Está en la página 1de 11

PEPITA JIMÉNEZ

JUAN VALERA
• Nacimiento: 18 de octubre de 1824 en Cabra
• Fallecimiento: 18 de abril de 1905 en Madrid
• Nacionalidad: Española
• Ocupación: Escritor, diplomático y político
• Géneros: Epistolar, periodístico, crítica literaria, poesía, teatro, cuento y novela
• Miembro de Real Academia Española
• Novela más celebre y reconocida: Pepita Jiménez
• Valera, que como escritor cultivó principalmente la narración, la
epistolografía y el ensayo, colaboró en diversas revistas desde que como
estudiante lo hiciera en La Alhambra
• Fue director de una serie de periódicos y revistas
RESUMEN DE LA OBRA
•  El joven seminarista Luis de Vargas, de 22 años de edad, hijo único del rico
hacendado don Pedro, desde niño se ha educado en la ciudad bajo el cuidado y
buen ejemplo de su tío, deán de la catedral.
Luis, seguro de su vocación sacerdotal y muy animado por la fe y entusiasmo con
que piensa llevar a cabo su labor misionera en el lejano Oriente, predicando el
Evangelio entre los infieles, espera con devoción el día, próximo ya, en que deberá
pronunciar sus votos.
Convocado por su padre para que pase con él unas breves vacaciones antes de
recibir las órdenes eclesiásticas, retorna a su pueblo natal, donde conoce a Pepita
Jiménez, una joven viuda de 20 años, de gran belleza y piedad, a quien corteja don
Pedro, hombre ya de 55 años.
Pepita se había casado a los 16 años de edad con un tío suyo octogenario. Viuda
antes de los 19, desde entonces había llevado una vida honesta, dedicada a su
casa y a obras de caridad.
El trato asiduo entre el futuro sacerdote y Pepita anima y colorea la gris existencia
de aquél, quien siempre había vivido entre libros, místicos y teólogos; pero también
lo atormenta, pues le va creando graves sentimientos de culpa.
El joven acompaña a la viuda en sus paseos por el campo, asiste a reuniones en su
casa y, poco a poco, surge en ambos una gran pasión, sin que él la estimule ni
desee y a la cual primero opone resistencia, pues la considera pecaminosa.
• Conforme pasa el tiempo, su amor por Pepita se hace más fuerte que su
vocación religiosa y el respeto a su padre, de quien no quiere ser rival.
Para sofocar esa pasión, Luis piensa en alejarse de la joven y regresar junto al
deán, su tío, lo más pronto posible. Cuando Pepita, que lo ama, se entera de su
próxima partida, enferma de congoja y melancolía. Él, para consolarla y que no
desespere, se arma de valor y va a verla, tratando de que sólo sea "una visita
de despedida".
Dialogan extensamente, ella depone todo orgullo y sutilmente le declara su
amor, orillándolo a hacer lo mismo. Al fin vence la pasión de ambos. Pepita se le
entrega y Luis acalla sus últimos escrúpulos. Desde ese momento, el joven se
abandona con ardor y por completo a este sentimiento nuevo para él. Luego de
vencer otras luchas interiores, finalmente resuelve enfrentar a su padre para
confesarle su decisión de abandonar la carrera eclesiástica y su amor por
Pepita.
Don Pedro reacciona como Luis nunca había imaginado, pues le revela que ya
estaba en conocimiento de los hechos a través de una carta enviada por su
hermano el deán, y añade que sus deseos son que ese amor prospere. "Sueño
ya con verte casado", le dice. Y, efectivamente, al mes justo de esta plática entre
padre e hijo, se celebra la boda de Luis de Vargas con Pepita Jiménez, para
gran beneplácito de todos.
ESPACIO, TIEMPO Y TEMA
ESPACIO
• La obra se pasa en un pueblo del sur de España en Andalucía
TIEMPO
• La obra se pasa en el siglo XIX, en la primavera, primeramente en un espacio de
tiempo de cuatro meses y finalmente con la narración do que ocurrió a los
personajes cuatro años después del matrimonio de don Luis y Pepita Jiménez en
el epílogo. La referencia temporal es dada a través de las quince cartas de don
Luis a su tío desde 22 de marzo hasta 18 de junio y de la narración del deán
en Paralipómenos. La culminación de la obra se da con la entrega de los
enamorados en la noche de San Juan.
TEMA
• la obra es la contradicción entre el amor humano, amor por una mujer, y el
amor divino, el amor por Dios. Hay religiosidad permeando toda la obra. don
Luis es un seminarista religioso cuya vocación se comproba flaca. Pepita Jiménez
tambien es religiosa, su casa respira religiosidad y sus charlas con el vicário y la
ayuda que daba a la iglesia reforzan esta religiosidad.
PERSONAJES PRINCIPALES

• PEPITA JIMÉNEZ: 20 años, viuda, piel blanca, sonrosada y limpia, ojos verdes hermosos y
rasgados, rubia, nariz recto, oreja pequeña, garganta modelada, boca linda y fresca, manos
blancas y bonitas, dedos afilados, uñas brillantes, mirada serena y tranquila, graciosa, aseada,
llena de juventud y muy linda.
• DON LUIS DE VARGAS: Luisito de 22 años, mozo muy salado, ojos muy pícaros, muy delgadito,
no es feo, estudiante, teólogo, alto, ligero, cabello negro, ojos negros, color trigueña, lábios
finos, dentadura blanca.
PERSONAJES
SECUNDARIOS
• DON PEDRO DE VARGAS: 55 años, padre de don Luis, de buena condición económica,
enamorado de Pepita Jiménez y cacique del pueblo
• VICARIO: Con cerca de 80 años, fuerte, ágil, andador
• ANTOÑONA: Nodriza, ama de llaves y directora de la casa de Pepita Jiménez, 40 años,
forzuda, de habla chabana y grotesca
• GUMERSINDO: Tío y esposo de Pepita Jiménez, 80 años, aseado, viejo que no inspiraba
repugnancia, decrépito y cuidadoso de su persona.
• FRANCISCA GÁLVES: Madre de Pepita Jiménez. Pobre, mujer vulgar, de cortas luces y de
instintos groseros que adoraba a Pepita Jiménez, su hija.
• CURRITO: Primo de Don Luis. Holgazán, perdido, verdadero mueble, de corazón
afectuoso y leal
• DOÑA CASILDA: Madre de Currito, pesa mas de diez arrobas(150kg) y habilidosa en la
cocina.
¿QUÉ APRENDÍ?
ROMANTICISMO
REALISMO

También podría gustarte