Está en la página 1de 21

ALEJO CARPENTIER

(1902-1980)
• 1904 Nace el 26 de diciembre en la calle Maloja, La Habana. Hijo de
padre francés, Jorge Julián Carpentier, arquitecto, quien tuvo a su
cargo la autoría de la planta de Tallapiedra y el Country Club, entre
otras obras, y de madre rusa, Lina Vamont, profesora de Idiomas.
• De su familia paterna comenta:

«Mi padre fue cellista, discípulo, nada menos, que de Pablo Casals y
Pablo Casals recordaba a mi padre con muchísimo cariño. Y en cuanto a
mi abuela paterna, mi abuela fue pianista, discípula de César Franck, el
gran compositor. Mi abuela, cuando yo gateaba aún tocaba sonatas de
Scarlatti, de una manera maravillosa».
• 1910 Estudia en el Candler Collage.

• 1911 Ingresa en el Colegio Mimó de La Habana. Toca en el piano, con solo siete años, preludios
de Chopin.

• 1913 Viaja con sus padres a Rusia, Francia, Austria y Bélgica. En París toma clases en el Liceo de
Sailly. De esta época en París Carpentier expresa:
«…Pero mi padre solo pensaba en regresar a Cuba. No amaba París. […] Tenía ansias de huir de
Europa. Pero una espera se imponía. Por ello se pensó en hacerme ingresar en el Liceo Jeanson de
Sailly, que estaba próximo a la casa de mi abuela. Y recuerdo aún, con una suerte de espanto, la
inmensidad —para mí: inmensidad— de aquel vasto edificio gris donde me vi extraviado durante
los primeros días de mi semi-internado. Como nadie me preguntaba nada ni se interesaba por mí,
vagaba de aula en aula sin acabar de dar con aquellas que me correspondieran…»

• 1915 Con once años y por decisión de su padre que considera la enseñanza primaria en La
Habana muy parecida a la española del siglo XIX, se pone al frente de una granja, El Lucero, en
las afueras de la ciudad.
• 1916 Entró en contacto, a través de su padre, con clásicos de la literatura como Balzac,
Zola, y Flaubert. Al respecto nos dice Carpentier:

«¿Mi formación? Fue rara y singular. Porque mi padre, francés de rancia cepa bretona,
detestaba cuanto se había escrito en Francia a partir del siglo dieciocho. Del siglo diecinueve
solo salvaba a Balzac y a Zola, pero, más que nada a Flaubert, cuyas obras puso en mis manos
cuando cumplí doce años —aunque para decir verdad, al leer Madame Bovary nunca entendí
muy bien, en aquellos días, lo que se traían una señora y un caballero encerrados durante
tantas horas en un coche que andaba interminablemente por las calles de Rouen».

• 1917 Ingresa en el Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana. A su vez estudia teoría


musical. Ya por este tiempo realiza sus primeros trabajos en prosa y escribe cuentos.

• 1920 Su padre, por el crecimiento desbordante en La Habana de fábricas y edificios, decide


alejarse con su familia hacia una pequeña finca en Loma de Tierra, Cotorro.
• 1921 Preparó su ingreso a la Escuela de Arquitectura de la Universidad de La Habana y fue
admitido. A finales de este año retorna a la ciudad. Tuvo que vender la finca, con un
recuerdo perfecto de la difícil vida en el campo para el campesino y la dignidad de este, a
pesar de ser explotado por todos. Inicia sus estudios de Arquitectura en la Universidad de La
Habana, pero los abandona posteriormente.

• 1922 Comienza su labor como periodista en La Discusión, con un artículo: «Pasión y muerte
de Miguel Server, por Pompeyo Gener»; de esta forma, inaugura la sección Obras Famosas.

• 1923 Año de entablar amistades trascendentales en su vida, Julio Antonio Mella, Rubén
Martínez Villena y Juan Marinello de los que manifiesta: «Con tales maestros anduve, y junto
a ellos aprendí a pensar». Se integra al Grupo Minorista. Es nombrado jefe de redacción de
Hispania. Forma parte de la Protesta de los Trece, encabezada por Rubén Martínez Villena.
En La Discusión comienza una sección llamada Teatros, el 10 de marzo.

