Está en la página 1de 21

EL ORADOR

• En el latín es donde podemos decir que se encuentra


el origen etimológico del término orador que ahora
nos ocupa.
• Procede de “orator”, que es fruto de la suma de dos
componentes de dicha lengua:

• El verbo “orare”, que puede traducirse como


“hablar públicamente”.

• El sufijo “-dor”, que se utiliza para indicar “agente”.


• Es la persona que habla en público para persuadir a
los oyentes o mover su ánimo.

• Es la persona que posee las cualidades que lo hacen


apto para lograr los fines de la oratoria: motivar
(corazón), persuadir (voluntad), convencer
(inteligencia) o enaltecer (imaginación).
• La estrategia del orador variará en cada caso, ya
que en ocasiones puede preferir centrarse en la
difusión de informaciones, en otras querrá
impulsar la acción de quien escucha, etc.
• Supongamos que una persona lee un discurso
sobre el aniversario de una institución. Como
orador, lo más probable es que pretenda informar
ciertos datos específicos (fechas, nombres).
• En cambio, un individuo debe brindar una charla
motivacional entre empleados de una empresa, su
objetivo será generar un cambio en cada oyente.
CUALIDADES DEL ORADOR
• FÍSICAS:
a) LA PRESENCIA: Con su sola presencia debe causar
una grata impresión (vestido de forma discreta,
calzado bien lustrado, las damas el maquillaje y
peinado)
b) LA VOZ: Timbre agradable, vigorosa, rica en
modulaciones y acorde al tema.
c) LA ACCIÓN: Entendiéndose como el actuar con el
gesto y ademanes, acordes con el pensamiento,
puesto que con los ademanes se afirma, sugiere,
prolonga y arrastra.
• INTELECTUALES:
a) INTELIGENCIA: Puesto que no toda oratoria es
científica, tiene lugar la genialidad del orador.
b) SENSIBILIDAD: Este sentimiento es el que se
despierta en el público, simpatía, generosidad,
patriotismo, fe, piedad, clemencia, compasión.
Horacio: “Si quieres que llore, llora tú antes”.
c) IMAGINACIÓN: el orador trasforma lo cotidiano
en eterno, lo relativo en absoluto.
d) MEMORIA: Frases, vocablos, citas, imágenes,
ideas, pensamientos que puede necesitar el
orador para elaborar un buen discurso.
• MORALES:
a) Honradez, buenas costumbres, entereza y
carácter.
b) Quintiliano enumeró cuatro principales virtudes:
probidad, benevolencia, modestia y prudencia.
c) Cumplir con estos requisitos es llegar al triunfo
permanente que ambiciona todo orador,
principiante o con experiencia.
EL ORADOR FORENSE DEBE TENER
• Entendimiento claro y agudo

• Sólido conocimiento de las leyes

• Educación filosófico-jurídico

• Amor a la justicia.
LA ELOCUENCIA
• Es la capacidad de convencer y persuadir a
nuestros oyentes, comunicándoles nuestras ideas
y sentimientos.
• Cicerón: La elocuencia perfecta reúne todas las
formas de belleza y el perfecto orador es aquel
que sabe conseguir que la sala se llene desde que
se anuncia que va hablar, despertando el interés
del público, haciendo que ría o llore, según su
voluntad.
La elocuencia (del latín eloquentia)

Es la capacidad de expresarse en público de forma


fluida, elegante y persuasiva.

