Está en la página 1de 43

PRINCIPIOS

PARA SER
PROSPERADOS
INTEGRALMENT
E
¿Se debe de hablar
de dinero en la Iglesia?
Cuando se habla de dinero algunos EQUIVOCADAMENTE piensan…
• Que el Pastor busca obtener más dinero a costa de las
ovejas.
• Que el ministro solamente predique el evangelio y no
entre en el terreno de mi dinero.
• Es mi dinero, yo me lo gane con el fruto de mi esfuerzo.
Nadie me a regalado nada.
• ¿Ahora que van a pedir?, puro pedir dinero en la iglesia.
• Ya se que tengo quedar, no me tienen que estar
diciendo.
• No tengo dinero para dar, me voy a quedar pobre.
• Dios sabe que no puedo dar porque no me va a
alcanzar, tengo muchas deudas y necesidades.
Pero…
La Biblia habla claramente a cerca de las FINANZAS. Siempre con el
buen propósito de ser lámpara al creyente en el manejo del dinero y
prevenirlo de los peligros que el mal manejo del mismo conlleva.

Si no creemos que se debe


hablar de finanzas para prevenir
de los problemas que conlleva
una mala mayordomía en el
dinero, veamos los siguientes
antecedentes bíblicos:
Algunos Ejemplos De Mala Mayordomía En El Dinero
1. El joven rico rechazó a Jesús por un problema de amor al dinero. Marcos 10:17-22
2. Acán murió por un problema de codicia de dinero. Josué 7:21.
3. Ananías y Safira perecieron por un problema de codicia de dinero. Hechos 5:3-5.
4. Judas vendió a Jesús por amor al dinero. Mateo 26:14-16
5. Jesús echó a los cambistas del templo por pervertir el culto con fines de dinero.
Marcos 11:15-17

Porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual


codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron
traspasados de muchos dolores. 1 Timoteo 6:10
3 RAZONES POR LAS QUE DIOS HABLA DE DINERO
1. La forma en la que manejamos
nuestro dinero es una expresión
externa de una condición espiritual
interna. Lucas 16:10
2. La manera en la que administramos
el dinero afecta la intimidad de
nuestra relación con Cristo. Lucas
16:11
3. El dinero compite con Cristo por el
trono de nuestro corazón. Mateo
6:24
 Teologias La pobreza La prosperidad Mayordomía

Las posesiones son: Malignas Un derecho Una responsabilidad

Solo cubre necesidades


El Trabajo: Es para volverse rico Sirve a Cristo
básicas

Debemos ser: Pobre Rico Fiel


El incrédulo es: Rico Pobre Infiel
Porque amo a
Doy: Porque debo hacerlo Para obtener algo
Dios
Al gastar lo hago Irresponsablemente y Devoción y
Temor y sin gozo
con: siendo consumista responsabilidad
Principio 1
DIOS ES EL
DUEÑO DE
TODO
Dios es dueño absoluto de todo porque es el creador de todo:
“En el principio creó Dios los cielos y la tierra” (Gn 1:1).
a. Dios es dueño de toda la plata y el oro. “Mía es la
plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos”
(Hageo 2:8).

b. La tierra no se venderá a perpetuidad, porque la


tierra mía es; pues vosotros forasteros y extranjeros
sois para conmigo(Levítico 25:23).