• Desde noviembre de este año y hasta 1948 colabora con la revista Carteles, en la sección
Desde París. La revista Chic y el periódico El Universal reciben sus colaboraciones hasta 1924.
• 1926 Es invitado por el novelista Juan de Dios Bojórquez a México. Asiste a un
congreso de escritores. Viaja por el país y hace amistad inmediata con Diego Rivera y
con José Clemente Orozco. Junto con Amadeo Roldán se dedica a organizar conciertos
de música nueva. Presenta en Cuba, por primera vez, obras de Stravinsky, Malipiero,
Ravol, Poulenc y Erick Satie.

• 1927 Firma el Manifiesto Minorista.


«En el año 27 (…) pedíamos la cooperación y una unión y un mutuo conocimiento con los
demás países de América Latina, veíamos a América Latina como una unidad, veíamos
una suerte de internacionalismo revolucionario entre los países de América Latina,
protestábamos contra la invasión de nuestras tierras por el capital norteamericano…»
El 9 de julio es encarcelado, durante siete meses, acusado de comunista, por haber
firmado, junto con otros escritores, el Manifiesto Minorista. Es en prisión donde escribe
la primera versión de ¡Écue-Yamba-O! (en lengua lucumí: ¡Dios, loado seas!).
Se encuentra entre los fundadores de la revista Avance.
1928 Escribe el argumento del ballet La Rebambaramba, musicalizado por Amadeo Roldán. Es el año de su sorprendente fuga de La Habana, sin
pasaporte, que se debió, según Carpentier, a la presencia en la ciudad en el mes de marzo del poeta surrealista Robert Desnos.
Robert Denos y Carpentier se conocieron en el Séptimo Congreso de la Prensa Latina, y el poeta le ayuda a embarcar en el buque España, con su
pasaporte. Mariano Brull, funcionario de la embajada de Cuba en Francia, le posibilita su desembarco en Saint Nazaire. Sobre este hecho relata el
escritor:

«Viví en Francia desde 1928 hasta 1939, pero cuando llegué a París ya era un hombre formado, y había cursado algunos estudios universitarios en la
Universidad de La Habana. Por eso cuando Robert Desnos me trajo a Francia “como una especie de indígena del Nuevo Mundo” —según decía—, ya
tenía la visión general de las cosas que tengo hoy. Reconozco, sin embargo, que le debo mucho al surrealismo, pues me enseñó a descubrir las realidades
que se encuentran detrás de otras realidades». En Francia trabaja como jefe de redacción de la revista Musicalia. Hace colaboraciones en Bifur y
Documents, revistas de vanguardia.
Es un momento donde decide estudiar América y lo hace por espacio de ocho años. Refiere en una de sus conferencias radiales:
«…durante más de ocho años, en París no leí un texto que no se refiriera a América Latina: desde el Inca Gracilazo a las crónicas de Bernal Díaz del
Castillo, desde Sor Juana Inés de la Cruz, hasta los novelistas románticos del siglo XIX, los leí a todos, tratando de hacerme una visión, una noción de lo
que era este continente para empezar a hablar de él y definirlo en lo posible».

