Está en la página 1de 27

UNIVERSIDAD ABIERTA PARA ADULTO

ACIGNATURA
Historia Dominicana

TEMA
Rafael Leónidas Trujillo de Molina

FACILITADOR(A)
Nelson López Goris

GRUPO
30

PARTICIPANTE
Miguel Eulalio Rodríguez Bueno

Dionisio García

Damián Cruz Belén

MATICULA
2019 - 00114

2019 – 02643

2019 - 03362

FECHAS
07/09/2019
RAFAEL LEONIDAS TRUGILLO
PRESENTADO POR
Nació en San Cristóbal el 24 de octubre de 1891. Fueron sus padres José
Trujillo Valdez, pequeño comerciante descendiente de un sargento
(posiblemente de origen canario), del cuerpo de Sanidad Militar del Ejército
Español que llegó al país en 1861, y Altagracia Julia Molina, hija de Pedro
Molina, campesino dominicano, y de Luisa Ercina Chevalier, hija a su vez de
un oficial haitiano de los tiempos de la ocupación de 1822.

La infancia de Trujillo transcurrió de manera relativamente incolora y no fue


diferente a la de cualquier niño de esa época. Su instrucción elemental fue
irregular y bastante limitada. A los seis años fue inscrito en la escuela de Juan
Hilario Meriño que funcionaba en la casa de su dueño como era costumbre en
esos tiempos.

En San Cristóbal operaban para entonces cuatro escuelas en casas familiares


y, la más grande de ellas era dirigida por la abuela de Rafael Leónidas, Luisa
Ercina Chevalier que instruía a unos 63 alumnos. Trujillo asistió a la escuela
de Meriño por espacio de un año, aproximadamente, aprendiendo lectura
elemental. De allí pasó al colegio de Pablo Barinas, discípulo de Eugenio
María de Hostos radicado en San Cristóbal, y permaneció allí unos tres o
cuatro años.
Se dice que Trujillo fue un estudiante
"normal y atento" y sus profesores
opinaban que era inteligente, llamando
poderosamente la atención que su
principal interés, manifestado a nivel
casi obsesivo, era lucir aseado y
reluciente. En la adolescencia mostró
una sexualidad bien marcada que
dirigía de manera manifiesta a todas las
mujeres en su entorno.
Al cumplir los 16 años un tío materno
suyo, Plinio Pina Chevalier, le consiguió
un empleo de telegrafista, trabajo que
desempeñó en Baní y Santo Domingo
por unos tres años, aunque la mayor
parte de su actividad la desplegó en
San Cristóbal, donde residía junto a sus
padres en la calle Constitución. Trujillo
recibía un sueldo de 25 dólares al mes.
Entre los años de 1910 y En 1913, a la edad de 22 La participación de Trujillo en
1916 se rumoró la años, contrajo matrimonio asuntos públicos comienza
participación de Trujillo, junto con Aminta Ledesma, una más o menos por esos años
a su hermano José campesina de San Cristóbal. (1913-1914) cuando se
Arismendy (Petan), en Los padres de la joven, declara "horacista". Por el
actividades delictivas tales pobres y sin prestigio social año de 1916 pasó a formar
como robo de ganado, entre consintieron de mal grado el parte de una pandilla de
otras. En cierta ocasión fue matrimonio de su hija con maleantes que fue conocida
convicto por la falsificación Trujillo, de cuestionada como "La 44". Esta banda
de u cheque o pagaré, por lo reputación, porque la joven asaltaba las bodegas y
cual se le impuso una multa se encontraba embarazada almacenes que abastecían a
y pena de cárcel. También de quien fue la primera hija los trabajadores en los
