Está en la página 1de 40

Universidad de Congreso

Dpto. de Psicología y Ciencias de la Educación


Licenciatura en Psicología

Bases Teóricas de la Perspectiva Sistémica

Lic. Claudio Javier Pilot


Pittman, F. (1990) Momentos decisivos. Tratamiento de
familias en situaciones de crisis. Buenos Aires: Paidós.
Crisis
“La crisis es un estado de cosas en que es inminente un
cambio decisivo en un sentido o en otro.” (Webster)
Es el punto de viraje en el que las cosas mejoran o
empeoran.
Se produce una crisis cuando una tensión afecta a un
sistema y requiere un cambio que se aparta del
repertorio usual del sistema.
Los límites se aflojan y permiten la entrada en el
sistema de un terapeuta o de otras personas que
influyan sobre este.
Las reglas y roles se confunden, las prohibiciones se
relajan. Metas y valores pierden importancia. Se
reviven conflictos sin resolver. Aumenta la tensión.
Las soluciones para reducir la tensión pueden ser
disfuncionales, y no lograr eliminarla, ej: disolver la
familia, echar a alguien, obtener un divorcio, vivir una
aventura amorosa, internar a uno de los miembros en
un hospital.
Tensión
Una tensión es una fuerza que tiende a distorsionar.
Las tensiones son especificas de cada sistema ( no
iguales para todos) para algunos la muerte del
cónyuge, para otros la jubilación, etc. y depende de los
valores y expectativas de la familia.
La tensión puede definirse de acuerdo a varios
parámetros: si es manifiesta u oculta, aislada o
habitual, permanente o temporaria, real o
imaginaria y si se la considera como producto de
fuerzas intrínsecas de la familia o de fuerzas
extrínsecas que están fuera de su control.
Las tensiones crean menos problemas si son
manifiestas y aisladas. En los otros dos casos influye la
visión particular de la familia frente a lo que es
importante.
 Frente a las tensiones la familia se centra tanto en sí
misma que no advierte que la suya es una experiencia
universal.
A veces la familia busca culpar a los demás de las
tensiones que sufre, la escuela, sus padres, etc. Al
proceder así pierden la oportunidad de atribuir la
responsabilidad que le cabe a cada uno.
La tensión es el factor mas inmediato-la última gota-
y el punto de acceso más discernible al complejo caos
familiar.
Cuatro categorías de crisis
Desgracias inesperadas
Crisis de desarrollo
Crisis estructurales
Crisis de desvalimiento
Desgracias inesperadas

Es la más simple y común de las crisis. La tensión es aquí manifiesta,


aislada, real, específica y extrínseca. Los rasgos más importantes de la
desgracia inesperada son que la tensión es obvia y que surge
claramente de fuerzas ajenas a la familia. Es real. No podría habérsela
previsto. Nunca ocurrió antes.
El peligro de las desgracias inesperadas reside en la búsqueda de
culpables.
En una familia funcional, todos se unen en la tentativa de resolver la
crisis.
Las crisis de las desgracias inesperadas ofrecen una oportunidad para
resolver incluso los problemas estructurales más resistentes de una
familia.
Ej: muerte, incendio, roturas en la casa, secuestro, etc.
Crisis de desarrollo

Estas crisis son universales y previsibles. Suelen ser


manifiestas, con algunos rasgos encubiertos.
Representan cambios permanentes en el status y
función de los miembros de la familia. Son muy reales
y no pueden prevenirse. Abarcan: el nacimiento de
los hijos, el comienzo de la edad escolar, la
pubertad, la independencia de los hijos y su
posterior abandono del hogar, el envejecimiento,
la jubilación, la decadencia y la muerte de los
padres.
En cada estadio de desarrollo es inevitable una crisis
de algún tipo. La familia tiene la obligación de
adaptarse a la cambiante capacidad funcional o al
estado emocional de la persona que entra en la nueva
etapa de desarrollo, los problemas surgen cuando la
familia trata de impedir la crisis en lugar de definirla y
adaptarse a ella.
Una de las crisis de desarrollo más comunes se centra
en la sexualidad adolescente.
Crisis estructurales

