Está en la página 1de 11

ALDO ROSSI

Aportes Teóricos
65
En la formación de la imagen inciden elementos de
naturaleza múltiple, entre los que
destacan los que se consideran “primarios”,
caracterizados por su naturaleza múltiple y
por haber tenido un papel primordial en el proceso
histórico de la ciudad y en la formación
de su identidad. Éstos tienen la capacidad de
mover y agilizar los cambios y reformas, no
sólo son los edificados por el hombre, sino que
también se incluyen entre los mismos a los
lugares que poseen un simbología inherente y al
propio tejido urbano.2
La ciudad como “La arquitectura es la escena fija de las vicisitudes del hombre;
 con toda la carga de los sentimientos de las generaciones,
arquitectura  de los acontecimientos públicos
 de las tragedias privadas, de los hechos nuevos y antiguos.
 El elemento colectivo y el privado, sociedad e individuo,
se contraponen y se confunden en la ciudad,
constituida por tantos pequeños seres que buscan una sistematización y,
 al mismo tiempo, juntamente con ella,
un pequeño ambiente para ellos, más adecuado al ambiente general”

Rossi entiende siempre a la arquitectura en relación a la


ciudad, a su gestión política, memoria, ordenanzas, trazado y e habla del alma de la ciudad[6]; de la
estructura de la propiedad urbana. ciudad como obra de arte y de la ciudad
análoga[7], aquella capaz de mostrar
La intencionalidad estética y la creación de un ambiente más con imágenes la esencia de la ciudad.
propicio a la vida , se reflejan e iluminan la ciudad, que es
entendida por Rossi como bien histórico y cultural, creación
humana connatural a la formación de la civilización, hecho
permanente, universal y necesario.
En contra de las relaciones lineales “… Siempre he afirmado que los lugares son más fuertes que las
personas,
 el escenario más que el acontecimiento.
Esa posibilidad de permanencia es lo único que hace al paisaje
o a las cosas construidas superiores a las personas” 

Rossi esgrime una visión opuesta a la del Movimiento Moderno


que fundamenta en la preponderancia de la forma sobre
cualquier atribución de uso, cualificando lo urbano.

Cada función es deducible de la forma que es la que posibilita la


existencia del hecho urbano. Los procesos urbanos, dirá, son
variables. Existe la posibilidad de mezcla y superposición de
actividades o funciones en una misma zona
Historia urbana y método histórico
“… de una u otra forma, siempre estoy pensando en un lugar.
 En verdad, en cada lugar se resumen muchas cosas;
 el lugar se muestra como un resultado,
de ahí nuestro pasmo al observar el panorama desde la terraza… ”

Otro de los aportes que hace Rossi, es el de considerar a la


ciudad como depositaria de la historia y de la historia de ésta como
historia de la civilización.

Rossi estudia la urbe como un hecho material cuya


construcción ha acontecido en el tiempo, que va dejando en ella
sus huellas.
“La forma de la ciudad es siempre la forma de un
La crítica tipológica. tiempo de la ciudad, y hay muchos tiempos
 en la forma de la ciudad”.

Mientras para el Movimiento Moderno, el tipo es un mero


esquema distributivo que tiende a repetirse tal cual es, para
Rossi, el tipo es el elemento que tiene un papel propio en la
constitución de la forma: es una constante, un arquetipo,
principio lógico e inmutable, que se conforma por medio de un
largo proceso en el tiempo. Ningún tipo se identifica con la
forma, mientras todas las formas son remisibles a un tipo. El
tipo es imagen de la memoria.
La estructura de la ciudad por partes. “…por eso las ciudades, aún durando siglos,
no son en realidad sino grandes campamentos de vivos y
muertos en los que tan sólo permanecen algunos elementos como
señales,
 símbolos, advertencias”.
Los monumentos son elementos primarios que crecen
puntualmente y constituyen operaciones irrepetibles y
Opuesto a la idea de ciudad racionalista singulares. Son hitos privilegiados para definir la imagen y el
de concepción mecanicista y reductiva y a carácter de la ciudad. Rossi re- sitúa al monumento en un lugar
la inexistencia del monumento, Rossi, central y lo convierte en un instrumento básico en la
propone como elementos básicos de la intervención de la ciudad histórica.
ciudad, dos diferentes tipos de
piezas: monumento y área residencial que
corresponden a la esfera pública y  a la Por su parte, en las áreas de residencia, las tipologías
privada respectivamente. arquitectónicas pensadas desde la repetición – casas entre
medianeras, bloques, torres, viviendas apareadas, etc.- crecen y
conforman el tejido básico de la ciudad.
“La política, de hecho, constituye aquí el problema de las
La ciudad como aplicación de fuerzas diversas. elecciones,
¿quién elige en última instancia la imagen de una ciudad?
La ciudad misma, pero siempre solamente a
través de sus instituciones políticas...”

Finalmente Rossi trata a la ciudad como hecho económico y


político. Insiste en que la ciudad es el campo de aplicación de
diversas fuerzas, el espacio de la política[14] dirá, recurriendo a
Engels, donde las manifestaciones colectivas expresan su
voluntad.
La arquitectura de la ciudad “No creo que exista ciudad que pueda confirmar mejor la tesis de
La arquitectura de la ciudad que Nueva York.
Es una ciudad de piedra y monumentos,
como nunca pensé que pudiera existir alguna …” 

A pesar de que creemos existe un cierto enfoque europeísta,


aplicable particularmente a pequeñas y grandes ciudades del
viejo continente y a algunas norteamericanas como Nueva
York. Estas definiciones sirven, en una mirada más amplia,
como base teórica a la conservación y preservación de muchas
ciudades latinoamericanas en las que, la re- utilización de
edificios históricos es, no una vuelta a la concepción estática
del mundo, sino un mecanismo de preservación de la
estructura de la ciudad, de la memoria y la historia colectiva.
Hacia una teoría
urbana
fundamentada
Acerca de: Aldo Rossi. La Arquitectura de la Ciudad,
Barcelona: GG.
 
Dra. Cecilia Raffa (INCIHUSA-
CONICET)