fue vinculado a la de Rafael, a quien llamaron ingenios azucareros y,
desaparición de cierta suma Flor de Oro. además, practicaban el
de dinero en la oficina postal chantaje y todo tipo de
de Santo Domingo. violencia.
Trujillo contaba a la sazón 25 años de edad
cuando comienzan sus trabajos en los
ingenios. Trabajó como pesador 0
encargado de una báscula en un
cargadero. Trabajó en San Isidro en una
propiedad norteamericana, y más tarde en
el ingenio Boca Chica, permaneciendo en
este trabajo sólo el tiempo que duro una
zafra. Más tarde tomó un empleo como
guarda campestre recibiendo un sueldo de
treinta dólares mensuales.
Al producirse en el país la intervención norteamericana su vida dio un
giro que lo sacaría de los ingenios azucareros dando los primeros
pasos de su carrera política y militar. En el año 1918 el Gobierno
Militar Norteamericano desarmó la población y procedió a crear una
especie de Guardia Nacional. Mediante una carta que escribiera al
coronel C. F. Williams, comandante de este cuerpo y apoyándose en
una carta de recomendación de la administración del Central Boca
Chica, Trujillo solicitó el ingreso a ese cuerpo militar. Su solicitud fue
aprobada el 27 de diciembre. Rápidamente fue ascendido a segundo
teniente, prestando juramento el 11 de enero de 1919. Trujillo se
convirtió en el teniente número 15 de los dieciséis que existían
entonces en la Guardia Nacional.
DIONISIO GARCÍA 2019
- 02643
FORMACIÓN MILITAR DE TRUJILLO
La carrera de Rafael Leónidas Trujillo como militar
estuvo rodeada de una aureola de actor fantástico
cuyos principales elementos parecían sobrenaturales
e irreales. Era presentado en su accionar como si
fuera un personaje ficticio, con un mito de múltiples
dimensiones, con las características de una de las
grandes figuras que hoy exhiben los protagonistas de
los seriales de la televisión.
Trujillo ingresó en la Guardia Nacional Dominicana el
18 de diciembre de 1918 con el grado de segundo
teniente. Ese cuerpo fue creado el 7 de abril de 1917
por la fuerza interventora de Estados Unidos. El
rango le fue confirmado a Trujillo el 22 de diciembre
de 1921 después de cursar estudios en la Academia
Militar de Haina, creada en agosto de ese año
La Guardia fue
transformada en Policía
Nacional Dominicana.
Tras su salida de la
academia, Trujillo fue
asignado a prestar
servicio en la primera
compañía en San Pedro
de Macorís.
Sus actuaciones y los conocimientos demostrados
lo colocaron en una posición privilegiada ante sus
superiores inmediatos.
Cuenta Vega y Pagán que en enero de 1922 se le
ordenó a Trujillo trasladarse al Departamento
Norte, pero no se mostró muy contento con el
cambio. Trujillo fue a prestar servicio en la décima
compañía con asiento en Santiago.
Dicen que Trujillo recibió una confidencia de que
Abreu se encontraba en Los Ranchos y envió una
patrulla a capturarlo, pero fue derrotada. El jefe que
la comanda regresó exaltado para informarle del
resultado del encuentro.
Vega y Pagán dice que conociendo el capitán la
valentía de jefe de la patrulla no lo censuró y solo le
pidió que tratara de ubicar a Abreu. Trabajó en su
misión y días después le informó a Trujillo que
Bonely Abreu estaba en el paraje Los Pomos.
Damián Cruz Belén
Matricula: 2019 - 03362
EL GOBIERNO DE TRUJILLO
EL GOBIERNO DE TRUJILLO