Las crisis puras son aquellas concurrentes en las que se


exacerban de manera regular determinadas fuerzas dentro
de la familia. Aunque estas sean tensiones extrínsecas, la
crisis es en esencia una exacerbación de una pauta intrínseca
(como un terremoto que surge periódicamente) Puede ser
recurrente, la tensión es manifiesta, pero es probable que la
crisis surja de tensiones ocultas.
Son las familias más difíciles de tratar puesto que la crisis no
es un esfuerzo para producir un cambio, sino un esfuerzo
para evitarlo (alcoholismo, intentos reiterados de divorcio,
intentos de suicidio, cambios de empleo, adulterio).
Es como si estas familia utilizaran toda su energía para
evitar una transición evolutiva. Ej: repetir durante
décadas crisis estructurales para impedir que la pareja
se divorcie o se case.
Una manera típica de evitar el cambio ,es amenazar
con desintegrar la familia en cada coyuntura. No se
responsabilizan por el mejor funcionamiento del
matrimonio pero tampoco se van.
Crisis de desvalimiento

Las crisis de desvalimiento ocurren en familias en las que


uno o más de sus miembros son disfuncionales y
dependientes. El miembro dependiente mantiene
amarrada a la familia con sus exigencias de cuidado y
atención.
 Los niños, ancianos y los inválidos requieren cuidado de
la familia. También las personas con afecciones
psiquiátricas crónicas.
La crisis de desvalimiento mas típica se origina en el trato
con personas cuya incapacidad física o mental es reciente
y aun no ha sido del todo aceptada.
DESCUBRIR LOS PUNTOS DE TROPIEZO DE LA FAMILIA

La pregunta ¿por qué ahora descubre la tensión


familiar?
¿Cuál es en esta familia la inflexibilidad esencial, el
punto de tropiezo que dificulta a sus miembros a llevar
a cabo los cambios necesarios para adaptarse a esa
tensión en particular?
Obstáculos en la comunicación

Hay cosas de las que no pueden hablarse, secretos que


los miembros de la familia se ocultan.
Hay temas que no pueden discutirse: el sexo y el
dinero son tabúes populares .
Incluso hay palabras que no pueden pronunciarse.
Obstáculos para la intimidad

Hay familias que toleran la proximidad, otras la


distancia.
Hay relaciones dentro de la familia en la que una parte
forma una estrecha alianza para distanciarse de otra.
Obstáculos para los roles

Algunos roles son funcionales y otros emocionales.


La rigidez en los roles puede ocasionar una tendencia
a las crisis. Si el padre debe saber siempre todo, la
madre siempre debe prodigar amor, etc.
En las familias funcionales dan respaldo a un miembro
cuyo papel no se está desempeñando.
Obstáculos para las reglas

Del mismo modo que los roles familiares determinan


quién hace qué, las reglas familiares determinan quién
no puede hacer qué.
Las crisis surgen cuando las reglas prohíben que la
familia funcione o forme parte del mundo, cuando las
reglas interfieren con la normal socialización y el
desarrollo de sus hijos o impiden tomar conciencia de
los problemas que requieren cambio.
Obstáculos sobre la historia familiar
Cada familia tiene ciertos temas que nunca se han resuelto y se
guardan como en un depósito para el caso de necesitarlos en una
disputa.
Los conflictos pasados entran en dos categorías: los que son
secretos y se tapan con mentiras y los que son abiertos ,
simbólicos y superados.
Por lo general, los secretos implican que se quebrantó alguna
regla en el pasado.
Los conflictos irresueltos, en cambio, son conocidos por todos y
forman parte de la mitología familiar.
Las familias propensas a las crisis se hallan a merced de sus
definiciones actuales de sí mismas y de su pasado.
Obstáculos en las metas

La gente se propone metas económicas, académicas,


vivenciales, emocionales.
Las personas sagaces adaptan esas metas a la realidad
en vez de dedicarse a perseguir una estrella.
Cuando no se puede abandonar una meta que es
claramente inalcanzable, esta inflexibilidad en cuanto
a los objetivos puede sabotear la respuesta a la crisis.
Las altas aspiraciones y las nobles ambiciones pueden
convertirse en puntos de tropiezo.
Obstáculos en los valores

