Está en la página 1de 42

REINO PLANTAE

Una planta es un complejo eucariota multicelular que tiene paredes celulares cuyo componente principal es la
celulosa.

Posee clorofila en los plástidos, almidón como producto de almacenamiento.

Además, todas las plantas se originan a partir del embrión de ahí el nombre de embriofitas.

Presencia de cutícula cerosa que cubre las partes aéreas de la planta, y previene la desecación. La cutícula puede ser
gruesa en los casos de plantas que habitan lugares áridos.

La principal función es la fotosíntesis.


Las plantas tienen una alternancia de generaciones claramente definida
en la que gran parte de sus vidas la pasan en la etapa multicelular
haploide y el resto en una etapa diploide multicelular.

La porción haploide del ciclo de vida se llama generación gametofita,


porque da origen a gametos haploides por mitosis.

Cuando dos gametos se fusionan, comienza la porción diploide del ciclo


de vida, llamada generación esporofita. La generación esporofita
produce esporas haploides mediante el proceso de meiosis; estas esporas
representan la primera etapa en la generación gametofita.

Los gametofitos haploides producen gametangios masculinos, conocidos


como anteridios, en los que se forman espermatozoides, y/o gametangios
femeninos, conocidos como arquegonios, que porta cada uno un solo
ovulo. El espermatozoide fecunda el ovulo para formar un cigoto, u
ovulo fecundado.

El cigoto diploide es la primera etapa en la generación esporofita. El


cigoto se divide por mitosis y se desarrolla el embrión.

Finalmente, el embrión crece hasta una planta esporofita madura.


MORFOLOGÍA DE LA PLANTA
Tallo:
Es el órgano que tiene como función el sostén de hojas, flores y
frutos como de transporte de diferentes sustancias.

Está formado por:

Yemas: formado por meristema apical. Tenemos las yemas axilar


y apical. La yema axilar origina ramas u hojas y la yema apical se
ubica en el extremo del tallo y permite el crecimiento en longitud.

Estípulas: hojas modificadas, cuya función es proteger a la yema


axilar.

Nudo: sitio del tallo donde nace la hoja.

Entrenudo: espacio comprendido entre dos nudos consecutivos.


Sistemas básicos de ramificación lateral
Hay varios tipos de ramificación, pero solo veremos la ramificación lateral, que es el tipo
dominante en las espermatófitas.
Sistema monopódico:
La ramificación monopódica es típica de las coníferas de
forma piramidal o cónica. El ápice del eje principal
permanece activo indefinidamente, los ejes laterales se
desarrollan menos que el eje principal y quedan
subordinados a él. El eje principal crece más
intensamente que los ejes laterales de primer orden, y
éstos a su vez más intensamente que los de segundo
orden, y así sucesivamente. Estos procesos están
relacionados con la dominancia apical, o sea el efecto
inhibidor que ejerce la yema apical sobre las yemas
laterales.
Sistema simpódico:
Las ramas laterales se desarrollan más que el eje
principal. El eje madre puede incluso interrumpir por
completo su crecimiento, ya sea que su yema apical
quede en reposo o se transforme en una flor o muera.
Entonces una o varias yemas axilares, generalmente las
superiores, se encargan de continuar el crecimiento y de
formar nuevos brotes laterales o sea de proseguir su
ramificación.
Raíz:
Es el órgano generalmente subterráneo, especializado en:

 fijación de la planta al substrato,

 absorción de agua y sustancias disueltas y transporte de agua y solutos a las partes aéreas;

 almacenamiento, como en plantas bienales (ej.: zanahoria) almacenan reservas durante el primer año que
utilizarán el segundo año para producir flores, frutos y semillas.

Sistemas Radiculares
Sistema radicular alorrizo:
la radícula del embrión forma un sistema de raíces donde
hay una raíz dominante (pivotantes o axonomorfa), y
numerosas laterales, de 2°a 5° orden.

En las plantas leñosas, presentan crecimiento secundario


en grosor. Es el sistema característico de las
Eudicotiledóneas y Gimnospermas.
2. Sistema radical homorrizo:
la raíz proveniente de la radícula embrionaria se atrofia y
es reemplazada por numerosas raíces que se originan en
la parte basal del tallo, por lo que se denomina
adventicias.

Este sistema no tiene una raíz dominante, por lo que


todas las raíces presentan forma y tamaño similar.

