Está en la página 1de 6

Santa maría magdalena de

tiziano
Por: lucas London
Quien o que es maría magdalena de tiziano

• Magdalena penitente es un cuadro del pintor italiano Tiziano Vecellio. Esta obra se
realizaría entre los años 1530 y 1535, estando hoy día en el Palacio Pitti de la ciudad de
Florencia, en Italia. El cuadro fue pintado por encargo del duque de Urbino, Francesco
Maria della Rovere, quien antes ya le había encargado obras de carácter religioso. Se ha
puesto en duda su originalidad, pues pudo ser una copia de una pintura anterior sobre el
mismo tema que él mismo había realizado para su mecenas anterior, el duque de
Mantua, Federico Gonzaga. Sin embargo, no se duda de que Tiziano ejecutara
personalmente el encargo, no dejándolo en manos de otros miembros de su taller, tanto
por llevar su firma como por el hecho de que se trataba de uno de los primeros encargos
del duque de Urbino. Aunque Tiziano realizó otras versiones sobre el tema de María
Magdalena, como la que puede verse a la izquierda (nótese el tratamiento
diametralmente distinto, pese a los muchos elementos que comparten), esta destaca por
la expresividad, por la devoción, pero también por la gran sensualidad y el colorido.
Destaca el uso de la luz, que ataca desde la izquierda el cuerpo de la mujer, haciendo
que contraste con el oscurecido paisaje del fondo de un atardecer lleno de colorido.
Un poco mas de información
Artista: Tiziano
Fecha de creación: 1533
Autor: Tiziano, h. 1533
Año: h. 1533
Técnica: Óleo sobre lienzo
Estilo: Manierismo
• Este sugestivo cuadro fue realizado para el duque de Urbino , quien al conocer a Tiziano le
encomendó . en primer lugar , algunas obras sobre temas religiosos. A lo largo de su vida , el
artista realizó varias versiones referidas a Santa María Magdalena , pero ninguna de ellas tiene
la notable combinación de devoción , sensualidad, dolor y colorido que registra ésta , lo que le
valió justa fama. Sobre ella se mantiene , no obstante, el interrogante respecto a sí es una
copia de otra anterior , entregada al duque de Mantua, Federico Gonzaga. De lo que no hay
duda es de la autoría, tanto porque lleva la firma de Tiziano como porque, al tratarse de
uno de los primeros encargos de tan ilustre cliente, el pintor se transferiría la
responsabilidad de su ejecución a los colaboradores de su taller , algo que, sin
embargo, haría con frecuencia posteriormente , en su etapa de plena madurez. La
composición es espléndida : la protagonista aparece en un primer plano al que el dibujo
concede amplio espacio en la superficie de la tabla , con una intensa iluminación que
llega desde la izquierda , con lo que se produce un fuerte contraste con el cielo
crepuscular compuesto de rojos, azules, blancos y grises .
El propio personaje también presenta contrastes , porque constituye un estupendo estudio
psicológico que fluctúa , sutilmente, entre el erotismo y la religiosidad: el expresivo rostro
elevado hacía lo alto , con los ojos casí llorosos, refleja una intensa devoción , pero el
sensual cuerpo desnudo , cubierto con una larga cabellera pelirroja , que no logra ocultar
los senos , es una alusión al pecaminoso pasado de la mujer. Magdalena respalda el ruego
no sólo con el arrepentimiento , sino recordando a Dios , a través del tarro de los óleos con
los que ungió los pies de Cristo que aparece en el ángulo inferior izquierdo , como inició su
camino hacía la redención. En la figura de Magdalena , la paleta aporta dorados,
amarillos , así como una tonalidad oscura en los expresivos ojos. La pincelada es
compacta en la reproducción de la piel , sobre la que deja suaves sombras en parte del
rostro y los brazos , y rápida y fina en la asombrosa descripción de la cabellera.
Localización: Palacio Pitti, Florencia, Italia