Está en la página 1de 21

SIN TRABAJO, SIN DERECHOS, SIN

MIEDO.
Sara Camila Cely Gomez
Conclusiones generales
• sin trabajo sin derechos sin miedo nos enuncia no solo una parte histórica
de gran relevancia sino también nos muestra como surge y se dio el
aumento de la precariedad laboral y del empleo informal, pues esto sufrio
una mayor desprotección a la situación de desempleo, la degradación de
las condiciones de trabajo, el incremento de personas que acuden
enfermas al trabajo por miedo a perderlo, y el aumento de la pobreza y la
desigualdad social son algunos de los efectos de las últimas reformas
laborales en España
• también nos señala la ofensiva neoliberal pretende desposeer a la clase
trabajadora de derechos y también de conciencia de clase. Por lo cual
pudimos observar que ponen de manifiesto la perspectiva conceptual
marxista de la que parte en principio el texto. Enunciando como primera
medida un resumen en clave histórica de las relaciones laborales, desde la
esencia del proceso histórico capitalista europeo hasta un brevísimo
resumen de las últimas tres décadas de flexibilización del mercado laboral
en España.
• Dentro del texto se analizaron muchos de los argumentos neoliberales
utilizados por parte del gobierno y de los economistas ortodoxos que
sostienen la necesidad de implementar la reforma laboral.
• también tuvimos de presente a la luz del texto que aquellas prácticas de
gestión laboral en España se caracterizan por las exigencias de
adaptabilidad y la muy baja participación y autonomía de la población
trabajadora, derivada de la implementación del "taylorismo" y el
autoritarismo en los puestos de trabajo. Este autoritarismo sufrio una
tendencia a aumentar debido a la individualización de las relaciones
laborales como consecuencia de la priorización del convenio colectivo de
la empresa por encima del sector.
CAPITULO 5
“REFORMAS LABORALES TOXICAS PARA LA SALUD”.

Me matan si no trabajo y si no trabajo siempre me matan, me matan, me


matan, me matan…
Las peticiones más comunes hechas por los sindicatos, trabajadores y por
diferentes agremiaciones que protegen al trabajador es por mejores
contratos, salarios, condiciones laborales y mejor protección social.
Pero existe un perjuicio que puede afectar más a un trabajador, la falta de
salud. Un trabajo digno incluye protección a muchas cosas pero sobre todo a
la salud del trabajador.
• La enfermedad siempre se asocia con malos hábitos, predisposición
genética, sensibilidad al estrés, no tener buenos medios que nos atiendan.
La medicina del trabajo y la salud laboral sólo se enfoca en analizar
factores de riesgos laborales por factores de riesgo (físicos, químicos,
biológicos, ergonómicos o psicosociales) sin mirar el origen y las causas
que se ubican en la organización del trabajo, en repartir cargas laborales o
el tipo de las relaciones laborales.
• La mayoría de personas necesitamos de un trabajo para subsistir por lo
que a mayor inseguridad laboral mayor es la exigencia de las empresas y a
menor participación de los trabajadores en las decisiones de la empresa
(Sindicatos) es mayor la desprotección que vive el trabajador al perder el
empleo viéndose reflejado en sufrimiento, enfermedad y muerte.
Las Reformas laborales que se han hecho tendrán consecuencias profundas y
de largo alcance por ser cada día peor las condiciones de vida, ocupación,
salud y trabajo.
Pierre Bourdieu sociólogo francés en las últimas décadas se ha propagado la
“flexplotación” como un modo de dominación producida por las políticas
neoliberales que crean inseguridad a los trabajadores para forzarlos a la
sumisión y a la explotación. Esta situación no cuenta con estudios para
medir el impacto real surgen las siguientes consecuencias:
1. MAS EMPLEO, PRECARIEDAD LABORAL E
INFORMALIDAD:

• En España la crisis empeoro la desigualdad en el empleo, generando 1 de cada


20 personas sin empleo en el mundo. El incremento entre 2007 a 2014 ha sido
del 8% al 26% de la población activa, afectando más a los jóvenes, a los
inmigrantes y a las clases sociales pobres con menor educación. Muchos de los
cesantes llevan mucho tiempo así y en dos millones de hogares tienen a todos
los miembros de su familia así. La tasa de paro juvenil es del 55,5%. Uno de
cada 5 trabajadores cesantes en Europa es Español y con la Reforma Laboral
hecha ha empeorado esta situación, facilitando la creación de empleos
precarios. El FMI prevé que la tasa no bajará del 26% en el 2018.
• Junto a los desempleados hay otros problemas, los parados o
desempleados encubiertos (quienes ya se cansaron de buscar empleo) los
subempleados (quienes tienen más de dos o tres trabajos), el autoempleo
marginal, y el empleo informal (actividades laborales sin cotizar a
seguridad social) de las cuales sólo se benefician empresarios corruptos.
El trabajo del servicio doméstico o de cuidado (Principalmente para
mujeres inmigrantes) junto a la precariedad laboral (con salarios bajos,
escasa protección, pocos derechos e incapacidad legal para ejercerlos).
2. PEORES CONDICIONES DE TRABAJO, MENOS
PARTICIPACION Y MAS “PRESENTISMO” LABORAL:

• La inseguridad frente a las condiciones de mantener un empleo (contrato,


salario, horarios, tareas) afectan negativamente la salud. El aumento de
la flexibilización laboral afectan negativamente la salud, por el aumento
de los factores de riesgo (accidentes laborales, enfermedades de origen
laboral y el riesgo de muerte prematura). La inseguridad laboral aumenta
los problemas físicos como son los cardiovasculares, la obesidad, la
tensión arterial, los niveles de colesterol, y psicológicos como la ansiedad
y trastornos del sueño.
• La distribución irregular de las horas de trabajo o por turnos
(especialmente el nocturno) o la jornada extendida incrementan la fatiga,
los accidentes, trastornos del sueño, dificultad para responder las
necesidades familiares y del trabajo para el asalariado. Esto se ve mucho
en las empresas con reajuste de plantillas, renovación de contratos,
despidos individuales, que marcan un empeoramiento de las condiciones
físicas y sociales del trabajador.
• Los trabajadores y trabajadoras tienen el derecho a trabajar en condiciones
seguras y saludables y a participar en las decisiones sobre sus condiciones
laborales. Según estudios recientes se observo que a mayor participación en la
toma de decisiones que afecten el entorno laboral menor es el índice de
accidentes y enfermedades laborales. Siendo los sindicatos el medio idóneo
para lograr esa participación por tener estos un efecto protector a través de los
comités de seguridad social paritarios para reducir casi hasta la mitad los
accidentes en el trabajo. Tristemente la precarización y la reforma laboral
disminuyen el poder de protección que buscan los trabajadores.
La OIT ha criticado que la reforma laboral atente contra los
derechos de negociación colectiva y libertad sindical.

• El miedo a ser despedido, la precarización del empleo y el menor poder de


los trabajadores favorece la extensión del llamado presentismo laboral (es
la presencia de los trabajadores en sus puestos de trabajo aun estando
enfermos), ya que faltar al trabajo es sinónimo de despido inmediato,
ahora el trabajador no tiene derecho a estar enfermo. Esto sucede en los
grupos que tiene mayor dificultad de hacer valer sus derechos.
Otro fenómeno que ha sido visto en España es el alargamiento de la jornada
laboral por temor a ser despedidos, 8 de cada 10 trabajadores pasan más
horas de trabajo de las requeridas por éste temor.
La forma en que se viabilizan estos fenómenos son por presiones formales o
informales de los jefes o de las mutuas, esto origina consecuencias negativas
para el trabajador y para las empresas como son el deterioro de la salud,
pérdida de bienestar, disminución del rendimiento, incremento de errores,
bajas a mediano plazo.
3. MÁS POBREZA Y MÁS DESIGUALDAD
SOCIAL:
• Los cambios en las relaciones laborales con la reforma laboral facilitan la
reducción de salarios y rentas a las familias afectando el consumo y el
PIB. En los últimos años los salarios han bajado en un 10%, aumentando
la pobreza y un mayor número de “trabajadores pobres” originando
mayor desigualdad social.
• Los últimos datos han arrojado que España es el país Europeo de la
Organización de Cooperación y Desarrollo Económico con mayor
pobreza activa (Pobreza incluso en situaciones de empleo). El aumento
de la pobreza y la desigualdad derivan del paro y de la precarización del
empleo, que han empeorado la situación de trabajadores y trabajadoras
que reciben una mayor presión para que se les reduzcan los salarios y
generándoles incertidumbre por mantener sus empleos.
• La pobreza y la desigualdad social son determinantes para que surjan
enfermedades y surjan desigualdad de atención a la salud, para que esto
cambie es necesario una mayor equidad en las oportunidades laborales y
en la creación de empleos de calidad.
“La desigualdad es la causa y la consecuencia del fracaso del sistema 
político, y contribuye a la inestabilidad de nuestro sistema económico, lo
que a su vez contribuye a aumentar la desigualdad.”

JOSEPH EUGENE STIGLITZ.