Está en la página 1de 31

Propiedades del

texto
REDACCIÓN PARA LA COMUNICACIÓN I
Texto

 Unidad lingüística fundamental de la actividad


verbal humana que posee siempre carácter
social.
 Esun conjunto ordenado de ideas
relacionadas entre sí, en torno a un mismo
tema.
Beaugrande y Dressler

 El texto es el resultado de un proceso comunicativo que no puede prescindir ni de los


aspectos más estrictamente lingüísticos ni de los aspectos relativos al contexto de
producción. Dicho proceso comunicativo está encaminado a comprender las actitudes de
quien lo produce y de quien lo recibe, así como el marco comunicativo.
 El texto se define como una unidad comunicativa que satisface siete criterios de
textualidad:
 a) cohesión
 b) coherencia
 c) intencionalidad
 d) aceptabilidad
 e) informatividad
 f) situacionalidad
 g) intertextualidad.
Beaugrande y Dressler

 Cohesión y Coherencia se centran en el texto, intencionalidad y


aceptabilidad están orientados hacia el hablante/escritor y el
oyente/lector; informatividad y situacionalidad emplazan el texto
en la situación comunicativa; e intertextualidad hace referencia a
la definición de los diversos TIPOS textuales.
Cohesión

 Es el modo en que los elementos del texto están relacionados entre


sí "en superficie", tal como los percibimos.
 Se manifiesta en la sintaxis superficial del texto: la repetición de
algunos elementos en forma de pronombres, las paráfrasis, la
unidad temporal-aspectual, los paralelismos son todos ellos
fenómenos que garantizan la cohesión del texto.
 ¿Cuál es la función cognitiva de la cohesión textual? La mente
humana tiene una capacidad limitada de retener en la memoria
operativa (o de trabajo) los elementos que percibe por vía óptica o
acústica. Estos elementos se organizan provisionalmente según su
distribución superficial y la importancia que les atribuye la sintaxis.
No se analizan en relación con los conocimientos del mundo
depositados en la memoria humana.
Cohesión

 Los instrumentos que garantizan cohesión al texto son medios


que contribuyen a la economía de la operación y permiten
analizar de la forma más rápida posible el texto en cuestión.
 Así, por ejemplo, la distribución de los artículos determinado e
indeterminado ayuda al lector/oyente a buscar respectivamente
atrás o adelante la información a la que se refieren, mientras las
distintas formas de anáfora referidas al sujeto gramatical de la
primera frase del texto siguiente permiten identificarlo como
tema constante:
Cohesión, ejemplo

 "Sobrevino de repente un elefante. El paquidermo avanzaba


lentamente hacia nosotros, que lo teníamos a poca distancia. Sólo
cuando lo vimos dar media vuelta no nos sentimos completamente
a salvo. Un animal de esas dimensiones siempre produce respeto".

 En el ejemplo anterior, “lo vimos” es una anáfora, es decir, remite a


un elemento sintáctico anterior, que es “elefante” o “paquidermo”.
Si en lugar de ello dijera “la” tendríamos un error de concordancia
pues el sustantivo es masculino y singular.
 El uso de estos dos términos (elefante / paquidermo) también es un
elemento importante para la cohesión, ya que se evita la repetición
a través de sinónimos para que el texto no pierda cohesión.
Cohesión

 Hace referencia a la ESTRUCTURA SINTÁCTICA del texto. Es el


principio clave que, de alguna forma, regula la disposición de los
componentes de un texto. La cohesión de un texto viene dada
por el nivel léxico y el nivel morfosintáctico. Estos se manifiestan
en la superficie textual. Las unidades lingüísticas están
dispuestas de manera que se relacionan entre sí a través de una
serie de mecanismos de concordancia. Toda palabra tiene que
estar preparada para contribuir a la cohesión textual. Un texto es
una sucesión de unidades lingüísticas ordenadas.
Coherencia

 Se manifiesta en un nivel más profundo mediante la continuidad de


sentido que caracteriza un texto. Esta continuidad afecta a la estructura
semántica y, en términos cognitivos, a la estructura lógica y psicológica
de los conceptos expresados.
 Los conceptos que van apareciendo en el texto se elaboran en función
del fin que se persigue con ese texto, pero globalmente la elaboración
procede de la investigación de "centros de control", de los puntos
estratégicos más importantes que nos permiten entender la unidad y la
continuidad del texto.
 Los centros de control más probables son los conceptos primarios como
objetos, situaciones, acontecimientos y acciones. Después están los
conceptos secundarios como el estado, el agente, el objeto de la acción,
la relación, el tiempo, el atributo, la localización, el movimiento, el
instrumento, la causa, la cantidad, la modalidad, etc.
Coherencia