Hay personas que no cuestionan nunca sus razones


para creer en lo que creen: Se aferran con tenacidad a
sus creencias y sus sistemas de valores, pero sin
examinarlos. Los que sí reflexionan se dan cuenta, por
ej, que lo q hacían sus padres no parecía darles
resultado.
La gente sufre también la influencia de su grupo
étnico, su religión y su clase social.
UN MODELO DE TRATAMIENTO
PONER ORDEN EN EL CAOS
Atender las crisis familiares requiere de 7 pasos

1. Reacción ante la emergencia


2. Foco de atención en la familia
3. Definición del problema
4. Receta general
5. Receta específica
6. Negociar la resistencia
7. Terminación
1. Reacción ante la emergencia

Una emergencia no es necesariamente una crisis, sino una


situación en que la gente siente la necesidad de pedir ayuda a
alguien de afuera. (Para impedir el cambio, para minimizar los
perjuicios).
El terapeuta estará dispuesto a ayudar pero no a hacerse cargo de la
situación.
Se observa un aflojamiento de los límites. Debe establecerse un
nuevo equilibrio aunque sea disfuncional y permita nuevas crisis.
Si el terapeuta interviene muy precozmente tendrá más poder para
evitar los perjuicios y promover el cambio.
Una excepción la constituye la crisis de desvalimiento, no se espera
ningún cambio sólo un estado más personal de dependencia.
2. Comprometer a la familia

Los miembros de una familia eligen que se cambie a un


individuo de modo tal que el resto de ellos no deba
cambiar. (El autor entiende que la terapia familiar debe
hacerse con los que estén, no necesariamente con todos).
La familia puede colocarse en espectadora de la locura de
un miembro, el terapeuta debe profundizar el sentido de
la familia y hay modos para hacerlo: pasar por alto la
enumeración de las quejas individuales y en cambio
partir de la historia familiar viendo cómo se llegó hasta la
situación actual. Además puede negarse a reconocer la
patología de la persona identificada como paciente.
3. Definición de la crisis

Lo primero que hay que identificar es la tensión


inmediata. Con tenacidad el terapeuta debe deducir
quién es el que está cambiando, qué es lo que este
cambio tiene de nocivo y a quién perjudica.
Las crisis estructurales son las más engañosas; aunque
siempre se repiten, alguien sostiene que se trata de un
hecho singular provocado por algo externo.
Hay que centrar el foco en la pregunta ¿por qué ahora?
Y si se descubre que esto forma parte de una serie, es
un problema estructural.
Continua Definición de la Crisis
También hay que preguntar si eso ya ha ocurrido
antes; explorar el pasado como para encontrar cuándo
fue que la familia funcionaba bastante bien.
Una vez que descubra cuándo comenzó la tensión y a
qué se debió, podrá construir una descripción
coherente de la secuencia de sucesos.
Para el terapeuta no existe una posición más poderosa
que la posición de inferioridad, mostrarse confundido,
perplejo, como para que la familia se sienta cómoda y
pueda hablar.
4. Receta general

Ni bien se define la crisis, se puede intentar calmar a todos


con vistas a hacer luego algo sensato.
Tal vez deba sedar a alguien o sea necesario decir “ahora
comprenden la situación y ya saben que hacer al respecto”.
La receta general no debe sabotear el esfuerzo terapéutico
de cambio. Si el paso 3 ha fallado, el tiempo se acaba y
usted no tiene aún una definición viable del problema, será
difícil seguir adelante y dar el paso siguiente. Tal vez deba
detenerse, realizar más preguntas sobre la crisis y
reconfortarlos.
(En este punto el autor se explaya en la medicación).
5. Receta específica