Fue un dictador dominicano, que gobernó la República Dominicana


desde 1930 hasta su asesinato en 1961.​ Ejerció la presidencia como
generalísimo del ejército de 1930 a 1938 y de 1942 a 1952 y gobernó de
forma indirecta de 1938 a 1942 y de 1952 a 1961, valiéndose de
presidentes títeres.

El gobierno de Trujillo fue el responsable de la muerte de más de 50.000


personas, incluyendo los miles asesinados en la tristemente célebre
Masacre del Perejil. Los estimados totales sobre el número de muertos
en la masacre varían desde 5,000 hasta 25,000. Robert Crassweller
menciona esos estimados y acota que ” una cifra entre 15,000 y 20,000
sería razonable, aunque seguiría siendo una conjetura”.
Los partidarios de Trujillo destacan algunos aspectos positivos del régimen
como el fin del caudillismo como fuente de inestabilidad política, la
restauración del orden público y un cierto desarrollo económico del país.

Durante su régimen, todos los estamentos del estado funcionaron en


consonancia a sus intereses y estableció un monopolio empresarial que le
permitió acumular una gran fortuna personal.

Como producto surgido de la Guardia Nacional,​creada por los


estadounidenses durante la primera ocupación del país en 1916, Trujillo
prestó especial atención a las Fuerzas Armadas. El personal militar recibió
generosa paga y beneficios bajo su gobierno, el ejército se amplió
numéricamente y se incrementaron los inventarios de equipos. Trujillo
mantuvo el control del cuerpo de oficiales a través del miedo, el clientelismo
y la frecuente «rotación de tareas».
En sus 30 años de gobierno son conocidos como la Era de Trujillo, y
considerados como una de las tiranías5​más sangrientas de América Latina.
​Su gobierno se caracterizó por el anticomunismo,​ la represión a toda
oposición​ y el culto a la personalidad.​ Las libertades civiles fueron
inexistentes y se cometieron constantes violaciones a los derechos
humanos.​Sumergió el país en un estado de pánico y «respeto», ​donde una
muerte podía ser encubierta como un «accidente» y cualquier persona
sindicada como desafecta podía ser encarcelada y torturada en una de las
cárceles clandestinas destinadas a esa práctica.
El régimen de Trujillo se desarrolló en una época fértil para los
regímenes dictatoriales en América Latina siendo
contemporáneo con otros gobiernos similares dentro de la
cuenca del Caribe, aunque a decir de algunos autores, su
dictadura se caracterizó por ser más descarada, brutal y
eficiente que las demás a su alrededor.​ Paralelamente, Trujillo
tuvo en contra varios gobiernos extranjeros opuestos a su
dictadura, entre ellos Rómulo Betancourt de Venezuela, Juan
José Arévalo de Guatemala, Ramón Grau San Martín de Cuba,
Elie Lescot de Haití, y José Figueres Ferrer de Costa Rica.
Política Económica
Bajo los gobiernos de Trujillo se verificó un cierto bienestar económico. Su política
económica se fundamentó en la eliminación del endeudamiento externo, la promoción de
importaciones y el fomento a la producción nacional.

El 15 de agosto de 1938 se inauguró el Puerto de Santo Domingo, lo que impulsó de manera


significativa las actividades comerciales con el exterior.

El 24 de septiembre de 1940 se firmó el Tratado Trujillo-Hull, acuerdo mediante el cual se


derogó la convención domínico-americana firmada en 1924 y se restableció el control
absoluto de las aduanas por parte de las autoridades dominicanas.

En 1941 Trujillo compró la sucursal del National City Bank of New York en Santo Domingo y
el 24 de octubre de ese mismo año fundó el Banco de Reservas. En 1947, fundó el Banco
Central de la República Dominicana y el 10 de enero de ese mismo año quedó establecido el
peso dominicano como moneda oficial, terminando de esa manera el uso del dólar
estadounidense como moneda de curso legal en el país. El 19 de julio de ese año Trujillo
saldó la deuda externa del país ascendente a 9 271 855 dólares americanos.

Desde 1945 hasta 1950 el régimen de Trujillo propició un proceso de industrialización en el


país, sobre todo en el ámbito agropecuario
Política Migratoria
En 1938, en la Conferencia de Evian fue el único país dispuesto a aceptar
una cantidad significativa de judíos franceses, con un convenio realizado
entre Trujillo y empresarios judíos de la ciudad de Nueva York, donde
acordaron el pago de alrededor de un millón de dólares. En 1940 llegaron
a República Dominicana 750 judíos mediante un acuerdo firmado por
Trujillo, que instituía la donación de 110 km² para los refugiados, que luego
se asentaron en Sosua. No obstante las intenciones del régimen
dominicano, el número total de refugiados judíos no superó el millar.

En 1939 terminada la guerra civil española, se permitió la entrada al país


de los exiliados del bando republicano. En 1952, Trujillo volvió a España
para reunirse con su homólogo el generalísimo Francisco Franco. Este
viaje buscó, entre otros asuntos, propiciar la inmigración de españoles a
República Dominicana, actitud que atribuyen algunos historiadores al afán
del dictador de «blanquear la raza».

También fomentó la inmigración de agricultores japoneses a la zona de


Constanza y Jarabacoa, después de la Segunda Guerra Mundial.
Después del genocidio de haitianos de 1937, Trujillo comenzó a tener
problemas internacionales, en especial con los Estados Unidos, a pesar
de ser un bastión del anticomunismo en el Caribe. Hamilton Fish,
miembro de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, pidió a
su gobierno la ruptura de relaciones con la República Dominicana si no
se resolvía el conflicto con Haití. El 31 de enero de 1938, Trujillo firmó un
acuerdo con el gobierno haitiano mediante el cual se comprometía a una
indemnización de 750 000 dólares por la matanza, de los cuales solo
pago 550 000 dólares.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Trujillo se colocó del lado de los


aliados y declaró la guerra a Alemania, Italia, y Japón el 11 de diciembre
de 1941. Si bien la República Dominicana no tuvo participación militar
directa, este hecho determinó que el país se convirtiera en uno de los
miembros fundadores de las Naciones Unidas.

Trujillo alentó las relaciones diplomáticas y económicas con los EE. UU.,
pero mantuvo relaciones tensas con parte de América Latina,
especialmente con Costa Rica y Venezuela. Mantuvo relaciones
amistosas con Franco en España, 30​ Perón en Argentina, y Somoza de
Nicaragua.
Rafael Leónidas Trujillo
Molina, murió acribillado
en la avenida George
Washington cuando se
dirigía hacia la ciudad de
San Cristóbal, para visitar
a una amante. el 30 de
mayo de 1961
GRACIAS

También podría gustarte