Este tipo de raíces se conocen además como raíces


fibrosas o fasciculadas (que crecen en manojos). Estas
raíces nunca presentan crecimiento secundario en grosor.
Son características de las Monocotiledóneas.
Hoja:
Las hojas son órganos vegetativos, generalmente aplanados, situados lateralmente sobre el tallo,
encargados de la fotosíntesis. La morfología y anatomía de tallos y hojas están estrechamente
relacionadas. Un órgano no puede existir sin el otro, en conjunto constituyen el vástago.

4. HOJAS PREFLORALES
Cuando la planta pasa del estado vegetativo al 3. HOJAS VEGETATIVAS O NOMÓFILOS
estado floral, a menudo el cambio es anunciado Aparecen después de las hojas primordiales y son las que
por una modificación en la forma de las hojas. se forman durante toda la vida de la planta. Son
Cuando se encuentran sobre el eje principal se morfológicamente más complejas, y son las hojas
llaman brácteas o hipsófilos, y cuando se características de cada especie.
encuentran sobre un eje lateral reciben el nombre
de bractéolas.
2. HOJAS PRIMORDIALES
Son las primeras hojas que nacen por encima de los
cotiledones de la planta joven.

5. ANTÓFILOS U HOJAS FLORALES 1. HOJAS EMBRIONALES O COTILEDONES


Son las hojas modificadas que constituyen los Son las primeras hojas que nacen sobre el eje.
órganos florales. Generalmente su número es característico para cada grupo de plantas: un
cotiledón en Monocotiledóneas, dos en Eudicotiledóneas y dos a varios en
Gimnospermas. En general tienen vida breve, y su forma es diferente a la de
los nomófilos.
Flor:
La flor es un eje o tallo de crecimiento definido, con entrenudos muy cortos, en el que se insertan hojas modificadas,
los antófilos u hojas florales. En la flor tienen lugar los pasos esenciales de la reproducción sexual que son la
meiosis y la fecundación.

La flor está unida al tallo por un eje, el pedúnculo floral,


que se ensancha en su parte superior para formar el
receptáculo en el que se insertan las piezas de los
verticilos florales.
Desde el exterior hacia el interior de una flor completa se
distinguen los siguientes verticilos:

cáliz formado por los sépalos. (estéril)

corola formada por los pétalos. (estéril)

androceo formado por los estambres, donde se forma el


polen. (fértil)

gineceo formado por los carpelos, que albergan los


óvulos. (fértil)
Fruto:
En sentido estricto el fruto es el ovario transformado y maduro después de la fecundación.

Los pétalos poseen una zona de abscisión en su base y se desprenden muy rápidamente de la flor. Por el contrario,
los sépalos permanecen a menudo en su lugar.

Los estambres se marchitan y caen, aunque pueden persistir más o menos largo tiempo alrededor del fruto.

Pared del fruto


En sentido estricto, el pericarpo es la pared del ovario
transformado en fruto.

Con sentido descriptivo, y sin relación con la ontogenia,


se pueden utilizar los siguientes términos:
exocarpo,
mesocarpo y
endocarpo.
La consistencia de la pared del fruto determina la
asociación de los frutos en dos grupos
básicos:
1) Secos: con pericarpo de consistencia leñosa o semi-
leñosa. Pueden ser indehiscentes o dehiscentes,
unispermos o con varias semillas.

2) Carnosos: con pericarpo de consistencia carnosa o


jugosa; en ellos interviene el pericarpo.
Semilla:
La semilla es el óvulo transformado y maduro, después de la fecundación.
Las semillas son importantes en la alimentación (cereales y leguminosas), en la fabricación de bebidas (café,
chocolate, cerveza), en la obtención de fibras y aceites industriales (algodón).
La forma es variadísima, igual que la coloración y la superficie.
El tamaño varía mucho, desde las de Orchidaceae apenas visibles a simple vista y con un peso de unas pocas
milésimas de gramo, hasta la semilla gigante de la palmera.
Desde afuera hacia adentro la semilla está formada por la
cubierta seminal o episperma, el embrión, y cantidades
variables de endosperma, a veces nada.
El episperma es la cubierta de la semilla, su función
principal es proteger al embrión; participa en el control de la
germinación por que puede presentar sustancias inhibidoras.
También tiene importancia en la diseminación. Se forma a
partir de los tegumentos del óvulo.
La superficie puede ser lisa o diversamente esculturada.
La dureza de la cubierta seminal es variable, puede ser desde
muy delgada hasta pétrea, y está directamente relacionada
con la naturaleza del fruto. Por ejemplo en una drupa, con
endosperma leñoso, la cubierta seminal es muy delgada.
Briófitas no vasculares
Musgos

Cada planta individual tiene estructuras parecidas a


cabellos llamadas rizoides y una estructura con forma de
tallo erguido que sostiene laminas con forma de hojas.

