Está en la página 1de 19

Lenguaje sutil

Lenguaje no verbal
Los gestos, las posturas, las miradas, los tonos de voz y otros signos y señales no verbales, constituyen un lenguaje
complementario al de las palabras, con el que nos comunicamos en forma constante.

Este tipo de comunicación toma un lugar


central en todos los tipos de interacción
cara a cara.
Comunicación no verbal
 “forma de interacción silenciosa, espontánea, sincera y sin rodeos.
Ilustra la verdad de las palabras pronunciadas al ser todos nuestros
gestos un reflejo instintivo de nuestras reacciones que componen
nuestra actitud mediante el envío de mensajes corporales
continuos"(Cabana, 2008, citado por Rodríguez y Hernández, 2010).
los estados emocionales están regulados por un conjunto de
respuestas periféricas, autónomas, endocrinas y esquelético
Generadores de patrones motoras, las cuales involucran estructuras subcorticales, tales
centrales como la amígdala, el hipotálamo y el tallo cerebral.

Manifestación corpórea
López 2009
concluyen que “los generadores de patrones centrales permitirían también la
expresión objetiva de las emociones, la cual involucraría el movimiento de ciertos
músculos faciales, entre otras. Tales músculos, dependiendo del estímulo sensorial,
tendrían socialmente hablando la función de alertar a los sujetos que le rodean
sobre la naturaleza del estímulo que dio origen a esa conducta.
Paralingüística A través de este canal auditivo
de comunicación se transmiten
unas formas de conducta
comunicativa que el receptor
percibe con el oído.
Canales de comunicación
El área de Wernicke

aprendizaje asociativo
La calidad de voz canal táctil de comunicación

se perciben los contactos corporales, desempeña una función


importante en las comunicaciones interhumanas.
La manera de hablar consta según Scherer, de variaciones en
cuatro campos. Variaciones
1. dependientes de la voz y del tiempo
2. continuidad del hablar y acento
3. dialecto condicionado por factores sociales
Golpes al otro como acción agresiva.
Roces, caricias, y agarramos, como
comportamiento paterno o solícito en general y
como actuaciones sexuales
3. Contactos en un contexto de ceremonias de saludo
o despedida. Ejemplos: los apretones de manos y los
abrazos.
4. El agarrón como expresión de camaradería. Puede
hacerse con distintos grados de presión y en distintos
grados de contacto, cumpliendose así diferentes
funciones comunicativas, tranquilizando al otro, por
ejemplo, expresando miedo o sugiriendo un deseo de
intimidad.
5. Contacto ordenados a influir en los motivos de otro.
Por ejemplo, conducir a alguien de la mano o del brazo
o ayudarle en la ejecución de movimientos
dificultosos. (Heinemann, 1980)
canal visual de comunicación

La importancia decisiva de este canal está sobre todo en el


hecho de que la transmisión visual de la información acontece
siempre en un proceso comunicativo
Distancia física
La proxémica es la disciplina que estudia las distancias en la comunicación
interpersonal, en el sentido del uso del espacio personal en lugares públicos o
privados. Se distingue básicamente entre el espacio fijo, el semifijo y el
dinámico (Dodd, 1991).

Edward Hall (1990) creó el término de proxémica para designar


el estudio de cómo las personas difieren en el uso de su
espacio personal.
Lenguaje corporal
Los estudios sobre los movimientos del cuerpo o el lenguaje del cuerpo, son conocidos como kinésica.
Desde sus inicios, desarrollada por Birdwhistell (1970), se define como la disciplina que estudia la
gestualidad de las personas, desde las expresiones faciales a los movimientos del cuerpo. Incluye
gestos, movimientos de cabeza, expresiones faciales, movimientos oculares, y otras manifestaciones
físicas que pueden utilizarse para comunicar.
Microexpresiones

 Las microexpresiones son movimientos involuntarios de los músculos de la cara, en momentos especialmente
emotivos y que estén relacionados con una situación que pueda provocarnos ansiedad; ya sea por motivos
positivos o negativos.

 En la actualidad, se ha determinado que las siete emociones básicas (Alegría, rabia, tristeza, sorpresa,
desprecio, miedo y asco) no pueden ser “falsificadas”, pues los músculos de la cara se mueven, en la mayoría de
los casos, de manera automática, y no hay forma que podamos reproducir esos movimientos perfectamente de
manera consciente, aún con mucha práctica.
Área de Broca
Localizada en la parte inferior del lóbulo frontal izquierdo y su función es
permitir la ejecución de los patrones motores para la expresión de cada
palabra, articulando el lenguaje hablado y escrito.
Tiene como función central la formación de las palabras, al activar
simultáneamente los músculos laríngeos, respiratorios y de la boca,
además de músculos auxiliares del lenguaje.

