Está en la página 1de 32

LENGUAJE

FIGURADO
Lenguaje Figurado
Una palabra tiene sentido figurado cuando expresa una idea diferente de la de su
acepción literal.
En este caso se produce un cambio de significado.
De ahí que a las figuras de lenguaje se les dé también el nombre de «tropos»,
transliteración del término griego, que significa vuelta o cambio.

los tropos son un medio insustituible para dar mayor viveza y elegancia de estilo, a
veces incluso mayor claridad al discurso o al texto escrito. 
Ejercicio

Sustituyamos el lenguaje figurado de las grandes


afirmaciones de Jesús sobre sí mismo por frases
equivalentes sin figuras y notemos la diferencia. 
1.- «Yo soy la luz del mundo»
2.- «Yo soy el pan de vida»
Ejercicio

1.- «Yo soy el mediador de la verdad y la justicia


que han de salvar el mundo»

2.- «Yo soy lo que ustedes imprescindiblemente


necesitan para tener vida»
Una buena interpretación entonces exigirá
estar familiarizado con el usus loquendi de
cada expresión, es decir, con lo que el
tropo significaba en el mundo del autor. 
Consideremos ahora los tropos más usuales
clasificados en dos grupos:

1.- Figuras simples o breves.


2.- Figuras compuestas o extensas.
FIGURAS SIMPLES DE COMPARACIÓN
1. EL SÍMIL.
Consiste en una comparación formal (normalmente va precedida de la
conjunción «como» u otra equivalente) entre dos objetos o acciones.
Ejemplos:
Sal. 42:1 Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, así clama
por ti, oh Dios, el alma mía. 
Jer. 23:29 ¿No es mi palabra como fuego, dice Yahvéh, y como martillo
que quebranta las piedras?»:
Mt. 23:37 «¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta
sus polluelos debajo de sus alas, y no quisiste!»
FIGURAS SIMPLES DE COMPARACIÓN

2. LA METÁFORA.
Es una comparación implícita que no se expresa formalmente como en el
símil. No aparece, pues, en ella la conjunción «como». Por ser más breve,
suele ser también más vigorosa, más aguda.

Diferencia entre el símil de Os. 13:8: Allí los devoraré como una leona y la
metáfora de Gn. 49:9 cachorro de león, Judá.
FIGURAS SIMPLES DE COMPARACIÓN

Las metáforas abundan en el Antiguo Testamento, sobre


todo las de tipo antropomórfico.
Ejemplos: «No se ha acortado la mano de Yahvéh para
salvar» (Is. 59:1); «los ojos de Yahvéh están sobre los
justos y atentos sus oídos al clamor de ellos» (Sal. 34:15
FIGURAS SIMPLES DE COMPARACIÓN

En el Nuevo Testamento, se destacan especialmente las metáforas


que Jesús usa para describir rasgos esenciales de su persona y de su
obra.
Ejemplos «Yo soy el pan de vida» (Jn. 6:35). «Yo soy la luz del
mundo» (Jn. 8:12). «Yo soy la puerta» (Jn. 10:7). «Yo soy el buen
pastor» (Jn. 10: 11), etc. Se hallan algunas más referidas a la
experiencia espiritual de sus discípulos (El que cree en mí... ríos de
agua viva correrán de su interior»; Jn. 7:38) o a su misión (e
vosotros sois la sal de la tierra la luz del mundo»; Mt. 5:13-14).
FIGURAS DE DICCIÓN

1. EL PLEONASMO.
Es una expresión en la que se emplea la redundancia, los
vocablos innecesarios, con objeto de dar mayor vigor al
lenguaje.
Ejemplo: «y el jefe de los coperos no se acordó de José,
sino que le olvidó» (Gn. 40:23).
FIGURAS DE DICCIÓN

2. LA HIPÉRBOLE.
Exageración evidente que tiene por objeto aumentar el efecto de lo que se
dice. Es bien conocida la de
Jn. 21:25 Hay también muchas otras cosas que Jesús hizo, las cuales si
se escribieran una por una, pienso que ni aun en el mundo cabrían los
libros que se habrían de escribir.»
Sal. 6:6 todas las noches inundo de llanto mi lecho»,
Mt. 7:3 «¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano y no
echas de ver la viga que está en tu propio ojo?» (Mt. 7:3).
FIGURAS DE RELACIÓN

1. LA SINÉCDOQUE.
Consiste en la designación de un todo con el nombre de una de
sus partes o viceversa.
Ejemplo «cabezas» de ganado para referirse a reses enteras
«almas » para. expresar la idea de personas, incluido su cuerpo. 
FIGURAS DE RELACIÓN

2. LA METONIMIA.
Se usa este tropo cuando se designa una cosa con  el nombre de
otra que le sirve de signo o que indica una relación de causa a
efecto.

