la idolatría. El pecado de
homosexualidad es lo más denigrante al que el diablo lleva a los que
se apartan de Dios.