Está en la página 1de 20

DEBERES Y DERECHOS QUE

NACEN DEL MATRIMONIO


Elizabeth Consuelo Ulfe Herrera
2020
GENERALIDADES
(CORNEJO)
El matrimonio suscita relaciones entre có nyuges y entre estos y sus hijos, ley solo
señ ala reglas generales; no se desentiende de sus relaciones personales ni la deja a
su arbitrio, da pautas conforme a las que deben desenvolverse estas, no pueden
modificarse o dejarse de hacer, a la sociedad le interesa la vida íntima de la familia.
La clave de armonía conyugal reposa en el diá logo, tolerancia y transigencia,
comprensió n de la posició n ajena, calidades humanas de los có nyuges má s que en la
sabiduría de las leyes o la prudencia de los jueces
(AGUILAR)
Supone comunidad de vida, unió n H-M para emprender un destino comú n, con base
en la consideració n, respeto, estima, cariñ o y amor, por lo que se les impone
obligaciones de fidelidad, asistencia y vida en comú n.
ANTECEDENTES
(CORNEJO)
En el DD antiguo se La Revolución francesa
admitió el empleo de fuerza exacerbó el principio de
pú blica para restituir a la libertad individual, En Derecho moderno
mujer al domicilio del poniendo reparos al uso reemplaza la fuerza con
marido u obligar a este a de la fuerza pú blica, otras medidas como el
recibirla forzando la puerta, como el M constituye un divorcio, separació n de
la mujer que abandonaba al encadenamiento de la cuerpos, indemnizació n
marido estaba sujeta a una
libertad individual por dañ os, pago de
siguió aplicá ndose ese astreintes (dinero por
medida má s brutal que al
medio en muchos países, día para forzar a
marido que hacía abandono
con menor brutalidad si cumplir con el deber de
de su mujer.
era el marido. cohabitació n)
Los criterios con que el C.C. 1936 reguló la materia y
contenido de sus normas al respecto, son: Al marido
correspondía la jefatura y dirección del hogar, cuestiones
de economía y su representación frente a terceros, la
obligació n de proporcionar a la mujer y a la familia lo
necesario para su sustento segú n sus facultades y situació n.
La mujer debía ocuparse personalmente de los quehaceres
domésticos y tenía la representació n para actos de vida
cotidiana, debía ayudar y aconsejar al marido, se le
reconocía la facultad de dedicarse a actividades lucrativas
fuera del hogar con autorización del marido o judicial,
tenía la obligación de agregar a su apellido el del marido.
La Constitución de 1979 recoge En la medida que la M aprenda a
principios con consagració n general, no subestimar su funció n
busca igualdad H-M ante la ley. formadora y H a no sobrestimar la
C.C. 1983 proclama igualdad H-M, suya productiva, se conduzca a
ambos tienen deber y derecho a coparticipació n de ambos en los
participar en el gobierno del hogar y dos campos de acció n y se refleje
cooperar a su mejor en un sistema jurídico real que
desenvolvimiento, fijar-mudar reconozca y garantice a ambos
domicilio, decidir cuestiones igual jerarquía, facultades en el
econó micas, representar a la manejo de patrimonio y en
sociedad conyugal, para necesidades decisiones que afectan a la familia,
ordinarias cualquiera; si se abusa se habrá alcanzado la igualdad de
puede ser limitado por el Juez; los sexos sin detrimento del hogar
puede uno dar poder al otro. como escuela del hombre en sus
dimensiones individual y social.
(CORNEJO)
La Declaración de los
La reducció n de los padres a la condició n de
Derechos de la Familia
productores de bienes y servicios
(1983) por la Santa Sede,
econó micos conlleva el riesgo del hogar
señ ala “los esposos,
abandonado, convertido en alojamiento en
dentro de la natural
que se abandona a los hijos en manos ajenas
complementariedad que
o a su propia suerte y en que la falta de
existe entre hombre y
diá logo entre padres e hijos agrava la factura
mujer, gozan de la misma
generacional, que la solució n no es sacar a la
dignidad e iguales
madre del hogar sino elevarla dentro de él,
derechos respecto al
que la solució n no es que deba trabajar
matrimonio” agrega “el
porque el marido no gana lo suficiente, sino
trabajo de la madre en
que es elevar el salario de este en funció n de
casa debe ser reconocido
sus cargas familiares; dado que la irrupció n
y respetado por su valor
de la mujer a la població n econó micamente
para la familia y la
activa provocaría la baja del nivel de salarios.
sociedad”.
EFECTOS DEL MATRIMONIO
Produce efectos personales (derechos y obligaciones entre có nyuges) y
patrimoniales (relacionados con sociedad conyugal).

