Está en la página 1de 6

JUSTO Y BUENO

Kelly Tatiana Peña Castañeda


María Alejandra García Bocanegra
Samy Dubier Cortés
RESEÑA HISTORICA
 La primera tienda de justo y bueno se fundó en Bogotá por lo cual se trata
de un formato nuevo que busca crear vínculos de cercanía con los
consumidores, aprovechar el interés de los colombianos por encontrar
productos de buena calidad y a precios competitivos y, sobre todo, cerca de
sus hogares.
 El nuevo formato, la mercadería, es un concepto con una historia que
apunta a generar un vínculo afectivo con el consumidor a partir de una
decoración que evoca el arte popular y las tiendas de antaño. Cada tienda
será pintada por un artista popular y tendrá detalles que permitan a los
clientes sentirse a gusto y en confianza. Aunque el surtido es más amplio, la
meta es que los precios sean muy atractivos. Además, tendrá una mayor
participación de marcas reconocidas y las marcas propias participarán con
menos de 40% del surtido.
MISIÓN
 Somos el grupo Justo y bueno, un grupo humano
formado con sólidos principios éticos y morales que
busca satisfacer las necesidades de nuestros clientes con
honestidad, serenidad y respeto; garantizando calidad a
precios bajos y brindando el mejor producto a nuestros
consumidores.
VISIÓN
 Lograr en tres años ser reconocida como la empresa líder
en el sector comercial de las tiendas de descuento a
nivel nacional, acorde con los avances técnicos y las
necesidades propias del entorno; mediante procesos de
mejoramiento continuo, basados en principios y calidad.
ENTORNO POLÍTICO
 Las cifras en materia de consumo no levantan cabeza en este
comienzo de año. Un reporte de la compañía Kantar Worldpanel
asegura que el gasto de los colombianos se redujo 7% entre
diciembre y enero pasados, mientras que la frecuencia de compra de
los hogares colombianos cayó, al pasar de 5% en diciembre del
año pasado a 1% en este enero.
 La nueva reforma tributaria, la evidente desaceleración de la
economía, la incertidumbre por lo que ocurra en materia de empleo,
las controversias en la política interna y hasta los escándalos de
corrupción están haciendo mella en la confianza del consumidor,
que lleva más de un año en terreno negativo y, según el ICC de
Fedesarrollo, en febrero se ubicó en -24,9%.
ENTORNO ECONÓMICO
Los balances de Justo y Bueno dan un crecimiento astronómico en el
2016, luego de nueve meses de operaciones vendió más de
$229.942 millones.
En términos de puntos de venta, Justo & Bueno alcanzó 255
puntos.
La aparición de este nuevo canal rompe todo paradigma al eliminar
la intermediación, exhibir los productos de una manera menos
sofisticada, recibir solo efectivo y cumplir con la promesa de
transferir estos ahorros al precio final, manteniendo la buena
calidad, lo que lleva al consumidor a tener la sensación de estar
haciendo compras inteligentes, dicen en Kantar Worldpanel.

También podría gustarte