Está en la página 1de 9

NORMAS DE COMPORTAMIENTO

Las normas de comportamiento:


Son parámetros que se establecen con el
propósito de regular comportamientos
individuales para mantener un orden
determinado, y son articuladas para establecer
las bases de un comportamiento aceptado
dentro de una sociedad .
Las normas de comportamiento, pueden dividirse en dos
clases: las de obligado cumplimiento, que son aquellas
cuyo incumplimiento por parte de una persona puede
perjudicar a otra, como por ejemplo robar y matar.

Y las de cumplimiento no obligado o normas tácitas no


escritas ni castigadas por la ley, como las normas de
educación o urbanismo. También es cierto que algunas
normas de cumplimiento no obligatorio se pueden
convertir, y de hecho ocurre así, en normas de
cumplimiento obligatorio.
Código de Ética
Se conoce como código de ética y cumplimiento
 profesional al conjunto de parámetros y principios
funcionales relacionados a la conducta profesional que
se encuentran respaldados por un marco teórico y
ético. Cada código puede ser distinto dependiendo las
bases que componen el sistema organizacional,
académico y empresarial, pero, en función, siempre
existirán unos principios básicos o generales que
deberán cumplir todos los profesionales.
Normas de comportamiento profesional:
• Respeto por los derechos y por la dignidad de todas las personas: es
necesario que cada persona y sobre todo un profesional,
independientemente de su área de trabajo y de su campo de acción,
muestre respeto por la diversidad, las diferencias individuales y
culturales, así como por los derechos humanos y su cumplimiento en
el espectro social.
• Competencias y aptitudes: como profesional es necesario que tengas
claros los umbrales de su profesión y de su oficio, ya que solo deberá
intervenir en las áreas en las que te sientas capacitado; de igual
modo, será de tu entera responsabilidad el mantener sus
conocimientos actualizados según las exigencias del medio.
• Compromiso profesional y teórico: el profesional deberá ser
consciente de su posición dentro del desarrollo de sus deberes y de
los conocimientos adquiridos a lo largo de su carrera, con el fin de
aplicarlos correctamente en cada uno de los aspectos de su vida. De
este principio parte la necesidad de entender que de tus saberes
dependerán clientes, usuarios, pacientes, empresas e inclusive, su
propio emprendimiento.
• Integridad: En este punto
confluyen los principios de
honestidad, justicia, respeto
y probidad; principios
básicos en las interacciones
humanas y sociales.

Recuerda que un actuar


integral garantiza el correcto
ejercicio de un deber.
• Responsabilidad social: toda empresa, organización o entidad deberá
tener en sus bases la necesidad de coadyuvar a otros por medio de la
prestación de sus servicios, con las formas en las que realiza sus
producciones y con los efectos que estos generan en la sociedad.

Lo anterior solo puede ser


posible si sus empleados
tienen un amplio sentido de
responsabilidad social, lo cual
coadyuva al bienestar y
desarrollo de su propia
comunidad.

También podría gustarte