c. Dios es dueño de los animales. “Porque mía es toda


bestia del bosque, y los millares de animales en los
collados… y todo lo que se mueve en los campos
me pertenece. Si yo tuviese hambre, no te lo diría a
ti; porque mío es el mundo y su plenitud” (Salmos
50:10-12).
64 Versículos de la Biblia sobre Dios, el Creador
Nehemías 9:6 1 Corintios 8:6 Romanos 8:38-39 Amós 4:13
Génesis 1:1: Juan 1:3 Colosenses 1:16 Gálatas 6:15
Isaías 45:7 Hebreos 1:2 Salmos 8:3-8 2 Corintios 4:16
Isaías 66:2 Job 33:4 Génesis 1:26-28 Colosenses 3:10
Efesios 3:9 Génesis 1:2 Génesis 5:1 Romanos 4:17
Apocalipsis 4:11 Salmos 104:30 Génesis 9:6 Isaías 44:24
Salmos 96:5 Salmos 33:6 Salmos 100:3 Deuteronomio 30:20
Isaías 37:16 Job 38:8-11 Salmos 139:13 Job 9:8-9
Jeremías 10:11 Salmos 33:9 Isaías 42:5 Salmos 104:2-4
1 Timoteo 4:4 Proverbios 3:19 Hechos 17:26-28 Mateo 5:45
Génesis 1:4 Proverbios 8:30 Salmos 121:2-8 Job 5:10
Isaías 45:18 Jeremías 10:12-13 Romanos 1:20 Job 38:31-33
Génesis 1:1-25 Hebreos 11:3 Salmos 19:1 Mateo 6:28-30
Salmos 148:2-5 Job 26:7 Isaías 40:26 Salmos 33:14
Juan 3:17 Isaías 65:17 2 Corintios 5:17 Juan 1:12-13
Romanos 6:4 Romanos 8:19-23 Apocalipsis 21:1 Apocalipsis 21:5
Razones por las que el hombre
no puede poseer nada

1. El hombre no puede crear nada.


2. El hombre no tiene control absoluto sobre
nada
3. Dios ya lo posee todo
Razones por las que el hombre piensa que él es dueño

• Es orgulloso
La gente se enorgullece por sus riquezas, sus familias y sus talentos. Abusan de todas estas cosas para
promover sus propios intereses. Incluso el propio evangelio sufre abuso porque los hombres se
benefician de ello para su propia gloria. Dios desea que las personas se humillen y reconozcan que
ellos no son los dueños de estas cosas, sino solamente mayordomos, encargados de las mismas.
No hay nada que los haga a ustedes más importantes que otros. Todo lo que tienen, lo han recibido de
Dios. Y si todo se lo deben a él, ¿por qué presumen, como si ustedes solos lo hubieran conseguido?
1 Corintios 4.7

• Rechaza el cargo de mayordomo que Dios le ha dado


Usted es uno de los gerentes de Dios. Nada de lo que está bajo su mando es suyo. Su propia vida es
propiedad de Dios y se la ha dado para vivirla como él manda. Usted debe usar las capacidades que él
le ha dado para traer honra y gloria a Dios, el dueño. Incluso su tiempo, cada minuto de su vida, le
pertenece a Dios. Dios requiere que usted maneje todo de acuerdo con sus instrucciones: el dinero, la
propiedad, la familia, el tiempo y los talentos que le ha dado. Dios va a recompensarle si los maneja
bien. Lucas 12.16–21
Aplicando el
principio en nuestra
vida.
Como seguidores de Cristo,
nosotros reconocemos que Dios es
dueño de todas nuestras
posesiones.

Jesús dijo: “Así, pues, cualquiera de


vosotros que no renuncia a todo lo
que posee, no puede ser mi
discípulo” Lucas 14:33
Decisión personal
Debemos renunciar a la actitud de ser dueños de lo que poseemos y comenzar a actuar
como administradores.

Cuando aplicamos este principio a nuestra vida diaria, nos damos cuenta que a cada
uno de nosotros se nos ha encomendado una cierta cantidad de días para vivir, una
cierta cantidad de amigos y familia que atender, y un determinado número de bienes
materiales (sean pocos o muchos) que debemos administrar.
No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del
Padre no está en él.  Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los
ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.
1 Juan 2:15-16
 Pero cuantas cosas eran para
mí ganancia, las he estimado
como pérdida por amor de
Cristo. Y ciertamente, aun
estimo todas las cosas como
pérdida por la excelencia del
conocimiento de Cristo Jesús,
mi Señor, por amor del cual
lo he perdido todo, y lo tengo
por basura, para ganar a
Cristo. Filipenses 3:7-8
Principio
Principio 2

del
contentamie
nto
Debemos aprender a estar contentos y a disfrutar de la vida sin
importar si somos pobres o ricos.
Hay que notar que hemos dicho «contentos» y no «conformes». Hay una importante
diferencia entre la persona conformista (que puede llegar a tener tendencias de
haragán), y aquella que ha aprendido a ser feliz en el nivel social en el que se
encuentre: gane mucho al mes o lo mínimo por día.