Un ejemplo son las palabras de Abraham en la parábola del neo.


y Lázaro: «A Moisés y a los profetas tienen, que los oigan a
ellos» (Lc. 16:29). Aquí obviamente se hace referencia a sus
escritos.
FIGURAS DE CONTRASTE

1. LA IRONÍA.
Mediante ella se da a entender lo contrario de lo que se declara. Agudamente irónico es
el lenguaje de Elías en su confrontación con los sacerdotes de Baal (1 Reres 18:27).
2. LA PARADOJA.
Es el empleo de expresiones que envuelven una contradicción aparente. La hallamos en
textos como Mt. 10:39 “El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por
causa de mí, la hallará”
2 Co. 4:18: “No mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven”
FIGURAS DE ÍNDOLE PERSONAL

1. LA PERSONIFICACIÓN.
Consiste en atribuir características o acciones propias de personas a
seres que no lo son. Esta figura es frecuente en el Antiguo Testamento,
particularmente en los textos de carácter poético; y no faltan aquellos
en que la personificación es múltiple, como sucede en el Salmo 114.

En esta composición el mar ve y huye, el Jordán retrocede, los montes


y los collados saltan y la tierra tiembla.
FIGURAS COMPUESTAS
El lenguaje figurado no se limita a palabras o frases
simples, como en los tropos que acabamos de
considerar. A menudo toma formas más extensas,
relativamente claras en algunos casos y oscuras en
otros.
FIGURAS COMPUESTAS
1.- LA ALEGORÍA.

Es una sucesión de metáforas, generalmente combinadas en forma de narración, de cuyo


significado literal se prescinde. Su característica principal es la pluralidad de puntos de
aplicación, a diferencia de la metáfora simple en la que el punto de comparación y
aplicación es solamente uno.
Si tomamos como ejemplo la alegoría del buen pastor (Jn. 10:7-18), observamos que las
palabras claves, además de «pastor», encontramos «ovejas», «rebaño», «ladrones y
bandidos», «asalariado», cada una de las cuales expresa figuradamente una realidad de
diferente tipo. El pastor es Cristo; las ovejas, sus discípulos; los ladrones y los
asalariados, los falsos guías religiosos del pueblo.
Medios de orientación para determinar el significado de una
alegoría son:

1. La determinación precisa de los oyentes o lectores originales y sus circunstancias.


2. La consideración del contexto histórico general.
3. El propósito del autor al usarla.
4. Los puntos de identificación que a veces se hallan en el propio texto. Por ej., «Yo soy la vid
verdadera, y mi Padre es el labrador» (Jn. 15:1).
5. La distinción entre las metáforas esenciales, que exigen interpretación y aquellas que, dado su
carácter secundario como elementos complementarios de la narración, no han de ser interpretados.
FIGURAS COMPUESTAS

2. LA FÁBULA.
Es una composición literaria en la que, por medio de una ficción, se da una enseñanza moral. En ella
intervienen seres inanimados o seres vivos irracionales que actúan y hablan como si fuesen personas.
De uso frecuente en la literatura de muchos pueblos, apenas aparece en la Biblia. De hecho son sólo dos
las fábulas contenidas en la Biblia, ambas en el Antiguo Testamento:
A) la de Jotán (Jue. 9:1-21), en la que con gran vivacidad y patetismo se denuncia la torpeza inicua de
Abimelec y de los siquemitas que le secundaron haciéndolo rey. Difícilmente se encontrará en la
literatura universal una fábula que supere a ésta tanto en forma como en contenido.
B) La de Joás (2. R. 14:9), en el sarcástico mensaje dirigido por el rey de Israel contra el arrogante
Amasías, rey de Judá. En ambas, el contexto es suficientemente iluminador, por lo que la Interpretación
no presenta ninguna dificultad.
TIPOS Y SÍMBOLOS
TIPOS Y SÍMBOLOS

Son similares a los tropos pues tanto los tipos y los símbolos
como las figuras de lenguaje expresan algo distinto de lo
indicado en su sentido literal.
La diferencia radica en que el lenguaje figurado de la Biblia es
común a cualquier otra literatura, mientras que la tipología
bíblica y en parte la simbología está determinada por el
contenido mismo de la Escritura.
Surge básicamente de indicaciones contenidas en la propia
revelación.
TIPOS Y SÍMBOLOS

Puede definirse la tipología como el establecimiento de


conexiones históricas entre determinados hechos, personas o
cosas (tipos) del Antiguo Testamento y hechos personas u objetos
semejantes del Nuevo (antitipos).
Pero esas conexiones no se efectúan arbitrariamente. No son,
como en la interpretación alegórica, producto de la fantasía.
Corresponden al desarrollo de la revelación progresiva y tienen
su fundamento en Dios mismo.
TIPOS Y SÍMBOLOS