 Existen también esquemas que funcionan como centros de


encuadramiento de determinados conocimientos y que, por su alta
frecuencia, se memorizan y permiten efectuar alguna previsión
sobre el sentido que deben recibir algunos conceptos introducidos
en el texto. Se trata de los "marcos" (por ejemplo, "fiesta de
cumpleaños") en los que se indican algunas relaciones típicas
aunque no su frecuencia, los guiones (por ejemplo, "en el
restaurante") o también los esquemas fijos que contienen
información sobre determinadas secuencias de acontecimientos. Si
un texto proporciona un sentido mediante la interacción entre los
conocimientos introducidos y los conocimientos memorizados, el
estudio de la coherencia textual se relaciona con el estudio de la
psicología del conocimiento y revela la naturaleza del texto como
producto de actividades cognitivas.
Coherencia

 Hace referencia a la ESTRUCTURA SEMÁNTICA. Es la


continuidad de sentido que deriva de la marcha que el
texto produce en su desarrollo. Cuando se trata de
significados o sentidos estamos en el campo de la
coherencia. Ésta regula que las distintas ideas del
texto sean compatibles entre sí, que en su conjunto
forme un sentido aceptable. La coherencia afecta a la
estructura profunda del texto, que está mediatizada
por la semántica y la pragmática. (El léxico, la
morfosintaxis, la semántica y la pragmática son los
cuatro niveles lingüísticos de la lengua).
Coherencia, ejemplo

 Si hablamos de una fiesta de cumpleaños (según el marco que


hemos utilizado para ilustrar en la diapositiva anterior),
seguramente habrá referencia a conceptos como “festejar”,
“alegría”, “decoraciones (globos, serpentinas…), “comida”,
“bebidas”…
 Si asociado a este texto apareciera algo como “elefante” o
“fuego”, habría que justificar su pertinencia como algo
extraordinario que ocurrió en el evento. De no hacerlo, el texto
sería incoherente, no podría entenderse de manera correcta.
Adecuación

Tiene que ver con la ESTRUCTURA COMUNICATIVA. Propiedad del texto que
tiene en cuenta las características de “ESA” comunicación concreta:
 Tener en cuenta el receptor a quien se dirige.
 Que haya un objetivo claro (contar, explicar, persuadir, conmover) y que
se utilicen los medios adecuados para su consecusión.
 Utilizar el registro apropiado (Vocabulario y sintaxis).
 Tanto la coherencia como la cohesión son imprescindibles para
la aceptabilidad de un texto. Una sin la otra no tiene razón de
ser. Por mucha cohesión que tenga un texto, si carece de
coherencia, no es aceptable.
 De carácter psicolingüístico son la intencionalidad y la aceptabilidad.
 De carácter sociolingüístico son la situacionalidad y la intertextualidad.
Adecuación, ejemplo

 Primero habrá que considerar a quién va dirigido el texto. Sin duda, las
versiones literarias de obras clásicas adaptadas para jóvenes o para
niños dista de la versión original pero su objetivo es hacerlas accesibles
para el público lector.
Intencionalidad y Aceptabilidad

 La intencionalidad, se refiere a la  La aceptabilidad, se refiere al


actitud de quien produce un receptor; éste recibe un texto
texto coherente respecto a los claro y coherente, elaborado con
objetivos que persigue o a la una intención determinada, en
realización de un proyecto un contexto sociocultural
determinado. concreto; si no sucede así, la
comunicación resulta afectada.
 4. Intencionalidad y aceptación
La aceptación del receptor prevé:
son conceptos también presentes
una tolerancia en determinadas
en el Principio de cooperación
alteraciones comunicativas, así
formulado por Grice en 1975,
como la búsqueda de una
según el cual un oyente es más
cohesión y una coherencia allí
propenso a buscar significados
donde éstas parecen faltar.
implícitos que a juzgar un texto
oscuro e incoherente.
Intencionalidad