Áreas cerebrales implicadas Daños afasia motora o afasia de expresión, trastorno del lenguaje que
perturba la capacidad de hablar y escribir.
en el lenguaje
Área de Wernicke
Está situada en el lóbulo temporal, próxima al área de Broca.
Su función es hacer que se entienda el significado del lenguaje.
Si se lesiona puede producirse afasia sensorial, la persona
podrá oír perfectamente bien e incluso reconocer las palabras,
pero será incapaz de organizarlas en un pensamiento
coherente, es decir, no será capaz de entender lo que se le
dice.
Fascículo longitudinal o fascículo arqueado
Conecta las áreas de Broca y de Wernicke. Un daño en las
conexiones entre las áreas de Wernicke y Broca puede
ocasionar una afasia de conducción. Algunas personas con este
problema pueden entender el lenguaje bastante bien, y
pueden producirlo igualmente bien. Pero no pueden repetir
algo que acaban de oír.

Giro angular

Se sitúa justo por encima y debajo del área de Wernicke. Sirve


como conexión entre los centros del lenguaje y el córtex visual.
Si esta área es dañada, la persona sufrirá de alexia (incapacidad
para leer) y agrafia (incapacidad para escribir).
Alteraciones en el lenguaje

Las lesiones en el hemisferio derecho han mostrado


alteraciones en componentes que elevan la riqueza del
lenguaje como son la ironía, la metáfora y palabras con doble
significado o significado ambiguo.
Las lesiones frontales derechas pueden alterar la
coherencia y la organización del discurso haciéndolo
disgregado, con excesivos elementos irrelevantes,
desinhibidos o inapropiados para una determinada
situación o contexto social.
Clasificación de los trastornos del lenguaje
 Afasia
La afasia es un trastorno del lenguaje adquirido a consecuencia de un daño cerebral que, por lo general, afecta a
todas las modalidades, oral y escrita; cada una de las modalidades se puede ver afectada cualitativa y
cuantitativamente en modo diferente de manera que conforma grupos sindrómicos, que pueden coexistir con
deficiencias en el procesamiento cognitivo. Por lo tanto, reduce a la expresión o comprensión hablada, sino también
a la lectoescritura, la alexia y la agrafia. Las capacidades expresivas del lenguaje gestual pueden verse también
afectadas así como cualquier otra que use el sujeto.

• Disfasia
La disfasia se considera uno de los trastornos del desarrollo del lenguaje de causa no definida, aunque se considera
de causa genética familiar y probable multifactorial.
• Autismo

El autismo se considera el prototipo de los trastornos de la comunicación en el niño. Se caracteriza por


actitudes e intereses repetitivos y estereotipados, déficit en la interacción social y del uso del lenguaje. Se
inicia antes de los 3 años. Desde muy temprano, los niños tienen falta de contacto visual como manera de
comunicarse o demostrar emociones, no comparten la atención y tienen falta de imaginación en los juegos.
Esto facilita su diagnóstico en torno a los 18 meses (Artigas J. 2008).

• Carencia socioafectiva

Debe evaluarse siempre la relación del niño con el entorno familiar (ausentismo de los padres, estimulación
lingüística pobre) o institucional, (Illingworth, R. 1983) así como observar la actitud del niño y su lenguaje
espontáneo. Esta carencia puede afectar a la inteligencia del niño y su lenguaje formal y pragmático de
forma grave y algunas veces irreversible.

• Mutismo selectivo

Se trata de niños que no quieren hablar ante determinadas situaciones o personas, en la escuela o a extraños, pero
que sí lo hacen con amigos o en casa, y no tienen ninguna dificultad para hablar o comprender lo que se les dice.
Se considera un trastorno emocional o fobia social (Moreno, N. 2013).
Conclusión
En lo que concierne al lenguaje no verbal y a las manifestaciones de este, están presentes de manera cotidiana en la
que un ser se desenvuelve con su medio e interacciona con el resto de las personas. Es por eso que cabe resaltar la
importancia que tiene el “lenguaje no verbal” para el desarrollo de actividades tan comunes como el hecho de
comprar algo o saludar a alguien en el transporte público, puesto que en manifestaciones corpóreas que subyacen a
nuestras palabras se comunica más de la mitad del total de la comunicación que emanamos.

En cualquier caso de trastorno de lenguaje, y dadas las distintas formas clínicas de presentación de los trastornos en
el desarrollo de este, es lógico asumir que en cada una de ellas subyace un mecanismo fisiopatológico diferente y que
pese a los hallazgos e hipótesis que se puedan mencionar, sirve para explicar por sí solo y de forma absoluta la
generalidad de estos trastornos. Es por eso que se debe llevar a cabo una visión integradora y flexible que logre
describir más objetivamente la alteración con la que se requiere trabajar para poder intervenir en las alteraciones del
lenguaje.