En el Nuevo Testamento tenemos suficientes claves


para precisar lo que del Antiguo debe ser considerado
tipo sin ningún género de dudas.
El carácter tipológico de Melquisedec, por ejemplo, o
el de la pascua israelita, es incuestionable (He. 7: 1-
3, 15-17; Lc.22:14-20).
Entre el tipo y el antitipo debe haber algún punto
importante De analogía, aunque en la comparación de ambos
aparezcan también notables disimilitudes. Jonás es tipo de Cristo
(Mt. 12:40); pero la relación tipológica entre uno y otro se establece
únicamente entre la permanencia del profeta «en el vientre del pez
tres días y tres noches», seguida de su liberación, y la sepultura de
Jesús, seguida de su resurrección. El tipo es perfectamente válido a
pesar de que en tantos otros aspectos el rebelde, racista e irascible
Jonás nada tuviera en común con Aquel que fue «manso y humilde
de corazón» y «amigo de pecadores».
(Hermenéutica Bíblica, José M. Martínez)
CLASES DE TIPOS
Tipos personales. 
Hay en el Antiguo Testamento un buen número de personas que tienen carácter
típico. Estos son algunos de las más importantes:
Adán, cabeza y representante de la humanidad, prefigura a Cristo, pese a que en la
comparación no falta el contraste, pues el primero fue cabeza de una raza caída,
mientras que Cristo lo es de una humanidad redimida (Ro. 5:14, 19; 1 Ca. 15:45).
El Abraham creyente es tipo de todos los seres humanos que serían justificados
por la fe (Gn. 15:6; Ro. 4:3; Gál. 3:6).
Melquisedec lo es de Cristo en su función sacerdotal (He. 7: 1-3, 15-17).
Moisés tipifica también a Cristo por su fidelidad en relación con la «casa de Dios»
(He. 3:2-6), así como por su función profética (Dt. 18:15, 18; Hch. 3:22; 7:37).
CLASES DE TIPOS
TIPOS MATERIALES.

Se destaca entre ellos el tabernáculo israelita con sus diversos objetos y utensilios dedicados al culto. La
carta a los Hebreos nos explica el significado de muchos de ellos. Sobresalen el lugar santísimo, tipo de
«el cielo mismo» (He. 10:12,24) y la sangre de los sacrificios, tipo de la sangre expiatoria de Cristo
vertida en la cruz (9: 13-22).
El maná, alimento de los israelitas en el desierto, es tipo de Cristo y su poder vivificador (Jn. 6:32-35).

TIPOS INSTITUCIONALES.
El sábado era figura del descanso eterno de los creyentes (He. 4:4-9). La pascua, de la cena del
Señor; los tres evangelios sinópticos relacionan estrechamente la fiesta judía con la nueva
conmemoración establecida por Jesús (Mt. 26:17-29; Mr. 17:12-25; y Lc. 22:7-32).
La colocación de la serpiente de bronce sobre el asta en medio del campamento israelita es
usada por Jesús como tipo de su propia crucifixión (Jn. 3:15)
Para la interpretación tipológica, conviene aplicar las siguientes
reglas:

1. Buscar todos los textos del Nuevo Testamento que aluden directa o indirectamente al tipo objeto de
estudio.
2. Determinar todos los puntos de correspondencia entre el tipo y el antitipo, delimitándolos
adecuadamente a fin de no atribuir a aquel más de lo que realmente prefigura.
3. Especificar su contenido típico siempre a la luz de lo que el Nuevo Testamento enseña. como las
instrucciones dadas para los casos de familias poco numerosas o el modo de asar y condimentar la carne
(con hierbas amargas) por no haber una clara correspondencia en el Nuevo Testamento y a pesar de que
de ellos pudieran sacarse algunas aplicaciones interesantes.
SIMBOLOGÍA
El símbolo es un ser u objeto que representa un concepto abstracto, invisible,
por alguna semejanza o correspondencia. Así, el perro es símbolo de fidelidad;
la balanza, de justicia; el cetro, de autoridad; la bandera, de la patria, etc.

Hay símbolos que son neta y exclusivamente bíblicos y se refieren a aspectos


determinados de las obras de Dios en su relación con los hombres.

El simbolismo del arco iris ha llegado a universalizarse, pero tiene su origen en


la promesa de Dios a Noé de que nunca más sobrevendría otro diluvio.
SIMBOLOGÍA
El fuego puede ser simbólo de purificación (l Pedro 1:7), pero también de
juicio (Is. 31:9; 66:24);
El agua puede simbolizar lavamiento moral (Ef. 5:26), pero también la
salvación (Jn. 4: 14) o la vida abundante dada por e Espíritu Santo (Jn.
7:38,39).
En el aceite, por su uso original para la unción de sacerdotes y reyes, se ha
visto Siempre un símbolo del Espíritu de Dios, pero no faltan textos en los
que se usa como símbolo de sanidad (Is. 1:6) o de alegría (Is. 61:3).
Próxima clase
LENGUAJE FIGURADO
Figuras simples:
De comparación - De dicción - De relación - De contraste - De índole personal

Figuras compuestas:
Alegoría - Fábula - Enigma.

TIPOS Y SíMBOLOS
Tipología - Clases de tipos. - Clasificación de los símbolos. -
Simbología. Acciones simbólicas. - Simbología diversa. Números. - Gematría. Nombres. - Colores.
- Metales y piedras preciosas.