Está en la página 1de 16

Hacia una teología más espiritual y

una espiritualidad más teológica


Análisis del artículo publicado por el S.J Guillermo
Randle como parte del tema «Claves de una
Espiritualidad encarnada en la Realidad»

Autor : RICARDO ANDRES LEON GUEVARA

Diplomado : TEOLOGIA Y ESPIRITUALIDAD

Profesora: Luisa Prada Coral


A través de este análisis se explicará la aplicación del método de la
fenomenología a la Teología Espiritual .
La presentación conceptual de las verdades religiosas, ya no satisface muchas
veces al hombre de hoy , porque no solamente busca estas verdades
estudiando la teología sino también en la experiencia de la fe.
La intención de este estudio es la integración de ambas, teología y
espiritualidad , a través de tres frentes :

1. La experiencia de la vida espiritual o interior como combate ( Efesios 6, 10-


18) entre las «tinieblas» y la «luz» (Romanos 13, 12) o entre «los engaños»
y la «vida verdadera» .

2. Realizar un discernimiento entre ambos «contrincantes» , concretando esto


como una teología de la lucha espiritual. Además conoceremos más acerca
del discernimiento de espíritus , a través del cual podremos encaminar cada
uno nuestra vida.

3. Integrar y alcanzar un enlace entre lo que hemos vivido, lo que hemos


experimentado y la «teología escolástica» . Para esto tenemos los ejemplos
de Jan Van Ruysbroeck , Juan de la Cruz e Ignacio de Loyola
Siete motivos por los cuales hacemos teología
a través de la Fenomenología (1)
1. La decadencia espiritual paulatina de la Iglesia, aproximadamente desde el
siglo XVII, hasta nuestros días . Esto radica en la pérdida de la capacidad para
discernir , diferenciar o distinguir la acción de Dios o de la vida verdadera , de
los engaños del enemigo de la naturaleza humana , en nuestra vida, la del
mundo y la de la Iglesia.

2. Debido a la realidad «bélica» de nuestra vida interior, siempre es necesario el


discernimiento , mucho más en épocas de confusión y desconcierto como la
nuestra.

3. El discernimiento de espíritus , clave para profundizar nuestra realidad de


conflictos, nos permitirá pasar de la descripción de los hechos externos, hacia
la reflexión más profunda de las personas conduciéndonos hacia el hacer
teológico.

4. Los testimonios de experiencia personal que supone esta fenomenología


permiten acceder ( a través de la gracia) al discernimiento de espíritus ,
recuperando lo universal de dichas experiencias como teología vivida o
experiencia cristiana.
Siete motivos por los cuales hacemos teología
a través de la Fenomenología (2)
5. Dentro de este modo de hacer teología tenemos, por un lado , la
función de una teología espiritual , sensible a la vida del espíritu y
también a las necesidades del hombre de fundar su creer en su
existencia entablando desde ella un diálogo con el mundo, y por otro
lado, tenemos que esta metodología es la síntesis final de toda
operación teológica , es decir el «lugar práctico» donde se forman sin
cesar, el acto espiritual de la vida humana, y la inteligencia que forma
parte de este proceso.

6. Se ha constatado un desbalance formativo de los sacerdotes en cuanto


a una mayor impronta en lo moral y canónico y no en lo espiritual de la
misma proporción.

7. Ofrece un fundamento para la catequesis donde Dios será un


descubrimiento existencial que nos ayuda a darle un sentido más
profundo a nuestra vida , para obrar bien y ser mejor.
Profundización del Primer Motivo por los cuales
hacemos teología a través de la Fenomenología (1)
1. En el transcurso del siglo XVII , comenzó un descenso de la vertiente
espiritual , debido a las urgencias a las cuales la Reforma avocó ala
Iglesia : dogmáticas , doctrinales , disciplinarias y organizativas. Esto no
ayudó a profundizar la espiritualidad que sí se había logrado en siglos
precedentes. Las urgencias y la época era distintas, pero todo ello fue
llevando a la decadencia mencionada.

2. Ningún autor que trata el problema «Dogmática-Espiritualidad» alude al


discernimiento de espíritus , porque se transitó el camino teológico sin
pasar por la experiencia que la funda, a la cual se accede en
profundidad, por medio del discernimiento de lo que pasa
espiritualmente.