• André Breton lo invita a colaborar en la revista La Revolución Surrealista. Conoce, entonces, a Louis Aragón, Tristan Tzara, Paul Eluard, Georges Sadoul,
Benjamín Péret, y a los pintores Giorgio de Chirico, Ives Tanguy y Pablo Picasso. También en este año conoce a Ernest Hemingway, con quien mantendrá
amistad y del que nos cuenta años después:
«A casa de Hemingway fui mucho, a él lo conocí muy bien; yo soy un hijo espiritual de la zona donde Hemingway vivía en Cuba; el Cotorro y Loma de
Tierra. Iba por las tardes a caballo. Tenía entonces su segunda mujer. Siempre andaba ella con unos cortos “short”, y eso claro era insólito para aquella
época cubana. Recuerdo que un amigo me decía refiriéndose a ella: “Coño, esa mujer de muslos de color de miel”.» Tenía una magnífica colección: Una
pieza capital de Miro, El cortijo, dos cuadros de Paul Klee (…). Nos llevábamos bien. Hemingway no hablaba de literatura…»
• Escribe los libretos de dos poemas coreográficos: Mata-cangrejo y Azúcar. Escribe el libreto del ballet El milagro de Anaquillé, musicalizado por
Amadeo Roldán y que se estrenaría en La Habana en 1961. Publica Poémes des Antilles (nueve canciones musicalizadas por Marius Francois Gaillard).
• 1933 Dirige los estudios Foniric de París de 1933 a 1939. Colabora con Robert Desnos,
Antonin Artaud, Jean Loui Barrault en la creación de programas radiales; por ejemplo, El
gran lamento de Fantomes y Saludo al mundo de Walt Whitman, donde se utilizó por
primera vez la cinta magnetofónica.

• Su primera novela, ¡Écue-Yamba-O!, es publicada en Madrid.

• Hace amistad con Federico García Lorca, Rafael Alberti, José Benjamín y Pedro Salinas.

• Publica en francés Historie de lunes en la revista literaria de Marseille Cahier du Sud. Se


tradujo al español en 1983. Nos dice el escritor en cuanto a este relato:

«…sí se puede calificar de surrealista, pero diríamos, de un surrealismo un tanto cubano».


• 1937 Participa, representando a Cuba, junto a Juan Marinello, Nicolás Guillén, Félix
Pita Rodríguez y Leonardo Fernández Sánchez en el II Congreso Internacional de
Escritores para la defensa de la cultura, celebrado en Madrid, Valencia y Barcelona.

• Aunque no se consideraba músico escribió la música para una pieza de Cervantes,


Numancia de la que expresa:
«…compuse una música incidental para la Numancia de Cervantes, presentada por Jean
Barrault en el Teatre Antoine. Esa partitura me valió el elogio de Darius Milhaud, lo cual
no me resultaba menuda cosa. Y hoy puedo decir que esa partitura fue escrita,
premonitoriamente para gran aparato de percusión y voces humanas (con exclusión de
cuerdas y maderas “amables”), como hacen hoy muchas gentes de las nuevas
generaciones».

• La situación de España en esos momentos no le es ajena y publica en Carteles (del 12


de septiembre al 31 de octubre), una serie de artículos titulados España bajo las
bombas.
• 1938 Trabaja intensamente en estudios de grabación de discos. Escribe la cantata para voces
masculinas Invocaciones, con música de Darius Milhaud.

• 1939 Regresa a Cuba. Escribe, produce y dirige programas radiales hasta 1945. Entre los programas
que realiza se encuentra Los dramas de la guerra y otros de biografía sobre personajes célebres que
salía a las 12 del día por la CMQ.

• 1940 Además de colaborar con Tiempo Nuevo, un magazine habanero, funge como jefe de
redacción.

• Imparte un curso de Historia de la Música en el Conservatorio Nacional. Hace una adaptación


radiofónica de El Quijote, junto a Ángel Lázaro.

• 1941 Contrae matrimonio en Santa María del Rosario con Lilia Esteban.

• Del 17 de febrero al 5 de mayo en el Conservatorio Nacional de Música Hubert de Blanck imparte un


curso de Historia de la Música.
• 1943 Aunque no fue terminada, se da a la tarea de escribir una novela: El clan
disperso, relacionada con el Grupo Minorista. El siglo de las luces y El recurso del
método tienen algunos pasajes, casi textuales de esta obra.

• Viaja a Haití con su esposa Lilia y con Louis Jouvet. Apunta al respecto:

«En 1943 llega a La Habana el gran artista francés, el gran actor y director francés, Louis
Jouvet. Nos conocíamos de París. Inútil es decir que nos veíamos diariamente. Y un día
me dice Louis Jouvet: “He sido invitado a realizar una gira de representaciones teatrales
por Haití. Si quieres venir conmigo, te invito”. Acepté inmediatamente. Me pareció
admirable la idea, sobre todo, porque en la compañía de Louis Jouvet, había actores y
actrices de una extraordinaria calidad intelectual. Y me fui con ellos para Haití».