Uno debe tener un profundo compromiso de hacer las cosas con excelencia y de
avanzar económicamente en la vida. Pero, al mismo tiempo, debe aprender a disfrutar
con intensidad del lugar en el cual se encuentra económicamente el día de hoy.
Debemos quitarnos la creencia de que los bienes materiales pueden satisfacer nuestras
necesidades emocionales y espirituales como, por ejemplo, la necesidad de la alegría, del amor o
de la paz. Esa es la base de lo que comúnmente llamamos el «materialismo».

El dinero puede comprar una casa, pero no puede construir un hogar.


Puede pagar por educación, pero no puede adquirir sabiduría.
Puede facilitar los medios para un trasplante de corazón, pero no puede proveernos de amor.
La prosperidad integral, no depende exclusivamente de nuestra
capacidad económica. Depende de la forma en la que elegimos vivir
cada día y tiene más que ver con una actitud del corazón que con el
dinero que tenemos.
Aplicando el
principio en nuestra
vida.
Pablo escribió, “Pero gran ganancia es la piedad
acompañada de contentamiento,” no solamente hablaba
filosóficamente (1 Tim. 6:6). Él había aprendido el secreto
del contentamiento en cada circunstancia de la vida
(Filipenses 4:11-12).
6 aspectos tomados de la vida y la enseñanza de Pablo para poder vivir una
vida llena de contentamiento
1. Aprenda a dar gracias en toda ocasión. Pablo había aprendido a dar gracias en
cada circunstancia y él exhorto a todo creyente que hiciera lo mismo. Dar gracias,
en primer lugar, es cuestión de obediencia (1 Tesalonicenses 5:18;
Efesios 5:20), pero también es característico de un creyente lleno del Espíritu
(Efesios 5:18-20).  
2. Aprenda a descansar en la providencia de Dios.
Si en realidad conocemos a Dios, sabemos que está
desarrollando su plan para nosotros para nuestro
beneficio y Su gloria (Rom 8:28). No deberíamos
sorprendernos o ser desagradecidos cuando pasemos
por pruebas sabiendo que Dios conoce
perfectamente el resultado (1 Pedro 4:12-13).
3. Aprenda a estar contento con lo poco.
Pablo había elegido estar satisfecho con lo
poco, y sabía que era importante que otros
aprendieran a elegir lo mismo. En 1 Timoteo
6:6-8, Pablo exhorto a un joven pastor con
estas palabras: “Pero gran ganancia es la
piedad acompañada de contentamiento;
porque nada hemos traído a este mundo, y
sin duda nada podremos sacar. Así que,
teniendo sustento y abrigo, estemos
contentos con esto”. Pablo entendía que la
codicia y el contentamiento eran
mutuamente exclusivos.
4. Aprenda a vivir por encima de
las circunstancias de la vida. Así es
como vivió Pablo. En 2 Corintios
12:9-10 el escribió, “Por tanto, de
buena gana me gloriaré más bien
es mis debilidades, para que repose
sobre mí el poder de Cristo. Por lo
cual, por amor a Cristo me gozo en
las debilidades, en afrentas, en
necesidades, en persecuciones, en
angustias; porque cuando soy
débil, entonces soy fuerte.”
5. Aprenda a depender en el poder y
la provisión de Dios. El apóstol Pablo
escribió, “Todo lo puedo en Cristo que
me fortalece” (Fil. 4:13); y Jesús dijo
que nunca nos dejaría ni nos
desampararía (Hebreos 13:5). Como
Pablo, nosotros también podemos
aprender a depender en la promesa
de Cristo. Él fielmente infunde a cada
creyente Su propio poder y los
sostiene en tiempo de necesidad
hasta que reciban la provisión de Su
mano (Efesios 3:16).
6. Preocúpese por el bienestar de otros. El resumen de esto lo hizo Pablo en
Filipenses 2:3-4, donde escribió: “Nada hagáis por contienda o por vanagloria;
antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él
mismo; no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de
los otros”.

El hombre egoísta es un
hombre descontento. Pero el
alma del hombre generoso, el
hombre que vive por los
intereses y el beneficio de
otros, tendrá bendición sobre
bendición en su vida (vea
Proverbios 11:24-25; 19:17;
Lucas 6:38; 2 Corintios 9:6).
Principio 1
Dios es el dueño de todo
Los animales en los collados, Salmo 50:10
Toda bestia del bosque, Salmo 50:10
Lo que se mueve en los campos, Salmo 50:11
La plata y el oro, Hageo 2:8
Todo lo que hay debajo del cielo, Job 41:11
Tuyos son los cielos y la tierra, Salmo 89:11.