 Junto con la aceptabilidad, conforma el grupo de principios


textuales psicolingüísticos. Se corresponde con la actitud que
adopta el creador del texto para abordar unos objetivos que se
ha propuesto al elaborar una unidad cohesiva y coherente. Todo
texto es resultado de una intención deliberada. Estos propósitos
hacen, en gran medida, que el texto se acepte. Es decir, la no
coherencia o mala cohesión puede ser válida si la intencionalidad
la justifica. Pero la intencionalidad tiene un límite. No cualquier
texto (sin sentido) puede ser aceptable por la intención del
productor textual. Muchos textos poéticos no tienen sentido o
están mal cohesionados, pero este desorden se justifica por la
intención del emisor, que no es otra que la de innovar, impactar
(crear connotaciones).
Intencionalidad, ejemplo

 Cuando alguien dice “nos vemos a la salida” puede tener dos


intenciones. Una de ellas podría interpretarse tal que cuando
termine el tiempo laboral podrán reunirse y charlar sin
preocupaciones. Pero en otro contexto, una persona que le dice a
otra “nos vemos a la salida” también puede significar que por el
momento no pueden liarse a golpes pero que fuera del local en el
que se encuentran habrán de enfrentarse.
Aceptabilidad

 Se corresponde con la actitud del receptor del texto al aceptar una


determinada configuración del texto como coherente y cohesivo. El
receptor, al aceptar un texto, observa que es eficaz, efectivo y
adecuado (se adopta a unas circunstancias determinadas). Por
ejemplo, si este texto formara parte del temario de segundo de
primaria, éste no sería adecuado ni, por lo tanto, aceptado. El
receptor es un ente activo que participa en la comunicación hasta el
punto de que si no acepta el discurso, éste no tiene ninguna validez.
Constituye, en el mundo de la textualidad, un juez que sanciona lo
que lee. Mientras sigamos teniendo la idea de que la creación del
texto infiere solamente en el productor textual, seguiremos
incurriendo en un gravísimo error. El emisor, por tanto, debe pensar
continuamente a quién se dirige el texto para que sea válido.
Aceptabilidad, ejemplo

 Podremos estar seguros de que el texto es aceptable si logra


persuadir a su lector, en tanto que la aceptabilidad tiene que ver
con el efecto que el texto logra sobre el receptor.
 En el ejemplo de “nos vemos a la salida” puede ser aceptable si
en el momento de la salida el receptor acude a la cita que el
emisor ha lanzado con antelación.
Informatividad y situacionalidad

 La informatividad hace referencia al grado de predicción o


probabilidad de determinados elementos o informaciones que
aparecen en el texto. La informatividad está vinculada cognitivamente
a la atención: los textos con mayor carga informativa requieren una
atención mayor que los textos fácilmente predecibles. Por otra parte,
la elaboración de un texto rico en información nueva exige mayor
esfuerzo y resulta más interesante; como consecuencia, en un texto
de este tipo la coherencia y la cohesión requieren una cierta cantidad
de repeticiones (de la información introducida) para que la
comprensión no resulte dificultosa. La estructuración de un texto está
regida por un equilibrio justo entre informaciones nuevas e
informaciones conocidas.
 La situacionalidad se refiere a la importancia de un texto en el interior
de una situación comunicativa concreta.
Situacionalidad

 Este principio sociolingüístico nos explica que la información de


un texto, además de ser coherente, aceptable e informativo,
debe estar ceñido a unas variables de la realidad extralingüística.
Los factores que forman esta situación van desde espacio,
tiempo y canal, hasta el tipo de receptor y emisor. Por ejemplo,
los textos de la edad media española no podrían ser aceptables
en la época actual en China o viceversa. Lo que en España hoy
es noticia, no tiene porqué serlo en Sudáfrica. Los temas no sólo
están motivados por el tiempo y el espacio sino también por los
receptores y los emisores. Dependiendo de cómo y quién sea el
emisor, se escribirá sobre una cosa u otra, o de una manera u
otra. El texto va haciéndose según piense el emisor que el
receptor va a reaccionar.
Situacionalidad, ejemplo
 ¿Cómo podríamos interpretar el texto
en la imagen?

 ¿Significaría lo mismo en 1950 que


ahora?

 ¿Sería fácil que el receptor lo aceptara o


lo rechazara? ¿Por qué?