3. Después de cuatro siglos de su muerte, se publicó por primera vez un


libro de discernimiento de espíritus en Teresa de Jesús, siendo este un
tema fundamental en todos sus escritos, el uno de los motivos por los
cuales se le nombró Doctora de la Iglesia , además sin el cual queda sin
solidez su espiritualidad e incompleto el tema de oración en ella.
Profundización del Primer Motivo por los cuales
hacemos teología a través de la Fenomenología (2)
4. En que la invitación al examen de conciencia dentro del rezo de
Completas en la Liturgia de las Horas , sólo invita a reconocer lo negativo
y no también lo positivo. Como consecuencia esto no ayuda a la toma de
conciencia del mundo interior en su realidad conflictual y además no nos
mueve a reconocer ni amar la acción de Dios en nosotros para seguirlo
más de cerca.

5. La reflexión común de la época antes del Concilio Vaticano II se basaba en


el Código de Derecho Canónico de 1917, que no contaba ni con una
teología ni con un Concilio y no hablaba de la comunidad ni de la vida
fraterna.

6. En que se fue perdiendo alegría en el Pueblo de Dios como consecuencia


de un repetir aburrido e indiscreto de lo bueno porque es bueno, en lugar
del descubrimiento constante del paso del Dios vivo por la vida, para
seguirlo sin mimetismos y saber dar razón de este seguimiento.
Profundización del Tercer Motivo por los cuales
hacemos teología a través de la Fenomenología
1. El discernimiento de espíritus aplicado a fenómenos personales
concretos , es un legado de las Sagradas Escrituras , de los Padres del
Desierto, de los santos Padres, y del Medioevo, nos permite hacer una
lectura de nuestra lucha interior, un claro ejemplo de esto es lo que
nos refiere Ignacio de Loyola en su libro «Ejercicios Espirituales».

2. Este discernimiento le exige a la teología que se dirija a la experiencia


cristiana , que es su columna vertebral , para «comprenderla» , en
segundo lugar que se haga de este modo fenomenología teológica al
recuperar lo total o universal en el «fenómeno» concreto de los
santos o de cualquier persona con auténtica vida interior

3. Se presenta esta fenomenología como la manera de realizar teología


hoy, mañana quizás sea diferente, y de reflotar la espiritualidad. Un
quehacer constante en no cerrarse arbitrariamente en el ámbito de la
objetividad cristiana y sí en seguir abierto a la comprensión de la
«vivencia» , es decir de la «objetividad hecha propia».
¿Qué le propone la Fenomenología Teológica a la
Teología Espiritual? (1)
Le propone hallar la fuerza de la encarnación que la inserte en el destino
del hombre actual , a través de la toma de decisiones cada vez más graves,
tarea para la cual , la sabiduría, la prudencia , la discreción y el ejercicio de
discernimiento de espíritus , son imprescindibles. Mucho más si se quiere
con esto, vivir en comunión con Dios ( Sabiduría 9, 18) .

El cristiano considera hoy que a cada generación le compete escribir su


propio evangelio, «un quinto evangelio» , no materializado en un texto,
sino verificado en la vida a través de los «signos de discernimiento de la
acción del Señor, que es Espíritu» (2 Corintios 3, 18)

Esto hace de su seguimiento de Cristo , algo concreto, alegre, atractivo,


fascinante, dado que constata que su vida transita por el camino desde el
cual El lo llama y al cual discierne en todo aquello que le ayuda para tal
fin.
¿Qué le propone la Fenomenología Teológica a la
Teología Espiritual? (2)
Por otro lado le ayuda a ir más allá del plano moral, en el cual se realizan
cosas buenas porque son buenas , sin discernir si son lo que el Señor le
pide a él en concreto. Por la imitación discreta o discernida y no mimética
es por donde viene el Reino.

Esto es a lo que nos exhorta Pablo cuando dice: «Trabajad por vuestra
salvación con respeto y seriedad . Porque es Dios el que obra en vosotros
haciendo que queráis y obréis movidos por lo que a El le agrada»
( Filipenses 2 , 12b – 15ª) , y lo que hace del quehacer teológico una
«experiencia de Dios» .

