Está en la página 1de 44

• “He aquí, yo vengo

pronto; retén lo que


tienes, para que ninguno
tome tu corona”.
Apocalipsis. 3: 11
• “Cada alma que Cristo ha rescatado, está
llamada a trabajar en su nombre para la
salvación de los perdidos. Todo el que ha
recibido la iluminación divina, ha de
alumbrar la senda de aquellos que no
conocen la luz de la vida. Toda alma que
cree la verdad ha de ocupar su lugar
diciendo: Heme aquí, envíame a mí”. SC.
página 15
• “Cuando los hombres y mujeres aceptan la
verdad, no hemos de alejarnos y abandonarlos,
para no sentir ninguna preocupación futura
por ellos. Han de ser atendidos. Han de ser
llevados como una carga sobre el alma;
debemos velar sobre ellos como mayordomos
que deben rendir cuentas”. Evangelismo. página 254.
1- ¿Qué le sucede a una
persona cuando se
bautiza?
• Deja algunas de sus antiguas amistades
con quienes antes compartía gran parte
de su tiempo y que ahora no están de
acuerdo con su nueva fe.
• Puede ser que pierda hasta el afecto de
algunos familiares que no comparten la
decisión que la persona ha tomado.
• Deja algunas costumbres que estaban
arraigadas en su vida, las cuales le
producían satisfacción y ahora descubre
que destruyen su vida espiritual.
• Algunos dejan hasta su trabajo tradicional,
ya que riñe con los principios que ha
aceptado.
• Hay quienes tienen que cambiar de
actividades y de compañeros de trabajo de
mucho tiempo.
• Otras personas cambian de entorno social.
Ya no pueden recrearse como lo hacían
antes. No sólo cambian de escenario sino
que también cambian de personas con las
cuales compartir la vida social.
• La persona cambia las costumbres
alimenticias de forma substancial y
esto, de alguna forma, genera
incertidumbre por saber si será o no
capaz de lograr los cambios
necesarios.
• Es posible que su manera de vestir se
vea afectada y hasta tenga que hacer
algunos ajustes en sus expresiones
verbales.
• “Hay que tratar con paciencia y ternura a los
recién llegados a la fe, y los miembros más
antiguos de la Iglesia, tienen el deber de
encontrar la forma de proporcionar ayuda,
simpatía e instrucción para los que han salido
de otras iglesias por amor a la verdad y que
de esta forma se han separado de la obra
pastoral a la que habían estado
acostumbrados”. Evangelismo, página 258.
• “La iglesia tiene la responsabilidad
de asistir a estas almas que han
ido en pos de los primeros rayos
de luz recibidos; y si los miembros
de la iglesia descuidan este deber
serán infieles al cometido que Dios
les ha dado”. Evangelismo, página 258.
• “Los nuevos conversos necesitan ser
instruidos por fieles maestros de la palabra
de Dios, para que aumenten en conocimiento
y amor a la verdad y crezcan hasta la plena
estatura de hombres y mujeres en Cristo
Jesús. Deben estar ahora rodeados por la
influencia más favorable al crecimiento
espiritual”. Evangelismo, página 248.
• “Los nuevos creyentes deben ser
instruidos cuidadosamente para que
posean un conocimiento bien fundado
acerca de los distintos aspectos de la
obra encomendada a la iglesia de
Cristo. No hay que dejar solas a dos o
tres personas para que soporten todo
el peso de este trabajo”. Evangelismo,
página 249.
II. Los temores del
recién bautizado.
Generalmente el recién bautizado teme:

• Fallarle al Señor en la decisión que ha


tomado.
• Quedar mal con la iglesia que le ha acogido,
especialmente con las personas que le
evangelizaron.
• No poder vencer algunas inclinaciones que
ha practicado por mucho tiempo.
• Quedarse solo en la iglesia ya que
ha dejado a sus antiguos amigos.
• Sentirse aislado en la iglesia y que
no se le brinde la posibilidad de
participar en actividades.
• Los ataques que recibirá de
algunos familiares, amigos o
compañeros de trabajo.
• En resumen, teme fracasar en
algo tan serio como lo que ha
emprendido.
• “Si un miembro de la familia de Cristo cae en
tentación, los demás deben velar por él con
bondadoso interés, para detener los pies que
empiezan a descarriarse por senderos falsos
y para ganarlo a una vida pura y santa. Los
miembros de la familia de Dios deben obrar
con sabiduría y velar; deben hacer todo lo
posible por salvar a sus hermanos más
débiles de las redes ocultas de Satanás”.
Evangelismo, página 259.
III. Las necesidades del
recién bautizado
• Necesita con urgencia, nuevas amistades.
• Necesita que se le trate con paciencia y
consideración.
• Sobre todo necesita mucha comprensión.
• Necesita que se le siga instruyendo en
cuanto a la doctrina bíblica.
• Necesita que se le ayude en los cambios
que está implementando en su vida.
• Que le brindemos nuevos métodos de
recreación.
• Que se le utilice en el servicio al Señor.
• Que le ayudemos a descubrir sus dones.
• Que lo alertemos a tiempo en
cuanto a que los miembros de la
iglesia no somos perfectos.
• Que le ayudemos a depender de
Jesús y no de las personas que lo
evangelizaron.
• Que tengamos en cuenta su vida
social.
• Que lo orientemos en cuanto a
cuál será su grupo pequeño.
• Que le ayudemos a comprender
el sistema organizacional de la
iglesia.
• “Después que las personas se han
convertido a la verdad es necesario
cuidarlas. No se deben dejar solas a
merced de las más poderosas
tentaciones de Satanás; hay que
tratarlas bondadosamente, conducirlas,
visitarlas y orar con ellas. Estas almas
necesitan el alimento asignado a cada
uno a su debido tiempo”. Evangelismo,
página 258.
IV. ¿Qué causa desánimo
en un recién bautizado?
• Descubrir que en la iglesia no todo
es perfecto.
• Encontrar un espíritu de crítica en
la iglesia.
• Que algún miembro lo critique o
juzgue por algún error cometido
• Que se le haga pasar
vergüenza en público.
• Que no se le tenga en cuenta
en las actividades.
• No tener amigos que le sirvan
de soporte.
• Cometer algún error.
• Que se le trate con indiferencia.
• Enfermarse y que nadie lo visite.
• Perder el trabajo y comenzar a
pasar necesidades.
V. Señales de desánimo
en un recién bautizado.
• Comienza a llegar tarde a los cultos.
• Ya no asiste todos los sábados a la
iglesia.
• Saca excusas cuando se le pregunta
por qué no asiste.
• Cuando asiste sale raudo tan pronto
termina el culto.
• Permanece solo cuando está en la
iglesia.
• No acepta cargos en la iglesia.
• Expresa resentimiento contra
algún miembro.
• No quiere que le hablen de la
iglesia ni le visiten.
VI. ¿Qué espera el recién
bautizado de los miembros
antiguos dela iglesia?
• Que seamos sus mejores amigos.
• Que le brindemos soporte espiritual.
• Que le ayudemos a crecer en la fe.
• Que le demos oportunidad de usar sus
talentos para el Señor.
• Que lo involucremos en las actividades
de la iglesia.
• Que seamos comprensivos con él y su
familia.
• Que le ayudemos a ganar a su familia.
• Que oremos con ellos y los visitemos.
• Que los tengamos en cuenta en las
actividades sociales.
• “A todos los recién llegados a la fe
hay que educarlos en lo que atañe a
su responsabilidad personal y en la
actividad individual en la búsqueda
de la salvación del prójimo”.
Evangelismo, página 260.
VII. El recién bautizado
mirado como un niño
espiritual
• “Mediante la expresión “niño” Cristo
no se refiere a las criaturas. Está
hablando de “los niños que creen en
mí” – los que todavía no han obtenido
una experiencia espiritual siguiéndole,
los que necesitan ser guiados como si
fueran niños en la búsqueda de las
cosas del reino de los cielos”. Evangelismo,
página 251
¿Qué les enseñamos a nuestros niños?

• Les enseñamos a comer.


• Les enseñamos a vestir.
• Les enseñamos a hablar.
• Les enseñamos a orar
Les enseñamos …

• A buscar en la Biblia.
• A hacer obra misionera.
• A amar a su familia.
• A llevar sus ofrendas.
• Así como a los niños de edad les
enseñamos con paciencia todas
estas cosas, es necesario que lo
hagamos, con la misma
paciencia y dedicación, con los
niños espirituales, los recién
convertidos a la fe.
• “Cuando las almas se convierten,
ponedlas al trabajo enseguida, y a
medida que trabajen, de acuerdo con
su habilidad, se irán haciendo más
fuertes. Es haciendo frente a las
influencias opositoras como llegan a
confirmarse en la fe” Evangelismo, página
261
Reafirmando lo estudiado
1. ¿Que deja una persona cuando se
bautiza?:
2. ¿Qué teme el recién bautizado?
3. ¿Qué necesita un recién
bautizado?
4. ¿Qué causa desánimo en un
recién bautizado?
5. Mencione tres señales de
desánimo en un recién bautizado
6. ¿Qué espera de la iglesia, un recién
bautizado?
7. ¿Qué cosas les enseñamos a los
niños, que se pueden aplicar a los
recién bautizados?