 La respuesta a estas preguntas


depende de la situación en la que el
texto fue emitido.
Informatividad

 Este principio tiene carácter computacional y tiene que ver con el


grado de novedad, imprevisibilidad, que aporta el texto a los
receptores. Todos los mensajes no son igual de informativos.
Cuanto menos esperada es la información que aporta, más
informativo será. Si de antemano sabemos que el mensaje que
vamos a trasmitir ya se conoce, no lo emitiremos. La
informatividad no atañe solo al contenido sino también a la
forma. Además, hace que el texto sea más o menos valioso.
Informatividad, ejemplo

 Cuando estamos explicando algo, por ejemplo, en esta


presentación con diapositivas, es necesario que se complemente
la información que consideramos nueva (en estos términos, son
las propiedades del texto que no conocías) con ejemplos para
que la información nueva sea organizada y almacenada de
manera correcta.
 Si lo que estamos presentándote ya fuera de tu conocimiento
entonces pasarías más rápidamente las diapositivas y es
probable que te aburrieras pronto de ellas.
Intertextualidad

 La intertextualidad pone en relación el texto con los demás


textos con los que establece relaciones de significado. Este
criterio permite reconocer el texto como perteneciente a un tipo
determinado (por ejemplo, crónica deportiva, ensayo crítico,
entrevista, etc.).
 Estos criterios se definen como principios constitutivos de la
comunicación por medio de textos: si no se satisfacen uno o más
criterios, si la comunicación resulta comprometida, el texto se
considera un no-texto.
Intertextualidad

 Este principio también sociolingüístico advierte de que todo texto


depende y es resultado de otros textos anteriores. La textualidad
depende en gran medida de lo establecido con anterioridad, y no
está reñido con la informatividad ni con la creatividad. Es
totalmente compatible.
Intertextualidad, ejemplo
 En la imagen se
observan algunas
características de
un soneto. Si las
aprendemos cada
vez que veamos
esta estructura
que se repite
sabremos que es
un soneto en tanto
que lo
relacionamos con
este ejemplo, es
decir, con este
texto.
Principios regulativos que
controlan la comunicación
textual:
1) la eficiencia, que depende del grado de compromiso que el

texto exige a los participantes.
 2) la eficacia relativa a la capacidad del texto de crear una
impresión en el receptor y de favorecer el cumplimiento de un
fin.
 3) la propiedad, que es consecuencia de la relación entre el
contenido expresado y los modos en que se satisfacen las
condiciones de textualidad.
Simultaneidad de las propiedades
textuales
 El grado de importancia que tienen la cohesión y la coherencia
no implica que se obvien los demás principios. Están implicados
entre sí. Son propiedades que se requieren mutuamente. No
pueden analizarse de forma aislada o atomizada, sino que la
manifestación de cada una de ellas depende de la concreción de
las demás, con lo que se defiende la idea de que un texto es el
resultado de un proceso comunicativo que no puede prescindir ni
de los aspectos más estrictamente lingüísticos ni de los aspectos
relativos al contexto de producción.
Ejemplo
Una señal de tráfico, como pudiera ser la que indica la distancia a una
localidad, por ejemplo [Barcelona 92], no permite un grado de cohesión
muy alto, a pesar de ser un texto con un nivel alto de informatividad,
pues debido a la situación en que se halla —cuando los coches circulan
por la autopista a gran velocidad— se necesita un texto breve y poco
cohesionado, cuya interpretación depende en gran medida de la
intertextualidad. El destinatario sabe que en esa situación el mensaje
encontrado no es publicidad sobre las Olimpiadas de Barcelona. Sabe que
las señales informativas de tráfico son cuadradas con fondo azul y que,
en el tipo de la que se ha propuesto como ejemplo, el número indica la
distancia, [92 km], desde ese punto a la localidad que se indica,
[Barcelona]. El destinatario otorga al texto un alto grado de aceptabilidad
y, teniendo en cuenta los aspectos señalados, es capaz de dotarlo de
coherencia y por tanto de captar su intencionalidad.
Referencias

 Bertucelli, Marcela (1996) “El modelo de De Beaugrande-


Dressler” en Qué es la Pragmática. Buenos Aires: Paidós, pp. 257-
260.
http://padron.entretemas.com.ve/cursos/AdelD/unidad1/ModeloB
eaugrandeDressler.htm

 Palacios Romy (2014) “Principios y propiedades del texto” en


Blogkademia.
https://blogkademia.wordpress.com/2014/01/31/principios-o-prop
iedades-del-texto/