Algunos tienen sexos separados: las plantas machos que


portan anteridios y las plantas hembras que portan
arquegonios. Otros musgos producen anteridios y
arquegonios en la misma planta.

Tienen un importante papel en la formación de suelo. Los


musgos, que forman matas que cubren la roca, finalmente
mueren y forman una delgada capa de materia orgánica
en la que pueden crecer céspedes y otras plantas. Evitan
la erosión. Al mismo tiempo, retienen la humedad que
necesitan ellos y otros organismos.
Hepáticas
Su forma corporal usualmente es una estructura aplanada
lobulada llamada talo, que no se diferencia en hojas,
tallos o raíces.

En la parte inferior del talo de la hepática hay mizoides


capilares que anclan la planta al suelo.

Las hepáticas se reproducen tanto sexual como


asexualmente.
Antoceros
Presentan un cuerpo llamado talo donde se
encuentran los gametofitos.

El esporofito es una estructura alargada


(esporangio), formado por una cápsula oblonga.
Plantas vasculares sin semillas
Licopodios

Las más o menos 1200 especies de licopodios que viven


actualmente, como Lycopodium, son pequeñas (menos de
25 cm de alto) plantas atractivas comunes en los bosques
templados.

Poseen raíces verdaderas; tanto rizomas como tallos


aéreos erguidos; y pequeñas hojas con forma de escama
(microfilos).

Los esporangios se encuentran en hojas reproductoras


que o están en grupos en estróbilos con forma de cono en
las puntas de los tallos, o dispersos a lo largo del tallo.
Los helechos
La mayoría son terrestres, aunque algunas se adaptaron a hábitats acuáticos.
El helecho consiste en un tallo subterráneo horizontal, o rizoma, que tiene hojas,
llamadas frondas, y raíces verdaderas. Conforme cada fronda joven sale del
suelo, está firmemente enrollada y se parece a la cabeza de un violín, de ahí el
nombre de cabeza de violín.

Conforme crece la cabeza de violín, se desenrolla y expande para formar


frondas. Las frondas de los helechos comúnmente son compuestas (la lámina se
divide en foliolos). Frondas, raíces y rizomas contienen tejidos vasculares.
Por lo general, la producción de esporas ocurre en ciertas áreas de las frondas,
que desarrollan esporangios. Muchas especies portan los esporangios en grupos,
llamados soros.

Los esporangios explotan y descargan esporas que pueden germinar y crecer por
mitosis y formar el gametofito maduro, llamado prótalo.
El prótalo, produce tanto arquegonios como anteridios en su parte inferior. Cada
arquegonio contiene un solo ovulo, mientras que en cada anteridio se producen
numerosos espermatozoides.

El espermatozoide flagelado nada hasta el cuello de un arquegonio a través de


una delgada película de agua sobre el suelo bajo el prótalo. Después de que uno
de los espermatozoides fecunda el ovulo, crece por mitosis un cigoto diploide
hasta un embrión multicelular que formará una planta.
Plantas vasculares con semillas-GIMNOSPERMAS
Las coníferas
Las coníferas (filo Coniferophyta), que incluye pinos, piceas, tsugas y
abetos, comprende el grupo más familiar de gimnospermas.

Muchas coníferas producen resina, una sustancia viscosa, clara o


traslucida, que consiste en varios compuestos orgánicos que pueden
proteger la planta del ataque por hongos o insectos.

Por lo general, las coníferas tienen hojas aciculares, en forma de agujas,


que son largas, estrechas, duras y coriáceas. La mayoría de los pinos
tienen grupos de dos a cinco hojas, dependiendo de la especie.
En algunas coníferas, como en la tuya occidental, las hojas tienen forma
de escama y cubren el tallo.

La mayoría de las coníferas son monoicas: tienen partes reproductoras


masculina y femenina separadas, en diferentes posiciones de la misma
planta. Estas partes reproductoras por lo común se llevan en estrobilos
(comúnmente llamados conos), y de ahí el nombre de conífera, que
significa “que lleva conos”.
Las cícadas
La mayoría de las especies son plantas tropicales y
subtropicales con gruesos tallos parecidos a troncos y
hojas compuestas que recuerdan a las de las palmeras o
helechos arbóreos. Muchas cicadas están en peligro de
extinción, principalmente porque son populares como
ornamentos y se recolectan de la naturaleza para su venta
a coleccionistas.