• Fue un viaje de descubrimiento del mundo americano, de lo que llamó lo real


maravilloso.
• 1944 Visita México y por encargo del Fondo de Cultura Económica hace La música en Cuba
para su colección Tierra Firme. De regreso a Cuba realiza investigaciones de música donde
redescubre figuras tan importantes como Esteban Salas y Manuel Saumell.
En relación con lo anterior nos refiere:
«Cuando el Fondo de Cultura Económica, por boca de Daniel Cossío Villegas, en el año 1944, me
pidió que escribiera una historia de la música en Cuba, yo acepté y, al comenzar mis
investigaciones en Cuba me encontré con que todos los autores que habían escrito sobre música
en Cuba decían que no había absolutamente nada que hallar antes de 1800. Me puse a trabajar
y no es un secreto para nadie que hallé música de hasta de los días de la conquista y que en la
Catedral de Santiago de Cuba descubrí setenta y tantos manuscritos de un compositor ignorado
hasta entonces, nuestro gran maestro precursor Esteban Salas».

• Redacta trabajos para las revistas cubanas Conservatorio, Gaceta del Caribe y Orígenes. El 17
de mayo en el periódico Información aparecerán sus crónicas, ilustradas con sus caricaturas.

• En Orígenes se publica el cuento Oficio de tinieblas. Viaje a la semilla aparecerá en forma de


plaquette con ilustraciones de Esteban Boloña.
• Entre 1945 y 1947 da clases (Historia de la Cultura en la Escuela de Artes
Plásticas) y publica: en México La música en Cuba; gana con Los fugitivos
un premio con mención honorífica convocado por El Nacional de
Caracas; la primera parte de Visión de América la encontraremos en El
Nacional; escribe El libro de la Gran Sabana, un libro que nunca llegó a
publicarse, y del cual tomara parte para Los pasos perdidos.
• 1948 Hace un recorrido por la Gran Sabana de Venezuela, el Alto
Orinoco y territorios amazónicos. De este viaje saldrá Los pasos
perdidos. El reino de este mundo lo termina en Caracas.
• 1949 Sigue siendo Caracas sitio para nuevas publicaciones: Tristán e
Isolda en tierra firme.

• En México ve la luz El reino de este mundo. Colabora en Radio Caracas


• 1951 La sección Letra y Solfa se inicia e 1ro. de junio en El Nacional de
Caracas y se mantendría hasta 1961, con alrededor de tres mil artículos
con temas de literatura, música, ballet, artes plásticas, mitos, cine,
entre otros. En esta columna se aprecia la labor del formador que puso
a disposición del público lector todo el saber que lo acompañaba,
difundiendo la cultura universal en función del hombre americano. En
el mes de noviembre imparte el curso Explicación y apreciación de la
música moderna en el Centro Venezolano Americano.
• 1952 Publica en Orígenes, Semejante a la noche. Integra en noviembre
el jurado del Primer Festival de Cine de América del Sur.

• 1953 Se edita en México Los pasos perdidos.


• 1954 En Les Temps Modernes de París se podrá leer un fragmento de El acoso, el cual
será publicado en 1956, en Buenos Aires

• El reino de este mundo es seleccionado el mejor libro del mes por el club La sociéte des
Lecteurs.
• Organiza, junto con Inocente Palacios, el Primer Festival de Música Latinoamericana de
Caracas.
• 1958 En su viaje a las Antillas Francesas recopila documentación en el periódico
Guadalupe que sería fundamental para su novela El siglo de las luces.

• Guerra del tiempo se publica en México con las siguientes obras: El camino de Santiago,
Viaje a la semilla, Semejante a la noche y El acoso.