(MONROY)
Ademá s de los previstos en la ley: deber de sinceridad, de paciencia, de
mantener una comunidad espiritual que conserve la identificació n
conyugal, de velar por propio sentido del honor para impedir que
resulte lesionado el del có nyuge, que se resume en que c/u debe
respetar la personalidad del otro, aunque la expresividad del argumento
no sea suficiente para dar a entender todo su contenido. En Francia
jurisprudencia ha considerado infidelidad moral, que sin llegar al
comercio sexual se concreta en manejos intrigas amorosas, y los deberes
implícitos, o sea, el mutuo: respeto, consideració n, amor, tolerancia,
desarrollo de la personalidad.
(JARA Y GALLEGOS)
Del matrimonio surgen DD y deberes
(PAVÓN)
que se pueden clasificar: Resultan derechos y deberes
a) Relaciones de orden personal recíprocos, comunes o
Moral (sexualidad) propios
Jurídico (igualdad, alimentar y (RIPERT Y BOULANGER)
educar hijos, fidelidad, asistencia y
representació n
b) Relaciones de cará cter
patrimonial (economía doméstica,
sostenimiento del hogar, trabajo
fuera del hogar).
CARACTERÍSTICAS
(JARA Y GALLEGOS)
(VALENCIA ZEA)
(PUIG PEÑA) De orden público (no se puede renunciar a
De cará cter positivo (obligan a hacer, ellos, antes/después de M, ni modificarlos.
incumplimiento determina omisió n)
Libertad matrimonial es diferente a la
contractual (se puede someter a condició n,
De cará cter recíproco (só lo afectan a
modificar o extinguir segú n intereses); la
ellos, 3° solo tienen deber de respeto matrimonial solo para casarse o no, casados
de situaciones creadas, sin que deja de existir, deben cumplir obligaciones
puedan intervenir para ayudarlas o sin modificarlas, disminuirlas o gravarlas)
empeorarlas) Su objeto: realizar altos fines del M
De cará cter ético (se confía al (morales y sociales, la base para su
sentimiento, conciencia íntima su reglamentació n son: igualdad y principio de
cumplimiento) direcció n y autoridad que debe existir en
toda sociedad, tanto má s en el matrimonio).
OBLIGACIONES COMUNES FRENTE A LOS HIJOS
(CORNEJO)
Instinto de perpetuar la especie no queda cumplido
con la procreació n, pues al nacer los hijos no está n en
situació n de valerse por sí mismos.
(AGUILAR)
No la ley, naturaleza impone obligació n de proveer a Const. art. 6°: es deber y
subsistencia y desarrollo de hijos, que termina derecho de los padres
generalmente con su mayoridad, se presume han alimentar, educar, dar
desarrollado su personalidad, es de ambos. seguridad a sus hijos, no
Obligació n de sostenimiento, protecció n, educació n y solo comprende sustento,
formació n, segú n su situació n y posibilidades, sino también la
corresponde a ambos, si uno se dedica exclusivamente habitació n, vestido,
al hogar el otro debe sostenerla, en caso de asistencia médica,
incumplimiento es posible requerirla judicialmente, es recreació n; y recae en
delito de omisió n de asistencia Familiar. ambos có nyuges.
OBLIGACIONES RECÍPROCAS
(CORNEJO) (AGUILAR)
1. Fidelidad, adulterio lo transgrede, vedado con má s estrictez a
mujer porque perturba organizació n de familia al falsear
presunció n de paternidad; se condena adulterio y todo
comportamiento desleal, es causal de divorcio. Tambié n se
refiere a lo social y econó mico, pues los intereses deben ser
comunes.
Alude a la constancia del cariño, respeto que implica no
ofenderlo con palabras ni hechos, no solo en relaciones
íntimas exclusivas y excluyentes, tambié n identificació n con el
có nyuge en el plano social y económico; la falta de fidelidad
resquebraja la armonía conyugal que puede desembocar en
una crisis y el divorcio.
2. Cohabitación: Vivir en mismo domicilio es deber/D°, su incumplimiento implica abandono,
es medio para satisfacer necesidades, en el C.C. 1936 competía al marido fijar y mudar
domicilio, si la mujer no accedía era abandono salvo probase abuso del derecho; actualmente
ambos deben fijarlo.
Excepciones si se trata de conservar la salud, vida u honor de uno de ellos, Ej. enfermedad
psiquiá trica peligrosa, contagiosa, esté involucrado en un delito grave, trabajo en lugar alejado,
uso de drogas.
Se considera injuria negarse a mantener relaciones sexuales, ofende honor del otro, o violencia
psicoló gica, para otros es derecho no deber, se considera deber mutuo y la negativa produciría
un distanciamiento que es incompatible con la armonía requerida para la vida en matrimonio.
No es solo vivir bajo el mismo techo, implica el débito sexual exclusivo.
3. Asistencia: El objetivo del matrimonio es crear y mantener una comunidad de
vida, por su importancia el legislador la consagra como deber jurídico, su
cumplimiento es resultado de un sentimiento de comprensió n y afecto mutuo,
implica asistirse en enfermedad. Considerando la igualdad H-M, en el plano