Ahora que usted entiende quién hizo qué a quién y por


qué- más allá de quién sea el que desarrolló cualquier
síntoma- puede aclarar qué es lo que ha oído.
Esto, sin culpar a nadie y con la convicción de que todos
desean hacer algo sensato y son capaces de hacerlo. Puede
usted decirles lo que una persona sensata haría en las
mismas condiciones.
La receta puede ser bastante simple : “Termine con esta
aventura. Puede llamar desde aquí. Puedo llamar yo si a
usted le incomoda” “No se suicide esta noche. Mañana
encontraremos otras alternativas”.
(Continua Receta Especifica)
La receta puede dirigirse al síntoma en cuestión.
Las indicaciones se dan asociadas a los miembros de la
familia “ usted hará tal cosa y mientras usted hará tal
otra”.
En las desgracias inesperadas, se trata de regresar al
funcionamiento normal en las viejas áreas pero
agregando el manejo de las tareas producidas por la crisis.
En las crisis de desvalimiento, deberá poner fin a la
dependencia. Le dirá al desempleado que vuelva a
trabajar, o al maníaco depresivo que vuelva a su litio.
(Continua Receta Especifica)
En las crisis de desarrollo, uno se pone del lado de la
autoridad de la familia si el cambio se produce en un
adulto, o del de los padres si el que cambia es el hijo.
Ubica la perduración de la familia por encima de
cualquier preocupación individual.
La crisis se define de modo que todos desempeñen un
papel en ella.
6. Negociar la resistencia al cambio
Se concentrará en el presente, averiguará quién hizo qué y
por qué.
Lo más probable es que el individuo que impide el cambio a
la familia no sea el paciente inicial. Se imponen nuevas
tareas, nuevas exploraciones y revisiones de la definición
original.
Las desgracias inesperadas se resolverán enseguida.
Las crisis de desvalimiento volverán rápidamente al punto
en que el último cuidador cortó la relación y huyó.
Las crisis de desarrollo siempre exigen algún tipo de
negociación.
Negociar la Resistencia al
Cambio (continuacion)
Las crisis estructurales pueden ofrecer resistencia por tiempo
indefinido. Las familias suelen abandonar la terapia antes de
tiempo. Siempre que uno de sus miembros mejora, el otro
sabotea. La pregunta es “qué es, sobre todo, lo que usted no
desea cambiar?”
Las respuestas identifican los puntos de tropiezo y las
inflexibilidades que facilitan las crisis. Se pueden manifestar
como resistencias a la terapia.
Por último el foco de atención se concentra en el punto de
tropiezo más apreciado de la familia, el que impide la
resolución de la crisis y el cambio, el sistema de valores, la
razón de ser de la familia.
Negociar la Resist al Cambio
El padre (no siempre) suele ser quien sienta la
necesidad de negar que él esté envuelto en el
problema; quizás haga todo lo posible para que la
terapia naufrague.
La madre (no siempre) carga con la responsabilidad de
mantener unida la familia, determinar qué es una
conducta apropiada y qué no lo es. Suele ser la aliada
del terapeuta.
Es difícil apoyar tanto a uno como al otro, ya que la
terapia se ocupa del conflicto entre ambos.
La técnica usual es apoyar las buenas intenciones de
cada miembro de la familia de modo tal que esas
buenas intenciones se vean en un cambio de las
conductas.
El uso de paradojas es una técnica para manejar la
resistencia (ordenar al paciente que no cambie o que
cambie en la dirección opuesta).
7. Terminación

Con cambio o sin él, la crisis concluye en unas pocas


semanas.
En las crisis de desarrollo y de desgracias inesperadas,
si el terapeuta permite que la terapia evolucione por sí
misma, la familia volverá cuando lo necesite.
En ciertas crisis de desvalimiento (sobre todo
esquizofrénicos y maníaco-depresivos) alguien deberá
manejar la medicación por tiempo indefinido. Debe
ayudarse a la familia a terminar con la
sobreprotección y permitirles aprender a ser
normales.
Las crisis estructurales es probable que desaparezcan y
vuelvan a aparecer.
¿Cuando llevar a cabo la terminación?
Es mejor dar por finalizada la terapia antes que la
familia lo decida. Si usted puede soltarlos, ellos
volverán cuando lo necesiten.
Debe hacerse de manera suave, dejando una puerta
abierta para que vuelvan.

También podría gustarte