Está en la página 1de 26

FACULTAD DE TECNOLOGIA DE LA

SALUD
Salvador Allende

ALIMENTACION EN SITUACIONES DE
EMERGENCIAS

Dra. Yamila Puig Peña


Los desastres pueden producir escasez de alimentos lo
suficientemente severa para afectar gravemente el estado
nutricional de la población damnificada.

La naturaleza de los problemas alimentario-nutricionales


depende del tipo de desastre, su duración y extensión, así
como el estado nutricional de la población previo al desastre.

Los huracanes, inundaciones y tsunamis afectan


directamente la disponibilidad de alimentos: destrucción de
cosechas, muerte de ganado y animales domésticos y
destrucción de alimentos almacenados.

 desorganización de los medios de transporte,


comunicación, la rutina social y económica; por estos motivos
aunque existan alimentos almacenados, la población puede
no tener acceso a ellos.
Propósito de la ayuda alimentaria

•Prevenir la desnutrición de la población afectada por


el desastre.

•Planificar el tratamiento y manejo de los casos de


desnutrición que existían previamente al desastre o
que se desarrollen de forma aguda y que se harán
evidentes durante las operaciones de ayuda.

Garantizar la inocuidad de los alimentos para evitar


enfermedades de transmisión alimentaria
Prioridades de un programa de ayuda alimentaria en desastres

•Proporcionar inmediatamente alimentos donde hay necesidad urgente, tal


como poblaciones aisladas, instituciones, hospitales, campos de
refugiados, socorristas y personal de ayuda.

•Hacer un estimado inicial de las necesidades de alimentos de la


población afectada, teniendo en cuenta las características demográficas
de la misma.

•Identificar fuentes de alimentos, (depósitos de alimentos en otras partes


del país, organizaciones de ayuda alimentaria, etc.), transporte,
almacenamiento y distribución.

•Asegurar la inocuidad e idoneidad de los alimentos localmente


disponibles y de los que se reciban.

•Monitorear estrechamente la situación alimentaria y nutricional, de forma


que la procuración y racionamiento de los alimentos puedan ser
modificados según cambien las condiciones.
Organización y asignación de responsabilidades

Un responsable de la recepción y almacenamiento de


alimentos (vigilancia para mantener orden, evitar
robos o pérdidas).

Un responsable del cálculo de raciones

Un responsable de la supervisión y preparación de


alimentos.

Un responsable de la distribución de alimentos


Etapas a seguir para asegurar un programa
efectivo de ayuda alimentaria

•Estimar los alimentos disponibles

•Calcular las necesidades alimentarias de la población


afectada

•Determinar las raciones alimentarias de acuerdo a las


características de la población y duración estimada de
los efectos del desastre sobre la misma.
Estimar los alimentos disponibles y calcular las necesidades
alimentarias de la población afectada

Número de personas que deberán alimentarse.

Número de personas que integran los grupos más vulnerables


(niños menores de 2 años, niños menores de 5 años, mujeres
embarazadas y lactantes, enfermos y ancianos mayores de 65
años).

Disponibilidad de alimentos y agua segura a nivel del albergue.

Recursos disponibles para la preparación de los alimentos.

Recursos disponibles para la distribución de las raciones

La ración de alimentos debe ser sencilla y basarse en tres tipos


de alimentos, que deben ser considerados como prioritarios:
¿Cómo calcular las raciones de ayuda alimentaria?

•Los alimentos deben ser parte del patrón alimentario de la


población, se deben adaptar a los hábitos alimentarios de la
población afectada.

•La cantidad de alimentos en una ración depende del momento de


la crisis y los recursos disponibles.

Deben corresponder a las necesidades nutricionales


indispensables para mantener la vida.

Priorizar, en periodo de poca disponibilidad de alimentos, los


grupos de alto riesgo (niños menores de 2 años, niños menores
de 5 años, mujeres embarazadas y lactantes, enfermos y
ancianos).
Factores a tener en cuenta en la preparación de las raciones

•La ración de alimentos debe ser lo más simple posible: un


alimento básico (arroz, maíz, harina de trigo), una fuente
"concentrada " de energía, (aceite u otra grasa) y una fuente
"concentrada "de proteína (pescado seco o enlatado, carne
enlatada)

•Aunque las leguminosas secas son una excelente fuente de


proteína hay que tener en cuenta las dificultades de cocción.

•Además de la ración básica, los grupos vulnerables (niños


menores de 5 años, mujeres embarazadas y lactando y personas
desnutridas) necesitan recibir un suplemento.
Ración de supervivencia de 1.500 Kcal./por persona/por día, que
apenas proporciona la energía mínima que necesita el cuerpo
para las funciones básicas y las actividades no ocupacionales (sin
trabajar), no debe de mantenerse por mas de dos de semanas .