La reproducción de las cicadas es similar a la de los


pinos, excepto que las cicadas son dióicas y por lo tanto
tienen conos de semilla en las plantas femeninas y conos
de polen en las plantas masculinas.
Las gnetofitas
Las gnetofitas (filo Gnetophyta) consiste en aproximadamente 70
especies en tres géneros diversos y oscuros (Gnetum, Ephedra y
Welwitschia).

El género Gnetum contiene enredaderas, arbustos y arboles


tropicales con hojas anchas. Las especies en el género Ephedra
incluyen muchos arbustos y enredaderas que crecen en desiertos y
otras regiones templadas y tropicales secas.

El tercer genero gnetofito, Welwitschia, contiene una sola especie


que se encuentra en desiertos del suroeste africano.
La mayor parte del cuerpo de Welwitschia, una raíz principal larga,
crece bajo tierra. Su tallo corto y ancho, forma un disco poco
profundo, de hasta 0.9 m de diámetro, a partir del cual se extienden
dos hojas con forma de listón. Estas dos hojas siguen creciendo
desde el tallo a lo largo de la vida de la planta, pero sus extremos
usualmente se rompen y desgarran por el viento, lo que brinda la
apariencia de muchas hojas. Cada hoja crece hasta más o menos 2
m de largo. Cuando Welwitschia se reproduce, se forman conos
alrededor del borde de su tallo con forma de disco.
Plantas vasculares con semillas-ANGIOSPERMAS
Las plantas con flores, o angiospermas (filo Anthophyta), son las plantas más exitosas de la
actualidad, e incluso sobrepasan a las gimnospermas en importancia. Se han adaptado a casi todos
los hábitats y, con al menos 300.000 especies, son las plantas dominantes de la Tierra.

El filo Anthophyta se divide en muchas clases, con solo algunos miembros en cada uno, y dos
clases muy grandes:

las monocotiledóneas (clase Monocotyledones) y

las eudicotiledóneas (clase Eudicotyledones).


CLASE MONOCOTILEDÓNEAS

Las monocotiledóneas son principalmente plantas herbáceas.

Las hojas son envainadoras y con venación paralela. El tallo tipo caña.

La raíz es fasciculada. Sistema radical homorrizo.

Las partes de las flores monocotiledóneas por lo general tienen tres partes o múltiplo de tres.

Las semillas de las monocotiledóneas tienen un solo cotiledón, u hoja de semilla embrionaria; en la
semilla madura por lo general se presenta endospermo, un tejido nutritivo.
Tallo de gramíneas: tipo caña
Raíz de gramínea: sistema radical homorrizo
la raíz proveniente de la radícula embrionaria se atrofia y
es reemplazada por numerosas raíces que se originan en
la parte basal del tallo, por lo que se denomina
adventicias.

Este sistema no tiene una raíz dominante, por lo que


todas las raíces presentan forma y tamaño similar.

Este tipo de raíces se conocen además como raíces


fibrosas o fasciculadas (que crecen en manojos). Estas
raíces nunca presentan crecimiento secundario en grosor.
Son características de las Monocotiledóneas.
Hoja de Monocotiledónea
Presentan una diversidad morfológica casi tan grande como las
de Eudicotiledóneas. A pesar de su diversidad, la mayoría de
las hojas tienen un aspecto común, característico.
Son generalmente enteras, con venación paralela, y la vaina
está siempre bien desarrollada.
Presentan distintos tipos de hojas, según las familias.

Las hojas de las gramíneas,


presenta limbo entero, alargado, con venación paralela, y se fija
al tallo por medio de una vaina que lo abraza más o menos
completamente. La vaina puede cubrir varios entrenudos. Hoja
de Zea mays, maíz.

En la unión de lámina y vaina puede haber un apéndice


laminar, la lígula, en posición vertical.

La lámina presenta dos caras bien definidas, homólogas de las


caras del limbo de hojas de Eudicotiledóneas.
Flor de Gramínea
Fruto y semilla de gramínea
El pericarpio está unido a la cubierta o testa.
CLASE DICOTILEDÓNEAS

Las eudicotiledóneas son herbáceas (como la planta de tomate) o leñosas (como los nogales).

Sus hojas pueden variar en su forma pero comúnmente son más anchas que las hojas de las
monocotiledóneas, con nervios en forma de red (finamente ramificados). El tallo es tipo árbol o tipo
arbusto. La raíz es embrional, sistema radical alorrizo.