Recordemos el pasaje bíblico en Lucas 18, 21 donde el joven rico dice


«todo eso lo he guardado desde mi juventud» , y no seguir la invitación de
Jesucristo , a pasar más allá , cuando agrega, en Lucas 18, 22 : «aún te
falta una cosa…. «
¿Qué le propone la Fenomenología Teológica a la
Vida Espiritual? (1)
Propone al creyente, caer en la cuenta, por un lado , de su experiencia
religiosa, entendida como presencia y encuentro de comunión con Dios. Y
mostrar, por otro, que la fe no es una árida abstracción, sino que es una
conexión con la vida cotidiana , hecha de decisiones por El, en medio de
ella, sin lo cual se vería privada de sentido y fuerza convincente en su
testimonio.

En otras palabras , cuando las personas se familiarizan con este género de


teología, se van dando cuenta de cuál es el lugar , y cuál no, en el que Dios
está presente y actúa , y su fe , al mismo tiempo se hace decisión por El,
adquiere fundamentos más firmes y amplios que los que se pueden
ofrecer con simples argumentos lógicos.

Este descubrimiento permanente de Dios, que madura gracias a la caridad


discreta, es más fácil para quien capta hoy su acción en la Iglesia y en el
mundo, como fuego que purifica , «seca» y arrasa bastiones.
¿Qué le propone la Fenomenología Teológica a la
Vida Espiritual? (2)
Este discernimiento en su acción , se concreta , por ejemplo :
• Donde el hombre incondicionalmente cree y espera, pese a que desde
el punto de vista empírico , la situación sea completamente
desesperada.

• Donde una particular experiencia de alegría se vive como promesa de


una alegría ilimitada

• Donde el hombre ama con una fidelidad y un abandono


incondicionales , a pesar de que la fragilidad de los que se aman no
garantice de ninguna forma un amor radicalmente incondicional.

• Donde la obligación ética se vive como responsabilidad radical , a pesar


de que aparentemente lleve a la ruina.

• Donde el hombre experimenta y percibe incondicionalmente el


carácter inexorable de la verdad.
¿Qué le propone la Fenomenología Teológica a la
Vida Espiritual? (3)
Este discernimiento en su acción , se concreta , por ejemplo :
• Donde es capaz de soportar en la pluralidad de los destinos humanos la
lucha entre individualidad y sociabilidad, esperando firmemente en un
sentido final o en una bienaventuranza que lo reconcilie todo.

• Donde la Iglesia experimenta un proceso de purificación , en lo que


hace a la conformación estructural o numérica de algunas
congregaciones de vida consagrada para un servicio más cualitativo y
eficaz , o en lo que hace a una mayor participación del laico en ellas.

• Donde el sacerdote descubre que lo importante es su presencia


cualitativa y en función de la comunidad que se quiere servir.
¿Qué le propone la Fenomenología Teológica a la
Vida Espiritual? (3)
Este discernimiento en su acción , se concreta , por ejemplo :
• Donde entre las ambivalencias , alternativas o disyuntivas de la
existencia , el hombre es capaz de distinguir y experimentar con
libertad interior y disponibilidad que hay cosas que le hacen bien, que
le ayudan o son mejores que otras para encaminarse con sentido de
vida y de Pueblo de Dios en el hoy de la historia . Por el contrario si la
Iglesia no discierne, su ayuda para encaminar la vida permanecerá
pasiva.

• En la respuesta a la fenomenología teológica (Hans Urs Von Balthasar)


siendo teología de compromiso y no de evasión – típica e inmadura del
hombre de hoy-. El discernir la acción de Dios , la del mundo y de la
Iglesia, nos ayuda para crecer como personas humanas y en la fe. Esto
es decisión por El en medio de la lucha que es la vida espiritual.
Algunos Cantos alusivos a este tema : Invito a
reflexionar acerca de estas cuestiones a través de la
escucha de estos cantos :

https://youtu.be/Y-mKZl55a08

https://youtu.be/PoT6Fsf63l4

https://youtu.be/mj5oVmMDd2s

https://youtu.be/3_VUjPvC8zI
https://youtu.be/XT-7byEtEMo?list=PLGS6DUxfL_8t3fAtqgGjnp
tbK_OauLQTs
Hacia una Teología más Espiritual y una Espiritualidad más
Teológica