La ración de mantenimiento temporal: Esta ración brinda 1.900


Kcal./por persona/por día. Aporta una mayor cantidad de energía,
en comparación a la ración de supervivencia, que permite el
mantenimiento de un estado satisfactorio de salud. Se puede
suministrar cuando mejora el abastecimiento de víveres.

La ración normal de rehabilitación: Esta ración brinda 2.500 Kcal.


y 50 gramos de proteínas/persona/día. Es la ración completa; que
permite a las personas restablecerse y realizar las actividades
ocupacionales normales. Es necesaria también en los casos de
manutención alimentaria a largo plazo.
Cantidades de alimentos:

Según el cálculo de raciones, se puede conocer la


cantidad total de alimentos a preparar. Es mejor
cocinar la cantidad necesaria, para evitar el
recalentamiento de restos y desperdicios.

Si el albergue dispone de una balanza, pesar los


alimentos necesarios a un tiempo de comida. En otro
caso, seleccionar los recipientes de varios tamaños
para medir las cantidades de alimentos a cocinar.
•Composición de una ración alimentaria que proporcione
aproximadamente 1700 Kcal:
Cereal base (eg.arroz)  400g 
Una grasa (eg. aceite)  15g 
Alimento proteínico (eg. pescado seco)  45g 

Proporcionar suficiente agua segura, tomando en cuenta que


una persona necesita tomar por lo menos 8 vasos (más o
menos 2 litros) de agua (no gaseosa o café).

Para realizar el cálculo se debe multiplicar la cantidad de


alimentos (en gramos) indicado para una persona, por el
número total de persona s que recibirán alimentación. Las
cantidades de alimentos obtenidas por un día, se pueden
multiplicar por el número de días que se debe dar la
alimentación.
Ración complementaria para los grupos
vulnerables:

Aproximadamente 600 Kcal. y 20 g de


proteínas/persona/día. Siempre que sea posible, los
grupos vulnerables deben recibir,
junto con la dieta básica, una ración complementaria.

Debe incluir los alimentos que complementarios


en la dieta (ejemplo: si la ración básica no brinda una
cantidad suficiente en proteínas, entonces se da
como ración complementaria alimentos ricos en
proteínas como la leche, la carne o el fríjol).
Estimación de las necesidades de alimentos a mediano
plazo, de acuerdo a las raciones alimentarias

•Tener en cuenta el efecto del desastre sobre las cosecha,


ganado y factores medioambientales (grandes embalsamientos,
lodazales, avalanchas, cenizas volcánicas, etc.)

•Número aproximado y composición de la población afectada.

•Si los damnificados se hallan en albergues sin posibilidades de


cocinar, los alimentos tendrán que distribuirse ya cocinados.

•Las raciones crudas ("en seco") se darán preferiblemente por


familias y por un cierto periodo de tiempo (eg. para una semana).
Preparación de alimentos
Educación sanitaria
Ubicación de la cocina

El procesamiento de los alimentos se debe ubicar en un lugar que


sea utilizado únicamente para la preparación y cocción de los
alimentos.

Escoger un lugar seguro y limpio; con acceso a agua segura y


cerca de la bodega de los alimentos.

Alimentos Deberá estar separada físicamente de todo tipo de


contaminación.

La cocina se debe ubicar fuera de los dormitorios para evitar


enfermedades respiratorias.

Ubicar y orientar el fogón de tal manera que el humo no afecta la


gente del comedor.
Controlar la entrada de personal al área de elaboración
y almacenamiento de alimentos

Evitar la presencia de animales domésticos o insectos


en la cocina.

Mantener los alimentos y el agua de consumo humano


en recipientes tapados, así estarán protegidos de las
moscas, los insectos, y el polvo.

Evitar guardar restos de alimentos. Es mejor no


consumir alimentos recalentados.

Las personas que manipulan los alimentos deben


seguir las medidas de higiene.
Distribución de
alimentos

•Establecer un horario fijo de distribución de comidas;


hacerlo con conocimiento a la población y de acuerdo a
las costumbres.
•Organizar la población que recibe los alimentos, por
ejemplo hacer filas.
•Establecer un mecanismo de control de la distribución
de alimentos (se utiliza bonos o tarjetas de alimentos).
•Llenar un registro sencillo del número de personas que
reciban alimentación, se debe incluir al personal que
ejecuta socorro y voluntarios.
•Colocar la comida lista para servir y con temperatura
adecuada (bien caliente).
•Servir los alimentos según la ración establecida,
utilizando las medidas de tamaño y asegurándose de
que cada uno recibe la ración completa.

•Distribuir suficiente agua a las personas durante y


después del horario establecido para la distribución
de comidas.

•Disponer suficiente platos, vaso s y cubiertos; en lo


posible estos deben ser desechables.

•Priorizar el servicio a los grupos vulnerables (niños


menores de 2 años, niños de 2 a 5 años, mujeres
embarazadas y lactantes, enfermos y ancianos
mayores de 65 años).

También podría gustarte