• Se traduce al alemán Los pasos perdidos y es denominada como mejor novela del mes.
• 1959 Regresa a Cuba para manifestar su eterno compromiso con la
Revolución Cubana. Se ocupa de la administración general de la Editorial
de Libros Populares de Cuba y el Caribe.
• 1960 Lo nombran subdirector de Cultura del Gobierno Revolucionario
de Cuba.
• 1961 En el Séptimo Festival del Libro Mexicano participa junto con
Nicolás Guillén representando a Cuba. Visita la antigua Checoslovaquia,
Alemania, Polonia, antigua Unión Soviética y China. En funciones de jefe
de misión suscribe convenios para el intercambio cultural y científico con
Bulgaria, Rumania y Hungría.
• 1962 El siglo de las luces es publicado en México.
Lo nombran director ejecutivo de la Editorial Nacional de Cuba, cargo
que ocupará hasta 1966.
• 1967 Presenta testimonios ante el Tribunal Russell en Estocolmo y denuncia los
crímenes de los Estados Unidos en Vietnam.

• 1969 Literatura y conciencia política en América Latina es publicado en Madrid.


Incluye en esta edición los ensayos de Tientos y diferencias con excepción de La
ciudad de las columnas y los textos de Robert Desnos. Sí agrega Papel social del
novelista.

• Viaja a la entonces Unión Soviética donde dicta conferencias sobre literatura de


América Latina y Cuba.

• 1970 El reino de este mundo es traducido al inglés. Guerra del tiempo se


publica en Londres.

• Es nombrado miembro de la Asociación de Compositores y Escritores de Francia.


• 1972 Año en el que se edita en Barcelona El derecho de asilo y es traducido al ruso
Guerra del tiempo.

• 1974 Concierto barroco y El recurso del método son publicados en México. En este
mismo año en francés es editado El recurso del método.

• La Casa de las Américas edita un disco con fragmentos de El reino de este mundo, Los
pasos perdidos, El acoso y El siglo de las luces.

• El 30 de diciembre se inaugura en la Casa de las Américas la exposición Lo real


maravilloso en la obra de Alejo Carpentier.

• El ICAIC se suma a estos homenajes y edita el cartel Carpentier 70. Proyecta los filmes
Habla Carpentier sobre La Habana, 1912-1920 (el 30 de diciembre) y Habla Carpentier
sobre la música cubana (el 6 de enero de 1957).
• 1977 La revista Casa de las Américas en su número 101 publica un
capítulo de su novela inédita La consagración de la primavera. El
recurso del método es publicado en ruso por la revista Literatura
Extranjera de Moscú.

• 1978 Recibe el Premio Miguel de Cervantes y Saavedra. En esta


ceremonia celebrada en el paraninfo de la Universidad Complutense
(Alcalá de Henares) pronuncia su emblemático discurso Cervantes en el
alba de hoy. La consagración de la primavera es editada por Siglo XXI
Editores, México, España y Argentina.

• Se filma El recurso del método por el cineasta chileno Miguel Littín.


• 1979 Se publica El arpa y la sombra por Siglo XXI Editores, México, España, Argentina.

• Con el dinero que Carpentier donó del Premio Cervantes se inaugura en julio, en la ciudad de Santiago
de Cuba, el primer museo provincial de reproducciones de pintura universal.

• Los pasos perdidos y El arpa y la sombra, ya traducidos al alemán son publicados por la Editorial
Suhrkamp de Frankfurt Main.

• El Premio Medicis Extranjero se le otorga por El arpa y la sombra. Es la más alta distinción con que
premia Francia a escritores extranjeros.

• Realiza un viaje a Estados Unidos y en la Universidad de Yale imparte la conferencia La novela


latinoamericana en vísperas de un nuevo siglo.

• El Ministerio de Cultura en ocasión de su setenta y cinco aniversario le rinde homenaje nacional. La


Biblioteca Nacional José Martí expone su obra activa y pasiva, contando con los fondos que el mismo
Carpentier donara a la prestigiosa institución.
• 1980 Fallece en París el 24 de abril, después de trabajar
intensamente ese día.

También podría gustarte