Está en la página 1de 16

La campaña política como

proceso de marketing.
.

MG. JORGE LUIS MANRIQUE LAS


HERAS
Concepto de campaña política
Una campaña política es un esfuerzo
organizado llevado a cabo para influenciar la
decisión de un proceso en un grupo.
En las democracias, las campañas a menudo se
refieren a las campañas electorales, donde
representantes son escogidos o se decide un
referéndum.
Una campaña política también incluye esfuerzos
para alterar la política o ideología de cualquier
institución.
La campaña se compone
principalmente de tres elementos:
Mensaje, dinero y activismo.
La combinación estratégica de estos
componentes resulta en muchos casos en
el éxito de la campaña. .
Mensaje
El Mensaje es una oración concisa que dice porqué los
votantes deben elegir a un candidato. Simples ejemplos
incluyen:
"Juan Pérez es un hombre de negocios, no un político.
Sus antecedentes en finanzas ayudarán a crear una
disciplina fiscal al Estado."
"Como nuestra sociedad experimenta un rápido
aumento de criminalidad, y además dispone de un
sistema educativo paupérrimo, necesitamos un líder que
mantenga nuestras calles seguras y reestablezca la
dignidad en nuestras escuelas. Juan Pérez es ese líder."
Mensaje

"En los últimos cuatro años, Alonso Gómez ha faltado a


más de cincuenta reuniones del Consejo de la Ciudad.
¿Cómo puedes liderar si no apareces? Juan Pérez no hará
la vista gorda con el gobierno."
El mensaje es uno de los aspectos más importantes de
una campaña política. En una campaña moderna, el
mensaje debe ser cuidadosamente creado antes de ser
propagado. Las mayores campañas gastarán cientos de
miles de euros en focus groups o encuestas de opinión,
para saber cuál es el mensaje que se necesita para llegar
a la mayoría de votantes en el día de la elección.
Dinero

Entre las técnicas para recaudar fondos se incluyen


reuniones entre el candidato y grandes donantes en
potencia, solicitud directa por correo a pequeños
donantes y el “cortejo” de grupos interesados que
podrían terminar donando millones. Un ejemplo de éste
último caso es la polémica que surgió en las elecciones
presidenciales argentinas de 1989, en las que hubo
sospechas de que el candidato peronista,
Dinero

Carlos Menem, recibió un gran soporte financiero para


su campaña por parte de grupos islámicos a cambio de
armamento. Otro ejemplo, mucho menos controvertido,
es el apoyo que recibió la actual candidata a la
presidencia estadounidense, Hillary Clinton, que recibió
de la actriz Elizabeth Hurley la suma de 1781 dólares
estadounidenses para su campaña, el máximo
estipulado por la ley nacional para una donación de esta
índole
Activismo

Por último, el activismo, está representado por el capital


humano, la infantería leal a la causa, los verdaderos
creyentes que llevarán el mensaje voluntariamente.
Usualmente las campañas tienen un dirigente encargado
de tomar decisiones tácticas y estratégicas para hacer
de esta fuerza humana una herramienta altamente
beneficiosa
Argumentaciones para considerarla un
proceso de marketing.

El objetivo principal de un Plan de Mercadotecnia


Política se enfocará a la campaña electoral a realizar
para tratar de ganar, a través de la misma, las
preferencias del electorado. En otras palabras, lo que se
pretende es realizar una campaña cuya comunicación
sea persuasiva.
Argumentaciones para considerarla un
proceso de marketing.

Como meta es obtener la confianza del electorado,


procedemos a determinar las estrategias y programas que
se desarrollarán para llegar a ellos (público objetivo),
durante el tiempo electoral (tiempo y lugar), y con el
mensaje adecuado (oferta.)
Argumentaciones para considerarla un
proceso de marketing.

Los partidos políticos, entonces, deben pensar más en


las necesidades reales de la población para establecer
sus objetivos reales e imparciales, con la finalidad de
definir, posteriormente, las estrategias y programas a
emplear, que serán nuestra mejor arma contra los
adversarios políticos.
Argumentaciones para considerarla un
proceso de marketing.

En la actualidad, el gran problema de los partidos políticos


es que aún se empeñan en usar su programa (propuesta
política) para impactar positiva o negativamente al
electorado
Argumentaciones para considerarla un
proceso de marketing.

Este es un punto débil ya que su programa nunca es


presentado a profundidad, no explica el cómo
(estrategias) se obtendrán las metas expuestas dentro
del mismo, ni los medios (programas y/o actividades) a
través de los cuales se lograrán tales metas
establecidas.
Argumentaciones para considerarla un
proceso de marketing.

Aspectos como el conocimiento y segmentación del


electorado son actividades de mercadotecnia que no son
aprovechas por los partidos y es algo que, si lo emplearan
en forma correcta, les ofrecería puntos de ventaja muy
significativos sobre los adversarios políticos.
Argumentaciones para considerarla un
proceso de marketing.

Entonces, es fácil comprender que dentro del Plan de


Mercadotecnia Político, se deberán considerar
tendencias, técnicas y métodos actuales, tales como el
CRM, pero orientados de tal forma que permitan ser
aprovechados en la actividad política.
Argumentaciones para considerarla un
proceso de marketing.

Entonces, para tener una mejor visión de hacia dónde


vamos (objetivo) y qué se requiere (programas y
recursos) para llegar a ese lugar, el Plan de
Mercadotecnia Política, en su etapa de la Estrategia
General, se centrará a definir:
A) Objetivos y medios a utilizar.
B) Programas y actividades a desarrollar.

También podría gustarte