Está en la página 1de 7

EL CUENTO DE

SUSPENSO
¿Qué significa la palabra suspenso?
• El suspenso es un estado psicológico de incertidumbre, duda o
ansiedad que genera tensión. Es el resultado de los procedimientos
por el que se invita al lector o al personaje a formular preguntas que
sólo se responderán después.
Motivos recurrentes
• Este tipo de relatos a menudo tiene presencia de:

- Fantasmas, vampiros, monstruos u otras criaturas sobrenaturales.


- Asesinatos, robos, violaciones o situaciones traumáticas o
angustiantes.
- Elementos mágicos, sobrenaturales, demoníacos o religiosos.
- Argumentos de venganza, justicia, retaliación o descubrimiento de
tesoros y mensajes ocultos.
¿Dónde surge el cuento de suspenso?
• El norteamericano Edgar Allan Poe (1809-1849) y el irlandés Joseph
Sheridan (1818-1873) son comúnmente considerados los dos autores
que abrieron camino en el género.
• De Le Fanu se dice que es el fundador del relato de fantasmas (ghost
story). Pero lo que lo asemeja a Poe es el novedoso tratamiento que
da al fenómeno maléfico. Ambos, además, inaugurarán el llamado
terror psicológico, más atento a la atmósfera de la historia y a medir
los efectos emocionales que al mero susto.
Clases de suspenso en el cuento
• Hay diferentes tipos de suspenso y cada uno va a estar determinado
por la forma en que el focalizador entregue la información y, sobre
todo, por el “conocimiento” que de esa información tenga el lector o el
personaje.
• Existen entonces cuatro escenarios posibles:
1. lector - personaje - (rompecabezas, novela policiaca, búsqueda).
2. lector + personaje - (amenaza) - Ironía dramática
3. lector - personaje + (secreto). - Edipo, el último encuentro.
4. lector + personaje + (ningún suspense).
Técnica del suspenso dentro del cuento
• La técnica del suspenso es esencial a la hora de narrar una historia
pues es la que permite que el lector o el oyente siga conectado a la
intriga, que no quiera separarse de la historia sino hasta llegar al
desenlace que le dé sentido a todo lo que ha leído, visto o escuchado.
• El suspenso es una estrategia que puede sostener toda una obra, como
en el caso de las novelas policiales, o puede servir en momentos
específicos de la historia.
Ejemplos
• “El gato negro” y “El corazón delator” de Edgar Allan Poe
• “El horla” y “La noche” de Guy de Maupassant.
• “El rincón alegre” y “La renta espectral” de Henry James.
• “El horror de Dunwich” y “El color que cayó del cielo” de H. P.
Lovecraft.
• “Los sauces” y “El Wendigo” de Algernon Blackwood.
• “La pata de mono” de W. W. Jacobs.
• “El espectro”, “El almohadón de plumas” de Horacio Quiroga.