Está en la página 1de 5

HIPOGRIFO

ALEJANDRO DIEZ BAHAMÓN


DANIELA FORERO LAGUNA
HIPOGRIFO

Un hipogrifo es una criatura imaginaria híbrida, de apariencia mitad


caballo y mitad grifo, que se asemeja a un caballo alado con la cabeza
y los miembros anteriores de un águila.
Su origen es evocado por el poeta latino Virgilio en sus Eglogas.
Algunas veces representados en blasones en heráldica, el hipogrifo se
convirtió en un tema artístico, ampliamente ilustrado por Gustave
Doré en el siglo XIX. Al igual que muchas criaturas legendarias,
retornó en las obras modernas y, en particular, en los juegos de rol, en
los videojuegos, así como también en novelas de fantasía. La saga
Harry Potter lo ha popularizado vivamente a través del personaje de
Buckbeak.
ORÍGENES

El antiguo posible origen del hipogrifo no es reconocido por unanimidad entre los
especialistas contemporáneos. De hecho, esta criatura no es nombrada, ningún mito o
leyenda la incorpora (a diferencia del grifo o del simurgh). La posición mayoritaria
entre los especialistas (entre otros, el historiador ecuestre Marc-André Wagner) es
considerar al hipogrifo como una creación de Ariosto en la continuidad del ciclo
carolingio, a inicios del siglo XVI y a fines de la Edad Media. Jorge Luis Borges cita,
por ejemplo, sin ambigüedad a Ariosto como el inventor del hipogrifo. No obstante,
las representaciones artísticas próximas del hipogrifo son atestiguadas desde la
Antigüedad.
REPRESENTACIONES ARTÍSTICAS

La supuesta representación más antigua del hipogrifo habría sido encontrada en las
islas Baleares. Conocido bajo el nombre de «Hipogrifo del Campo Santo», fue
ubicado sobre el campanario del este. Así como lo reprodujo Jacques Paul Migne,
esta representación es diferente al hipogrifo medieval: medía 69 centímetros de
altura, sus alas y su cabeza se parecían a las de un águila o a las de un gallo, pero su
parte inferior tenía formas análogas a las de un perro y sus patas estaban armadas de
garras. Le faltaba una cola, pero se piensa que debía representar a una serpiente. La
parte superior del cuerpo estaba cubierta de escamas de peces y un gran número de
figuras. Considerado como un ídolo o talismán obra de los árabes.
En la época galo-romana y merovingia, se encuentran varias representaciones de
híbridos de caballo y de rapaz, pero su significación sigue siendo muy oscura. Una
moneda galo-griega combina un caballo-ave con la esvástica, símbolo de la rueda en
movimiento.
EN GRECIA ANTIGUA

Durante la Antigüedad griega y según Cassandra Eason, los grifos e hipogrifos (sin
que este último fuera nombrado explícitamente) serían muchas veces confundidos y
ambos tendrían un origen persa, prestados de la mitología del Simorgh. El grifo está
formado basándose en el águila, y el león, con lo cual combina sus potencias
respectivas. Asociado al sol en numerosos culturas, tira del carro de Apolo, según la
mitología griega16 y presenta la particularidad de ser él mismo en parte hipomorfo en
ciertas representaciones, porque porta orejas de caballo.2 Ciertos autores del siglo
XIX piensan que el hipogrifo estaba relacionado con el culto de Apolo, proveniente
del Oriente, sin que se supiera si este animal mítico estaba vinculado a Apolo en tanto
que dios de las Musas. Así, el mito del hipogrifo habría llegado a Europa por
mediación de los griegos.

También podría gustarte