material, moral, afectivo, emocional y espiritual, deben esforzarse en fortalecer
comunidad de vida, tienen ambos derecho y deber alimentario; debe analizarse en
cada caso el deber de asistencia y la cohabitació n.
Es uno de los deberes má s importantes; reflexión: en caso se haya contraído
enfermedad en forma involuntaria, casual y producto de una desgracia el có nyuge
sano estaría en aptitud de iniciar divorcio; có mo queda deber de asistencia.
(AGUILAR)
El juez al analizar la causal debería hacerlo considerá ndola como subjetiva o de
culpa.
4. Alimentos: Obligació n de ambos en cualquier régimen
patrimonial, segú n sus posibilidades; puede haber variantes :
a) Si uno se dedica exclusivamente al hogar, obligació n recae en
otro.
b) En separació n de hecho, el abandonante no tiene derecho de
pedir alimentos al otro, si rehú sa volver al hogar.
c) Separación extrajudicial convenida por ambos no es admitida
ni regulada por ley, se aplicará lo indicado en puntos a) o b).
d) Si uno incurre en causal de desheredació n o indignidad para
suceder, su derecho alimentario se restringe a lo estrictamente
necesario para subsistir.
e) Si uno ha solicitado la invalidez del matrimonio, separació n o
divorcio, puede solicitar autorizació n de vivir separado y puede
obtener asignació n provisional.
f) Sentenciada la invalidez del M termina obligació n alimenticia.
g) Si se otorga divorcio por culpa de uno y el otro carece de bienes o
está imposibilitado de trabajar o atender sus necesidades, el juez le
asignará pensió n que no excederá de 3ª parte de su renta. Se
sustenta en que divorciados nunca será n extrañ os entre sí.
h) En caso de separació n de cuerpos por causal o mutuo acuerdo, el
juez debe señ alar la pensió n que uno otorgará al otro.
i) Si uno muere y sobreviviente venía sosteniéndose por él, la masa
hereditaria deberá proveerle alimentos por tres meses.
5. Representación: Para las necesidades
ordinarias es indistinta, si uno abusa o (JARA Y GALLEGOS)
compromete intereses de la sociedad, el Existe patrimonio
Juez a solicitud del otro limitará su autó nomo cuando dos o
ejercicio en extensió n y términos que el má s personas tienen un
caso determine. Difícil determinar qué derecho o interés comú n
actos se deben considerar de vida respecto de un bien, sin
ordinaria y cuá l es límite sobre que se constituir persona
necesitará intervenció n de ambos o poder jurídica, son
de uno al otro (adquisició n de alimentos, representados por
vestuario, servicio domé stico u otro) cualquiera de ellos
quedan excluidos los demá s, cuantía debe -demandantes- ambos
ser adecuada a situació n econó mica de -demandados-.
cada hogar.
6. Actividades lucrativas fuera del hogar: Usualmente
es el varó n el que desempeñ a actividad laboral o
empresarial fuera del hogar con cuyos rendimientos
este se sostiene, en tanto el otro, casi siempre la mujer,
se ocupa de los quehaceres hogareñ os y formació n de
los hijos, al menos en la infancia.
El Có digo señ ala que cualquiera de ellos puede
dedicarse a actividad lucrativa fuera del hogar con el
consentimiento del otro, expreso o tá cito, o licencia
judicial cuando lo justifique el interés de la familia.
(CORNEJO) ATRIBUCIONES COMUNES
El Derecho confirió al hombre facultades que llamó potestad marital (fijar
domicilio, administrar bienes comunes, representar sociedad conyugal, dirimir
asuntos de PP, entre otros) que no siempre ejerció procurando beneficio comú n.
La mujer estaba sometida y debía cuidar la casa e hijos, tenía representació n en
actos de la vida ordinaria; actualmente ambos tienen deber y derecho de
participar y cooperar al mejor desenvolvimiento del hogar, fijar domicilio,
sostener la familia y colaborar en el trabajo del hogar; la sociedad conyugal es
representada por cualquiera de ellos, para necesidades ordinarias y actos de
administració n y conservació n, es indistinta (si uno de ellos abusa el Juez de Paz
letrado lo puede limitar).
(CORNEJO)

Libertad de trabajo, y derecho de ejercer cualquier


profesió n o industria fuera del hogar con
asentimiento expreso o tá cito del otro, si lo niega le
Juez puede autorizarlo por el interés de la familia
(sostenimiento).
Es potestad de la mujer llevar apellido del esposo
adicionado al suyo y aú n después del divorcio
puede pedir autorizació n para seguir llevá ndolo si
es conocida así en el mundo de los negocios o
finanzas.
BIBLIOGRAFÍA
1. Cornejo Chávez (1985) Derecho Familiar Peruano,
Tomo I, Librería Studium, Perú .
2. Aguilar (2016) Tratado de derecho de Familia, Lex &
Iuris, Perú .
3. Monroy (2014) Derecho de Familia, Infancia y
Adolescencia, 15ª Ed. Ediciones del Profesional Ltda.,
Colombia.
4. Jara y Gallegos (2014) Manual de Derecho de Familia,
Jurista Editores, Perú .