Las partes de la flor por lo general son cuatro, cinco o múltiplos de estos.

En las semillas eudicotiledóneas hay dos cotiledones y el endospermo por lo general está ausente en la
semilla madura, que absorbieron los dos cotiledones durante el crecimiento de la semilla.
Tallo de eudicotiledonea:
árboles con ramificación simpódica: es típica de Eudicotiledóneas; la yema terminal se inactiva o
muere y las yemas axilares más próximas al ápice originan ramas, las que a su vez, se ramifican
mediante el desarrollo de yemas axilares próximas a la yema terminal.
Tipo arbusto: es un cormófito pluricaule que presenta un Tipo árbol: Posee generalmente un tronco o tallo
conjunto apretado de tallos, creciendo desde el suelo sin principal engrosado y una copa. Pueden ser:
que se pueda distinguir entre ellos un tronco principal.

Árbol no ramificado Árbol ramificado


Raíz de eudicotiledóneas:

Sistema radicular alorrizo:


la radícula del embrión forma un sistema de raíces donde hay una raíz dominante (pivotantes o axonomorfa), y
numerosas laterales, de 2°a 5° orden.

En las plantas leñosas, presentan crecimiento secundario en grosor. Es el sistema característico de las
Eudicotiledóneas y Gimnospermas.

Zona de crecimiento

Zona pilífera

Zona de alargamiento

Cofia, caliptra o pilorriza


Hoja simple de eudicotiledonea:
Hoja compuesta de eudicotiledonea:

Bipinnada
Palmaticompuesta o
digitada
Pinnada
Flor de eudicotiledonea:

La flor está unida al tallo por un eje, el pedúnculo floral,


que se ensancha en su parte superior para formar el
receptáculo en el que se insertan las piezas de los
verticilos florales.
Desde el exterior hacia el interior de una flor completa se
distinguen los siguientes verticilos:

cáliz formado por los sépalos. (estéril)

corola formada por los pétalos. (estéril)

androceo formado por los estambres, donde se forma el


polen. (fértil)

gineceo formado por los carpelos, que albergan los


óvulos. (fértil)
El gametofito femenino
El gametofito femenino o saco embrionario, se origina a partir de una gran célula diploide (2n)
denominada célula madre de la megaspora. En la mayoría de las angiospermas está envuelta por
una o dos láminas de tejido (tegumentos) que dejan un espacio abierto en el ápice
denominado micropilo. Los tegumentos se unen en la zona basal, llamada calaza, por donde
llegan los haces vasculares procedentes de la placenta una zona muy vascularizada de la pared
del ovario.
A partir de la célula madre de la megaspora (2n) se producen mediante una meiosis 4 megasporas
(n) de las que sólo una será viable.
Aunque el modelo puede variar, en la mayoría de las angiospermas para formar el
megagametofito la megaspora (n) sufre tres mitosis sucesivas alcanzando un estado final de 8
núcleos (n) dispuestos en dos grupos de 4 que se sitúan cerca de los polos
En el paso final de los núcleos de cada grupo, emigra al centro de la célula. Son los núcleos del
endosperma que tendrán un papel relevante en la fabricación del tejido nutricio de la semilla. La
célula central del grupo que está cerca del micropilo contiene a la ovocélula (gameto femenino)
las otras dos se denominan sinérgidas y son estériles. En el extremo opuesto cerca de la calaza se
disponen las 3 células antípodas también estériles.
El Gametofito masculino
En la mayoría de las angiospermas, los granos de polen, originalmente unicelulares sufren una
mitosis que divide su contenido en dos células una célula vegetativa de gran volumen que ocupa
casi todo el interior del grano de polen y otra denominada célula generativa que será la encargada
de producir los gametos.
El grano de polen llega al estigma de la flor.

Del grano de polen crece el tubo polínico que lleva los núcleos
espermáticos.

El tubo polínico crece hasta llegar al saco embrionario.

Al llegar al saco embrionario deja los dos núcleos espermáticos,


uno que se une a la oósfera y el otro núcleo espermático a los
núcleos polares.

La unión o fusión es triple, porque se une el núcleo espermático


con los dos núcleos polares.

La unión del primer núcleo espermático con la oósfera da el


embrión.

La unión con el segundo núcleo espermático con los dos núcleos


polares da al tejido nutricio o endosperma.

Por ello es una FECUNDACIÓN DOBLE.


A partir de la fecundación se formará el fruto y la semilla.

El fruto es el ovario maduro y fecundo.

La semilla es el óvulo maduro y fecundo.