Es una manera de expresar emociones de tal forma


que produce convicción o persuasión en el oyente,
mediante la lengua hablada o escrita, de una forma
llamativa y apropiada.
• LA ELOCUENCIA: Es una capacidad o habilidad
que tienen ciertas personas para expresarse de
manera clara, concisa y directa.
• La elocuencia puede estar presente en el habla
pero también en otros espacios como imágenes
que envían un mensaje claro y evidente.
• La elocuencia es una capacidad muy importante
para aquellas personas que hacen de la
comunicación su arma laboral, por ejemplo
vendedores, comunicadores, etc.
REQUISITOS PARA SER UN BUEN ORADOR
1. CÍÑETE A UN VOCABULARIO CLARO Y
CONCISO. Si bien no siempre puede ser el caso,
un vocabulario amplio no equivale
necesariamente a un vocabulario fuerte.
Cuando se trata de sonar elocuente, menos es
más. Una explicación prolija no es más
elocuente que una explicación simple y clara si
ambas logran el mismo propósito. No agregues
palabras adicionales en tu vocabulario que sean
innecesarias.
2. USA LO QUE SABES. Haz intentos para
aprender nuevo vocabulario siempre que sea
posible, pero cuando hables, cíñete a usar las
palabras que conoces. Una de las cosas menos
elocuentes que puedes hacer es usar mal una
palabra de un vocabulario extenso o combinar
muchas palabras de vocabulario extenso y dejar
a tu oyente confundido.
3. HAZ REFERENCIAS ÚTILES. Cuando
corresponda, haz alusiones a cosas que ayudan
a explicar un pensamiento o idea o que de otro
modo le dé al oyente una mejor idea de lo que
estás tratando de decir. Las referencias a la
cultura pop, la literatura clásica, el arte y a las
personas y acontecimientos históricos son
increíblemente útiles y te dan un aire adicional
de inteligencia
4. NO USES MULETILLAS. Nada suena menos
profesional que llenar silencios y espacios entre
palabras con muletillas como “eh”, “o sea”,
“este…” y “ajá”. Haz un esfuerzo consciente para
no llenar tus discursos con estas muletillas. No
sientas que debes insertar palabras en cada
espacio vacío. Si es útil, piensa exactamente en
lo que vas a decir antes de que lo digas para que
no caigas en el uso de las muletillas.
5. ENUNCIA CADA PALABRA. Puedes tener el
discurso más elocuente del mundo preparado,
pero si no puedes enunciar correctamente las
palabras, tus oyentes terminarán confundidos y
en la oscuridad.
Tómate el tiempo necesario para pronunciar
correctamente cada palabra en tu oración y
minimizar un acento si es necesario.
6. FAMILIARÍZATE CON LAS TRANSICIONES Y LOS
ADJETIVOS. Si te olvidas lo que ibas a decir, no te
tomará mucho tiempo reemplazar una palabra si
puedes hacer referencia a esa lista mental.
• Las transiciones comunes (y elocuentes) incluyen
“es más”, “adicionalmente”, “además”, “en
particular”, “sin embargo” y “a pesar”.
• Los adjetivos comunes (y elocuentes) varían
dependiendo de lo que hables, pero pueden
incluir “espléndido”, “disgustado”, “absurdo”, “de
buen gusto”, “relevante”, “breve”, “agradable” y
“encantador”.
7. FORMULA TU ORACIÓN DE ANTEMANO. Con
el fin de evitar enredarte con tus pensamientos
y salir a decir el discurso, piensa en lo que vas a
decir antes de decirlo. Similar a escribir una
respuesta, pensar de antemano te dará tiempo
para formular exactamente lo que vas a decir y
cómo vas a decirlo. Solo ten cuidado de no
preparar el discurso tanto que te haga sonar
falso o de omitir accidentalmente palabras
importantes
8. MANTENTE RELAJADO. Haz lo que sea
necesario para relajarte, ya sea que te imagines
a tu público en ropa interior o simplemente
recuerdes que lo peor que podría pasar es que
el público se aburra (lo que en realidad no es tan
malo en lo absoluto). Tu discurso debe ser
natural y no forzado, así que deja que las
palabras fluyan y no te preocupes demasiado
por la forma en que las dices o lo que la gente
piensa de ti.
9. HABLA CON CONFIANZA. ¿Alguna vez has
notado cómo las personas que actúan con
confianza automáticamente parecen más
carismáticas y elocuentes?.
Cuando hablas con confianza, provocas una
sensación de curiosidad en tu audiencia. Incluso
cuando no lo sientes, actúa con confianza y tu
discurso se verá más profesional y bien hablado.
Además, a medida que pretendas tener
confianza, realmente empezarás a tener más
confianza. Es una situación en la que no hay
pierde, es un hecho.
10. PRÉSTALES ATENCIÓN A LOS OYENTES. Los
oradores eficaces hacen contacto visual con su
audiencia de manera regular y abordan su
discurso a las personas. Esto muestra que no
solo están hablando para el aire, sino que se
preocupan de que su audiencia esté escuchando
y prestando mucha atención a lo que estén
diciendo. Cuando hables, incluso si es a una sola
persona, haz contacto visual con tu(s) oyente(s)
con frecuencia.
ESTRATEGIAS DE UN BUEN ORADOR

1. puedes mirar sobre la cabeza de las personas hará parecer que estas mirándolas.
Haz contacto visual
2. Ten un punto y apégate a el !!
3. utiliza frases cortas
4. Los discursos largos aburren a los oyentes
5. Habla claramente!!!
6. No digas sujeschuwe, funcioasfn, alguasaf...
7. No utilices siempre el mismo tono de voz Esto te hace sonar como una persona seca, aburrida, COMO
UN ROBOT!!!
8. NO SEAS CONDESCENDIENTE
Si las personas son tratadas como niños o como idiotas seguramente te van a ignorar
9. Se interesante
Habla fuerte!!!
Las personas tienen que escuchar todo lo que digas
Utiliza tus manos
No hay nada peor que un orador con las manos en los bolsillos
Organiza tus ideas
Para que tengas una excelente exposición

10.Seras el mejor!!!!

También podría gustarte