Está en la página 1de 13

12 ideas básicas sobre

la hermenéutica
Manuel Prada Londoño
1.
Hermenéutica es la teoría de la
interpretación. Es la que teoría de
que todo es asunto de
interpretación.
Nietzsche
2.
La hermenéutica no pretende ser
un conjunto de instrucciones
sobre la interpretación, sino una
teoría filosófica sobre la
interpretación y, con ello, sobre la
naturaleza de la verdad, del ser
humano, de la vida compartida.
3.
Los hechos importan, sí, pero no
hay hechos puros. Entender
cualquier cosa requiere tener un
ángulo, una perspectiva, en
ausencia de la cual no se puede
entender nada.
4.
La objetividad no es descartada
por la hermenéutica, sino que es
redescrita, pensada en clave de
interpretación.
5.
La hermenéutica –cuyos
“fundadores” son Heidegger y
Gadamer– parte de la experiencia
de estar ya en medio de la
historia, del mundo, que se dan
lingüísticamente, antes de darnos
cuenta, antes de emprender
cualquier investigación.
6.
El modo general de vivir en el
mundo es hermenéutico. Vivimos
el mundo comprendiéndolo;
vivimos en el mundo explicitando
esa comprensión.
7.
Este “estar ya en medio de” nos
invita a reconocer que no es
posible asir, dominar, controlar
nuestro ser histórico-lingüístico; y
a asumir que nuestro ser está
constituido por prejuicios.
8.
El “estar en medio de” señala también
el carácter situado de toda
comprensión. Esto remite a los
prejuicios que “constituyen la
orientación previa de toda nuestra
capacidad de experiencia. Son
anticipos de nuestra apertura al
mundo, condiciones para que
podamos percibir algo, para que eso
que nos sale al encuentro nos diga
algo” (Verdad y método II, p. 218).
9.
Tenemos experiencia del mundo
como algo que nos acontece,
“algo nuevo que trastoca lo que
había guiado nuestras
expectativas” y que trastoca lo
sabido.
10.
La hermenéutica muestra que
esta experiencia es la que permite
que surjan preguntas. La pregunta
es una articulación entre el “estar
en medio de las cosas” y el dejarse
sorprender por lo que cuestiona lo
sabido.
11.
“La fantasía es el deber decisivo del
investigador (…) tiene una función
hermenéutica y está al servicio del
sentido de lo cuestionable, de la
capacidad de suscitar cuestiones
reales, productivas… algo que solo
puede lograr el que domina todos
los métodos de su ciencia” (Verdad
y método II, p. 220).
Referencias bibliográficas

• Caputo, J. (2018). Hermeneutics. Facts and Interpretation in the Age


of Information. London, UK: Penguin Books.
• Gadamer, H.-G. (1986). Verdad y método I. Salamanca, España:
Sígueme.
• Gadamer, H.-G. (1992). Verdad y método II. Salamanca, España:
Sígueme.