Está en la página 1de 24

3.2.2 Operaciones de crédito.

Crédito es la transferencia de bienes que se hacen en un


momento dado de una persona a otra, para ser
devueltos a futuro, en un plazo señalado, y
generalmente con el pago de una cantidad por el uso de
los mismos.
Elementos y características del Crédito

La existencia de ciertos bienes;


La transferencia de ellos, o de su disposición jurídica de
su titular a otra persona;
El lapso de tiempo durante el que se usan esos bienes;
La obligación de restitución de los mismos.
En la operación de Crédito, el acreditante
traslada al acreditado un valor económico actual,
con la obligación del acreditado de devolver tal
valor o su equivalente, en el plazo convenido.
En materia mercantil nos encontramos con muchas
figuras jurídicas que se les denominan operaciones de
crédito de las cuales mencionaremos algunas.
Reporto:

Es un contrato por virtud del cual una persona llamada


reportador adquiere de otra llamada reportada
mediante el pago de una suma de dinero la propiedad
de títulos de crédito, quedando obligado el reportador
a transferir al reportado la propiedad de otros tantos
títulos de crédito de la misma calidad y especie dentro
de un plazo convenido contra rembolso del precio más
un premio.
Sujetos del contrato.

El reportador: adquiere, mediante el pago de un precio


los título de crédito durante el plazo del reporto, queda
obligado a devolverlos al término del plazo del reporto
y que tiene derecho a que se le rembolse el precio
pagado por un premio.
Reportado: Es el transmisor de los títulos de crédito con
derecho a que se devuelvan al término del plazo otros
términos del crédito en especie y calidad del precio que
pagó contra la entrega del premio.
Elementos formales para su validez legal.

Los títulos de crédito


Precio a pagar por los títulos
Premio que señala la ley.
Es un contrato formal. Debe constar por escrito para su
validez.

Es un contrato real se perfecciona con entrega de los


títulos

Debe existir un plazo. Para su cumplimiento y validez


jurídica.
El reporto es una opción bursátil y crediticia,
normalmente se usa para financiamiento en
precio, el reporto es una opción a corto plazo.

El plazo máximo que se puede pactar es de 45


días, se puede prorrogar una o varias veces, con
la simple mención "prorrogado". Toda cláusula
en contrario se tendrá por no puesta.
A falta de plazo señalado, si el reporto se celebró entre
el primero y antes del veinte del mes, terminará el
último día del mes en cuestión y si se celebró después
del veinte, terminará el último día del mes siguiente.
DEPOSITO MERCANTIL

Es un contrato por virtud del cual una persona llamada


depositante pagando una retribución confiere la guardia
y custodia de bienes, mercancías o dinero a otra persona
llamada depositaria.
Sujetos del contrato:

Depositante. Quien deposita los bienes.

Depositario. Quien recibe los bienes para su guardia y


custodia.
Tipos de depósito mercantil:

Deposito mercantil en general


Deposito en almacenes generales de depósito.
Depósito bancario
Depósito judicial.
Clases de depósito mercantil:

Regular: No se transmite la propiedad, el depositario


queda obligado a devolver la o los mismos bienes
depositados.

Irregulares: Se transmite la propiedad de bienes


depositados y el depositario queda obligado a devolver
otros de la misma especie.
Operaciones bancarias

Son los actos que realizan los bancos como


intermediarios profesionalmente en el comercio
del crédito y del dinero.
Clasificación de las Operaciones bancarias

Operaciones activas: son aquellas en las que la


Institución de crédito asume el papel de sujeto activo de
la relación jurídica obligacional, (acreedor) facultado
para exigir la restitución en dinero o especie, de los
bienes aportados al acreditado. Ejemplo: prestamos o
contratos de apertura de crédito, créditos de avío y
reaccionario etc.
Operaciones pasivas: el banco se convierte en deudor,
en sujeto pasivo, en obligado, así la Institución crediticia
deberá entregar al cliente, normalmente una suma de
dinero o deberá restituir otros bienes que el cliente le
haya entregado. Ejemplo: Deposito en cuentas de
ahorros, inversiones a plazo fijo, operaciones fiduciarias
etc.
Apertura de crédito

El acreditante se obliga a poner una suma de dinero a


disposición del acreditado, o a contraer por cuenta de éste
una obligación, para que el mismo haga uso del crédito
concedido en la forma y en los términos y condiciones
convenidos, quedando obligado el acreditado a restituir al
acreditante las sumas de que disponga, o a cubrirlo
oportunamente por el importe de la obligación que contrajo,
y en todo caso a pagarle los intereses, prestaciones, gastos y
comisiones que se estipulen.
Créditos de Habilitación o Avío

En virtud del contrato de crédito de habilitación o avío,


el acreditado queda obligado a invertir el importe del
crédito precisamente en la adquisición de las materias
primas y materiales y en el pago de los jornales,
salarios y gastos directos de explotación indispensables
para los fines de su empresa. Art. 321 LGTOC
Créditos Refaccionarios

En virtud del contrato de crédito refaccionario, el


acreditado queda obligado a invertir el importe del
crédito precisamente en la adquisición de aperos,
instrumentos, útiles de labranza, abonos, ganado, o
animales de cría; en la realización de plantaciones o
cultivos cíclicos o permanentes; en la apertura de tierras
para el cultivo, en la compra o instalación de
maquinarias y en la construcción o realización de obras
materiales necesarias para el fomento de la empresa del
acreditado. Art. 323 LGTOC
Fideicomiso.

Es un contrato por virtud del cual una persona llamada


fideicomitente destina determinados bienes a un fin
lícito y determinado cuyo cumplimiento debe realizar
una institución fiduciaria en beneficio de otra persona
llamada fideicomisario.
Elementos contractuales. Para la celebración del
contrato es necesario:

El destino de ciertos bienes a la realización de un fin


lícito y determinado por parte del fideicomitente.

La aceptación del fiduciario para realizar el fin con lo


que se perfeccionara el acuerdo de voluntades
contractuales.
La transmisión de los bienes para el cumplimiento del
fin.

Al momento de la celebración del contrato o


posteriormente, designar al beneficiario, del fideicomiso
que puede ser un tercero o el propio fideicomitente
según el caso.

También podría gustarte