Aplicando el principio en nuestra vida


Debemos renunciar a la actitud de ser dueños de lo que poseemos y comenzar a actuar como
administradores.
(Ver Lucas 14:33)
Principio del Principio 2

contentamiento
No lo digo porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi
situación. Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy
enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como
para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Filipenses 4:11-13

Aplicando el principio en nuestra vida


1. Aprenda a dar gracias en toda ocasión.
2. Aprenda a descansar en la providencia de Dios.
3. Aprenda a estar contento con lo poco.
4. Aprenda a vivir por encima de las circunstancias de la vida
5. Aprenda a depender en el poder y la provisión de Dios.
6. Preocúpese por el bienestar de otros.
Solo somos administradores de Dios a cargo de su propiedad. Lo que devolvemos a El muestra en que medida le
reconocemos como nuestro dueño. El pagar alquiler indica que otro es el dueño. Aquellos que ignoran esta verdad
son llamados en la biblia:

Ladrones Engañados
Malaquías 3:8 Santiago 1:22

Desventurados Ciegos Pobres Desnudos


Apocalipsis 3:17
EL TEMA EN CUANTO AL DINERO Y LAS POSESIONES ES DE TAL
IMPORTANCIA A NUESTRO SEÑOR, QUE:

• De sus 38 parábolas, 16 de ellas tratan del dinero.


• 1 versículo de cada 5 en el nuevo testamento, hace
referencia o al dinero o a las posesiones.

Estos versículos son como letreros en la carretera del creyente hacia el cielo, que le advierten,
de los peligros que hay en apartarse de sus instrucciones.
SEÑALES DE PRECAUCIÓN DEL MANEJO DEL DINERO EN LA
BIBLIA:
• Pero los afanes de este siglo, y el engaño de las riquezas, y las
codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace
infructuosa. Marcos 4:19
• Porque donde está vuestro tesoro, allí estará también vuestro
corazón. Lucas 12:34
• Sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín
corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Mateo 6:20
• El que hace para sí tesoro… no es rico para con Dios. Lucas 12:21
• No podeis servir a Dios y a las riquezas. Mateo 6:24
• Es mas fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un
rico en el reino de Dios. Mateo 19:24
• Guardaos de toda avaricia. Lucas 12:15
• Raiz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando
algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos
dolores. 1 Timoteo 6:10
NUNCA CODICIES EL PODER DEL DINERO
• El que ama el dinero, no se saciará de dinero; y el que ama el mucho tener, no sacará fruto.
También esto es vanidad. Eclesiastés 5:10.
• Si puse en el oro mi esperanza, y dije al oro: Mi confianza eres tú; si me alegré de que mis
riquezas se multiplicasen, y de que mi mano hallase mucho; …Esto también sería maldad
juzgada; Porque habría negado al Dios soberano. Job 31:24-28.
• Ni su plata ni su oro podrá librarlos en el día de la ira de Jehová, pues
toda la tierra será consumida con el fuego de su celo; porque
ciertamente destrucción apresurada hará de todos los habitantes de la
tierra. Sofonías 1:18.
• Arrojarán su plata en las calles, y su oro será
desechado; ni su plata ni su oro podrá librarlos en el
día del furor de Jehová; no saciarán su alma, ni
llenarán sus entrañas, porque ha sido tropiezo para su
maldad. Ezequiel 7:19.
• El que confía en sus riquezas caerá. Pr 11:28
Principio 3

Principio de
Dar
¿Qué es el Diezmo?
DICCIONARIO: Contribución que pagaban los fieles a la Iglesia, consistente
en la décima parte de sus frutos.

UN CONCEPTO BIBLICO
EL DIEZMO ES…
Un minimo, según la biblia Un punto de partida en el ofrendar
Un principio escritural Un signo de que Dios es dueño
Un testimonio cristiano Una expresión de gratitud
Un símbolo de devoción Una aventura de bendición
Una señal de consagración Una ayuda para la evangelización